#Ciudadanía

El matrimonio homosexual y los argumentos desde la “naturaleza”

10 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La apelación a la naturaleza humana, parece ser un argumento que cierra cualquier discusión. No obstante, siempre hay que desconfiar  de dicha apelación –antigua por lo demás- porque frecuentemente sirve de soporte para el más viejo de los modos de dominación: el miedo a lo desconocido.

En la película Happy Feet, una comunidad de pingüinos emperadores está regida por una gerontocracia, que dicta las normas que rigen las relaciones entre los miembros de su especie. El dogma de dichas reglas, basado en la naturaleza, es que todo pingüino debe cantar bien para encontrar pareja.

En base a ese credo –que se impone como verdad revelada- esos líderes hacen que toda la comunidad de devotos pingüinos rechace a un joven pingüino llamado Mumble, que no puede cantar, pero sí bailar muy bien.

Según esos viejos pingüinos autócratas, el don del baile de Mumble es antinatural, extraño, aberrante y un riesgo para la sociedad y valores de la colonia. Por eso,  también lo culpan de la escasez de peces, pues su aberrante actitud estaría enfureciendo a su dios.

¿Les suena todo eso conocido?

Probablemente. Es la táctica del miedo a la que apelan algunos para generar dominación. Generalmente se basa en mitos, ficciones o temores remotos, que se vuelven verdades incuestionables, como la apelación a una determinada naturaleza. Por ejemplo, Hobbes constituye así su apelación al Leviatán, basándose en el miedo a otros hombres -otros lobos- y al mismo Estado.

La apelación a la naturaleza humana como instrumento para infundir miedo es siempre cuestionable, puesto que con base en ella antiguamente se decían cosas hoy irrisorias, como que sin la monarquía absoluta -primero del Papa y luego de otros- entraríamos en una anarquía destructiva, que volveríamos a la barbarie. Se decía que la secularización traería corrupción social, o que la democracia iba a colapsar si la mujer votaba. Todo ello adornado con la frase llena de pretensión: la sociedad no está preparada.

Bajo la misma idea del miedo basada en la apelación a la naturaleza humana, se decía que la sociedad, los valores, se iban al tacho de la basura si los esclavos eran libres, que hijas e hijos se corromperían si los “negros” se casaban con blancos o si iban a las mismas escuelas, y por tanto había que alejarlos de los barrios, iglesias, y un largo, etcétera.

¿Se imaginan que Martín Luther King o Gandhi hubieran esperado a que la sociedad estuviera preparada?

La lógica, al igual que en Happy Feet, es y ha sido siempre la misma: indicar que lo distinto va contra la naturaleza humana , pone en riesgo nuestra existencia, y por tanto hay que evitar alterar esas “tradiciones”, hay que alejarlo de nosotros, desterrarlo o reconvertirlo. 

Hoy, ante la discusión sobre el matrimonio gay, se apela a lo mismo: al miedo, usando como herramienta a la supuesta naturaleza. Se nos dice que la familia está en riesgo: incluso que la especie está en riesgo, como si el solo hecho de que a algunos les guste más bailar que cantar fuera peligroso o nocivo.

————————————————————

Foto: Kissing men – Sibi / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

04 de agosto

No entiendo porqué podría estar en riesgo la familia…la lógica entonces es que si se aprobara una unión entre homosexuales, automáticamente todos nos vamos a convertir!…qué rara forma de pensar…
Yo soy mujer y me gustan los hombres, pero no me quiero casar, pero quiero tener hijos y no soy católica…me gustaría ver a alguien que se atreva a decirme algo…me reiría demasiado…y claro, por el atrevimiento y lo care’palo que debe ser aquel que viene a decirme a mi lo que me conviene para ser feliz…
Espero que todo salga a favor de la libertad de las personas y sus propias decisiones de vida que los hacen felices!!!!

05 de agosto

Jorge,

¿No es acaso apelar a la naturaleza humana hablar sobre los límites de la racionalidad? ¿No te causa miedo el racionalismo constructivista?

05 de agosto

Doble de Murray, yo no veo una pretensión constructivista en estas demandas.

No veo la pretensión de generar o imponer una conducta, o que todos seamos gay, o el matrimonio gay reemplace al matrimonio heterosexual, ni convertir a la sociedad heterosexual en una sociedad gay. Veo más la pretensión de algunos de asimilar sus relaciones a las reglas del juego legal vigente en esos asuntos.

Me puedes explicar dónde está el constructivismo.

05 de agosto

Jorge,

Si un estatista se saca derechos de la chistera cual prestidigitador y un liberal critica tal acción argumentando los riesgos que conlleva, ¿está apelando al miedo?

La pretensión radica en obligar al resto del orden social a que sancionen positivamente su unión al llamarlo llamarlo matrimonio, el cual nos ha llegado vía la tradición como heterosexual y monógamo. Ello se manifiesta en la negativa a aceptar el término unión civil, que daría salida tanto al tema patrimonial como a problemas asociados a otros posibles tipos de uniones. Si el matrimonio no estuviese regulado por el Estado tendríamos una mejor opción para evaluar el tema. A mí me llama la atención de la apelación a que el Estado legisle en la materia. ¿Por qué no piden que no se entrometa, al pertenecer ello puramente a la esfera privada de los individuos?

Por otro lado, no podemos olvidar que aquí los políticos han convertido el tema en una herramienta más del asalto al poder. Que no me vengan con cuentos, lo que mueve a Andrés Allamand o a Fulvio Rossi no es legislar sobre instituciones que preexisten, sino que buscan posicionarse políticamente, dejar en fuera de juego al rival. Es una apuesta, ni más ni menos, tal cual ha sucedido en Argentina. En ningún momento se discute sobre la institución matrimonial, sobre nuestra limitada comprensión de lo que es, sentimentalizandose el debate con expresiones como “cuál es problema de que una pareja homosexual que se quiere llame matrimonio a su unión.” La historia del matrimonio tiene poco que ver con el amor y mucho con asumir la responsabilidad de lo que significa tener hijos. No deja de ser paradójico que aquellos que han desechado el matrimonio por ser una institución caduca defiendan el derecho de los homosexuales al mismo. Pareciera que lo que pretenden es meterle el dedo en el ojo a la Iglesia católica.

Sobre las tan cacareadas respuestas de destacadas figuras de la derecha chilena, su comportamiento es completamente consecuente con lo que expone Steven Pinker, el cual no creo que pueda ser tachado de conservador, en su ensayo de sobre el Instinto moral publicado en el NYT.

http://nyti.ms/aHUQmI

05 de agosto

Doble de Murray:

1) ¿Estas de acuerdo con la legalización de la prostitución? Supongo que sí. Por qué menciono esto, porque dicha actividad es sancionada por el Estado como ilegal, no legitima, no reconocida como un acuerdo entre individuos adultos, no sólo por esta entidad sino por el resto del orden social.

Si algunos apelarán a que su actividad sea sancionada positivamente por el resto “del orden social” y que a llamen o consideren un negocio o un intercambio comercial, muchos dirían: eso no es un negocio, es una aberración, un pecado, etc. porque así “nos ha llegado vía la tradición”.

Y entonces te pregunto ¿Ese no reconocimiento sería legítimo aun cuando claramente pasa a llevar la decisión de dos individuos adultos? Y a la vez ¿Sería ilegitimo el reclamo de aquellos que reclaman al Estado que considere su acuerdo como legitimo y reconocido como a otros?

Es decir, el punto no es que el Estado no debería entrometerse –parece que olvidas que tiene el monopolio- sino que como ya se entromete lamentablemente, sanciona arbitrariamente y de manera distinta cosas similares, acuerdos entre personas adultas.

2) El uso que hacen algunos políticos de tales demandas no restan el sentido básico de éstas.

Tu argumento más bien visceral, en cuanto a la historia del matrimonio o la IC, se responde y queda relegado con el ejemplo que te di.

3) Todo lo anterior, sin mencionar que extrañamente apelas a que un colectivo (el resto del orden social) tiene legitimidad para sancionar si las decisiones y acuerdos entre dos individuos adultos son algo positivo o no.

05 de agosto

Jorge,

Por tu respuesta interpreto que ya que el Estado tiene el monopolio, seamos pragmáticos y hagamos que funcione más eficientemente. La acción del Estado introduce severas distorsiones que dificultan la cooperación entre los individuos. Yo prefiero generar nuevos espacios donde el Ogro filantrópico no interfiera. Yo creo que los defensores del matrimonio entre personas del mismo sexo pisarían terreno más firme si puentearan al Estado y mostrarán como éste no tiene derecho a entrometerse en decisiones que son únicamente privadas.

Si la institución matrimonial ha dejado de estar ligada únicamente a la responsabilidad sobre los hijos fruto de una evolución cultural introduciendo nuevos elementos, que así sea. Steven Horwitz y Roderick T. Long sugieren que así puede haber ocurrido. Sin embargo, la acción del Estado dificulta analizar un fenómeno, de por si ya complejo, en toda la extensión de que somos capaces.

http://bit.ly/aVTQrr
http://bit.ly/cPv5Ev

¿Qué ocurriría si dos individuos deciden cambiarle el nombre al color amarillo y pasa a ser denominado naranja? ¿Están siendo violados sus derechos si un tercero no reconoce el cambio?

05 de agosto

Doble de Murray, claramente y ese pragmatismo te lo explique en otro discusión en cuanto a qué defendemos finalmente.

Es claro que la acción del Estado genera severas distorsiones y también preferiría que no se entrometiera de ningún modo, tampoco dando bonos por llevar 50 años casados, y creo el ejemplo de la prostitución te lo deja en claro.

Por eso mismo, me llama la atención que aún así no respondes mi pregunta en cuanto a la prostitución ni qué distorsiones se generarían al legalizar el matrimonio gay, excepto si consideres que las distorsiones serían morales.

Concuerdo con Long y Horwitz en cuanto a que el sentido del matrimonio no es la procreación con un sentido productivo, para tener más manos para trabajar la tierra y mantenerse. Ahora es más bien un acuerdo entre dos personas, de donde pueden o no surgir hijos.

En lo personal, creo que es una cuestión que deciden dos, y así se constituye, se desarrolla, no hay un manual, ni reglas de oro, ni uniones de fuerza, etc. Y además, es el espacio más privado, donde tú y tu pareja deciden qué comen, qué visten, cuánto duermen, qué ven, qué leen, qué profesan y así también con los hijos si estos están.

En cuanto a tu pregunta, no están siendo violados sus derechos. El ejemplo es errado porque estás obviando el tema legal. Nadie te obliga a decirles matrimonio a dos hombres casados –de hecho nadie les anda diciendo matrimonio a las parejas hetero- lo que se establece es que legalmente es válido para el Estado.

De hecho, todavía hay gente que no acepta matrimonios multirraciales por motivos naturales, religiosos o cualquiera otra burrada, y eso importa poco en realidad, porque nadie las obliga a casarse de esa forma ni ellos tienen la facultad de impedir esas uniones, porque el Estado no las considera inválidas.

Walaa

17 de julio

El reportaje esta muy bien pero no cetonma nada de la tecnologia HD3D de AMD-ATI.Estoy esperando el Benq MS510, de momento para el 3D en este proyector es necesario conectar un PC por el cable VGA, por entrada HDMI no activa el 3D.Con una targeta grafica ATI serie HD5000 o HD6000, se puede usar el 3D para pelis y juegos.Por ejemplo con el software de DDD Tridef.De hecho las HD6000 pueden acelerar por hardware la reproduccif3n de BluRay 3D, con el PowerDVD 11 Ultra por ejemplo, (claro esta que necesitas una unidad lectora de bluray para pc).Con la PS3 tengo la esperanza que con el tiempo salga un firmware que permita el 3D sin uso de HDMI.

06 de agosto

Jorge,

Sobre la prostitución. Primero, no creo que sea el ejemplo que más agrade a un homosexual. Segundo, una cosa es que yo no la considere un crimen y otra muy distinta que sea una práctica que recomiende a las mujeres de mi familia.

Las distorsiones que puede generar la aceptación como matrimonio la unión de personas del mismo sexo por parte del Estado son difíciles de saber. Cuando Bismarck introduce el sistema de pensiones hace un siglo era dificil preveer cuales serían las consecuencias futuras el mismo. De igual manera sucede con la legalización del aborto. Por ejemplo, el economista John Lott desmonta la tesis de los autores de Freakonomics sobre la incidencia positiva que tuvo la legalización del aborto en la reducción en la tasa de criminalidad. Es más, sostiene lo contrario, que ello incrementó el crimen debido al aumento de hogares monoparentales debido a que el varón se encontró con una coartada legal para desligarse del proceso. El quiere que ella aborte, la legislación lo ampara, ella se niega, por la razón que sea, y se enfrenta sola al hecho de hacer frente a la crianza del hijo. El Estado sale en su ayuda entonces y le ofrece un subsidio, el cual es mayor si tiene más hijos. Un dislate tras otro. Es un problema de incentivos que no aparecen de manera natural, sino que son provocados/diseñados. El Estado sólo se inmiscuye en la legalización del matrimonio porque tiene algo que ganar, no porque lo considere acorde a derecho.

También está el delicado tema de la adopción de hijos. Hay estudios que muestran que hijos criados por parejas del mismo sexo tienen iguales niveles de bienestar que el de parejas heterosexuales. Sin embargo, también hay estudios que muestran que las relaciones homosexuales son mucho menos estables, más promiscuas y con mayores niveles de violencia. Todo lo anterior repercute negativamente en la prole. De lo primero se puede hablar, de lo segundo es disponerse a ser acusado de homófobo.

A menudo se citan ejemplos de épocas pasadas para mostrar actitudes más tolerantes hacia la homosexualidad, en concreto la Gracia clásica, pero también eran más tolerantes hacia la pederastia. ¿Qué debería decir el Estado acerca de la unión de un adolescente y un hombre maduro? El debate sobre el matrimonio de parejas del mismo sexo es otra muestra del malestar del hombre frente a la modernidad, al haber heredado instituciones que no son fruto de su diseño y que por lo tanto no las puede cambiar a su antojo.

08 de agosto

El ejemplo es pertinente si hablamos de libres acuerdos entre adultos, sin ningún otro juicio de valor. Además, nadie habla que recomiendes a tu familia tal acuerdo, si a ti no te parece es tu decisión, pero eso no implica que sí para otros es válido incluso alguna mujer de tu familia, se lo prohíbas.

Sinceramente tu respuesta, me hace dudar de tu posición libertaria en ese sentido.

Por otro lado, tu ejemplo de Bismarck es inadecuado en comparación al tema de legitimizar legalmente un acuerdo entre personas del mismo sexo. Excepto, si siguiendo el estatismo de derecha imperante, eso implicara aumentar el número de beneficiados con el bono por 50 años de matrimonio.

Si partimos del argumento de que no sabemos qué pasa con cualquier medida y que probablemente pueden ser nefastas, entonces claramente deberíamos negarnos al gobierno de inmediato. ¿No te parece?

Tampoco tu ejemplo del aborto es muy adecuado, puesto que en ese caso, no hay un libre acuerdo, sino más bien una decisión individual cuya complejidad y controversia radica en que concierne sobre la vida de un individuo. Y yo no pienso con Ayn Rand o Rothbard en cuanto a que ese individuo (el bebe) es un parásito.

La pregunta que te reitero es ¿Cuáles serían los incentivos negativos en el hecho que se casen los gays? Y tomando tu argumento del aborto ¿Acaso no sería mejor que esos niños con padres irresponsables sean adoptados por otros?

Yo creo que todo se puede discutir. No hay verdades reveladas. El punto no es si alguien puede o no ejercer un derecho, sino que cosas puede y no hacer.

En cuanto a la pederastia, eso no es un libre acuerdo entre personas adultas, porque probablemente hay coacción, fraude o engaño. Ahí la diferencia.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Este es un tema muy relevante y no menor y del cual debemos esperar la mayor atención de los candidatos, así como propuestas específicas diferentes de las aplicadas hasta el presente.
+VER MÁS
#Salud

Salud, tema central en la elección presidencial

En “Tapete” podemos observar que la motivación del trabajo del artista para con el espectador es la búsqueda del cuerpo que se puede apreciar en la fotografía; un cuerpo que se presenta como una mera ...
+VER MÁS
#Cultura

Tapete: exposición de Gabriel Navia

Chile no está en caos, Chile no es un mal país, Chile no va cuesta abajo, es todo lo contrario, basta de engañar a los chilenos, la banca tiene ganancias históricas, CODELCO, tiene las mejores ganancias ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Chilezuela y la caricatura que quieren instalar

En términos generales el IPSA se ve fuertemente influenciado por la especulación del mercado, que puede ser llevada al común de las personas y que tiene por objeto solo hacer un volador de luces frente a ...
+VER MÁS
#Economía

La caída del IPSA y como esta pretende influir en la votación

Popular

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno

El mensaje es, la población con salir a votar estuvo a punto de generar un gran cambio que hizo asustarse a muchos analistas en un primer momento, y que dejó como gran triunfante al Frente Amplio, que har ...
+VER MÁS
#Política

El Frente Amplio, una gran lección para todos

El Gobierno Regional de Antofagasta debe jugar un rol más protagónico, fue su principal promesa de campaña en materia de Derechos Humanos.
+VER MÁS
#Política

Ex cuartel DINA-CNI de Antofagasta declarado monumento nacional