#Tecnología

Pokémon GO: Puerta a la Ciencia Ficción

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Mientras en Latinoamérica aun no está claro cuando la aplicación de Niantics estará disponible para los usuarios, en Europa ya podemos acceder a ella desde el pasado fin de semana. Resido desde hace dos semanas en Ringsted, Dinamarca, lugar desde el cual mi niño interior se hace cargo y domina mi dispositivo móvil para así buscar completar el desafío de coleccionar las 151 diferentes criaturas de la primera edición de Pokémon. No negaré que me he emocionado con cada nueva especie que aparece ante mi cámara, ya que, en mis tiempos de colegio, Pokemon era una de mis series favoritas y como muchos, soñé desde pequeño el realizar el viaje que Ash y Pikachu emprendieron por el mundo. Ahora, la realidad aumentada de Niantics ha hecho posible que los Pokémon formen parte de nuestra vida cotidiana, sin embargo, lo que tal vez la compañía no esperaba es que esta aplicación se ha transformado en mucho más que un juego de celular. Se ha convertido de partida en la mejor aplicación de Fitness del mercado –confirmo que he recorrido en los últimos dos días alrededor de veinte kilómetros con ésta.- Además, nos sumerge en una verdad alarmante. La realidad aumentada ha llegado para quedarse y próximamente será utilizada con funciones mucho menos triviales que el de jugar a ser entrenador.


Aun no podemos visualizar el impacto que esta aplicación tendrá en nuestras vidas, sin embargo, el comercio ya ha hecho hincapié en su posible utilidad

Esta realidad aumentada nos permite encontrar criaturas, pero también nos obliga a recorrer los lugares históricos de nuestro entorno. Personalmente gracias a la app conocí un pueblo medieval, una iglesia del año mil y me encontré entre campos de trigo con un descomunal sembradío de marihuana, del cual cobardemente huí, recordando la película La Playa, del tiempo cuando DiCaprio aun era un niño bonito del cine.

Lo que más me llama la atención acerca de esta aplicación es que si en mi dispositivo puedo encontrar un Pokémon que esta en el mismo lugar que para otro usuario significa que de alguna manera es una criatura virtualmente real, o al menos, más real que un ángel o un amigo imaginario, puesto que al menos este Pokemon tiene un respaldo visual.

Aun no podemos visualizar el impacto que esta aplicación tendrá en nuestras vidas, sin embargo, el comercio ya ha hecho hincapié en su posible utilidad. McDonalds ha firmado una sociedad con Nintendo y Niantics, que convertirá a todos sus restaurantes en Gimnasios y Pokeparadas, unos lugares donde puedes enfrentar batallas contra líderes o postas donde recibir items y experiencia. También se ha visto, luego de los primeros días algunos servicios de Poketaxis, acompañantes, criadores e incluso una cadena norteamericana donde te regalan un trozo de pizza si compruebas mediante tu celular que eres un entrenador. También, sin embargo, esta aplicación ha traído consecuencias negativas, bandas robando teléfonos, un hombre cayó de un puente por intentar atrapar un Pokémon o un accidente en tráfico porque alguien no prestó atención al cruzar. Sin embargo, antes del lanzamiento de la aplicación estos hechos ya sucedían  cada día, solo ahora hay algo a lo cual responsabilizar.

Además, Pokémon Go está teniendo una implicación social, veo en las callecitas de Ringsted grupos de personas riendo y compartiendo experiencias, existen grupos de Facebook para juntarse a cazar Pokémon y fiestas temáticas, una apertura a una industria que aun no puede ser completamente visualizada, pero, a mi parecer, traerá beneficios para el turismo, comercio local e incluso para personas con depresión, quienes están saliendo de casa a recorrer el mundo Pokémon.

TAGS: realidad virtual Tecnología

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El llamado es a todos los hombres, especialmente a aquellos que se sienten atacados por el feminismo y orgullosos de su situación de privilegio, a aquellos que se sienten superiores por tener pene y se cre ...
+VER MÁS
#Género

¿Y los hombres, qué?: Algo podemos (debemos) hacer

En los lenguajes de las marchas feministas mostrado por los medios audio-visuales no hay dolor ni lenguaje de inmolación, tampoco hay cuerpos perecederos, más bien un espectáculo carente de la agonía de ...
+VER MÁS
#Política

Las torsiones machistas de la televisión

La eficacia de este nuevo paradigma que privilegia la horizontalidad, la creatividad, la intuición y la innovación se encuentra precisamente en hacernos creer que somos más autónomos, más libres. Allí ...
+VER MÁS
#Trabajo

El significado actual del trabajo: De la vocación a la autoexplotación

Una vez más constamos que tanto el sector privado como el sector público tienden a cometer “errores” para violar la ley, pero teniendo a una Corte Suprema conformada por magistrados íntegros, la ciud ...
+VER MÁS
#Ciudad

Ilegalidades urbanísticas a la orden del día

Popular

En total, muchos talagantinos destinan hasta 4 horas diarias arriba de la locomoción colectiva. Intolerable.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Cuántos pasajeros caben dentro de una micro rural?

En los lenguajes de las marchas feministas mostrado por los medios audio-visuales no hay dolor ni lenguaje de inmolación, tampoco hay cuerpos perecederos, más bien un espectáculo carente de la agonía de ...
+VER MÁS
#Política

Las torsiones machistas de la televisión

El llamado es a todos los hombres, especialmente a aquellos que se sienten atacados por el feminismo y orgullosos de su situación de privilegio, a aquellos que se sienten superiores por tener pene y se cre ...
+VER MÁS
#Género

¿Y los hombres, qué?: Algo podemos (debemos) hacer

Un porcentaje mayoritario de mujeres buscan decidir libremente sobre su cuerpo y tener la opción de abortar. Aquí es donde la iglesia falla, ya que al estar basada en ideas intolerantes, arcaicas y propi ...
+VER MÁS
#Religión

¿La iglesia está preparada para los desafíos de nuestra sociedad?