#Sociedad

Sociedades discretas: un poder oculto

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Desde tiempos inmemoriales siempre hubo en el mundo clubes privados o círculos selectos integrados por gente importante e influyente que de alguna manera  intentaron, tarde o temprano,  ejercer presión sobre los gobiernos de turno. Algunos de estos grupos comenzaron siendo órdenes iniciáticas, herméticas o directamente esotéricas. Otros  tuvieron carácter puramente religioso, militar, filosófico, patriótico o bien filantrópico, pero en todos los casos hubo un mismo hilo conductor: las ansias de poder, el cual fue siempre construido a la sombra de los formales sistemas de gobierno  y de los incómodos debates públicos, lo cual llevó a muchos autores a tildar a estas especies de logias, como sociedades secretas. Esto ha sido deliberadamente un error puesto que su existencia fue casi siempre de conocimiento público. En todo caso, su accionar es discreto, pero no secreto. De hecho hay numerosa literatura al respecto que es de acceso público y muchos de estos grupos, transmutados,  cuentan actualmente con sede geográfica bien definida y página web en donde se detallan todos sus datos como para que cualquier ciudadano investigue libremente quiénes integran estos círculos, a qué se dedican, cómo se autofinancian y demás cuestiones que se desee.

Lo que sí se puede asegurar cabalmente es que estas logias siempre mantuvieron un bajo perfil lo cual les permitió y les permite operar con bastante tranquilidad. Sus miembros a pesar de ser en muchos casos notables personalidades de la sociedad, han sabido mantener la discreción en lo que hace a su filiación. Otro dato que no es menor, es que en muchos casos el ingreso a estos clubes se realiza por recomendación de sus propios miembros. No existe ningún caso en el que se hayan  realizado  reclutamientos masivos. Muy por el contrario, éstos han sido y son absolutamente selectivos.


Estas logias siempre mantuvieron un bajo perfil lo cual les permitió y les permite operar con bastante tranquilidad. Sus miembros a pesar de ser en muchos casos notables personalidades de la sociedad, han sabido mantener la discreción en lo que hace a su filiación

Las sociedades discretas más conocidas y poderosas en los últimos trescientos años han sido los masones, los iluminados de Baviera, los bonesmen (integrantes de la Orden de Yale), los bilderbergers (integrantes del grupo Bilderberg), y los trilateralistas (integrantes de la Comisión Trilateral). A estos tres últimos grupos han pertenecido muchos presidentes de naciones del primer mundo, primeros ministros, militares de alto rango, dueños de multimedios masivos de comunicación, banqueros internacionales, directores de corporaciones mundiales e integrantes de las distintas coronas reales europeas.

Algunos de los selectos miembros, por ejemplo,  de la Comisión Trilateral, han sido -o son- los siguientes: en el año 2009,  encontrábamos por ejemplo al sueco Carl Bildt (Ministro de Relaciones Exteriores de su país), el español Alfonso Cortina (Vicepresidente de la banca europea Rothschild), el estadounidense John D. Negroponte (Secretario de Estado de su país), el inglés Guy Elliott (Director de Finanzas de la compañía minera Rio Tinto), el chileno Alejandro Foxley (Ministro de Relaciones Exteriores de su país), el estadounidense John D. Rockefeller IV (Senador de su país), el brasileño Roberto Egydio Setubal (Presidente del Banco Itaú) y el argentino Ricardo Lopez Murphy (Ministro de Economía de su país), entre otros. En el año 2013,  podíamos ver en la lista al chileno Andrónico Luksic Craig (Vicepresidente del Banco de Chile), el estadounidense-israelí  Jacob A. Frenkel (Presidente del Banco JP Morgan Chase International y Gobernador del Banco de Israel), el chino Zhang Yunling (Profesor en la Academia China de Ciencias Sociales) y el estadounidense  Paul A. Volcker (Profesor Emérito de Política Económica Internacional en la Princeton University y miembro del Directorio de la Reserva Federal de su país), entre otros. Finalmente, en este año,  hallamos a la portuguesa  Estela Barbot (Rectora de la Universidad NOVA de Lisboa y  Directora del Banco Santander), el mejicano Herminio Blanco Mendoza (Secretario de Comercio e Industria de su país) y la holandesa Zita Schellekens (Directora de Relaciones Corporativas de la cervecera HEINEKEN), entre tantos otros.

Las conspiraciones existieron, existen y existirán. Son parte de la naturaleza humana, por lo tanto su negación es un acto de total ingenuidad o bien tiene una clara intencionalidad. Siempre hubieron grupos selectos de personas muy inteligentes y cultas deseosas de controlar y dominar el mundo. Es menester entonces estar alertas y bien informados en orden de despertar nuestra consciencia, pues solo con un conocimiento cabal de este importante tema podremos algún día liberarnos de este yugo (la famosa Matrix),  que pretende direccionar malintencionadamente nuestra forma de pensar y actuar en pos de objetivos non sanctos.

TAGS: #Logias

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
La verdadera preocupación debiera centrarse en saber si el hambre actual tiene su origen en la pandemia y las dificultades de abastecimiento, o es que ella incluso es anterior al estallido social de octubre
+VER MÁS
#Política

¿Podrá una cajita de mercadería resolver un problema estructural?

El país requiere de políticas públicas coherentes con una estrategia de desarrollo inclusivo, también en la dimensión digital y requiere de una Institucionalidad robusta que las ordene y sostenga en el ...
+VER MÁS
#Sociedad

eLearning y sociedad

No sólo nos ataca esta pandemia en términos de salud, nos ataca obligándonos a mirar al lado, a mirar al frente, adelante y atrás de nosotros. Nos ataca enrostrando que en nuestro Chile hay una gran inj ...
+VER MÁS
#Sociedad

Santiago no es Chile: descentralización una deuda pendiente

Seamos conscientes en que para resolver un conflicto a cualquier escala debemos esconder las armas, sentarnos en comunidad y hablar, hablar y hablar.
+VER MÁS
#Política

Un tercer lado del conflicto social

Popular

La verdadera preocupación debiera centrarse en saber si el hambre actual tiene su origen en la pandemia y las dificultades de abastecimiento, o es que ella incluso es anterior al estallido social de octubre
+VER MÁS
#Política

¿Podrá una cajita de mercadería resolver un problema estructural?

El país requiere de políticas públicas coherentes con una estrategia de desarrollo inclusivo, también en la dimensión digital y requiere de una Institucionalidad robusta que las ordene y sostenga en el ...
+VER MÁS
#Sociedad

eLearning y sociedad

No sólo nos ataca esta pandemia en términos de salud, nos ataca obligándonos a mirar al lado, a mirar al frente, adelante y atrás de nosotros. Nos ataca enrostrando que en nuestro Chile hay una gran inj ...
+VER MÁS
#Sociedad

Santiago no es Chile: descentralización una deuda pendiente

Seamos conscientes en que para resolver un conflicto a cualquier escala debemos esconder las armas, sentarnos en comunidad y hablar, hablar y hablar.
+VER MÁS
#Política

Un tercer lado del conflicto social

Popular

La forma en que se retrata a Prat, nos plasma las siete virtudes del Bushido en un hombre real y contemporáneo.
+VER MÁS
#Cultura

Arturo Prat y el Código del Bushido: ¿Por qué los japoneses le rinden honores?

Pese a esta supuesta normalidad y actuación conforme a la ley, es del todo preciso señalar que no existe norma alguna que faculte a carabineros a decomisar ni mucho menos a la destrucción de los bienes e ...
+VER MÁS
#Justicia

Decomiso y destrucción de mercadería ambulante: Doble ilegalidad

Es necesario avanzar en nuevas dinámicas que favorezcan la colaboración y la corresponsabilidad de las labores domésticas, de crianza y educativas, propiciando mecanismos que vayan entendiendo estas labo ...
+VER MÁS
#Género

Mujer, educación y conciliación en tiempos de Covid-19

Debemos sacar de nuestras cabezas que nosotros, por el simple hecho de ser nosotros, tenemos menos probabilidades de contraer la enfermedad y si nos llegamos a contagiar no será tan grave.
+VER MÁS
#Salud

COVID-19: Cambiar comportamientos es hoy nuestra única y mejor arma