#Sociedad

Las etiquetas definen tu cerco mental

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Rico o pobre, izquierda o derecha, católico o ateo, ser del equipo A o B: son etiquetas que crees reales. Estas etiquetas disminuyen tu potencial y crean un cerco imaginario en tu mente donde adoptas las características asociadas a esa etiqueta, imaginaria e irreal. Las etiquetas que crees poseer influyen tanto en tu vida que pueden modificar tu apariencia física, la forma en que vistes, hablas, gustos e incluso lo que comes a diario. Muchas veces estas etiquetas son auto-impuestas o generadas por la sociedad para clasificar y dividir a la sociedad en general.


Nuestra existencia se trata de experiencias, si te cierras en creer solo un lado de la cerca, tus argumentos y vivencias se verán disminuidas y cerradas por las características asociadas a esa etiqueta, jamás podrás disfrutar distintas experiencias solo por el hecho de que "yo" pertenezco a tal o cual etiqueta.

Una de las etiquetas ficticias e inexistentes más poderosa es la de “sentirse” rico o pobre. Esta etiqueta es mucho mas tangible y fácil de ver, se define según la cantidad de papel que acumules, en el término más básico. Hay personas que creen ser ricas y otras que creen ser pobres; y digo “creen” porque todo depende del punto de vista del cual definas esa condición, que por lo demás es temporal. La condición de ser pobre o rico, desde el punto de vista socio-económico es tan mágico que de la noche a la mañana con mucha “suerte” puedes dejar de ser pobre y pasar a ser rico.

Incluso existen personas que creen ser pobres teniendo ya la condición de ser ricos, ya que solo depende del punto de comparación con el que definas. Si te comparas con la persona mas millonaria de tu país (nacionalismo: otra ilusión de división), lo más probable es que cumplas con tal condición; si tu punto de vista cambia y miras el lado opuesto, te darás cuenta de que eres extremadamente rico. ¿Cómo puedes considerarte pobre teniendo acceso a agua potable para beber, comprar ropa, tener un techo para dormir en las noches, tener agua caliente para bañarte, tener acceso al conocimiento a través de Internet y un automóvil para movilizarte?

Lo que sucede es que te crees lo que dicta la etiqueta, mientras más poseas mas rico serás, pero en realidad la pobreza o riqueza de un ser humano es definido por la calidad de éste y no la cantidad de papel que acumula o hereda. Otra de las etiquetas imaginarias que creemos es “ser de izquierda o derecha”. La dualidad es la base de la separación, y por ende el control sobre las personas. Para hacerlo entretenido se enfrentan en debates ideológicos con posturas distintas solo para permanecer en el poder y crear la ilusión de representatividad. Es tan absurdo creer en ello que debes seguir ciegamente y defender a personas que tal vez no poseen tus mismos valores, pero como ya defines ante la sociedad tu cerco mental, debes defender las incoherencias que pueden tener los que pertenecen a esa etiqueta.

Los seres humanos no son de izquierda o derecha, es solo una ilusión creada por unos pocos para manipular el poder impuesto a la sociedad, asignan valores a cada etiqueta que ellos jamás cumplirán. La forma de ver la sociedad y tu realidad se define en cuántas etiquetas crees poseer o identificar en las personas. Mientras más juzgues al resto, tu cerco mental será más pequeño y por ende tu potencial se verá disminuido. Otras personas podrán ejercer control sobre ti, te impondrán leyes y subdivisiones imaginarias a tus creencias.

Solo debes saber que es solo una cara de la moneda, la otra es que no necesitamos nada más, porque ya tenemos lo necesario para llegar a un estado de consciencia plena. Un adulto inteligente no debe seguir leyes absurdas, impuestas por absurdos.

La economía, el estatus, la posición, el apellido, el rango, la nacionalidad, el origen no son mas que invenciones e ilusiones de tu mente para crear cercos imaginarios y así disminuir tu verdadero potencial. Tu eres valioso en todos los sentidos, porque no se repetirá jamás una versión de ti, ni siquiera tus hijos que comparten “tu mitad”, tu y solo tu pueden cambiar la realidad y dejar de pensar en los cercos imaginarios que existen en tu mente. Las etiquetas no te pueden definir, tu eres el que les asigna valor para influir en tu vida.

Nuestra existencia se trata de experiencias, si te cierras en creer solo un lado de la cerca, tus argumentos y vivencias se verán disminuidas y cerradas por las características asociadas a esa etiqueta, jamás podrás disfrutar distintas experiencias solo por el hecho de que “yo” pertenezco a tal o cual etiqueta. Debes abrir tu mente y aceptar que puedes estar equivocado en lo que piensas, que tu casa permanece cerrada y que todo lo que crees hasta este minuto puede disminuir tu verdadero potencial. Prueba, intenta, cuestiona, cada segundo de tu vida es sagrado y en “tu” línea de tiempo no podrás volver atrás.

No eres rico ni pobre, no eres de izquierda o derecha, eres un ser humano con el potencial de realizar lo que sea, para ello debes saltar la reja de tu cerco mental y ver más allá de tus propios limites.

TAGS: Pensamiento Ser humano Sociedad

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

24 de octubre

Muy Muy buena columna¡¡ lo felicito, no hay ciudadanos como dice Ud mejores ni peores, solo circunstancias que han hecho la diferencia, pero mientras cada uno asuma las etiquetas como propias, sera difícil que se comprenda que el amor propio y ajeno es fundamental para construir con respeto.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Asumir una comprensión adecuada y armónica de todos los derechos fundamentales implica dejar de utilizar estas argumentaciones como verdades dadas de una vez por todas
+VER MÁS
#Ciudadanía

Posverdades o mentiras emotivas-ideológicas sobre los Derechos Sociales

Hoy ya con 40 años, he podido rehacer mi vida en algunos aspectos; pero, debo reconocer que ser niñe trans es difícil y más aún frente a la actitud del discurso biomédico y social, que niega esta real ...
+VER MÁS
#Política

Nosotres trans, no somos el problema

Piñera saca a los antagonistas del centro social y los coloca al margen de los debates del quehacer político, porque son larvas, por tanto, pueden ser aplastadas comunicacionalmente.
+VER MÁS
#Política

Los flojos y la derrota de Piñera

El animal es objetivado, es objeto, no es parte del mundo sensible, no se le reconoce dignidad alguna ya que no vemos ni escuchamos su dolor. Es un animal objeto o bien de consumo
+VER MÁS
#Ciudadanía

El mundo de los vegetarianos y la problemática detrás del consumo de carne

Popular

No es un diagnóstico errado decir que hoy la adopción falla, no solo porque no se visualiza como alternativa, sino porque además es un proceso demoroso.
+VER MÁS
#Sociedad

Adopción, por el derecho a ser hijos e hijas

En lugar de responder con más odio y prejuicios, debemos ser capaces de convencer a los que aún piensan así, que esos miedos y discriminaciones son frutos de un país profundamente fracturado y segregado ...
+VER MÁS
#Ciudad

La Huechuraba que soñamos

Por las características de construcción y formas de adquisición de los departamentos de la torre de Lavín, afirmamos que no son viviendas sociales.
+VER MÁS
#Ciudad

¿Son viviendas sociales las de Lavín en Las Condes?

¿En qué minuto recibimos la gracia de poder elegir donde tiene que vivir cada persona?
+VER MÁS
#Ciudad

Plusvalía v/s dignidad