#Sociedad

Incentivo a la Carrera de Pedagogía

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Hace unos días atrás el ministro Lavín presentó un flamante paquete de medidas que salvaría el tan manoseado tema de la educación en Chile. Sin embargo, cabe hacer presente ciertos puntos, que bajo mi perspectiva se pasan por alto a la hora de implementar estas políticas públicas:

En primer lugar, la constitución política de nuestro país asegura a todos quienes componemos esta sociedad, una igualdad ante la ley. Teniendo en cuenta esto, ¿podemos considerar que la medida adoptada deja en un pie de igualdad a todos quienes comenzaran su carrera universitaria? La respuesta es obvia. Así, por muy noble que sea la causa "salvar la educación" creo que el camino es errado, puesto que se privilegia a un grupo dentro de la sociedad que tendrá la posibilidad de estudiar gratis.

En segundo lugar, creo que el incentivo no es eficiente y favorece a quienes menos lo necesitan. La brecha educacional es un hecho que no podemos negar. La solución de premiar a quienes superen los 720 puntos no hace sino acentuar esta diferencia en la educación, puesto que serán en su gran mayoría jóvenes de la clase media alta. El incentivo económico que debiese ir en ayuda de quienes más lo necesiten, se radicará en aquellos que o bien no les es imprescindible para iniciar sus estudios, o no les es imposible pagarlo al menos en parte.

En tercer lugar, a mi parecer esto no es sino la concreción del pensamiento mercantilista que  tiene nuestro ministro, en donde el único factor a considerar para lograr un aumento en la tasa de educadores es el incentivo económico.  Por lo demás aquellos que estudiaran eventualmente gratis, al momento de salir al mercado laboral se encontraran con los mismos sueldos que existen hoy en día. Se hace difícil, entonces, pensar en un efecto real que signifique un avance en materia de educación.

En suma, la medida es arbitraria pues crea privilegios (pues no se encuentra en una situación de desigualdad de condiciones frente a otras carreras que haya que equiparar) al interior de la sociedad para quienes ingresan a estudiar la carrera de pedagogía, lo que constituye una práctica discriminatoria para aquellos que tienen una vocación diversa y no pueden estudiar de manera gratuita con el auspicio del Estado.

Que nadie se sorprendan si luego de promulgada la ley se revisa la constitucionalidad de la misma en el tribunal constitucional

————————————-

Foto: Ministro Joaquín Lavín en Colegio Sagrado Corazón de Apoquindo – Mineduc / Licencia CC
 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

 

PARTICIPA

Popular

Lo curioso es que se nos haga creer desde los medios y otros aparatos del poder que la furia de las calles es algo incomprensible, como si la ira desbocada fuera algo racional
+VER MÁS
#Sociedad

El dolor y la furia

Con una retórica autoritaria, el gobierno mantuvo una posición intransigente ante la petición de congelar la tarifa del metro y enfrentó el conflicto como un hecho delictual
+VER MÁS
#Política

Estado de excepción: una solución inadecuada

¿Es esta la sensación? ¿Así se sentía esta forma de tener miedo?
+VER MÁS
#Sociedad

Miedo

La construcción de esta institucionalidad obedeció a un trabajo colectivo de años, en el que participaron diversos actores institucionales e individuales [...] este carácter colectivo debe marcar el que ...
+VER MÁS
#Ciencia

¿Un ministerio sin memoria?

Popular

Nuestro siglo se caracteriza porque la acción social de resistencia al mundo global, parece requerir ahora la elaboración de una alternativa de mundo
+VER MÁS
#Política

Buen Vivir. La difícil alternativa al mundo actual

Lo curioso es que se nos haga creer desde los medios y otros aparatos del poder que la furia de las calles es algo incomprensible, como si la ira desbocada fuera algo racional
+VER MÁS
#Sociedad

El dolor y la furia

Todo parece ser llevado al terreno del costo y beneficio, como si tuviéramos que ser especuladores financieros de nuestra propia vida.
+VER MÁS
#Política

El ofertón de Fontaine

La certeza jurídica que se exige para fines privados, por encima de los intereses de la sociedad, es la base que genera segregación, abuso y un estado de derecho al servicio de unos pocos
+VER MÁS
#Justicia

Certeza jurídica