#Sociedad

El vicio del malgasto en los programas sociales

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Luego de los reportes de evaluación de programas gubernamentales realizados por la Dirección de Presupuestos, podemos concluir lo siguiente: de los 16 programas evaluados este año, un 44% está calificado como de desempeño alto (6%) o desempeño medio (38%) y un 56% ha sido calificado como de desempeño bajo (25%) o mal desempeño (31%). Si de este mismo grupo de programas seleccionamos y analizamos sólo aquellos que tienen un foco en la atención directa de personas (8), el resultado no puede ser peor; el 100% está calificado como de desempeño bajo (50%) o mal desempeño (50%). Para peor, el año 2018 la Fundación San Carlos de Maipo junto al Observatorio del Gasto Fiscal, concluyeron mediante un estudio, que no se cerró ninguno de los programas sociales mal evaluados por Dipres durante los últimos 10 años, al menos ninguno de los que estaban destinados a niños y jóvenes de 0 a 18 años. Como conclusión, es normal que aquellos programas que tienen un bajo desempeño no se cierren.


No se cerró ninguno de los programas sociales mal evaluados por Dipres durante los últimos 10 años

Este es un mal endémico de nuestros gobiernos, no es culpa de ningún color en particular más no por esto no hay solución. Si bien vivimos en una cultura que lamentablemente puede convivir con el fracaso de los programas sociales, no por ello tenemos que rendirnos a la inercia. Al final, cada peso malgastado es un día más que nos demoramos en alcanzar el desarrollo social. Cada programa ineficiente son miles de niños que desertan del colegio, miles de niñas víctima de abuso y un barrio más que cae en el narcotráfico. Esto es grave de verdad.

¿Qué hacer para romper con el vicio del malgasto? La Fundación San Carlos de Maipo junto al BID Lab y a los Ministerios de Economía, Desarrollo Social y la Corfo están fomentando una metodología para la implementación de programas sociales llamada Contratos de Impacto Social (CIS). Cuya principal  característica es el que los Gobiernos sólo pagan en el caso de que se logren resultados socialmente deseables. Es decir, no se paga si el programa tiene un mal desempeño.

En la práctica, el Gobierno define un resultado social y define su valor económico, por ejemplo, está dispuesto a pagar a un proveedor privado $5.000.000 por cada preso que no vuelve a ingresar a la cárcel una vez que termina su condena. Este precio es rentable en tanto le genera ahorros al Estado, porque según estimaciones de la Cámara Chilena de la Construcción (2018), el costo social de la reincidencia delictual en promedio es de $32.000.000 por persona. Bajo esta promesa de pago en caso de éxito, los privados proponen estrategias y programas para lograr disminuir la reincidencia y son ellos los que corren el riesgo financiero y no el Gobierno. En caso de que se logren los resultados, todos ganan; el Estado utiliza adecuadamente sus recursos al pagar por aquello que funciona (además de ahorrar recursos), el privado implementa un programa exitoso y recibe un pago por ello y la sociedad vive más segura y se acerca más a las metas de desarrollo.

Los Contratos de Impacto Social están siendo implementados en más de 30 países del mundo, incluyendo 3 en Latinoamérica. Estos ayudan a terminar con el financiamiento a programas que fracasan, promueven la innovación a través de la asociación público – privada y, lo más importante, alinean los objetivos de diversos actores para que podamos construir una sociedad mejor para todas y todos.

Por Rafael Rodríguez, Jefe de Desarrollo de Fundación San Carlos de Maipo.

TAGS: #ProgramasSociales Gasto Público

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
El acceso oportuno de datos permitiría estudiar otras áreas de preocupación social para aportar en proyectar dónde están y en qué magnitud nos afectarán los problemas que surgirán en la nueva sociedad
+VER MÁS
#Ciudadanía

Datos-COVID-19: posibilidades académicas y de la sociedad civil

¿Qué o cual Dios de las Cosas necesitamos para estos tiempos de angustias? Me refiero a un dios de las cosas vivo, ¡vivaz¡, de gran energía, práctico, rebosante de alegría y dotado de inmensos poderes.
+VER MÁS
#Sociedad

Los dioses de las cosas

La necesidad de cumplir con las medidas sanitarias no significa que la libertad de expresión se haya suspendido - de hecho, no puede suspenderse, Directora ejecutiva de Amnistía Internacional Chile, Ana P ...
+VER MÁS
#Justicia

El derecho a la salud está siendo negado en el peor de los momentos

Encuentran correcto algo, siempre y cuando no los toque a ellos.
+VER MÁS
#Política

La incoherencia de la no retroactividad parlamentaria

Popular

El acceso oportuno de datos permitiría estudiar otras áreas de preocupación social para aportar en proyectar dónde están y en qué magnitud nos afectarán los problemas que surgirán en la nueva sociedad
+VER MÁS
#Ciudadanía

Datos-COVID-19: posibilidades académicas y de la sociedad civil

¿Qué o cual Dios de las Cosas necesitamos para estos tiempos de angustias? Me refiero a un dios de las cosas vivo, ¡vivaz¡, de gran energía, práctico, rebosante de alegría y dotado de inmensos poderes.
+VER MÁS
#Sociedad

Los dioses de las cosas

La necesidad de cumplir con las medidas sanitarias no significa que la libertad de expresión se haya suspendido - de hecho, no puede suspenderse, Directora ejecutiva de Amnistía Internacional Chile, Ana P ...
+VER MÁS
#Justicia

El derecho a la salud está siendo negado en el peor de los momentos

Encuentran correcto algo, siempre y cuando no los toque a ellos.
+VER MÁS
#Política

La incoherencia de la no retroactividad parlamentaria

Popular

La forma en que se retrata a Prat, nos plasma las siete virtudes del Bushido en un hombre real y contemporáneo.
+VER MÁS
#Cultura

Arturo Prat y el Código del Bushido: ¿Por qué los japoneses le rinden honores?

Pese a esta supuesta normalidad y actuación conforme a la ley, es del todo preciso señalar que no existe norma alguna que faculte a carabineros a decomisar ni mucho menos a la destrucción de los bienes e ...
+VER MÁS
#Justicia

Decomiso y destrucción de mercadería ambulante: Doble ilegalidad

Es necesario avanzar en nuevas dinámicas que favorezcan la colaboración y la corresponsabilidad de las labores domésticas, de crianza y educativas, propiciando mecanismos que vayan entendiendo estas labo ...
+VER MÁS
#Género

Mujer, educación y conciliación en tiempos de Covid-19

Definamos ignorante como entes sociales que no conocen la realidad política, sin capacidad de empatía social, masificados  y fáciles de influir por las emociones básicas y no la razón. Este votante es ...
+VER MÁS
#Política

La democracia fallida y el voto ignorante