#Sociedad

Alimentando al lobo correcto

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Creo que muchos en nuestra infancia escuchamos hablar de la leyenda cherokee de los dos lobos. El viejo sabio se dirige a su nieto y le explica que, en el corazón de cada persona, se desarrolla una batalla entre dos lobos: uno de ellos es la ira, la avaricia, la arrogancia; la otra fuerza es la bondad, el amor, la esperanza y la compasión. El nieto del sabio le pregunta. ¿quién gana?, a lo que el abuelo le responde “aquél al que tu elijas alimentar”.

Como sociedad hemos enfrentado un momento sin precedentes, un estallido social que ha obligado a todos a remirar en profundidad la manera en que como país queremos enfrentar el futuro. Y en medio del panorama, destaca con fuerza, incluso con fiereza, uno de los aspectos que tiñen la manera en la que expresamos o recibimos la palabra de unos y otros: la naturalización de la violencia. No corresponde limitarse a la violencia física, el fuego que arrasó con las estaciones de metro o los supermercados. Nuestra forma de dialogar, las palabras que ocupamos, y muchas veces la ausencia de la escucha en un intento por dialogar, son formas de violencia que merecen ser desarraigadas de nuestro actuar, pero de las que en este momento no nos hacemos cargo. Necesitamos desterrar la violencia en nuestro diálogo para realmente construir puentes y evitar a futuro un conflicto que cueste vidas humanas para llegar a ponernos de acuerdo.


El respeto, la escucha activa, el reconocer mis emociones y las de los demás, son conceptos que se aprenden y se enseñan, como se aprende y se enseña a sumar.

Pero, ¿cómo se hace? Aquí aparece con fuerza el concepto de prevención y de formación de nuestros niños, niñas y adolescentes. Para evitar la violencia (y otras muchas problemáticas del comportamiento de nuestros jóvenes como el consumo de drogas, la deserción escolar o la delincuencia) es clave trabajar sobre los factores de riesgo y protectores que están a la base de estas conductas. Fundación San Carlos de Maipo ha aprendido este concepto a partir del trabajo con la Universidad de Washington, y lo ha puesto en práctica a través de la implementación de programas basados en evidencia como ICPS, que otorga habilidades socioemocionales en niños preescolares; Familias Unidas que trabaja la habilidad comunicacional de padres de niños preadolescentes; o Saliendo Aprendo, programa que trabaja el respeto y la convivencia escolar en niños de 5to básico.

El respeto, la escucha activa, el reconocer mis emociones y las de los demás, son conceptos que se aprenden y se enseñan, como se aprende y se enseña a sumar. En la formación de estas habilidades nos jugamos el futuro de nuestro país, un futuro en donde tengamos la misma sed de justicia, pero acompañada de ciudadanos ávidos de abrir las ventanas al diálogo. En la urgencia que nos llama a priorizar nuestras acciones, priorizar la prevención de conductas problemáticas es el camino del futuro que no podemos volver a hipotecar. Solo así alimentaremos al lobo correcto, todos juntos, como un nuevo Chile.

por Raúl Perry
Director Social de Fundación San Carlos de Maipo.

TAGS: diálogo Respeto

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
Los escenarios sociopolíticos y económicos de la región, sumados al contexto pandémico favorecen la entropía latinoamericana, exacerbando el desorden que históricamente posee la región y la que la de ...
+VER MÁS
#Internacional

¿Entropía geopolítica en norte y centro América?

Es por medio del silencio y la mentira como nuestros países han sido despojados, paulatinamente, de riquezas y oportunidades.
+VER MÁS
#Uncategorized

Basura bajo la alfombra

No es tiempo de aventuras personales, ni de caminos propios. El progresismo debe zanjar a la brevedad, quien lo representará en las elecciones de noviembre. Pasó el tiempo de las decisiones entre cuatro ...
+VER MÁS
#Política

¿Narváez versus Boric?

Recordemos que en su sector se opusieron profundamente a la filiación de hijos biológicos.
+VER MÁS
#Religión

Homoparentalidad biológica

Nuevos

Los escenarios sociopolíticos y económicos de la región, sumados al contexto pandémico favorecen la entropía latinoamericana, exacerbando el desorden que históricamente posee la región y la que la de ...
+VER MÁS
#Internacional

¿Entropía geopolítica en norte y centro América?

Es por medio del silencio y la mentira como nuestros países han sido despojados, paulatinamente, de riquezas y oportunidades.
+VER MÁS
#Uncategorized

Basura bajo la alfombra

No es tiempo de aventuras personales, ni de caminos propios. El progresismo debe zanjar a la brevedad, quien lo representará en las elecciones de noviembre. Pasó el tiempo de las decisiones entre cuatro ...
+VER MÁS
#Política

¿Narváez versus Boric?

Recordemos que en su sector se opusieron profundamente a la filiación de hijos biológicos.
+VER MÁS
#Religión

Homoparentalidad biológica

Popular

Para Carlos Ruiz una de las características más sobresalientes de la modalidad extrema de capitalismo asumida en Chile es el “capitalismo de servicio público” cuyo crecimiento es atribuible a su depe ...
+VER MÁS
#Economía

Tres críticas radicales al capitalismo

Vemos la Olla Comunitaria como una herramienta de movilización, la comida como un elemento de unión, elemento de confluencia y solidaridad, como Iniciativa popular que incide en la organización y empo ...
+VER MÁS
#Internacional

Colombia: de la olla comunitaria a espacios de construcción de tejido social

Prácticamente todo lo que hacemos a través de internet es espiado y controlado por compañías que pueden llegar conocernos mejor que nosotros mismos.
+VER MÁS
#Tecnología

Para preservar la democracia la privacidad debe ser un derecho

A Orrego lo acompaña su experiencia. Y a Oliva, la novedad. Pero ahí donde Orrego demuestra dominio y conocimiento de la región que desea gobernar, Oliva responde con un discurso que sintoniza al callo c ...
+VER MÁS
#Política

Orrego v/s Oliva: ¡está que arde!