#Sociedad

Alimentando al lobo correcto

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Creo que muchos en nuestra infancia escuchamos hablar de la leyenda cherokee de los dos lobos. El viejo sabio se dirige a su nieto y le explica que, en el corazón de cada persona, se desarrolla una batalla entre dos lobos: uno de ellos es la ira, la avaricia, la arrogancia; la otra fuerza es la bondad, el amor, la esperanza y la compasión. El nieto del sabio le pregunta. ¿quién gana?, a lo que el abuelo le responde “aquél al que tu elijas alimentar”.

Como sociedad hemos enfrentado un momento sin precedentes, un estallido social que ha obligado a todos a remirar en profundidad la manera en que como país queremos enfrentar el futuro. Y en medio del panorama, destaca con fuerza, incluso con fiereza, uno de los aspectos que tiñen la manera en la que expresamos o recibimos la palabra de unos y otros: la naturalización de la violencia. No corresponde limitarse a la violencia física, el fuego que arrasó con las estaciones de metro o los supermercados. Nuestra forma de dialogar, las palabras que ocupamos, y muchas veces la ausencia de la escucha en un intento por dialogar, son formas de violencia que merecen ser desarraigadas de nuestro actuar, pero de las que en este momento no nos hacemos cargo. Necesitamos desterrar la violencia en nuestro diálogo para realmente construir puentes y evitar a futuro un conflicto que cueste vidas humanas para llegar a ponernos de acuerdo.


El respeto, la escucha activa, el reconocer mis emociones y las de los demás, son conceptos que se aprenden y se enseñan, como se aprende y se enseña a sumar.

Pero, ¿cómo se hace? Aquí aparece con fuerza el concepto de prevención y de formación de nuestros niños, niñas y adolescentes. Para evitar la violencia (y otras muchas problemáticas del comportamiento de nuestros jóvenes como el consumo de drogas, la deserción escolar o la delincuencia) es clave trabajar sobre los factores de riesgo y protectores que están a la base de estas conductas. Fundación San Carlos de Maipo ha aprendido este concepto a partir del trabajo con la Universidad de Washington, y lo ha puesto en práctica a través de la implementación de programas basados en evidencia como ICPS, que otorga habilidades socioemocionales en niños preescolares; Familias Unidas que trabaja la habilidad comunicacional de padres de niños preadolescentes; o Saliendo Aprendo, programa que trabaja el respeto y la convivencia escolar en niños de 5to básico.

El respeto, la escucha activa, el reconocer mis emociones y las de los demás, son conceptos que se aprenden y se enseñan, como se aprende y se enseña a sumar. En la formación de estas habilidades nos jugamos el futuro de nuestro país, un futuro en donde tengamos la misma sed de justicia, pero acompañada de ciudadanos ávidos de abrir las ventanas al diálogo. En la urgencia que nos llama a priorizar nuestras acciones, priorizar la prevención de conductas problemáticas es el camino del futuro que no podemos volver a hipotecar. Solo así alimentaremos al lobo correcto, todos juntos, como un nuevo Chile.

por Raúl Perry
Director Social de Fundación San Carlos de Maipo.

TAGS: diálogo Respeto

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#EstoPasaEnChile

VER TODO
El cántico sobre el violador en tu camino, sus coreografías, estética y sentido han sido una forma efectiva de visibilización de una imposición que, nos lo han dicho muchas veces, lleva ya demasiado ti ...
+VER MÁS
#Género

#LasTesis, visibilizando el autoritarismo que no ves

Para esos 24 muertos, heridos y varios con pérdida ocular, incluso completa, no hay familia, no hay historias detrás
+VER MÁS
#Sociedad

La televisión volvió a su lógica

La coyuntura actual nos invita, de forma casi inédita, a repensar nuestro país en su totalidad, incluido el rol y las formas que debiese tomar la evaluación del aprendizaje en el sistema educativo.
+VER MÁS
#Educación

SIMCE y democracia

Es justificable el estallido social en contra del abuso, de las trampas y arreglines que cometen impunemente los que tienen el poder.
+VER MÁS
#Ciudad

Los ´de arriba` continúan haciendo trampas

Popular

El cántico sobre el violador en tu camino, sus coreografías, estética y sentido han sido una forma efectiva de visibilización de una imposición que, nos lo han dicho muchas veces, lleva ya demasiado ti ...
+VER MÁS
#Género

#LasTesis, visibilizando el autoritarismo que no ves

Para esos 24 muertos, heridos y varios con pérdida ocular, incluso completa, no hay familia, no hay historias detrás
+VER MÁS
#Sociedad

La televisión volvió a su lógica

La coyuntura actual nos invita, de forma casi inédita, a repensar nuestro país en su totalidad, incluido el rol y las formas que debiese tomar la evaluación del aprendizaje en el sistema educativo.
+VER MÁS
#Educación

SIMCE y democracia

Es justificable el estallido social en contra del abuso, de las trampas y arreglines que cometen impunemente los que tienen el poder.
+VER MÁS
#Ciudad

Los ´de arriba` continúan haciendo trampas

Popular

Tomémonos las calles con nuestras pañoletas moradas y verdes. Porque juntas somos más fuertes. Porque, como dice Rebeca Lane “Yo no elegí la guerra pero nací guerrera”
+VER MÁS
#Género

Y la culpa no era mía, ni donde estaba, ni como vestía

¿No sabían quién era? ¿No habían leído sus columnas? ¿No han visto sus intervenciones en otros programas de televisión? Era extraño. Estaban todos muy escandalizados de algo que era evidente que pa ...
+VER MÁS
#Política

El evitable show de Hermógenes en Bienvenidos

Vivimos en un país que no aprecia la ciencia, ya que el gobierno la ajusta y le corta las aristas necesarias para que esta funcionen en su realidad ficticia, lo que convierte a Chile en un país que no cre ...
+VER MÁS
#Ciencia

Las ciencias chilenas bajo un régimen de Procrustes

El escándalo, el grito, las marchas y la represión muestran la verdad dura de una sociedad que se quiso domesticar y mantener en la conformidad de la aceptación y del silencio.
+VER MÁS
#Sociedad

Estallido social en Chile: El infierno de la desigualdad