#Sociedad

A propósito de la pandemia y el mundo, algunas reflexiones

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

La pandemia del COVID-19 está mostrando, una vez más, que en general el mundo, no está “preparado” para grandes catástrofes, sean o no producidas por los seres humanos. Pese a todos los desarrollos médicos, científicos, tecnológicos y un largo etcétera, la humanidad no sabe, en realidad, más que cuestiones muy básicas de supervivencia. La omnipresencia permanente de los hombres y las mujeres en tanto y cuanto queremos controlarlo todo, pues se deja entrever, no es así. El control es una ilusión autoimpuesta para tratar de aferrarnos a algo ante la incertidumbre agobiante de la vida. Hemos visto cómo esta permanente actitud de la especie humana frente a la naturaleza que está fuera de su dominio, nos ha llevado hasta el punto actual del estado de la cuestión.


Tampoco es un problema “del sistema” cómo se suele argüir permanentemente para culpabilizar a que los pesares de la sociedad son resultado del “sistema”. Pues el sistema lo sustentamos todos/as, no es proveniente de la acción divina.

Lo que propongo reflexionar algo de pesimismo provocador, es que “luego” de esta situación mundial, según la narrativa que se ha creado en los medios de comunicación “formales” y las redes sociales, “seremos mejores personas” o que “este momento hará que el mundo cambie su forma de vida”. Me parece que ninguna de estas narrativas se va a cumplir y me amparo en lo que la historia genéricamente ha enseñado. Guerras en la Antigüedad, guerras en la Edad Media, la Peste en Europa, el genocidio en América Latina desde Europa, las guerras mundiales, la guerra fría y, en última instancia, la guerra contra el “terrorismo”. Son todos períodos históricos donde lo único en común ha sido la aniquilación masiva de personas en todo el planeta, sea por la razón que sea.

La modernidad, por otro lado, ha reforzado esta idea de destrucción y la supremacía del ser humano frente a la naturaleza. Donde el consumo por el consumo no está siendo una manera ya sostenible para que, no solo las personas, los animales y la naturaleza, sino que este planeta pueda seguir existiendo. No solo el consumo material, sino el consumo entendido como el afán permanente y constante de “querer más”, que, me parece, es algo intrínseco a la filosofía que cosifica y mercantiliza casi todos los aspectos de nuestras vidas.  La pandemia no es el problema, es un síntoma más de que las formas de vida que tenemos ya no pueden seguir. Pero, el género humano, no cambia sustancialmente, sino en pequeñas sutilezas. No es el egoísmo ni el individualismo los inconvenientes para transitar hacia otra forma de vida, porque eso siempre ha estado presente, en toda época y lugar.

Tal vez sea momento –nunca lo es tampoco- en que los habitantes de este planeta, o demos un paso al costado frente a otra especie que habite la tierra o tratemos de hacer algo al respecto. El infierno somos nosotros/as mismos/as, no los demás. Tampoco es un problema “del sistema” cómo se suele argüir permanentemente para culpabilizar a que los pesares de la sociedad son resultado del “sistema”. Pues el sistema lo sustentamos todos/as, no es proveniente de la acción divina. Entonces, o hacemos más vivible “el sistema” o entre nosotros/as, como ya lo hemos hecho siempre en la historia y, en realidad, en el diario vivir, la destrucción mutua y daño es una cuestión de tiempo para un colapso aún mayor del presente.

TAGS: #BuenVivir #Coronavirus

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

04 de Abril

Esta idea de que <> , es un cliché, que los amantes del género cinemtográfico apocaliptico y de fin de mundo conocemos perfectamente. En muchas de esas peliculas las bueventuranzas expresadas en la voz de un líder que se dirige a la humanidad señalando que producto de esta desgracia que nos afecta a todos ahora si seremos hermanos y nos amaremos los unos a los otros, abundan. Dichas estas palabras con un discurso vaciado de conflicto social, de codicia clasista y hedonismo humano.

Y como esas son solo películas, lo más probable es que esta ocasión, que es real, el mundo seguirá siendo muy parecido.

J.A.

05 de Abril

Continuando con su pesimismo reflexivo quizás hay que decir que somos los ángeles caídos, amigos de la maldad, excelsos constructores de máquinas para matar. Me imagino que aún deben pulular por ahí, en algún lugar unos 10 humanos justos e intachables, de lo contrario ya seríamos todos vapor de agua.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
En el caso del derecho a la ciencia, por ejemplo, no se trata un derecho solo de acceso a los beneficios del conocimiento; más bien, lo que se busca es asegurar que un país participe del progreso científico
+VER MÁS
#Política

Un piso mínimo para la ciencia en la nueva Constitución

No deja de impresionar cómo están cambiando las cosas. Las nuevas generaciones parecen estar tomando al toro por las astas, asumiendo los desafíos que se tienen por delante y que no son menores.
+VER MÁS
#Política

Una nueva mesa constitucional

En cualquier caso, lo complejo es definir qué implica, en los hechos, los derechos de las generaciones futuras y en qué condiciones se puede hacer efectivo en tanto derecho
+VER MÁS
#Sociedad

El derecho de las generaciones futuras

La cultura es libre como el agua y fluye como un río, su caudal es el territorio, las calles, las plazas, las comunidades, las organizaciones ciudadanas.
+VER MÁS
#Política

Tres dimensiones por la cultura en la nueva Constitución

Nuevos

Nace en madrugada de hielo negro, Ramona Citlali, a miles de kilómetros de sus bisabuelos, abuelos y tíos, con la fuerza e irreverencia de sus ancestras indígenas que como su madre, su abuela y la Comand ...
+VER MÁS
#Sociedad

En madrugada de hielo negro

La magia del film es retratar de manera magistral el abuso, el desprecio, la humillación constante de la nobleza hacia las clases inferiores.
+VER MÁS
#Sociedad

Délicieux

La brecha que existe no es entre personas ricas y pobres, sino entre las más ricas y la inmensa mayoría de la humanidad. Las crecientes desigualdades "están destrozando nuestro mundo"
+VER MÁS
#Economía

COVID-19 y la pandemia de la desigualdad

El multiculturalismo, lejos de pensarse como una respuesta a la izquierda y la derecha y, aún más, como una crítica al sistema capitalista en el que vivimos, es un velo que solamente viene a cristalizar ...
+VER MÁS
#Sociedad

Multiculturalismo liberal ¿La nueva ideología de occidente?

Popular

China, está construyendo el mayor proyecto de control social y de vigilancia digital, gracias a modernos sistemas de reconocimiento facial, análisis de huellas digitales y perfiles de comportamiento en la ...
+VER MÁS
#Internacional

China, la potencia que actúa en total impunidad

Si no nos vacunamos, estamos poniendo en riesgo a nuestro entorno social y familiar, principalmente a los más débiles, como son los niños, ancianos y enfermos
+VER MÁS
#Salud

Novak Djokovic y su punto de quiebre en contra por antivacunas

Es importante, que, en tiempo de incertidumbre climática, las inmobiliarias confíen en la institucionalidad ambiental del país. En materia de humedales por primera vez se les han definido las reglas clar ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ley de humedales urbanos, inmobiliarias y metas climáticas

Los infantes durante los primeros años de vida se encuentran en un período clave, ya que es cuando tiene lugar un mayor desarrollo cognitivo y una mayor plasticidad neuronal, por lo que son más permeable ...
+VER MÁS
#Educación

Educación Parvularia: ¿El hilo más delgado del sistema educativo?