#Política

Reflexión sobre la violencia del 18 de octubre en Chile

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

En octubre del año 2019, cientos de miles de personas salieron a manifestarse, inicialmente esporádicamente y luego a través de llamados por las redes sociales digitales, en contra de un sistema que, a modo general, no cumple con proveer de un mínimo de condiciones básicas de existencia. Lo cierto es que no hubo un repertorio específico de demandas con plausibles soluciones a las mismas; sino que, más bien, lo que se vio en las manifestaciones fueron un sinnúmero de consignas de temáticas tan variopintas (muchas de ellas se remontan desde hace años) como una nueva Constitución hasta el reconocimiento de las distintas identidades y sensibilidades individuales y colectivas.


La manera de dirigirse hacia cualquier autoridad política o lo que las instituciones representan e, incluso, entre los/as mismos/as ciudadanos/as, está siendo la violencia

Desde un punto de vista sociopolítico, el 18 de octubre o el “Estallido Social” como se le suele conocer, no fue un movimiento como el de los/as estudiantes del 2006 o el de 2011 donde existían demandas claras con una orgánica interna, anclada en la ACES, la CONES y la Confech. Es decir, existían vocerías que, si bien no representaban al conjunto del movimiento, intentaban, al menos mediáticamente, que se conociese las razones de las manifestaciones y los objetivos a los que se quería llegar. Con el Estallido Social, no nos encontramos nada de eso; como decíamos, no fue algo organizado, pensado ni mucho menos donde hubiese una suerte de “petitorio” ni actores sociales que fuesen directamente a hablar a las instituciones.

Otra cosa que llamó mucho la atención de aquél año fue el nivel de violencia acontecido en las principales ciudades del país, con la quema del Metro en Santiago, de la Red y la destrucción generalizada de negocios, bancos, supermercados, farmacias e incluso iglesias. Es en este punto, de la violencia, donde me quiero detener y plantear la siguiente reflexión ¿qué tan legitimada o no quedó ésta luego del Estallido Social? Porque no se trata de cualquier tipo de violencia; no verbal, sino física. Y, me atrevería a decir, sobre todo hacia las personas con mayor poder adquisitivo. De todas formas, vemos todos los días cómo las calles o el simplemente estar caminando o en el transporte público o comprando o tomándose un café, se está con la sensación permanente de poder ser asaltado/a o que alguien llegue no solo a robar, a hacer daño, específicamente a eso, cometer un acto punitivo hacia otra persona.

Por lo mismo, siguiendo la reflexión planteada ¿cuánto de sensación de abuso y de trato hay en el Estallido Social, cristalizado en la violencia, más que querer “cambios estructurales”? Pareciera ser que la violencia hacia la encarnación del poder en sus distintas versiones o hacia el trato a la institucionalidad ha quedado establecido como un método no inscrito, pero sí “socialmente aceptado”, en la manera de encarar todo lo que tenga relación con precisamente eso, el poder, el abuso. La manera de dirigirse hacia cualquier autoridad política o lo que las instituciones representan e, incluso, entre los/as mismos/as ciudadanos/as, está siendo la violencia. Para que ésta es concebida no ya como último recurso para resolver un problema, sino como primera reacción, particularmente en situaciones de sensaciones de abuso o de injusticia social.

Me gustaría cerrar esta reflexión con lo que, creo, ha faltado reforzar o asumir en la Convención Constituyente. No se trata solo de establecer garantías identitarias ni proteger los derechos de la naturaleza; me parece a mí, que de lo que se trata es de poder establecer un mínimo común para que cualquier persona pueda desarrollar su vida de la forma que estime conveniente. La sensación generalizada, más que de querer un asunto específico, es de que lo que ya establecido cumpla con lo que dice que es; es decir, que el “sistema” se vea reflejado en conjunto con las aspiraciones de cada persona y no sea un obstáculo para las mismas. Vale decir, que las instituciones y los bienes sociales básicos estén a disposición del desarrollo vital de cada ciudadano/a.

TAGS: #EstallidoSocial #SociedadChilena #Violencia

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
No es un modelo perfecto, porque no existen. Tampoco resolverá todos los problemas de la noche a la mañana, pero es un camino de salida a la crisis, y probadamente exitoso en el caso de los países que lo ...
+VER MÁS
#Política

Apruebo una nueva Constitución

Es de vital importancia que todos y todas valoremos lo que implica para un país con tantas heridas aún no cerradas, ser capaz de llegar a un acuerdo
+VER MÁS
#Política

Apruebo

¿Qué tipo de educación va a garantizar el Estado garante de derechos considerando las condiciones históricas de la realidad escolar pública?
+VER MÁS
#Educación

La realidad escolar pública desde una mirada socio antropológica

Chile es un Estado Regional, plurinacional e intercultural y que está conformado por “entidades territoriales autónomas, en un marco de equidad y solidaridad entre todas ellas, preservando la unidad e i ...
+VER MÁS
#Política

Cómo se configuran las comunas autónomas en la propuesta constitucional

Nuevos

Es una etapa importante que concluye con un proceso ejemplar que nos hemos dado en Chile, para tratar y procesar nuestras diferencias, y para redactar un nuevo contrato social.
+VER MÁS
#Política

Vivir en paz en Chile

No es un modelo perfecto, porque no existen. Tampoco resolverá todos los problemas de la noche a la mañana, pero es un camino de salida a la crisis, y probadamente exitoso en el caso de los países que lo ...
+VER MÁS
#Política

Apruebo una nueva Constitución

¿Cuál es el sentido de destruir el Centro de la ciudad? ¿Es qué no hay consciencia que los únicos dañados son los sectores medios y los más pobres?
+VER MÁS
#Ciudadanía

Un ethos y una ética deteriorada

La negación del derecho de la mujer sobre su cuerpo es un tema antiguo y de enorme impacto social.
+VER MÁS
#Sociedad

La mujer marcada

Popular

Si sólo se ponen medidas de contención, pobres y sin valor real en la detención del delito, la violencia será imparable
+VER MÁS
#Política

Los 700

El exceso de normatividad en una Constitución, la transforma en un instrumento que petrifica el debate político al pretender imponer una sola visión sobre cómo resolver los conflictos sociales y políti ...
+VER MÁS
#Política

Los costos de no lograr acuerdos en la Convención Constitucional

¿Qué tipo de educación va a garantizar el Estado garante de derechos considerando las condiciones históricas de la realidad escolar pública?
+VER MÁS
#Educación

La realidad escolar pública desde una mirada socio antropológica

Lo que el sistema y la sociedad no entienden es que las soluciones las necesitamos “ahora”, porque cada día que pasa es un día menos de apoyo al crecimiento de nuestras hijas e hijos, a desarrollar su ...
+VER MÁS
#Educación

Hagan funcionar bien sus Programas de Integración Escolar