#Salud

El dilema del VIH en la sociedad actual

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen: mums

Con el encabezado en diversos medios de que el Ministerio de Salud reveló la cifra de infectados con el Virus de Inmunodeficiencia Adquirida (VIH) ha aumentado en un 66% entre el 2010 y 2016, los ciudadanos se informaron del patente y explosivo crecimiento de la patología, catalogándola por los medios de alarmante, preocupante, culpando al gobierno de turno por las malas enfocadas campañas de prevención y/o de detección del virus, entre múltiples calificativos. En medio de la campaña presidencial los candidatos proponían o culpaban a sus sectores políticos, pero se olvidaban que habían pasado dos conglomerados con dos presidentes entre esos años.

Eso fue en agosto de este año, hoy, tres meses después, el tema cayó en el olvido, porque para la prensa ya no vende. 


Cuando se habla de crear conciencia sobre el VIH pasa más por tenerlo cercano, al lado nuestro, como la diabetes, la hipertensión o el cáncer, que son patologías con tratamientos y que necesitan de una red de apoyo

En números simples, el año pasado hubieron casi cinco mil nuevos casos diagnosticados por los sistemas de salud públicos y privados. Se estima que esto se debe multiplicar por cuatro en los casos de personas que no saben que portan el virus.

El encargado del Programa VIH del Ministerio de Salud, Edgardo Vera indicó que “es necesario modificar y revisar la normativa actual para que se permita que en farmacias se pueda comprar un test rápido de VIH similar al de embarazo para conocer un primer resultado”. ¿El test es un método de prevención o más bien evidenciador del virus? Si así lo entiende el encargado del programa a nivel nacional, es porque las cosas no se están haciendo bien.

El dilema del VIH radicaría en tres cuestiones aparentemente de educación; primero, la poca preparación que tienen los docentes sobre métodos de prevención de enfermedades de transmisión sexual en los colegios o la baja intervención de especialistas de la salud en los centros educacionales, segundo, que junto con la poca difusión de campañas certeras y focalizadas por parte del Gobierno, diciendo las cosas tal cómo son sobre el virus, las formas de prevenirlo (ya que el condón no es la única opción, si la más económica en el corto plazo) y tercero, que es la de mayor peso, es que cuesta influenciar sobre las decisiones de las personas sobre los asuntos privados, que hacer o cómo tener sexo con un otro de su elección.

Lo grave del VIH no es el virus en sí mismo, sino el estigma social que aún prevalece sobre la población que lo padece, sean estos heteros, bisex, gays o transexuales; es un tema transversal que pasa en toda la sociedad, independiente del estrato social o el nivel educacional. Claramente hay factores que pueden volver más propenso a una persona al virus como el nivel de pobreza, educacional, comercio sexual, patologías psicológicas o enfermedades psiquiátricas, pero bien es sabido que incluso una pareja -en la teoría- cerrada también es un foco de posible infección; el virus es latente incluso hasta diez años. Lo grave del virus es la ignorancia a el mismo; ese miedo por lo desconocido que todos padecemos, a la incertidumbre, al que dirán o qué vendrá después de la confirmación es lo que más preocupa a todo aquel que se ha realizado el test, porque para todos el tratamiento farmacológico está garantizado no así un tratamiento psicológico reparativo o de aceptación.

Es por ello que cuando se habla de crear conciencia sobre el VIH pasa más por tenerlo cercano, al lado nuestro, como la diabetes, la hipertensión o el cáncer, que son patologías con tratamientos y que necesitan de una red de apoyo, tanto en la confirmación como en su tratamiento, porque de lo contrario, aunque se desplieguen la mayor cantidad de campañas publicitarias, se aumente el presupuesto para educación sexual en los colegios sobre cómo utilizar un condón, creyendo que con eso se soluciona todo o bien ocultando el tema por asuntos valóricos.

El VIH es un dilema social, que enfrente las esferas públicas y la vida privada, que en sí mismo no tiene solución pero puede y debe ser abordado de mejor manera y no como un tema de venta o para acusar a tal o cual sector político, porque detrás de ello hay personas que están, que viven, que sufren y que esperan un trato digno, solidario y hasta cercano del otro, no con un fin mercantil ni para rellenar páginas de un medio de comunicación.

TAGS: #CampañaVIH #PrevenciónSexual #VIH

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
La rendición de cuentas es, básicamente, la limitación efectiva del poder del Estado y sus agencias (autoridades, electas o no) a través del deber de publicidad de sus actos como así mismo el legítimo ...
+VER MÁS
#Política

¿Qué es la rendición de cuentas (o accountability) y para qué sirve?

Trump se fue dejando una estela de tradiciones rotas, partiendo por su ausencia en el cambio de mando, su participación en la arenga a sus seguidores que culminó con el asalto y toma del Capitolio, su adh ...
+VER MÁS
#Internacional

Estados Unidos: un cambio de mando inédito

Todos los criterios de legibilidad del ser humano y sus usos ontológicos son el resultado de convenciones normativas de carácter regulatorio que inciden fuertemente en el diseño de políticas públicas y ...
+VER MÁS
#Educación

¿Inclusión?: elementos para una concepción alterativa del sujeto educativo

A Gramsci, por tanto, se le debe tratar como a un clásico de la política, sin pretender encontrar en su elaboración un conjunto de recetas que sirven para cada ocasión, y su pensamiento debe ser ubicado ...
+VER MÁS
#Política

A 130 años del nacimiento de Gramsci: ¿qué queda de su pensamiento en el siglo XXI?

Nuevos

La rendición de cuentas es, básicamente, la limitación efectiva del poder del Estado y sus agencias (autoridades, electas o no) a través del deber de publicidad de sus actos como así mismo el legítimo ...
+VER MÁS
#Política

¿Qué es la rendición de cuentas (o accountability) y para qué sirve?

Trump se fue dejando una estela de tradiciones rotas, partiendo por su ausencia en el cambio de mando, su participación en la arenga a sus seguidores que culminó con el asalto y toma del Capitolio, su adh ...
+VER MÁS
#Internacional

Estados Unidos: un cambio de mando inédito

Todos los criterios de legibilidad del ser humano y sus usos ontológicos son el resultado de convenciones normativas de carácter regulatorio que inciden fuertemente en el diseño de políticas públicas y ...
+VER MÁS
#Educación

¿Inclusión?: elementos para una concepción alterativa del sujeto educativo

A Gramsci, por tanto, se le debe tratar como a un clásico de la política, sin pretender encontrar en su elaboración un conjunto de recetas que sirven para cada ocasión, y su pensamiento debe ser ubicado ...
+VER MÁS
#Política

A 130 años del nacimiento de Gramsci: ¿qué queda de su pensamiento en el siglo XXI?

Popular

Las palabras, en sí mismas, están vacías de significado y les otorgamos sentido mediante las asociaciones ancladas a objetos y experiencias de la vida. El cuico por ahora está rodeado de contenido, de r ...
+VER MÁS
#Política

Los cuicos y extranjeros

Para prevenir o disminuir nuestra vulnerabilidad a la desinformación, debemos aprender a ser escépticos, dejar de creer lo primero que nos llega por las redes sociales simplemente por ir en línea con nue ...
+VER MÁS
#Todos somos ciudadanos

La lección que nos deja lo ocurrido en Estados Unidos

El seguidor de extrema derecha odia por igual a negros, judíos, latinos, árabes, feministas y cualquier otro grupo que invada según ellos su espacio nacional conquistado a los nativos, después recuperad ...
+VER MÁS
#Internacional

Trump y la revuelta de los bastardos

El sector de las artes no existe, no se le considera como una comunidad en situación crítica, pauperizada, minimizada, sino como un grupo de locos que anda por la vida con una guitarra o un libro debajo d ...
+VER MÁS
#Cultura

La música suena mal