#Política

Reformas: Ya no es hora de vacilaciones

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Se habla de la desaceleración económica como un terrible fantasma que nos sumirá en el desempleo y la pobreza, cuando en realidad lo único que nos está conduciendo en el mediano plazo hacia una crisis de proporciones es seguir fomentando un modelo exportador de rocas, palos y peces.

Ya nadie pone en duda que el acuerdo firmado en el Senado hace algunas semanas entre miembros de partidos de la Nueva Mayoría y la oposición para sacar adelante la Reforma Tributaria significó transar puntos que para el Gobierno eran parte del corazón de dicha Reforma y, por tanto, no eran, en un inicio, modificables en lo esencial.Sin embargo, y sin tanta sorpresa, nos enteramos de que con el nuevo proyecto se había desnaturalizado parte del espíritu del anterior, al dejar abiertos muchos flancos por donde puede seguir operando la elusión tributaria, gran objetivo a combatir en el proyecto original, además de otorgar garantías innecesarias a las grandes empresas, tales como la ampliación de la renta presunta en el caso del sector agrícola o la mantención del beneficio del IVA en el caso del sector de la construcción.

El Senador Carlos Montes, en una entrevista con El Mercurio, señaló que lo que hizo necesario el protocolo de acuerdo fue la desaceleración económica. Efectivamente los indicadores de la actividad económica están acusando una desaceleración, reflejada en una caída del consumo y la inversión que aun no da muestras de querer detenerse, lo cual obligó al Banco Central a intervenir la Tasa de Política Monetaria reduciéndola a un 3,5 %.

La incertidumbre creada por el rápido avance por parte del Gobierno en el envío de los proyectos de transformaciones comprometidos en el programa probablemente generó ciertas repercusiones en la economía local. Tampoco es de extrañar que el impacto se hiciera sentir si consideramos que los principales afectados por la Reforma Tributaria son quienes pertenecen al 1 % poseedor del 31 % de la riqueza nacional y en cuyas manos se encuentran las riendas de la economía de nuestro país.

Lamentablemente esta vez se han impuesto quienes han operado a través del chantaje del decrecimiento económico, amparándose en el poder real que les otorga la abrumadora concentración del poder político, económico y mediático. La incertidumbre del mercado es coyuntural, en cambio la incertidumbre de la gran mayoría de la gente sobre su capacidad para cubrir diariamente sus necesidades básicas representa un serio problema para el desarrollo del país. Se habla de la desaceleración económica como un terrible fantasma que nos sumirá en el desempleo y la pobreza, cuando en realidad lo único que nos está conduciendo en el mediano plazo hacia una crisis de proporciones es seguir fomentando un modelo exportador de rocas, palos y peces, sustentado en bajos salarios, precariedad laboral y una institucionalidad que limita el poder de los trabajadores para negociar mejoras en las condiciones en que desempeñan su trabajo, la auténtica fuente de creación de la riqueza.

Lo señalado por el Senador Montes como el motivo por el cual se firmó el acuerdo es sintomático y da cuenta de la enquistada visión economicista, propia del consenso neoliberal, que ha primado en Chile durante décadas al momento de plantear las políticas públicas, donde todo es posible solo en la medida en que no se afecte el sacrosanto crecimiento económico. Por ello, nunca es tiempo de emprender reformas estructurales que busquen mayor igualdad, ya sea porque éstas amenazan con frenar el crecimiento en épocas de prosperidad o bien porque se profundizarían los problemas cuando el ciclo económico está a la baja.

Es momento de que todos aquellos que estén comprometidos con las transformaciones por años esperadas y necesarias para hacer de Chile un país más justo y menos desigual, emprendan decididamente el camino de los cambios, sin temor a las deplorables campañas del terror levantadas por quienes gozan de sendos privilegios garantizados por un orden institucional caduco y seriamente cuestionado por la gran mayoría del país.

TAGS: Acuerdos Políticos Política de los consensos Reforma Tributaria

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
El mayor error de la derecha es apelar al plebiscito del año 88’. Porque fue derrotada, y porque los signos y símbolos de la lucha contra la dictadura, no le pertenecen
+VER MÁS
#Política

Una decisión de futuro

El mayor error de la derecha es apelar al plebiscito del año 88’. Porque fue derrotada, y porque los signos y símbolos de la lucha contra la dictadura, no le pertenecen

Según ellos una Constitución hecha con "rabia" y "venganza", no representa a todos, está repleta de odiosidad.
+VER MÁS
#Política

La Campaña de la Rabia

Según ellos una Constitución hecha con "rabia" y "venganza", no representa a todos, está repleta de odiosidad.

Las  primeras naciones  de pueblos  originarios  han construido espacios  y  levantado  su  voz para   ser  reconocidos en  una  nueva  Constitución  democrática para Chile, demanda legíti ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Primeras naciones en un Estado Plurinacional

Las  primeras naciones  de pueblos  originarios  han construido espacios  y  levantado  su  voz para   ser  reconocidos en  una  nueva  Constitución  democrática para Chile, demanda legítima  y  de  una  mirada  de  desarrollo  de  un  país

Resulta muy extraño considerar que así como se invirtió  mucho tiempo y muchos millones en una nueva Constitución, no se trabajara, de una vez por todas, en diseñar una: “Estrategia para el Desarrol ...
+VER MÁS
#Política

¿Constitución, sustitución o desarrollo con una estrategia país?

Resulta muy extraño considerar que así como se invirtió  mucho tiempo y muchos millones en una nueva Constitución, no se trabajara, de una vez por todas, en diseñar una: “Estrategia para el Desarrollo de Chile”

Nuevos

Más de 6.1 millones de personas han huido de Venezuela desde 2015, de las cuales unos 5 millones huyeron a otros países de América Latina y el Caribe. De ellas, más de 3 millones están en Colombia y ...
+VER MÁS
#Género

La doble desprotección que sufren las refugiadas venezolanas en Colombia y Perú

 Paseando por el sol          las ramas del solPaseando por agosto tan blanca        la mañana de sol Paseando el sol          Entre las ramas del solPor el campo de agosto ...
+VER MÁS
#Cultura

Estudio del sol en poema

Cuando todo parecía ir bien y el escritor podía pasear con cierta libertad , la amenaza se cumplió en una pequeña localidad del oeste de Nueva York. Un joven de sólo 24 años, que nada tiene que ver co ...
+VER MÁS
#Religión

Salman Rushdie: ¿Héroe o villano?

El mayor error de la derecha es apelar al plebiscito del año 88’. Porque fue derrotada, y porque los signos y símbolos de la lucha contra la dictadura, no le pertenecen
+VER MÁS
#Política

Una decisión de futuro

Popular

Resulta muy extraño considerar que así como se invirtió  mucho tiempo y muchos millones en una nueva Constitución, no se trabajara, de una vez por todas, en diseñar una: “Estrategia para el Desarrol ...
+VER MÁS
#Política

¿Constitución, sustitución o desarrollo con una estrategia país?

Lo que la hace vanguardista a nivel global, es que por vez primera se incluye: el cuidado irrestricto del ecosistema como un derecho humano; otorga derechos plenos a los animales proclamándolos individuos ...
+VER MÁS
#Política

Representación del Apruebo y del Rechazo

El 14 de junio la Secretaría, y a través suyo la Administración Municipal, fue notificada de la aclaratoria de sentencia, en la que se corroboraba que la suspensión era por 82 días. 
+VER MÁS
#Municipales

¿Vacío legal o desacato?

Creemos que algo central de la nueva Constitución es el cambio de paradigma respecto a los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales, los que en definitiva tienen directa relación con condi ...
+VER MÁS
#Sociedad

¿Cómo cambian los derechos sociales en la nueva Constitución?