#Política

Reformas: Ya no es hora de vacilaciones

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Se habla de la desaceleración económica como un terrible fantasma que nos sumirá en el desempleo y la pobreza, cuando en realidad lo único que nos está conduciendo en el mediano plazo hacia una crisis de proporciones es seguir fomentando un modelo exportador de rocas, palos y peces.

Ya nadie pone en duda que el acuerdo firmado en el Senado hace algunas semanas entre miembros de partidos de la Nueva Mayoría y la oposición para sacar adelante la Reforma Tributaria significó transar puntos que para el Gobierno eran parte del corazón de dicha Reforma y, por tanto, no eran, en un inicio, modificables en lo esencial.Sin embargo, y sin tanta sorpresa, nos enteramos de que con el nuevo proyecto se había desnaturalizado parte del espíritu del anterior, al dejar abiertos muchos flancos por donde puede seguir operando la elusión tributaria, gran objetivo a combatir en el proyecto original, además de otorgar garantías innecesarias a las grandes empresas, tales como la ampliación de la renta presunta en el caso del sector agrícola o la mantención del beneficio del IVA en el caso del sector de la construcción.

El Senador Carlos Montes, en una entrevista con El Mercurio, señaló que lo que hizo necesario el protocolo de acuerdo fue la desaceleración económica. Efectivamente los indicadores de la actividad económica están acusando una desaceleración, reflejada en una caída del consumo y la inversión que aun no da muestras de querer detenerse, lo cual obligó al Banco Central a intervenir la Tasa de Política Monetaria reduciéndola a un 3,5 %.

La incertidumbre creada por el rápido avance por parte del Gobierno en el envío de los proyectos de transformaciones comprometidos en el programa probablemente generó ciertas repercusiones en la economía local. Tampoco es de extrañar que el impacto se hiciera sentir si consideramos que los principales afectados por la Reforma Tributaria son quienes pertenecen al 1 % poseedor del 31 % de la riqueza nacional y en cuyas manos se encuentran las riendas de la economía de nuestro país.

Lamentablemente esta vez se han impuesto quienes han operado a través del chantaje del decrecimiento económico, amparándose en el poder real que les otorga la abrumadora concentración del poder político, económico y mediático. La incertidumbre del mercado es coyuntural, en cambio la incertidumbre de la gran mayoría de la gente sobre su capacidad para cubrir diariamente sus necesidades básicas representa un serio problema para el desarrollo del país. Se habla de la desaceleración económica como un terrible fantasma que nos sumirá en el desempleo y la pobreza, cuando en realidad lo único que nos está conduciendo en el mediano plazo hacia una crisis de proporciones es seguir fomentando un modelo exportador de rocas, palos y peces, sustentado en bajos salarios, precariedad laboral y una institucionalidad que limita el poder de los trabajadores para negociar mejoras en las condiciones en que desempeñan su trabajo, la auténtica fuente de creación de la riqueza.

Lo señalado por el Senador Montes como el motivo por el cual se firmó el acuerdo es sintomático y da cuenta de la enquistada visión economicista, propia del consenso neoliberal, que ha primado en Chile durante décadas al momento de plantear las políticas públicas, donde todo es posible solo en la medida en que no se afecte el sacrosanto crecimiento económico. Por ello, nunca es tiempo de emprender reformas estructurales que busquen mayor igualdad, ya sea porque éstas amenazan con frenar el crecimiento en épocas de prosperidad o bien porque se profundizarían los problemas cuando el ciclo económico está a la baja.

Es momento de que todos aquellos que estén comprometidos con las transformaciones por años esperadas y necesarias para hacer de Chile un país más justo y menos desigual, emprendan decididamente el camino de los cambios, sin temor a las deplorables campañas del terror levantadas por quienes gozan de sendos privilegios garantizados por un orden institucional caduco y seriamente cuestionado por la gran mayoría del país.

TAGS: Acuerdos Políticos Política de los consensos Reforma Tributaria

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferen ...
+VER MÁS
#Política

¿Una o dos listas?

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferenciación en cada bloque, y la eficiencia electoral

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI
+VER MÁS
#Política

Nuestras actitudes en el Proceso Constituyente 2.0

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país
+VER MÁS
#Política

¿Quién mató la ilusión?

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país

¿Es el malestar más grande que pensar una alternativa? Este es el dilema de Hamlet: Nos sumamos o nos restamos de este nuevo “Acuerdo por Chile”
+VER MÁS
#Política

Reflexiones electorales independientes y nuevo proceso constitucional

¿Es el malestar más grande que pensar una alternativa? Este es el dilema de Hamlet: Nos sumamos o nos restamos de este nuevo “Acuerdo por Chile”

Nuevos

Dada su privilegiada ubicación, varias inmobiliarias mostraron interés por el paño completo
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Estado, vía una tasación trucha, desea favorecer a un grupo económico

El destino de los países del tercer mundo está condicionado por ese parámetro neoliberal que les impide superarse, porque la superación y la independencia significan una reducción de los privilegios de ...
+VER MÁS
#Política

Los motivos de la infamia

El proceso constituyente y las características que tiene, responden al momento político que vivimos luego del triunfo del Rechazo. Lo que pretendió ser una revitalización de un contrato social, fue real ...
+VER MÁS
#Política

El nuevo proceso constitucional y el llanto de quienes no hicieron política en el proceso pasado

En Chile, más que nunca, necesitamos remirar la educación con una visión de Estado, que sea una cuestión país, con soluciones colectivas que desarrollen innovaciones e implementaciones con sentido de p ...
+VER MÁS
#Educación

Desafíos, reactivación y transformación educacional

Popular

La llegada del tren no reemplaza a buses ni camiones, el objetivo es desarrollar un modelo que trabaje de forma integrada creando un sistema intermodal. En conclusión, recuperar el tren es una necesidad na ...
+VER MÁS
#Política

Comentarios al tren Santiago “El Salto” (Viña del Mar)

El concepto de “expresión”, esto es, de que la obra de arte debe (como norma) comprenderse al modo de un objeto que hace exterior una vivencia y elaboración previa interna del sujeto humano “artista”
+VER MÁS
#Cultura

Extraño y familiar. Un pensador de la teoría del arte en Chile, siglo XX

El arte, significa la extrañeza como una peculiar diferencia en el conjunto del mundo compartido, y la familiaridad como la vuelta de la pertenencia, al considerar la adecuación de la percepción al fenó ...
+VER MÁS
#Cultura

El filósofo chileno Pablo Oyarzún en estética y hermenéutica

¿Qué es lo se inventa realmente?, podemos señalar que lo inventado corresponde a una idea fundada sobre sentidos y significaciones atribuidas dentro del marco de concepciones vigentes en un momento dado ...
+VER MÁS
#Cultura

Repensar la invención de América ¿el nuevo mundo?