#Política

Qué pasó con Marco Enríquez-Ominami

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Transcurría el año 2009 cuando una joven figura política remecía el escenario político: Marco Enríquez-Ominami (ME-O). Hijo biológico de un guerrillero e hijo adoptivo de un tecnócrata, había iniciado su carrera política profesional saliendo electo diputado por el Partido Socialista el año 2005.

El supuesto cambio generacional que había significado su irrupción política, lo mediático de su fachada pública (era cineasta y su esposa es una figura reconocida de la TV), sus polémicas propuestas dirigidas a un público más juvenil -como la legalización de la marihuana- junto con sus críticas constantes hacia la Concertación le valieron el rótulo de outsider. Luego del veto que la Concertación le hizo a su aventura electoral, se vio forzado a intentarlo por fuera y logró obtener aquel inédito 20%. Pocos recordarán el tímido apoyo que le brindó a Eduardo Frei (conocido el vídeo donde ni siquiera menciona su nombre) como una forma de cuidar su elevado y frágil capital político. Hoy en día, tras una tercera y frustrada aventura presidencial, no tiene ninguna expectativa de recuperación política. Entonces, cabe preguntarse: ¿Qué fue lo que ocurrió?


ME-O terminaría de ser sepultado este último año cuando emergió otro actor que, con mucho éxito y claras perspectivas de continuidad, logró arrebatarle la bandera de la tercera fuerza política: el Frente Amplio.

Existen cuatro causas que, sin orden de prioridad, se fueron desarrollando simultáneamente y a mi parecer explicarían su decadencia. En primer lugar, el personalismo caudillista de su Partido. ME-O intentó capitalizar ese altísimo % electoral mediante la creación del “Partido Progresista” (PRO) como una plataforma que le permitiera institucionalizar aquella desafección a la cultura política del Binominal que -según entendía- lo había apoyado. Nadie podría negar -en ese momento- que aquella coyuntura del año 2009 pudo haber significado el inicio de un nuevo ciclo político. Sin embargo, ¿Alguién conoce alguna figura política relevante que provenga de ese partido que no sea el Propio ME-O? ¿Alguna acción política que sea distintiva de aquel partido? El año 2013 logró llevar a Vlado Mirosevic a la cámara de diputados y Marisela Santibañez quedó fuera por muy poco (logrando salir electa el 2017). Lo de Mirosevic fue un mero pacto electoral -era de otro partido que hoy en día integra el Frente Amplio- y Marisela logró salir electa por ser una figura reconocida. Apostar por liderazgos personales en lugar de una identidad política es caudillismo, lo cual es una forma vacía de hacer política que, si no se renueva, se termina agotando (más aún si siempre terminas perdiendo).

En segundo lugar, la continuidad de su trabajo político. ME-O no jugó ningún rol relevante en la oposición a Piñera ni mucho menos durante el segundo gobierno Bachelet. La proliferación de movimientos sociales de todo tipo (estudiantiles, medioambientales, regionalistas, feministas, etc.) en estos 8 años reclamaban la devolución de la política a la propia ciudadanía y que no fuera capturada por los políticos y sus partidos profesionales -lo cual interpelaba al propio ME-O-. No tuvo ninguna capacidad de desplegar a sus cuadros políticos en los núcleos de conflicto social y que pudiera ser identificado como un genuino intérprete del malestar social. Su trabajo político se remitió a apariciones mediáticas y a la coyuntura electoral, en la cual aprovechaba de disparar todos sus dardos políticos para después no volver a aparecer. Conocidas fueron sus polémicas con Parisi el 2013 y Guillier el 2017. ¿El resto del año 2017? Apoyó las reformas del gobierno y le dio su apoyo incondicional a Guillier en segunda vuelta. Del outsider pasó a ser más bacheletista que Bachelet.

En tercer lugar, los escándalos de corrupción. ME-O también se vio involucrado en los casos de financiamiento irregular que sacudieron a toda la clase política (particularmente a él, cuando se filtró que SQM, propiedad del yerno de Pinochet, financió su campaña). A pesar de sus alegatos de inocencia y de querer remitir el tema a los tribunales, el problema no es jurídico, es ético-político. En un país en el cual los casos de abuso empresarial son cuestión de cada día y se hace cada vez más evidente la hegemonía que la clase empresarial tiene sobre la política, tener algún tipo de dependencia financiera es condenar sus expectativas hacia futuro. Más aún si se reconoce a sí mismo como anti-duopolio y como alguien de “izquierda”.

En cuarto lugar, le salió competencia. La idea del Independiente fuera del Pacto de la transición (por la derecha o por la izquierda) existe desde 1990 y su % político-electoral siempre se había caracterizado por ser marginal y sin ningún grado de incidencia futura. ME-O se inventó el cuento de ser el único capaz de romper ese historial de derrotas. Pero le salió competencia: el 2013 fueron 9 candidatos (su % electoral se redujo al 10%) y el 2017 fueron 8 candidatos (su % electoral se redujo al 5%). ME-O terminaría de ser sepultado este último año cuando emergió otro actor que, con mucho éxito y claras perspectivas de continuidad, logró arrebatarle la bandera de la tercera fuerza política: el Frente Amplio.

TAGS: #FrenteAmplio #ME-O

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
juan

20 de Marzo

lo que ocurrió es que si bien MEO ya había seducido al votante joven medio idealista por lo tanto crédulo, cuando tenia su oportunidad en la segunda elección que participó, hicieron el voto voluntario y con esto el votante idealista y joven tenia la oportunidad de soñar, solo eso, pues levantarse a votar un domingo después de un de carrete es mucho.

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

El Mapudungún no solo es una lengua viva y muy presente en la cultura de Chile, sino que además, es expresión de una cosmovisión con una riqueza inconmensurable en la comprensión del mundo
+VER MÁS
#Sociedad

Sergio Villalobos y la crónica de un racismo empedernido

Ningún instrumento de la planificación de la ciudad, más aún en el siglo XXI debe ser elaborado desde una sola perspectiva, debemos ser capaces de convocar y consensuar objetivos comunes sobre la ciudad.
+VER MÁS
#Ciudad

Un plan regulador para Alto Hospicio

Es una mala creencia pensar que cada padre debe pagar la mitad de los gastos del menor, ya que cada uno debe pagar en proporción a lo que gane
+VER MÁS
#Justicia

¿Cómo realizar una demanda por pensión de alimentos?

Popular

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

¿Cuál es la diferencia entonces entre desconectar un tubo por limitación del esfuerzo terapéutico a suministrar un fármaco que ponga fin a la vida? ¿No es acaso lo mismo? Ciertamente no.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Sobre el buen morir

Es indispensable recuperar el Tren y convertirlo nuevamente en la columna vertebral del transporte de personas y mercaderías a nivel nacional.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Tren, desarrollo y Cambio Climático

La mediocridad va de la mano de esa gran meta: “ser algo”; a la diferencia de “ser alguien”. El hombre librepensador no buscará ser algo como virtud errada para ser aceptado.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Ese hombre solitario y librepensador