#Política

Crónica de una derrota anunciada: cinco breves puntos al respecto

1
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

El resultado de las elecciones presidenciales del domingo 17 de diciembre han dado una tremenda lección a la izquierda chilena y al progresismo en general. No porque la Nueva Mayoría hubiese significado un tránsito efectivo hacia una sociedad postneoliberal o porque, según han vociferado distintas voces procedentes de la derrota, primaron los intereses sectarios antes que la unidad. Es una lección para la izquierda porque, tal como diría un viejo proverbio, una derrota siempre te enseña más que una victoria, y de esta derrota se pueden desprender cinco factores claramente identificables:

1) La Nueva Mayoría: Una coalición que descendió su capital político-electoral a la mitad del 2013 al 2017. Desde luego, hay cuestiones estructurales que explican la derrota de la NM, como el peso de la vieja Concertación (junto con el rol del PC de oxigenarla), los escándalos de corrupción, la ineficiencia para actuar ante emergencias, una acumulación de expectativas frustradas de cambio social, etc; y también existieron cuestiones coyunturales de la NM en esta instancia electoral: el no haber convocado a primarias, un programa redactado a última hora, el candidato no era políticamente atractivo, la incapacidad de tender puentes efectivos con el Frente Amplio, etc. 


Mientras los movimientos sociales no dialoguen entre sí y tampoco desarrollen estrategias de interseccionalidad que los conduzca de manera políticamente coherente hacia un horizonte emancipatorio, muy difícilmente se podría contrarrestar el poderío histórico de la derecha tradicional.

2) La emergencia del Frente Amplio: No me refiero a aquellas críticas infundamentadas e irreductibles que pregonan que “la culpa la tuvo el FA por no haberse plegado a la candidatura de la NM”, sino a su emergencia propiamente tal. El hecho de que el FA llegó para quedarse (contrario a las acusaciones que la tildaban de aventurismo electoral) dejó a la NM en el centro político y la despoja de todo posible relato de transformación social, traspasando esas banderas al FA. Si su electorado votó o no por Guillier no es relevante (cuestión que es más que evidente, de lo contrario, sería imposible explicar el hecho de que haya duplicado su votación en la 2°da vuelta), puesto que hay algo más de fondo: el FA se perfilaría como la única oposición factible y socialmente legítima a la derecha tradicional.

3) Alejandro Guillier, el candidato en sí: Los primeros tres candidatos de la Concertación (Aylwin, Frei y Lagos) pudieron decir a su favor que jugaron un rol protagónico en la recuperación de la democracia y que arrastraban consigo una vasta carrera política. Bachelet, por su parte, también pudo apelar a una solidaridad de género. ¿Guillier? Periodista, utilizó el PRSD como una cuestión instrumental para ser Senador, no es del círculo cercano de Bachelet y su capital político se construyó sobre la base de llevar bastante tiempo bien evaluado en las encuestas mientras la mandataria estaba por los suelos. A eso agregar acontecimientos desfavorables (como la muñeca inflable o supuestos vínculos con el narcotráfico, entre otros) y un mal manejo en las instancias de debate público. En desmedro del anacronismo de Ricardo Lagos, la impopularidad de Fernando Atria o el camino propio de Carolina Goic, Guillier fue el único candidato que lograron levantar.

4) La Derecha: Nunca se puede desestimar el poder de facto que tiene el bloque histórico de la derecha chilena, sobretodo al momento de movilizar a aquellos poderes que inciden en nuestra vida pero que nunca se presentan a elecciones (medios de comunicación, empresas, etc.). Mientras que la NM sólo apeló al antiderechismo, Piñera adosó al mismo tiempo a la derecha conservadora de J.A Kast, a la derecha liberal (con partidos nuevos como Evopoli, Amplitud o Ciudadanos), y a la derecha social de Ossandón. Movilizó 40.000 apoderados de mesa y su campaña del terror con Venezuela hizo efecto al apelar a un fundamento antropológico del ser humano: el miedo.

5) La inorgánica del malestar social: Un parte importante del malestar social termina siendo más bien un hedonismo individual y contestatario que una salida políticamente coherente. Por ejemplo: ¿Qué hace pensar que 1.000.000 de personas hayan salido a marchar por NO+AFP significa 1.000.000 en contra del Neoliberalismo? ¿Por qué todos los estudiantes movilizados tendrían que haber apoyado al FA? ¿La exigencia de leyes contra el maltrato animal o la violencia de género responden a una lectura coherente en el tiempo de aquella problemática o por las emociones presentes del momento (cuestión que se difumina una vez el tema sale de la agenda)? Y así ad infinitum con toda causa social. Mientras los movimientos sociales no dialoguen entre sí y tampoco desarrollen estrategias de interseccionalidad que los conduzca de manera políticamente coherente hacia un horizonte emancipatorio, muy difícilmente se podría contrarrestar el poderío histórico de la derecha tradicional.

Así, como consecuencia de la descomposición irreversible de la NM, la emergencia de una posibilidad real de transformación como el FA, la facilidad de impugnar a la derecha estando ella en el gobierno, la importancia de definir de buena manera a nuestras autoridades representativas, y la conducción efectiva del malestar social acumulado, el FA sería la única alternativa con mayorías (sociales e institucionales) coherentes, y apostaría a ser gobierno el 2022. No existen las recetas mágicas para lograrlo (mucho menos en nuevos fenómenos históricos como la crisis del Neoliberalismo), pero la historia es sabia en demostrar que las fuerzas de cambio, para ser efectivas, deben saber medir los espacios de despliegue, calcular bien los tiempos de acción y, ante todo, conservar su autonomía. El FA, con ciertas dificultades, supo coordinar bien estos elementos, sin las cuales sería imposible explicar ese histórico 20%, y que se espera aumente a mayoría absoluta en las próximas elecciones presidenciales.

TAGS: #AlejandroGuillier #Elecciones2017 #FrenteAmplio #NuevaMayoría

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

26 de diciembre

Si no me reservara el derecho a pensar, podria decir que este analisis es bastante cercano ( en lo pedagogico). Politicamente es menos relevante porque inteluectaliza la realidad y le asigna demasiados puntos a favor al pensaminento liberal ( que es el leivmotiv de los que tienen ingresos 30+ que el sueldo minimo)

En la practica la derecha saco provecho del dominio que tiene en el ambito, economico, cultural,sosial y religioso …..un monopolio que tiene los lustros de la democracia « no representativa»

Y la « centro izquierda» que son cristianos , amantes del mercado ,reformistas , republicanos , narcizistas y conservadores no tuvieron la inteligencia , ni la unidad necesaria para comunicar las posible e imposibles diferencias de su « proyecto»

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El nuevo Impuesto Territorial o contribuciones de las propiedades se calcula considerando el avalúo afecto a impuesto, una tasa anual y una sobretasa dependiendo del caso.
+VER MÁS
#Economía

¿En qué consiste el reavalúo de una propiedad y cómo puedo apelar?

Los “emprendedores” están cuestionando un relato de memoria sobre el pasado, proponiendo interpretaciones alternativas y adaptándose al cambio de época del que parecemos ser parte. Esta actitud requi ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Memoria, de actores a emprendedores

La pena de muerte jamás será la medida efectiva para reducir los delitos, ni tampoco el derecho penal podrá cubrir todas las prácticas que, como sociedad, queremos eliminar si no cambiamos, primero, nue ...
+VER MÁS
#Justicia

La pena medieval del siglo XXI: la pena de muerte.

Lo que importa es que los principios de igualdad ciudadana sean considerados como parte infranqueable de una común filosofía pública.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Son liberales nuestros liberales?

Popular

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

La pena de muerte jamás será la medida efectiva para reducir los delitos, ni tampoco el derecho penal podrá cubrir todas las prácticas que, como sociedad, queremos eliminar si no cambiamos, primero, nue ...
+VER MÁS
#Justicia

La pena medieval del siglo XXI: la pena de muerte.

Los “emprendedores” están cuestionando un relato de memoria sobre el pasado, proponiendo interpretaciones alternativas y adaptándose al cambio de época del que parecemos ser parte. Esta actitud requi ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Memoria, de actores a emprendedores