#Política

Pandemia mundial y consolidación del capitalismo de vigilancia

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Mientras China parece estar controlando el avance del Covid-19 en su territorio, Occidente lamenta la negligencia de sus autoridades y la muerte de miles de personas día a día. América Latina mira con estupor y actúa de manera muy dispar frente a una pandemia que seguramente evidenciará sus profundas desigualdades y las carencias estructurales de sus sistemas de salud y protección social. Esta crisis ha evidenciado que la epidemia no es sólo sanitaria, sino también económica y política.


Para quienes vaticinan el fin del capitalismo estas no son buenas noticias, ya que lo que parece emerger de esta crisis no es su conclusión, sino muy por el contrario, su renovación y profundización bajo el amparo de discursos humanitarios que justifiquen la implementación de arquitecturas de vigilancia cada vez más complejas y absolutas.

Más allá de las evidentes diferencias culturales, hay un factor que resultará determinante en el control de la expansión del virus en China y que dice relación con sus sistemas de control poblacional. El sistema de crédito social, que funciona utilizando big data para puntuar a sus más de 1.300 millones de habitantes, es un sistema de vigilancia digital que le permite al estado acceder a información en tiempo real sobre las actividades que realizan sus ciudadanos, desde sus hábitos de compra hasta sus actividades sociales. Todo es monitoreado y procesado usando algoritmos que permiten establecer un puntaje que indica cuán confiable es una persona para el gobierno. Una baja puntuación en el sistema conduce a menos oportunidades para la obtención de créditos o para la compra de ticket aéreos o terrestres, por ejemplo.

Este sistema es posible gracias al intercambio de datos entre los proveedores de internet y de telefonía móvil con el estado chino. Una intrincada red de cámaras con reconocimiento facial es otro de los componentes de la estructura de vigilancia digital del país, lo que ha permitido, por ejemplo, medir la temperatura de los pasajeros del metro y enviar notificaciones al celular si es que alguno de ellos reporta niveles preocupantes. Este mecanismo que parece efectivo en el control de la pandemia, revive nuestras peores pesadillas sobre la creación de sociedades distópicas como las descritas en los libros de Orwell o Huxley. La ciencia ficción de antaño parece estar más cerca de convertirse en realidad, sobretodo en culturas en las que la privacidad o la protección de datos se subordina a la necesidad de control social de la población. Detrás de estos modelos de construcción de sociedad existe un modo de producción económica que abre nuevos mercados. Autoras como Shoshana Zuboff han denominado a esta versión de la economía como Capitalismo de Vigilancia.

Esta forma de capitalismo se caracteriza por la explotación de la información digital para crear nuevos mercados en los cuales la experiencia humana es el material en bruto que se explota para la creación de productos de predicción. El Sistema de Crédito Social chino es una prolongación de esta versión del modo de producción capitalista, que le permite al estado un control absoluto sobre el comportamiento de su población. No resultará extraño ver en los próximos meses a muchos expertos justificar la implementación de sistemas de vigilancia de estas características en los países en que esta pandemia ha cobrado más víctimas.

El mundo que construiremos una vez que esta epidemia parezca controlada será diferente al que vivíamos hasta antes de su expansión en todos los continentes. Vivimos en una era en la que los dilemas sobre el conocimiento, la autoridad y el poder ya no están confinados a un estado específico o a un grupo particular, sino que son globales y digitales. Para quienes vaticinan el fin del capitalismo estas no son buenas noticias, ya que lo que parece emerger de esta crisis no es su conclusión, sino muy por el contrario, su renovación y profundización bajo el amparo de discursos humanitarios que justifiquen la implementación de arquitecturas de vigilancia cada vez más complejas y absolutas.

TAGS: #BigData #China #Coronavirus #Vigilancia Capitalismo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

23 de Marzo

Quienes más sufren esta vigilancia digital viven en Xinjiang, al oeste de China la mayor prisión del mundo, con más de 1 millón de presos sin ser delincuentes, su único delito es pertenecer a la etnia Uigur

China en camino de hacer realidad 1984

Quizás y ya que es bien probable que redactemos una nueva constitución, bueno sería tener esto en cuenta para que no ocurra.

Saludos

24 de Marzo

Hola Fernando!

Es muy interesante el caso que comentas. Vamos a investigarlo y crear algo sobre ese caso puntual.

Respecto de la constitución, es clave la definición de propiedad que se defina, pero sobretodo los lineamientos que se definan en las regulaciones sobre la protección de datos personales y las políticas públicas que se desarrollen sobre este tema. Mi tesis de posgrado está orientado a este tema.

Saludos!

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
Por medio de la ley de migraciones, que se consignó más arriba, se evolucionaría desde un Departamento de Extranjería a un Servicio Nacional Migrante, el cual, ojalá se proyecte en una dimensión terri ...
+VER MÁS
#Internacional

Geopolítica de fronteras y el debate constituyente ¿es necesario?

Estamos inmersos en una sociedad que tiene una capacidad de destrucción de puestos de trabajo que está muy por encima de su capacidad de creación de nuevos puestos de trabajo.
+VER MÁS
#Economía

Dándole vueltas a la Renta Básica Universal

Lo importante es que de la convención resulte una constitución política de buen nivel, con lo básico, es decir derechos y deberes, organización de un nuevo estado acorde a los tiempos actuales, pero ta ...
+VER MÁS
#Política

Ad portas de la constituyente

Todo nuestro ADN está signado por el espíritu comunitario de ayuda mutua. Nos necesitamos los unos a los otros. Así funcionan nuestros cerebros y el sistema nervioso
+VER MÁS
#Sociedad

Ser parte de

Nuevos

Por medio de la ley de migraciones, que se consignó más arriba, se evolucionaría desde un Departamento de Extranjería a un Servicio Nacional Migrante, el cual, ojalá se proyecte en una dimensión terri ...
+VER MÁS
#Internacional

Geopolítica de fronteras y el debate constituyente ¿es necesario?

Estamos inmersos en una sociedad que tiene una capacidad de destrucción de puestos de trabajo que está muy por encima de su capacidad de creación de nuevos puestos de trabajo.
+VER MÁS
#Economía

Dándole vueltas a la Renta Básica Universal

Lo importante es que de la convención resulte una constitución política de buen nivel, con lo básico, es decir derechos y deberes, organización de un nuevo estado acorde a los tiempos actuales, pero ta ...
+VER MÁS
#Política

Ad portas de la constituyente

Todo nuestro ADN está signado por el espíritu comunitario de ayuda mutua. Nos necesitamos los unos a los otros. Así funcionan nuestros cerebros y el sistema nervioso
+VER MÁS
#Sociedad

Ser parte de

Popular

Resulta francamente incomprensible que la Corte Suprema niegue la viabilidad del recurso de protección para valorar la actuación de Carabineros sin siquiera explicar por qué alcanzó esta conclusión
+VER MÁS
#Justicia

El desentendimiento de la Corte Suprema ante los abusos de Carabineros

Los globos tienen que terminar en algún lado y habitualmente es en alguno de esos grandes vertederos de basura que llamamos mares y océanos.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Sobre los inocentes globos

Satisfacer las demandas ciudadanas con las restricciones existentes será un enorme desafío. Chile tendrá que desplegar imaginación y energía mucho más que antes y podrá hacerlo si la democracia que n ...
+VER MÁS
#Sociedad

La vía chilena a los cambios. Discusión constitucional

No había oportunidades en Chile, sencillamente se quiso abusar de la situación más precaria de gente de otros países para traerlas como mano de obra barata, y usarlos como herramientas contra las manife ...
+VER MÁS
#Sociedad

La xenofobia que nos han creado