#Política

Pandemia y neoliberalismo: La distopía es ahora

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

La pandemia global a la que nos enfrentamos evidencia lo real del carácter distópico del proyecto neoliberal. A diferencia de lo que ocurría en modelos de sociedad pasados, hoy contamos con todos los medios materiales o tecnológicos para evitar que un porcentaje mayor de la población muera por hambre, enfermedades o violencia. La decisión de cuántos fondos se destina para apoyar a las poblaciones más vulneradas y afectadas por el coronavirus parece ser más bien política, sobretodo en países en los que se ha puesto el acento en la recuperación económica por sobre el resguardo de las condiciones sanitarias de la población.

Las distopías son mundos en los que las contradicciones de los discursos ideológicos son llevadas al extremo. Esto es precisamente lo que estamos observando en países como Chile, en donde desafortunadas declaraciones de las autoridades y medidas que han puesto el acento en cuidar la economía, nos han puesto en el amargo podio de ser uno de los países con mayor cantidad de muertes por millón de habitantes, según el sitio “Our world in data”. El discurso neoliberal ha demostrado su capacidad para centrarse en aquello que le es realmente relevante: la libertad, pero no de cualquier tipo, sino aquella que refiere a la propiedad privada y al flujo de capitales.


Las distopías son mundos en los que las contradicciones de los discursos ideológicos son llevadas al extremo. Esto es precisamente lo que estamos observando en países como Chile

Nos vemos sometidos a una lógica de sobrevivencia salvaje en donde las personas y comunidades desfavorecidas económicamente son aquellas más afectadas. Los muertos los ponen los y las pobres, los y las desempleados/as, los y las marginados/as. Este es el rostro real de la agenda neoliberal que se impuso en el país gracias a la contra-revolución de la Dictadura de Pinochet y que se profundizó durante la administración de la ex – Concertación.

La distopía es real porque vemos a diario que la desconexión de las autoridades con la realidad es brutal. Es real porque los muertos y contagiados se concentran justamente en los barrios más desfavorecidos y marginados de nuestro país. Es real porque se cuenta con los medios para tomar decisiones radicales que habrían permitido contener de mejor manera la propagación del virus y apoyar económicamente a los más de 3,6 millones de trabajadores que no podían hacer cuarentena porque viven al día (según datos de Fundación Sol). Es real porque hemos construido una sociedad de guetos, donde los pobres son expulsados a las afueras de las ciudades y donde las periferias existen dentro de un mismo territorio. Es real porque se suponía que estábamos preparados, porque tuvimos tiempo de anticiparnos y porque se eligió deliberadamente una vía que se derrumbó rápidamente (El castillo de naipes del ex – Ministro Mañalich será recordado como una triste metáfora de este punto).

Las contradicciones del discurso neoliberal se contraponen a la necesidad de un humanismo revolucionario, que nos permita construir una sociedad distinta a la que vivimos hoy. En medio de la pandemia, debemos desafiarnos a pensar en formas distintas de organización que cuestionen la hegemonía del discurso económico que se enseña con tanto fervor en las facultades universitarias. Necesitamos crear formas de organización que desafíen la distopía y promuevan la generación de nuevas utopías. Debemos restaurar, ampliar y profundizar el poder local, popular y social. Democratizar radicalmente las decisiones en materia de política pública. No sumirnos en el catastrofismo inmovilizante, sino en la creación de espacios organización colectiva que nos permitan hacer frente a esta pandemia, sobrevivir y avanzar hacia la creación de un mundo distinto.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

17 de Junio

Es una realidad que estos tiempos confusos hacen que las voces descontructivistas, reformadoras y utópicas aparezcan con mas fuerzas. Y sobre todo , el hambre de arquitectos sociales que piensen que tienen el santo grial para hacer un mundo mejor. Al identificar al enemigo que hay que atacar, que sería el individualismo, y que todos los males del mundo son el malvado “neoliberalismo”, proponen la mágica solución que es…..no se sabe…pero si tendrá todas las bondades contrapuestas a lo malo de lo actual. O sea, la “nueva sociedad” será un resumen de todo lo bueno; lo mas parecido al “hombre nuevo” del marxismo, un supuesto ser que tiene el colectivismo altruista como esencia.
Por lo tanto, los mismos cantos de sirena de siempre.
Pues bien, todas esas supersoluciones son absolutamente impracticables sin el uso de la fuerza sobre las libertades individuales. Porque un nuevo orden exige reformar todo, y esas reformas no son simpáticas ni obvias. Entonces, si a los deseos de una nueva sociedad neosocialista se le quiere agregar al lado otra de libertad (para que todo suene a bueno), no se podrá. Y la parte que nunca ha podido resolver la linda nueva sociedad es el como estimular a las personas a regalar su esfuerzo sin el uso de la cohersión de la fuerza.
Por lo tanto, para seguir diseñando como será el mundo después, primero hay que responderse esa pregunta.
Saludos

Jonathan Saavedra

17 de Junio

Es necesario , un deber apoyarse mutuamente , saber q un gobierno jamás velará por el bien común de todos , sino más bien que solo están ahí para resguardarse a si mismos, como si supiera que todo se va a derrumbar y ellos podrán sobrevivir gracias a todo lo robado . Robo que hicieron gracias a cada ley y cada norma , cada nueva reforma que si no se dan cuenta , casa vez más tenemos menos participación y estamos a Merced de lo que ofrecen los medios oficiales. Nos reestringeen la información,y son capaces de encarcelar a quien no respete sus cada vez más invasivas normas, nos reestringeen en más ámbitos cada vez y ahora con la pandemia esto ya terminó por ser casi realidad. Lamentablemente hay personas que solo por estar bien paradas en este momento circunstancial , piensan que esto no les afectará y son capaces de apuntar a su vecino y de ser un policía encubierto con tal de mantener esa pequeña burbuja de bienestar, de más muchas vueltas da la vida y las burbujas son muy sensibles… Apesar de esto hay algo que ni los más poderosos y gobiernos jamás podrán llegar, que es la real conección entre los pobladores y el medio que protegen. Viva el pueblo mapuche dando lección de vida .

J.A.

18 de Junio

Leyendo estos artículos uno se pregunta ¿podremos algún día salir de la miseria, la pobreza, la explotación?, ¿llegar a un mundo más humano ?. ¿Porqué vemos con un poco de raciocinio que vamos al desfiladero?. Cuando se lee artículos de ciertas fundaciones , o de gente que se supone debe orientarnos, o de otros organismos internacionales que muestran lo que les interesa, y además se da cuenta hacia donde se orientan las “especializaciones” en materias sociales , parece que no. Estamos entre dos fuerzas monumentales que se odian, se desprestigian e inventan lenguajes y conceptos por un lado y estrategias políticas y maniobras económicas brutales por el otro para aumentar la pobreza, la división, el encono , el odio entre los ciudadanos. Es deprimente, sólo se leen destilados de odio.¿habrá algún amanecer, lejos de las interminables revoluciones y revoluciones y revoluciones de muerte, que nos borre estas divisiones que transmitimos de generación en generación?.

Andres Velasco

21 de Junio

Perdon, la foto es de Chile? Me parece que podria ser Panama o Brasil, pero chile? Creo que no. Seamos rigurosos por favor.
Respecto al articulo, todo el mundo opina que hay que cambiar el modelo, que el liberalismo, y puras ideas de lo malo (como el autor del articulo), y claro que resuena en la gente. Si todos sabemos o que esta malo y que hay que arreglar; el problema es que nadie dice claramente como! Y no lo dicen porque no tienen idea, o bien proponen un neo marxismo que lo unico que va a hacer es dejar muchos millones de muertos mas que el coronavirus.
Los datos, sr columnista, es que ningun sistema ha mejorado el bienestar de los paises mas que el liberalismo; ninguno ha logrado un nivel mas alto de libertad que el liberalismo, y podemos seguir. Para los ignorantes suena bonito lo que ustedes proponen, pero estan enganando a la gente. Asi no mas es.

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
Ahora es preciso saber gestionar el triunfo, cómo se logra representar y encauzar un proceso impulsado por el estallido social y que es más propiedad de la ciudadanía que de los partidos.
+VER MÁS
#Política

Capitalizar institucionalmente triunfo del Apruebo

Chile despertó en las poblaciones. Las gráficas de los muros que marcaban los territorios de las barras bravas, ahora gritan dignidad. La letra de la música urbana ya no va sexualizada, ahora clama justi ...
+VER MÁS
#Sociedad

Chile, la revuelta continúa

Como pocas veces se puede afirmar, el pueblo habló, con contundencia, claramente. No hay espacio para dobles lecturas.
+VER MÁS
#Política

Un plebiscito cuyos resultados pocos imaginaron

El Chile que se debe construir es una sociedad sin racismo sin discriminación, sin clasismo y sin extremismos violentos donde la equidad y justicia social sea parte de la misión y visión de una Carta Magna.
+VER MÁS
#Política

Reflexiones sobre mis razones para votar Apruebo.

Nuevos

Ahora es preciso saber gestionar el triunfo, cómo se logra representar y encauzar un proceso impulsado por el estallido social y que es más propiedad de la ciudadanía que de los partidos.
+VER MÁS
#Política

Capitalizar institucionalmente triunfo del Apruebo

Chile despertó en las poblaciones. Las gráficas de los muros que marcaban los territorios de las barras bravas, ahora gritan dignidad. La letra de la música urbana ya no va sexualizada, ahora clama justi ...
+VER MÁS
#Sociedad

Chile, la revuelta continúa

Como pocas veces se puede afirmar, el pueblo habló, con contundencia, claramente. No hay espacio para dobles lecturas.
+VER MÁS
#Política

Un plebiscito cuyos resultados pocos imaginaron

El Chile que se debe construir es una sociedad sin racismo sin discriminación, sin clasismo y sin extremismos violentos donde la equidad y justicia social sea parte de la misión y visión de una Carta Magna.
+VER MÁS
#Política

Reflexiones sobre mis razones para votar Apruebo.

Popular

Para mí, con la ELA, el futuro aprisiona, busca rendir el presente a su fatalidad. He descubierto que viviendo en el presente, con atención total, se abren siempre alternativas.
+VER MÁS
#Salud

La parejita Covid-19 y la ELA se separan y...

En un mundo globalizado y dominado por grandes corporaciones, corporaciones que tienen que cambiar sus modelos de negocios, es necesario tener principios y una ética que ponga al ser humano y al medio ambi ...
+VER MÁS
#Sociedad

El mundo sería mejor si la actividad humana tuviera ética

Queda en evidencia el poder omnímodo que tiene el sector de la construcción que se relaciona tan amistosamente con los mandamases del Minvu
+VER MÁS
#Ciudad

El colmo de la patudez: privados instruyen al aparato público

En la Plaza se hizo historia y se crearon memorias, por eso no me cabe duda que sí llevará el nombre de Dignidad, tanto en la señalética como en nuestros corazones.
+VER MÁS
#Política

La llamarán Plaza Dignidad