#Política

Operación Coroneles: el asalto de la UDI al gobierno

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP
El reciente cambio de gabinete responde a la lógica de la “Operación Coroneles”. Del mismo modo, podríamos subtitularlo “porque no tenemos nada, lo que queremos todo”. El objetivo político de esta estrategia apunta a que la UDI debe y tiene que tener no sólo más presencia nominal en el diseño político de La Moneda, sino también injerencia e influencia política al interior del gobierno y sus instancia de decisión política; sobre todo, en la agenda política y legislativa.
 
Participar del gobierno en su dimensión política es su derecho. En efecto, no solo es el partido más grande del país y con mayor presencia parlamentaria, sino también se la jugaron por llegar a La Moneda con una figura que no les agradó nunca. Hoy tampoco.
 
No hay duda que en el primer tiempo hicieron banca y como espectadores veían como se desmoronaba “la nueva forma de gobernar” y la ilusión de la sucesión presidencial (que debía ser asumida por uno de los suyos). La estrategia y los pasos tácticos que la constituyen han sido un éxito; otro triunfo de un grupo de animales políticos muy cohesionados.
 
La historia se remonta no solo al fracaso del primer gabinete –tecnocrático y con baja presencia de políticos-, sino también a los sucesos que vienen ocurriendo desde el verano de este año con la crisis del Gas en Magallanes (Enero), el primer cambio de gabinete al que ingresan Matthei y Allamand (Enero), la tensiones surgidas por el caso de Van Rysselberghe (entre Febrero y Abril), los intentos de refundar las relaciones alianza-gobierno (Marzo, Abril, Mayo), la designación de Longueira como jefe de bancada y su incorporación al comité político del gobierno (Abril), la renuncia de la Ministra Matte por el caso Kodama (Abril) y los resultados de la Encuesta Adimark de Mayo.
 
Junto a estos hechos se juntan tres circunstancias que contribuyen a generar una situación de caos interno que debe terminar: a) la falta de relato (fuertemente cuestionado por Longueira), b) la ausencia de conducción política que no solo se expresa en una mala interlocución con los partidos y parlamentarios de la Alianza, sino también con la oposición (sobre todo, por la “agenda social”) y c) auge de la movilización social y ciudadana.
 
Se esperaba que a partir del discurso del 21 de Mayo se comenzara a revertir la situación, pero a los dos días se abre un nuevo foco de tensión al interior del gobierno con el anuncio del proyecto de “Acuerdo de Vida en Común”. La UDI no podía seguir esperando ni permitiendo el derrumbe del gobierno. Había que hacer algo radical.
 
Desde entonces se pone en marcha la “Operación Coroneles”, que culmina dos meses después con un nuevo cambio de gabinete que tiene fuertes rasgos re-fundacionales. En este tiempo han ocurrido dos hechos tácticos relevantes; a) la carta de 35 parlamentarios UDI al gobierno (Junio) y b) el golpe que le dan a la directiva del partido en Junio.
 
¿Qué muestran e indican los hechos que hemos denominado “Operación Coroneles”?
 
La estrategia y los actos tácticos de esta operación fundacional muestran a los menos cuatro características a tener en cuenta para entender la dinámica política del gobierno y del sistema político: a) la UDI es un partido con una fuerte vocación de poder, b) con una fuerte racionalidad y un pragmatismo sin límites que la hacen mirar sus objetivos de poder sin desconcentración posible, c) con una fuerte cohesión de su grupo fundacional de raíz guzmaniana y d) es un partido de grandes estrategas y conspiradores de la política.
 
En el largo plazo sus objetivos políticos han sido; a) consolidarse como fuerza política en un escenario democrático (por lo menos, en sus primeros años en ese escenario fueron el brazo político del pinochetismo y que se fue diluyendo por efecto del pragmatismo de sus adn fundacional), b) penetrar en los sectores populares, c) constituirse en el partido político más grande del país, d) perpetuar lo más posible el modelo económico y político del pinochetismo, e) llegar al gobierno en un escenario democrático, f) poner a uno de los suyos como Presidente de Chile y g) construir una generación de relevo.
 
La UDI y su núcleo histórico han cumplido todos sus objetivos fundacionales. En los hechos, sólo les falta poner a uno de los suyos en La Moneda como Presidente. De hecho, la debilidad que mostraban en su influencia al interior del Gobierno ha sido superada con el reciente cambio de gabinete.
 
Por tanto, podemos plantear la hipótesis de que el cambio de gabinete generado por la “Operación Coroneles” tiene como horizonte político lograr todos y cada uno de los objetivos fundacionales del partido. En relación a la coyuntura, podemos identificar tres: a) influir en la agenda política y legislativa del gobierno, b) recuperar el posicionamiento presidencial y c) generar las condiciones para no perder su peso municipal y parlamentario.
 
Había que actuar rápido. Así, lo hicieron. La fórmula ya es conocida. Definir un objetivo y hacer todo lo posible para lograrlo. No olvidemos que desde Maquiavelo, la política de separó de la ética.
 
Y finalmente, ¿qué efectos tendrán estos movimientos sobre el gobierno en particular y sobre el sistema político en general?
 
Los efectos sobre el gobierno son seis: a) debilitamiento de la dupla Piñera-Hinzpeter y sus consecuencia sobre el éxito del gobierno y las aspiraciones presidenciales de Piñera para él 2018, b) arrinconamiento de RN -que tiene la urgencia de recuperar influencia municipal y parlamentaria, hipotecada por poner a Piñera en La Moneda-, c) aumento de la influencia UDI sobre agenda política y legislativa del gobierno, d) tensiones por la carrera presidencial al interior de la Alianza y del gabinete –sobre todo, por el reposicionamiento de la UDI y sus tres cartas (Golborne, el debilitado Lavín y el “cuasi retirado” Longueira), e) puesta en marcha de una “agenda social” más populista de fuerte crítica y tensión con el capital comercial-financiero y f) aumento tensiones Gobierno-Alianza-caudillos.
 
Y sobre el sistema político en su conjunto se observan tres: a) re-posicionamiento UDI en las altas esferas del poder, b) mayor tendencia al diálogo gobierno-oposición por efecto del rasgo más pragmático y político de la UDI y c) aumento de las tensiones con sectores empresariales, sobre todo, con el capital financiero-comercial.
 
Al sueño gremialista sólo le falta un objetivo para ser 100% exitoso y convertirse en un proyecto político de antología: poner a uno de los suyos como Presidente de Chile. Pero, para este objetivo hay tres problemas: a) Lavín ha perdido todas las elecciones políticas en las que ha participado (una a diputado, una a senador y dos a Presidente) con la sola excepción cuando fue candidato a Alcalde (Las Condes y Santiago), y a ello, hay que agregar que también perdió como Ministro; b) Golborne no es de adn UDI y otras consideraciones que dejaremos para otra oportunidad y c) Longueira ha dicho en todo los tonos que “se retira de la política”. Pero, no olvidemos que es un pragmático, un estratega y un animal político.
——————-
TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:
llaguno

03 de agosto

m

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuencia, la violencia y el narcotráfico. Pero, la ciudadanía chilena debe asumir su responsabilidad en este descalabro

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no hay acuerdo en el proceso constituyente?

Se observa una tendencia a mantener una inercia del proceso que desgaste los ánimos en perseverar en acordar un tercer procedimiento para cambiar la Constitución de 1980

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución
+VER MÁS
#Política

No vamos a un segundo intento de nueva Constitución con soberanía popular

No puede haber soberanía popular si hay una entidad, formada por un grupo de personas, aunque sea en una democracia representativa, que están diciendo cuales van a ser los límites de una Nueva Constitución

El desafío es sumar y no menospreciar las dinámicas territoriales del país que mantienen el amargo resultado del rechazo y aún palpan a diario que el descontento, sumado a los crecientes problemas de se ...
+VER MÁS
#Política

Lo que no fue y, esperamos, ahora sí sea

El desafío es sumar y no menospreciar las dinámicas territoriales del país que mantienen el amargo resultado del rechazo y aún palpan a diario que el descontento, sumado a los crecientes problemas de seguridad, migración e incertidumbre económica, no son resueltos con la velocidad que se requieren

Nuevos

¿Qué priorizamos? ¿Constitución o gobernabilidad? Si no se puede lo menos ¿se podrá lo más? Los ciudadanos miran atónitos la degradación de la política, la descontrolada expansión de la delincuen ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Qué priorizamos: Constitución o gobernabilidad?

En días de crisis climática, con sus efectos en materia de incertidumbre de todo tipo, es un buen llamado volver al origen.  No a todo evento ni en toda circunstancia, pero sí como una de las variables ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

La revancha de la mermelada

Aquì, precisamente, el sol pasa por la Violeta cantando al sol.  Se hace una pregunta por el singular William Turner --adelantando ciertas conversaciones. Finalmente, sorprendentemente, parece que entramo ...
+VER MÁS
#Cultura

Sol, Violeta, William, acompañándome en una ferretería

El petitorio expresado por los dirigentes de la zona norte, apuntan básicamente hacia obtener mayores recursos para congelar el precio del petróleo por más tiempo
+VER MÁS
#Economía

Respeto al diálogo

Popular

Deborah Jones en la liberación del Ser sensual, metaforización del Eros y el Thanatos que nadan en un lago entre delicadas sábanas, acariciando los sentidos en el juego del deseo
+VER MÁS
#Cultura

Disección poética. Libro: Eróticamente poética de Deborah Jones

El amor por un hijo o un familiar a quien se cuida puede ser inigualable, pero la carga para una persona puede ser destructiva
+VER MÁS
#Ciudadanía

Mamá cuidadora

La industria petrolera actuó a modo del dios Apolo y maldijo al igual que a Casandra a científicos e investigadores ambientalistas, ellos tendrán la capacidad de predecir el futuro, pero nadie les va a creer
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Síndrome de Casandra y la Emergencia Climática

Quienes decidimos alzar la voz en algún momento de nuestra vida, y defender a quienes fueron injustamente tratados, sin saberlo, nos convertimos también en parte de una larga lista de sindicalistas, pensa ...
+VER MÁS
#Trabajo

¿En serio te despidieron por escribir Plaza Dignidad?