#Política

Los ´cojos` también luchamos por la dignidad en Chile

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Hace ya casi un mes Chile exige cambios estructurales, se han escuchado a diversas organizaciones sociales impulsando las mas legítimas y diversas demandas: nueva constitución vía asamblea constituyente, no más AFP, jornada laboral de 40 horas, sueldo mínimo digno etc. Tristemente en el país siempre ha existido un colectivo al cual se le han vulnerado sus derechos fundamentales de manera sistemática, son el grupo mas vulnerado, precarizado y excluido de esta nación y, aun así, no se ven, les hablo de las personas en situación de discapacidad.


Las personas en situación de discapacidad comprendemos y somos parte de la lucha que está dando el pueblo chileno por vivir con dignidad, porque lo vivimos día a día, noche tras noche

El 2015 se realizó el segundo estudio nacional de la discapacidad, en el, se muestra que, casi 3 millones de personas (el 16,7% de la población) se encuentra en situación de discapacidad, además, dicho estudio muestra cifras dramáticas. El 50 por ciento de las personas en situación de discapacidad se encuentra por debajo de la línea de la pobreza, solo 3 de cada 10 personas en situación de discapacidad tiene empleo (la mayor parte de ellos con sueldos de precariedad) y, lamentablemente, solo 2 de cada 10 personas en  situación  de  discapacidad  pueden  culminar  su  ciclo  de educación media.

Estas preocupantes cifras nada tienen que ver con la situación de salud de estas personas. La exclusión social de las personas en situación de discapacidad está dada fuertemente por la existencia de un modelo de desarrollo que es en sí mismo excluyente y segregador, dentro del cual, aquellas personas que no cumplan con los criterios de eficiencia, fuerza, adaptabilidad etc., se ven condenadas a ser excluidas de la sociedad, de educarse o de optar a un empleo, perpetuando así la pobreza e indignidad en sus vidas.

Las personas en situación de discapacidad comprendemos y somos parte de la lucha que está dando el pueblo chileno por vivir con dignidad, porque lo vivimos día a día, noche tras noche. Las personas en situación de discapacidad nos hemos visto obligados a mendigar para sobrevivir, y, a todos les parece normal que el cojo ande pidiendo en la calle.

Las personas en situación de discapacidad habitualmente viven con la pensión básica solidaria (poco más de 100.000 pesos), si la población común no puede vivir con el sueldo mínimo ¿cómo nosotros vivimos con 100.000 pesos? ¿cómo pagas el metro, te vistes y comes con eso?  Sin contar en esto las necesidades propias de nuestra situación, mantenimiento y cuidado de una silla de ruedas o cualquier otra ayuda técnica.

El Estado de Chile firmó en 2008 la Convención Internacional por los Derechos de las Personas con Discapacidad, en 2010 se aprueba la ley 20.422 y, hasta la fecha existen una gran cantidad de leyes y normativas que buscan garantizar el efectivo disfrute de los derechos fundamentales e igualdad de oportunidades para el colectivo de personas con discapacidad, en la práctica, nada de esto ocurre en Chile.

Ustedes se preguntarán, y con justa razón, ¿qué tiene que ver todo esto con el estallido social presente en el país? La verdad, mucho.  La constitución del 80, impuesta por la dictadura cívico- militar tiene como pilar fundamental la consolidación de un Estado subsidiario al sistema económico neoliberal, esto quiere decir que el Estado solo actúa una vez que el mercado no quiera hacerlo, dicho de otro modo, Chile da soluciones privadas a problemas públicos, la Teletón es claro ejemplo de ello. El Estado de Chile no garantiza la rehabilitación como un derecho, prefiere que un privado, en este caso, la fundación Teletón se haga cargo de ello.

Nuestra precariedad es de tal magnitud, que hasta se tuvo que crear una ley que garantizara nuestro derecho a trabajar (Ley 21.015) pero, nuevamente, la empresa privada es la que se lleva toda la responsabilidad en torno al cumplimiento de dicha ley, cumpliendo en el 97% de los casos, mientras que el Estado, impulsor de esta normativa y quien debiese ser un referente en el tema, solo a cumplido la ley en el 10% de sus instituciones.

La única manera de solucionar la situación de vulneración histórica en la que se encuentran las personas en situación de discapacidad y otros tantos colectivos vulnerados, como los pueblos originarios, las diversidades sexuales o los adultos mayores,  es crear un nuevo Estado, que garantice derechos e incorpore a la ciudadanía a toda la diversidad de colectivos que participan en la construcción de nuestra nación, la única forma de garantizar aquello es con una nueva constitución vía asamblea constituyente.

Si la élite política siempre nos ha ignorado y excluido ¿por qué hemos de pensar que ahora será diferente? El camino para que los eternamente excluidos tengamos vos será mediante una asamblea constituyente, en la que se vea reflejada la mas amplia diversidad que forma parte de este país y trabaje en conjunto en pos de construir ese Chile digno y valiente que queremos para todas y todos.

TAGS: #Dignidad #EstoPasaEnChile personas con discapacidad

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.