#Política

La política como Tricolor de Paine

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Por eso es que la gente le otorga apenas un 15% de aprobación al Congreso, otrora la institución más prestigiada del país, y un mísero 9% a los partidos políticos. El ejemplo dado por quienes integran uno y otro estamento es tan malo, tan pobre y tan débil, que resulta risible ver como quienes son objeto de nuestra preocupación por el voto, sólo se miran al ombligo y se aprueban entre sí.

Los acontecimientos de nuestro devenir político ya no sorprenden. Mantienen un estándar invariable en cuanto a lo vergonzoso, lo lamentable y lo impresentable. En las últimas semanas hemos visto como una de los mayores castillos de naipes de la UDI se desplomó con un soplido del contrincante. Un candidato con pies de barro que a no ser por el episodio de los 33 mineros y su magistral interpretación de Arriba en la Cordillera, jamás se habría conocido. Si los méritos de Golborne para ser Presidente de este país eran los necesarios, entonces tenemos un estándar lamentable. Para arreglarla, la UDI levanta la candidatura de uno de los políticos más demagogos del momento, quien con una sonrisa que le es imposible disimular, dice estar haciendo el mayor esfuerzo de su vida por aspirar a este carguito que va a quedar vacante. Todo sea por Chile.

Luego la Concertación da un papelón con las primarias sólo comparable con una elección de Centro de Alumnos. Me imagino al Senador Gómez cantando una versión de El Costillar en la voz de Joan Manuel Serrat… este sillón es mío, me lo quieren quitar…. y a Osvaldo Andrade, el político que jamás encuentra nada bueno ni medianamente aceptable, tratando de buscar el lado positivo de la peor vergüenza de la coalición. Defender lo indefendible le llaman…

Por eso es que la gente le otorga apenas un 15% de aprobación al Congreso, otrora la institución más prestigiada del país, y un mísero 9% a los partidos políticos. El ejemplo dado por quienes integran uno y otro estamento es tan malo, tan pobre y tan débil, que resulta risible ver como quienes son objeto de nuestra preocupación por el voto, sólo se miran al ombligo y se aprueban entre sí. La política, el lugar donde todo se compra y todo se vende, el centro de transacciones más grande del país, donde negociar la Vice Presidencia de la Cámara con un ladrón a cambio de apoyo para un Ministro, resulta de lo más normal. El lugar donde todo se promete y nada se cumple, la arena de guerra donde destruir al enemigo es más importante que construir país. Un lugar para ir a insultar, ver películas por internet y entretenerse tanto en el café que se llega a olvidar que hay que ir a sesión.

¿La razón de tanto empeño por pertenecer a una casta tan podrida? El poder y el dinero. Son los que predican el.. “no me dé…… pero póngame donde aiga…”. Los políticos son la clase privilegiada,  los de mucho dinero, los que deciden a puertas cerradas qué opción le darán al ganado, léase nosotros, para que vaya a votar. Los que se dan el lujo de intentar cobrar por Isapre lo que no corresponde y no tener sanción moral; los que pueden ser sorprendidos a poto pelado, borrachos y negarse a la alcoholemia, y seguir cobrando siete palitos mensuales a costa de los que alguna vez confiamos en su aparente seriedad y en un discurso más falso que el de Judas.

Por eso es que la Presidenta de la CUT, con su parkita de marca, es vilipendiada por una serie de gentes que la meten en el mismo saco que a los Girardi, los Navarro, los Alinco, Velásquez y demases. No conozco a la señora Figueroa pero me da la impresión que sus méritos deben ir algo más allá que la marca de su chaqueta, y que para ser Comunista no es prerrequisito usar calzones de Molino El Globo, pero arrastra el gran pecado de formar parte de la misma clase política que se ha ganado con sangre y lágrimas (saco lo del sudor por razones obvias) el apoyo de menos del 10% de la población.

Tenemos menos oportunidad que Tricolor de Paine frente al Manchester United para cambiar esto mientras los honorables tengan las herramientas para auto aprobarse los sueldos y fijar límites de reelección. Lo único cierto es que por ahora vamos a seguir igual…..Al menos lo sabemos.

—————————————————-
Foto: El Gráfico

 

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
gino vallega magasich

03 de Mayo

Directo y al callo!La historia es para llorar y las posibilidades
de cambios “tienden a cero”; así y todo hay que reconocer
que la descripción de nuestra historia política actual está bien
captada,para nuestra desgracia y descrita sin pelos en la lengua,
para amortiguar un poco el desastre.

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

Lo curioso es que se nos haga creer desde los medios y otros aparatos del poder que la furia de las calles es algo incomprensible, como si la ira desbocada fuera algo racional
+VER MÁS
#Sociedad

El dolor y la furia

Con una retórica autoritaria, el gobierno mantuvo una posición intransigente ante la petición de congelar la tarifa del metro y enfrentó el conflicto como un hecho delictual
+VER MÁS
#Política

Estado de excepción: una solución inadecuada

¿Es esta la sensación? ¿Así se sentía esta forma de tener miedo?
+VER MÁS
#Sociedad

Miedo

La construcción de esta institucionalidad obedeció a un trabajo colectivo de años, en el que participaron diversos actores institucionales e individuales [...] este carácter colectivo debe marcar el que ...
+VER MÁS
#Ciencia

¿Un ministerio sin memoria?

Popular

Nuestro siglo se caracteriza porque la acción social de resistencia al mundo global, parece requerir ahora la elaboración de una alternativa de mundo
+VER MÁS
#Política

Buen Vivir. La difícil alternativa al mundo actual

Todo parece ser llevado al terreno del costo y beneficio, como si tuviéramos que ser especuladores financieros de nuestra propia vida.
+VER MÁS
#Política

El ofertón de Fontaine

La certeza jurídica que se exige para fines privados, por encima de los intereses de la sociedad, es la base que genera segregación, abuso y un estado de derecho al servicio de unos pocos
+VER MÁS
#Justicia

Certeza jurídica

Permitirse estas sugerencias, desde el equipo económico del gobierno, es la evidencia de que no serán sancionados ni reprendidos por nadie, pero más complejo que eso, no tienen ni meridiana cercanía, ni ...
+VER MÁS
#Ciudad

¿Indignante?, o ¿nos falta el humor del ministro Larraín?