#Política

La humanidad caótica

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Creo que resulta difícil contradecir el título de esta columna, vivir esta pandemia nos ha llevado a pensar y meditar en todo lo que está sucediendo, es evidente que el caos es lo que predomina en el mundo y nuestro país no es la excepción.

Todo esto   resulta contradictorio para nuestra autodefinición de omo sapiens, cada vez se cuestiona más el liderazgo de políticos, filósofos y sociólogos; la pregunta es cómo hemos llegado a esta situación, tanta desigualdad que existe en el planeta, lo que impide enfrentar el virus con altura.   El cambio climático ya era una señal ineludible de lo mal que estábamos haciendo las cosas, el Covid-19 termina por confirmarlo, sucesos difíciles de entender con todos los avances que tenemos hoy en cuanto a ciencia y tecnología.


Cada vez se cuestiona más el liderazgo de políticos, filósofos y sociólogos; la pregunta es cómo hemos llegado a esta situación

Las inversiones en armamento militar en el mundo son cifras casi inentendibles y difíciles de escribir por sus elevados montos, (1,7 billones de dólares en 2017),  desde las grandes potencias, hasta los países más pobres del planeta  todos los años, es un insulto a las alambicadas preocupaciones que los mismos países y respectivos mandatarios  en foros de todo tipo abogan  por la humanidad y las desigualdades existentes, como el déficit en educación y vivienda, niños desnutridos, y la escasez de agua en muchos lugares del mundo. Imagínense que solo el 10% de dicho monto se hubiera invertido en laboratorios científicos de investigación, ya tendríamos la vacuna del coronavirus.

Es como escuchar en estos días a los grandes empresarios  de Chile, preocupados por la marcha del país, pero se acogen a la ley  de protección del empleo, derivada de una mala gestión de parlamentarios de oposición, que no son rigurosos a la hora de legislar,  obligando a sus trabajadores a recurrir al seguro respectivo y   mientras las grandes empresas   se reparten millonarias utilidades por el ejercicio  del año anterior, son más de trescientas las empresas favorecidas, aunque  recientemente una se retractó,   seguro por las duras críticas recibidas por las redes sociales y la ciudadanía en general.

Las contradicciones del ser humano son múltiples, desde un presidente que llama a abrir los negocios en plena pandemia y critica a sus gobernadores por Twitter, teniendo el récord de contagiados y muertos del planeta, por otro lado, el gobernante del país más grande de América del Sur, que insulta a periodistas, gobernadores y asiste a marchas para ridiculizar esta pandemia en que él no cree. El caos y la desinteligencia se hace cada vez más evidente en la humanidad, nadie ha convocado a los  organismos internacionales y gobernantes del primer mundo a manifestarse frente a la crisis, ya sea los G20 o G7 para abordar la gravísima situación que vivimos a nivel mundial, la solidaridad entre países se olvidó, ahora  compiten por adquirir   ventiladores mecánicos e   insumos médicos, que por extraña casualidad, los fabrica China, país donde se originó el coronavirus, que nunca sabremos si fue por comer animales no tradicionales o producido en un laboratorio como sostienen algunos investigadores.

Una cantidad importante de países capitalistas y neoliberales hace treinta años iniciaron los negocios con China comunista, el mismo pensamiento que en otras esferas denuncian y combaten con vehemencia, solo que los chinos ofrecen grandes ventajas competitivas y ambiciosas franquicias, es así como fábricas completas se trasladaron a   ese  país bajando costos y teniendo ganancias millonarias. Todos sabían lo que iba a pasar y está ocurriendo, China convirtiéndose en la gran potencia mundial, el país con menos libertad de prensa y de desplazamiento en el mundo, sin partidos políticos de oposición, con cámaras de vigilancia, con puntaje para los ciudadanos que cumplen con las exigencias del régimen dictatorial.

En nuestro país, nadie previó el 18 de octubre  aunque hubo indicios de algunos líderes de opinión  (Mayol), pero la mayoría en la academia y partidos políticos miraron para el lado, para que molestarse con un modelo que  supuestamente le hacía bien a Chile, crecíamos al 5% ó 6% promedio anual, el ingreso per cápita se había quintuplicado, hermosas carreteras, edificios, nada que envidiar a las grandes potencias, el consumo llegando a cifras siderales, el país con más malls, en fin, para que seguir, pero escondíamos como buenos chilenos la mugre debajo de la alfombra, la mayor desigualdad social y económica del mundo, un clasismo galopante, con demostraciones en vivo en los últimos meses, con siete familias que aparecen cada año en Forbes, con una educación pública  disminuida considerablemente en pocos años, con un sistema de salud pública hoy poniéndose a prueba con la pandemia, con una alianza vergonzosa de las elites políticas-económicas turnándose en cargos públicos y privados.

Las casas y departamentos de 40 o menos metros cuadrados han hecho crisis con la pandemia y va en aumento la violencia intrafamiliar. Realidad que no se condice con el publicitado crecimiento del país, ni los supuestos ahorros de nuestras arcas fiscales.   Ahora se valora la importancia del Estado y de las políticas públicas, después de 40 años de desprestigio. Se echa de menos el rol que debe ejercer la oposición, la democracia los obliga especialmente en tiempos de crisis a resguardar las libertades y especialmente la protección de los más desposeídos.

El cambio es lo único permanente, como decía Heráclito hace 2500 años, pero el caos es solo producto de torpezas humanas, políticas y de la codicia; reconocerlo sería un gran avance antes que el coronavirus nos haga arrepentirnos de nuestras acciones, como le ocurrió al premier de Inglaterra.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
En el caso del derecho a la ciencia, por ejemplo, no se trata un derecho solo de acceso a los beneficios del conocimiento; más bien, lo que se busca es asegurar que un país participe del progreso científico
+VER MÁS
#Política

Un piso mínimo para la ciencia en la nueva Constitución

No deja de impresionar cómo están cambiando las cosas. Las nuevas generaciones parecen estar tomando al toro por las astas, asumiendo los desafíos que se tienen por delante y que no son menores.
+VER MÁS
#Política

Una nueva mesa constitucional

En cualquier caso, lo complejo es definir qué implica, en los hechos, los derechos de las generaciones futuras y en qué condiciones se puede hacer efectivo en tanto derecho
+VER MÁS
#Sociedad

El derecho de las generaciones futuras

La cultura es libre como el agua y fluye como un río, su caudal es el territorio, las calles, las plazas, las comunidades, las organizaciones ciudadanas.
+VER MÁS
#Política

Tres dimensiones por la cultura en la nueva Constitución

Nuevos

¿Se puede imaginar a una institución autónoma, es decir, impermeable a las influencias externas y oportunas para actuar en un mundo tan fuertemente interrelacionado y de impactos imprevistos y múltiples?
+VER MÁS
#Economía

Si lo que ocurre es central: ¿tiene méritos para el desarrollo de un país?

Nace en madrugada de hielo negro, Ramona Citlali, a miles de kilómetros de sus bisabuelos, abuelos y tíos, con la fuerza e irreverencia de sus ancestras indígenas que como su madre, su abuela y la Comand ...
+VER MÁS
#Sociedad

En madrugada de hielo negro

La magia del film es retratar de manera magistral el abuso, el desprecio, la humillación constante de la nobleza hacia las clases inferiores.
+VER MÁS
#Sociedad

Délicieux

La brecha que existe no es entre personas ricas y pobres, sino entre las más ricas y la inmensa mayoría de la humanidad. Las crecientes desigualdades "están destrozando nuestro mundo"
+VER MÁS
#Economía

COVID-19 y la pandemia de la desigualdad

Popular

Si no nos vacunamos, estamos poniendo en riesgo a nuestro entorno social y familiar, principalmente a los más débiles, como son los niños, ancianos y enfermos
+VER MÁS
#Salud

Novak Djokovic y su punto de quiebre en contra por antivacunas

Es importante, que, en tiempo de incertidumbre climática, las inmobiliarias confíen en la institucionalidad ambiental del país. En materia de humedales por primera vez se les han definido las reglas clar ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ley de humedales urbanos, inmobiliarias y metas climáticas

La brecha que existe no es entre personas ricas y pobres, sino entre las más ricas y la inmensa mayoría de la humanidad. Las crecientes desigualdades "están destrozando nuestro mundo"
+VER MÁS
#Economía

COVID-19 y la pandemia de la desigualdad

Los infantes durante los primeros años de vida se encuentran en un período clave, ya que es cuando tiene lugar un mayor desarrollo cognitivo y una mayor plasticidad neuronal, por lo que son más permeable ...
+VER MÁS
#Educación

Educación Parvularia: ¿El hilo más delgado del sistema educativo?