#Política

Gobierno alquimista: todo lo que toca se convierte en show

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Lo digo sin ambigüedad: soy de  aquellos que sintieron vergüenza de nuestro comportamiento como país ese fatídico  día viernes del terremoto en Japón. No tuvimos ninguna sensibilidad ni empatía con el dolor de un país que vivió una experiencia tan  traumática como la nuestra, habiendo transcurrido apenas  un año de aquello y estando nuestra memoria aún inundada de las emociones de ese día.

Los medios nacionales, todos, se sumaron a un coro de voces dirigido desde la Moneda, que intentaron aterrorizar a la población, haciéndole creer que  el desastre había vuelto a ocurrir en  Chile, pero que esta vez  estábamos preparados para enfrentarlo, que un año de “la nueva forma de gobernar” no había pasado en vano. Una puesta en escena burda y vulgar que además intenta comparar dos eventos incomparables.

Estuvimos todo el día  y la noche preocupados de un tren de  olas que tuvo que recorrer más de 17.000 kilómetros para llegar a nuestras costas. Patética resultó esa imagen de una cámara grabando por largos minutos la costa de Arica, y del periodista de Canal 13 debatiendo con el intendente si es que había alguna alteración del ritmo de las olas, en un esfuerzo por hacernos creer que el tsunami había llegado a Chile.  Más patéticas las conversaciones de periodistas con lugareños de Isla de Pascua, tratando de convencerlos de que estaba ocurriendo algo que en realidad no estaba pasando. Y aún más patéticos los rostros de los ministros desfilando por la ONEMI, turnándose vocerías, entregando reportes cada dos horas, que hablaban de cualquier cosa, rellenando con fingidos rostros de preocupación y cansancio.  

El desfile fue inaugurado a las 9:00 horas de esa mañana por  el eterno ministro de Educación, paladín de este tipo de montajes, que aparecía refiriéndose a una posible suspensión de clases; y luego aparecieron casi todos, tratando de sacar algún provecho mediático de una situación trágica. No sé si el ministro de Cultura alcanzó a referirse  al estado del Patrimonio Nacional o el ministro de Agricultura al impacto que esto tendría en nuestras exportaciones de verduras al Japón. Si no lo hicieron es tal vez porque algunos tuvieron la sensibilidad de sentir la misma vergüenza que sentimos muchos.

No estoy diciendo que no se deben tomar medidas preventivas; evidentemente hay que hacerlo. En particular, cuando se dispone del tiempo para ello, pero no me vengan a decir que la única forma de hacer prevención es montando el show que nos tocó presenciar. Los dispositivos de emergencia pueden armarse en silencio, sin alardear, y las palabras de nuestras autoridades podrían haberse destinado a  enviar mensajes de solidaridad al pueblo japonés, comprometer apoyos, y tranquilizar a la población.

Pero desgraciadamente, el alma farandulera de este Gobierno es más fuerte.

————

Foto: Presidencia de la República

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
jrpaves

14 de Marzo

Las palabras de ese día en los medios, eran del estilo, “azotará nuestras costas”, “grave situación”, “el embate de las olas”, “el nuevo predicamento que enfrentamos”…

16 de Marzo

Es verdad, esos 2 días, aparecieron todos los sismólogos y expertos posibles del país,incluyendo periodistas de actualidad, farándula, la Kenita, la Luli, incluso solo faltó el vago de Longthon, explicando la “grave situación” que iba a ocurrir, de los daños que se originarían, desviando así la polémica del sillón, las salidas de libreto y tantas otras que ya conocemos. (con alza de combustibles incluida)
En lo personal no me sorprende ver el desfile de Ministros, subministros, delegados, etc, hasta el ratón que entró a La Moneda, explicando lo que no tiene sentido alguno, solo comparando lo sucedido el 27 de Febrero 2010 con las “olitas” que a sabiendas era algo esperable, terminando por alarmar más a la gente y no comprender el real desastre de un país, como si en vez de una terrible y dantesca realidad, se tratase de un libreto de película de Hollywood.

Para este gobierno sigue siendo más fácil vivir de lo que la contingencia le puede dar, de lo que realmente importa.

Ver todos
Ocultar
 

PARTICIPA

Popular

La corporación de Ulloa actualmente no cuenta con el respaldo de la hinchada ni tampoco de la barra que acompaña La Lamparita desde la refundación
+VER MÁS
#Deporte

Empresariado y política detrás de los dos Lota Schwager

Es hora de dar vuelta la campana, o el embudo. Es hora de que los de arriba jueguen limpio antes de exigir que los de abajo lo hagan. El día que ello ocurra, solo entonces, volverá a salir el sol.
+VER MÁS
#Sociedad

Campaña Juguemos limpio

Solo el ministro Moreno y su equipo saben en términos ciertos del contenido de Consulta Indígena y no los pueblos indígenas que son los destinatarios de la misma
+VER MÁS
#Política

Consulta Indígena de Piñera, volver al DL Nº2568 de la dictadura

Las elecciones al Parlamento Europeo son un caso ejemplar del impacto de tres tendencias que observamos en elecciones recientes: el aumento de la indecisión entre los electores; la tendencia alcista de fue ...
+VER MÁS
#Política

Autochequeo ideológico contra la desinformación

Popular

Durante años estas idas al psiquiatra las hice en silencio, sin contarle a nadie y con la vergüenza de que alguien lo supiera. Odiaba que mi mamá lo comentara con alguien y le rogaba que no hablara del t ...
+VER MÁS
#Salud

Yo salí del clóset de la salud mental ¿y tú?

¿Cuántas veces nos sentimos solos y tristes, pero no queríamos molestar a nuestros padres porque estaban agotados después de largas jornadas de trabajo?
+VER MÁS
#Salud

Nos llaman los hipersensibles

¿Cuál es la diferencia entonces entre desconectar un tubo por limitación del esfuerzo terapéutico a suministrar un fármaco que ponga fin a la vida? ¿No es acaso lo mismo? Ciertamente no.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Sobre el buen morir

La mediocridad va de la mano de esa gran meta: “ser algo”; a la diferencia de “ser alguien”. El hombre librepensador no buscará ser algo como virtud errada para ser aceptado.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Ese hombre solitario y librepensador