#Política

Elecciones 2017: de vuelta a la política

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Cuando nos preparábamos para explicar el giro a la derecha de un electorado que pasó en los últimos años de los estratos populares a ser parte de una clase media emergente, el arrollador triunfo del Frente Amplio en el Parlamento (con 20 diputados y un senador) y el sorprendente 20,2% alcanzado por la candidata presidencial Beatriz Sánchez, son un tapabocas a lecturas que entienden la ciudadanía chilena actual más vinculada a la participación en la sociedad por la vía del consumo que de la política.

Paradojalmente, los resultados de la primera vuelta electoral dejan al candidato presidencial que más votación sacó, Sebastián Piñera, como el principal perdedor de la jornada porque no logró superar la barrera del 40% que proyectaba (sólo alcanzó 36,6%); y a la candidata que no pasó a segunda vuelta, Beatriz Sánchez (20,2%), como la gran ganadora que adquiere una importante capacidad negociadora con el candidato Alejandro Guillier que pasó a segunda vuelta (con quien tuvo una diferencia de apenas una par de puntos, 22,6%), para izquierdizar la campaña del senador e incorporar reivindicaciones como No más AFP o Nueva Constitución. 


Si el debate electoral pasado se había centrado en el cuestionamiento al modelo económico y político, en éste no apareció como principal temática durante la campaña. Sin embargo, con la votación conseguida por el Frente Amplio y su candidata, es la profundización de las reformas estructurales la que se vuelve a instalar en la agenda, junto con la reivindicación de cambios y, de paso, el asomo de la política, cuando se pensaba que lo que definiría los resultados sería la economía.-

Si bien es la economía la que explica el apoyo a un candidato Piñera -que, a pesar de tener un historial éticamente reprochable, es leído por una parte de la ciudadanía como un personaje que puede extrapolar su éxito personal al país-, está siendo la arena política la que marcó la primera elección sin binominal: la adhesión al Frente Amplio es un apoyo al cambio del modelo, que las encuestas erróneamente suponían que los y las chilenas ya no tenían entre sus prioridades.

Las reformas estructurales exigidas por los estudiantes en 2006 y 2011, que fueron recogidas por la campaña electoral anterior y luego por el gobierno de Bachelet, a poco andar fueron perdiendo adhesión de la ciudadanía, que reivindicó su “derecho” a pagar por educación para poder exigir calidad. Si el debate electoral pasado se había centrado en el cuestionamiento al modelo económico y político, en éste no apareció como principal temática durante la campaña. Sin embargo, con la votación conseguida por el Frente Amplio y su candidata, es la profundización de las reformas estructurales la que se vuelve a instalar en la agenda, junto con la reivindicación de cambios y, de paso, el asomo de la política, cuando se pensaba que lo que definiría los resultados sería la economía.

La abstención electoral nuevamente fue protagonista en la primera vuelta con 54%, aunque no ha recibido la atención que se merece, como si el sistema político se hubiera acostumbrado a que cada vez sean menos los que voten y terminen decidiendo por los más. El sesgo de clase del voto voluntario de nuevo se hizo presente: mientras en Vitacura votaron 68,7% de los electores, 37,7% lo hicieron en La Pintana.

Tal como ocurrió en las municipales, pareciera ser que el electorado de derecha le perdona a sus candidatos los casos de corrupción y financiamiento irregular de campañas políticas, mientras que parte del electorado de centro izquierda castiga a sus representantes involucrados en situaciones irregulares, no yendo a votar.

El fin del sistema electoral binominal no sólo permitió romper en el Congreso el ordenamiento de los dos grandes bloques que definieron la transición democrática chilena, con la elección de 21 parlamentarios del Frente Amplio, sino que quebraron una lógica que entendía la política dividida en dos. El sistema proporcional inclusivo fruto de la reforma al cuestionado binominal, hizo posible el surgimiento de una tercera fuerza electoral que ya no responde a las dos coaliciones, ni a la concentración política que perjudicaba especialmente a los independientes. Siendo un gran avance, cabe revisar los efectos de la fórmula del método D´Hont, que en la práctica ha permitido que hayan triunfado parlamentarios con porcentajes mínimos de votación, por efecto de arrastre de la lista de un parlamentario ganador.

El principal damnificado del fin del sistema binominal ha sido la UDI, que era el más grande en el sistema de partidos dada su sobrerrepresentación por este sistema electoral muy poco representativo. Es así que por primera vez, es RN quien supera a la UDI en votación, lo que favorecería en el Congreso ideas menos extremas en un eventual gobierno de Piñera. Sin embargo, habrá que poner atención al sorpresivo 7,9% de José Antonio Kast (que superó Goic y también a MEO), un sector que se creía extinguido, con apoyo de militares y de iglesias, y su negociación con Piñera en segunda vuelta.

Otro partido que a todas luces resultó perdedor en la primera vuelta y elección parlamentaria, es el Demócrata Cristiano (DC), que no sólo perdió a senadores emblemáticos como Andrés Zaldívar (tristemente célebre por sus gestiones en “la cocina” de la reforma tributaria, con 82 años) e Ignacio Walker, sino que demostró que “el camino propio” por el que apostó la candidatura de Carolina Goic (quebrando, de paso, a la Nueva Mayoría al no ir a primarias) fue un fracaso, consiguiendo apenas el 5,8% de los votos. Con el apoyo inmediato y sin condiciones de la DC a Guillier y la renuncia de Goic a la presidencia del partido, queda claro que el costo de llevar una candidatura presidencial propia fue infinitamente mayor que los beneficios de esa decisión. Tradicionalmente tributaria del centro político y la clase media, la actual DC –con sus tensiones internas entre guatones, príncipes, la disidencia y otras facciones)- no puede seguir atribuyéndose esa representación. El tan disputado centro político que hasta ahora define las elecciones en Chile, definitivamente no está en la DC.

TAGS: #Elecciones2017

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

23 de Noviembre

“Extrapolar su éxito personal al país” así lo miran….. lamentable que existan personas que crean que a Piñera podría importarle que a la población le vaya tan bien como a el, su existo personal esta basado en el FRAUDE, LA EVASIÓN DE IMPUESTOS, EL COHECHO, LA INFORMACIÓN PRIVILEGIADA aun siendo Presidente….. SE SIRVIÓ DEL PODER ¡¡

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

El sistema económico seguirá siendo capitalista lo que obliga a calibrar muy bien qué caduca y qué sigue vigente
+VER MÁS
#Sociedad

Crisis y superación del modelo neoliberal

Nuevos

La ansiedad climática la sienten personas de todas las edades, en todas partes. Ella se asocia a varias emociones dolorosas y complejas: tristeza, miedo, enojo, impotencia, culpabilidad, avergüenza, deses ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Los jóvenes deberán aprender a convivir con la ansiedad climática

El balance de este esfuerzo por llevar a la práctica el proyecto social de un buen vivir demuestra las complejidades que implica, y expone las fuerzas sociales opuestas que enfrenta.
+VER MÁS
#Política

El Yasuni: una política concreta de aplicación del buen vivir

La derecha tiene el derecho a desmarcarse del fascismo, pero no tiene derecho a mentir con un desprecio absoluto por la historia,
+VER MÁS
#Política

La mentira que difunde la derecha en redes sociales

La apelación a la tradición ("ad antiquitatem") es una tradicional falacia lógica. El que algo se haya venido practicando desde tiempos pasados, no permite concluir por sí solo que haya contad ...
+VER MÁS
#Política

Tradición de crueldad

Popular

Como investigadores jóvenes, condenamos tajantemente estas acciones, que constituyen un lamentable ejemplo para las futuras generaciones de científicos y académicos;
+VER MÁS
#Ciencia

Por una mejor ciencia

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

Solo reflexiono lo que la ciencia ficción de los años 30 y 50 vaticinaron y cómo la historia se encargó de hacerlo posible gracias a la supuesta emancipación. ¿Qué fue lo que triunfó?
+VER MÁS
#Política

Orwell 2021

Emulando la canción de John Lennon, de estas dos crisis debe surgir una sociedad mejor y más solidaria, con un capitalismo renovado inclusivo y sostenible. 
+VER MÁS
#Sociedad

La única forma de superar nuestros desafíos es trabajando juntos