#Política

El gobierno encendió la mecha

2
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Con la torpeza política que ya había criticado un alcalde y vicepresidente de partido de su propia coalición, el gobierno nuevamente hace una apuesta más que arriesgada con la aplicación de la Ley de Seguridad Interior del Estado contra ciudadanos de Aysén.

Si el beneficio que podría traerle aplicar “mano dura” para mantener el orden público es hacer un guiño a la derecha dura (que le exige gobernar con sus ideas más puras), el costo de la medida puede ser muy superior para el mismo gobierno: la administración de Piñera prendió la mecha de un posible estallido social.
En una suerte de paradoja, el camino represivo que ha elegido el gobierno para supuestamente mantener la estabilidad social, es justamente el que podría llevarlo a un clima de inestabilidad e, incluso, ingobernabilidad, el escenario más temido en política: la confianza en la democracia como sistema para resolver diferencias es lo que está en juego. Y también en la arena económica, que parece ser su principal preocupación y apuesta.
La administración Piñera ha demostrado su incapacidad para administrar conflictos, los que luego devienen en crisis políticas, que ya se avizora irán adquiriendo características multisectoriales: no son sólo los estudiantes o los pobladores de Aysén, luego serán los gremios que viven la inequidad, los ciudadanos que defienden su opciones valóricas, los habitantes de territorios no reconstruidos, los usuarios de servicios y los consumidores que sufren el abuso de un modelo político y económico desigual y excluyente.
Y así suma y sigue el malestar social acumulado por 20 años, que el gobierno –pareciera- no tiene las capacidades políticas para canalizar ni tampoco, lamentablemente, entender.
Su impresionante incapacidad de negociar -ejercicio que hasta en el mundo privado (en que la derecha se siente más cómoda) implica que ambas partes cedan para llegar a acuerdo-, convirtió una oportunidad de hacer cambios en materia de descentralización en una crisis en escalada.
A casi un mes de iniciadas las movilizaciones en Aysén, cuyas reivindicaciones la mayoría de la ciudadanía considera justas, y tras la visita a la zona de tres ministros y dos subsecretarios, el resultado que ofrece el gobierno es nulo y su manejo político más que errático.
Las bases del Movimiento Social por Aysén reactivaron el diálogo y congelaron las movilizaciones durante varios días, en la confianza de que esta vez sí saldría humo blanco.
Incluso a última hora sus dirigentes estuvieron dispuestos a trasladarse a Coyhaique para participar en mesas de negociación separadas, aún conscientes de la estrategia divisoria del gobierno. Ésos fueron gestos concretos.
A ello habría que sumar la suerte de paréntesis que instalaron otros movimientos en regiones, que se abstuvieron de activar sus anunciadas movilizaciones a la espera de lo que sucediera en Aysén.
Desde el otro lado de la mesa de negociación (o más bien de la no – negociación), el gobierno dilató al extremo las conversaciones, al punto de agotar la paciencia de las bases.
Y en una intrincada estrategia política y comunicacional, no asiste a la mesa y retira a las autoridades de la zona, porque ya encontró la excusa de la violencia para no seguir negociando.
En una actitud miope y cortoplacista, la administración Piñera no ve que la aplicación de la Ley de Seguridad Interior del Estado lejos de disuadir a los movimientos ciudadanos, los provocará aún más.
La derecha argumenta que el propio Lagos en su momento aplicó dicha ley represiva por bloqueo de caminos, pero no cuenta con que los camioneros no tenían el alto apoyo ciudadano que sí convoca el Movimiento Social por Aysén.
Y con que el 2011 dejó claro que los tiempos han cambiado el ordenamiento de la matriz sociopolítica chilena y que la ciudadanía derpertó de la atomización que por 20 años la Concertación, con su habilidad y destreza políticas, logró imponerle.
Ahora es un integrante de las mismas filas del Presidente quien denuncia el abuso policial que las Fuerzas Especiales propinaron contras los pobladores de Aysén, cuestión que los organismos de derechos humanos vienen denunciando desde hace rato. Es Horvath quien evidencia que ayseninos que no estaban participando en las protestas, recibieron balines incluso en la cara, cuestionando los dichos de la Intendenta en el sentido contrario.
Hoy le toca a los ayseninos sufrir en carne propia el errado cálculo político que hace un gobierno que parece no entender que llegará un momento en que no tendrá ni la capacidad ni la legitimidad de seguir aplicando la fuerza del Estado de manera irracional a cuantos actores sociales que osen a mostrar su disconformidad en la calle, porque las instituciones se vieron desbordadas ante su incapacidad de articular demandas.
También lo han sufrido los estudiantes y todos/as aquellos/as que se atreven a oponerse a que las monirías sigan definiendo los destinos de las mayorías.
De persistir en su estrategia de represión policial a las comunidades, el gobierno ya no sólo será cuestionado por los sectores conservadores en su capacidad de mantener el orden público –obsesión de Hinzpeter y de la derecha tradicional-, sino que será objetado por su inhabilidad de articular demandas ciudadanas y ofrecer soluciones a través de políticas públicas: la mentada gobernabilidad.
Si no ha sido capaz de dar respuestas concretas a las demandas sociales, sino que, por el contrario, agudiza los conflictos descalificando y provocando a los líderes de los movimientos hasta desencadenar la violencia, no resulta tan lejano que pueda llevar al país a grados de ingobernabilidad. Esperemos que ello no sea así.

* Marisol Aguila Bettancourt, periodista, Magíster(c) en Ciencia Política, Magíster(c) en Gobierno y Gerencia Pública. 

—–

Foto: El Vacanudo

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
peon

17 de marzo

La confianza en la democracia como sistema para resolver diferencias NUNCA ha estado en juego, porque precisamente no es democracia lo que tenemos, sino que una suerte de dictadura en la que se nos imponen las cosas, ya sea por la televisión o la fuerza…

En materia de descentralización, nunca hemos tenido la infraestructura organizacional necesaria en regiones para descentralizar la toma de decisiones y como no tenemos democracia, se requieren reformas bien planificadas y en las que participe la ciudadanía para definir qué cambios se requieren, cuáles se pueden implementar y qué implican todas esas medidas en términos de capacidades locales y costos.

Si se descentralizara la toma de decisiones, sin una definición participativa o realmente democrática, cosa muy difícil de llevar a la práctica en el estado actual del arte, probablemente se daría paso a una serie de abusos o acciones demasiado al borde de la Ley, cometidas con criterios inescrupulosos e intereses fundados a manos de los brazos de poder de los partidos políticos, que serían demasiado difíciles de controlar por la ciudadanía o el mismo Gobierno Central, motivo por el que un estudio acabado de qué se puede hacer para descentralizar la toma de decisiones es de vital importancia para no cometer errores que después nos cueste demasiado remediar…

Respecto de las demandas que éste Gobierno no ha podido satisfacer, por más que ya lo quisiéramos todos, es una situación que tampoco ha tenido remedio en los gobiernos anteriores, una vez más por la ausencia de democracia, motivo por el que no importa el tipo de derecha que haya gobernado, porque nunca se han deseado cambiar las situaciones que restringen las posibilidades de desarrollo de las personas y territorios con menos recursos, al punto que se han hecho compromisos de regionalización que no se han cumplido y uno de los más notorios fueron los hechos por el ex Presidente Ricardo Lagos a la CONAREDE, pero, en su Gobierno el nº de casas en la Región Metropolitana aumentó en más de un 25%, por lo tanto, continuó el desarrollo metropolitano a una escala sin precedentes y así el proceso migracional de la población hacia ella por causa de la ausencia de oportunidades en las comunas…

Siempre se habla de regionalización, pero, hay un abismo entre hablar de esto y de procurar un desarrollo más avanzado en las comunas, especialmente las con menos recursos, porque la comuna es la unidad administrativa fundamental que da sentido a lo que sucede en la Región…

Yo creo que es más sencillo y a la vez prudente iniciar todo petitorio ciudadano no por una abundante lista de peticiones, porque eso genera reacciones encontradas en el Gobierno, sea del tipo de derecha que sea. A cambio de ello, pienso que la ciudadanía debiera ponerse de acuerdo en solicitar DEMOCRACIA, tal vez ejerciéndola a través de una Institución como una Cámara Ciudadana Digital, en la que en la misma se defina qué ha de ser ella y qué es lo que le debiera permitir a la ciudadanía poder hacer.

Caso contrario, seguirán siendo atacados por el guanaco y lacrimógenas hasta el cansancio o la sublevación y en distintos tipos de niveles todas las fuerzas protestantes… Para solicita el instrumento o herramienta que implemente la democracia ni siquiera sería necesario protestar en las calles, sino que simplemente iniciar una paralización del país por un minuto a cierta hora durante un tiempo, por 10 minutos después, seguido de una hora, de un día y así sucesivamente, sin violencia, sin protestas, sin destrozos, sino que en paz, como si no contestáramos a la represión con más violencia, tal como sucedió en tiempos de Gandhi… ¿Fueron expulsados de la India los ingleses acaso con violencia?…

Lo lamentable de esto es que no tenemos una forma de leernos los unos a los otros a nivel nacional, para alcanzar acuerdos y evitar los desmanes y la represión, porque buscándole por el lado complicado a los gatos que cuidan la carnicería, o a los gobiernos que administran las decisiones fundamentales que conservan el establishment, difícilmente se puede apreciar que se obtengan resultados, aún ni con los mejores argumentos sostenibles que principalmente han estado en manos de los ayseninos y el movimiento estudiantil…

Es difícil tener algo de paz cuando vemos que la gente no deja de echarle pelos a la leche o carbón al fuego, aún en los medios digitales, promoviendo cada vez más una escalada creciente de disconformidad, pintando al Gobierno como el malo de la película, sin reconocer que no somos nosotros lo suficientemente listos para superar la adversidad que enfrentamos con inteligencia y buenas decisiones, con cordura, con paciencia, integridad y fortaleza…

¿Qué sentido tiene, por ejemplo, la última movilización de los secundarios en la que sólo se ha logrado desorden?… ¿Hasta cuando vamos a ser una sociedad tan inmadura e histérica?… Dar coces contra el aguijón nunca ha sido algo inteligente, ni lo será tampoco jamás…

Este es el camino: http://www.camaraciudadana.cl

gfdgdf

19 de marzo

Hola, interesante artículo y buenas conclusiones sobre las incapacidades profundas de este gobierno de entender el país. Sólo un pequeño “pero”: ¿Apenas un párrafo sobre los 20 años en que Aysén tiene problemas?, pero ni un párrafo a que en esos mismos 20 años se hizo poco o nada por solucionarlos. Que los anteriores ocupantes de la moneda eran mejores negociadores no cabe duda, pero que hayan sido mejores solucionadores , me caben todas las dudas del mundo.
Saludos

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

El nuevo Impuesto Territorial o contribuciones de las propiedades se calcula considerando el avalúo afecto a impuesto, una tasa anual y una sobretasa dependiendo del caso.
+VER MÁS
#Economía

¿En qué consiste el reavalúo de una propiedad y cómo puedo apelar?

Los “emprendedores” están cuestionando un relato de memoria sobre el pasado, proponiendo interpretaciones alternativas y adaptándose al cambio de época del que parecemos ser parte. Esta actitud requi ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Memoria, de actores a emprendedores

La pena de muerte jamás será la medida efectiva para reducir los delitos, ni tampoco el derecho penal podrá cubrir todas las prácticas que, como sociedad, queremos eliminar si no cambiamos, primero, nue ...
+VER MÁS
#Justicia

La pena medieval del siglo XXI: la pena de muerte.

Lo que importa es que los principios de igualdad ciudadana sean considerados como parte infranqueable de una común filosofía pública.
+VER MÁS
#Sociedad

¿Son liberales nuestros liberales?

Popular

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

La pena de muerte jamás será la medida efectiva para reducir los delitos, ni tampoco el derecho penal podrá cubrir todas las prácticas que, como sociedad, queremos eliminar si no cambiamos, primero, nue ...
+VER MÁS
#Justicia

La pena medieval del siglo XXI: la pena de muerte.

Los “emprendedores” están cuestionando un relato de memoria sobre el pasado, proponiendo interpretaciones alternativas y adaptándose al cambio de época del que parecemos ser parte. Esta actitud requi ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Memoria, de actores a emprendedores