#Política

¿De qué experiencia límite nos hablan?

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

En el último  trimestre el país ha vivido una experiencia límite,  así se desprende de lo que se comenta en todos los círculos. En los más de 40 años de consultoría a empresas nunca antes vimos una relación tan  imprudente entre empresa y política. Lo anterior solo tiene algún parangón con situaciones históricas: incumplimiento de recaudos tributarios al incanato, o destitución de funcionarios reales o gobernadores por diferenciales en el tesoro recaudado para la corona peninsular.


Solo nos queda recomendar e instar a resolver esta experiencia límite con mucha racionalidad y transparencia, ir de verdad a identificar las causas reales y poner, en la solución, creatividad e innovación con una visión anticipativa de las posibles consecuencias, en especial en los comportamientos empresa-política.

Los métodos de la administración que empleen las empresas se deben usar para un trabajo honesto, productivo, e innovador con una alta preocupación por las personas y por unas relaciones responsables con respecto al medio y a los constituyentes. Mucho de esto se estaría dejando de aplicar.

Nos queremos detener en tres aspectos de la administración en esta experiencia límite: (1). La precisa definición del problema, (2) Una visión somera sobre los recursos que conforman la economía y, (3) Los futuros posibles, según las diferentes soluciones que se apliquen

1.- ¿Está definido el problema? Un problema real y actual para Kepner y Tregoe es la diferencia entre: “lo que ocurre” y “lo que debería ocurrir”. Una vez que está bien definido se buscan sus causas –  generalmente cambios que han ocurrido – y que han pasado desapercibidos o que han sido introducidos: por error o por falta de prolijidad o con intencionalidad.

Sólo si se define correctamente el problema, y se identifican y demuestran sus  causas recién se estaría en condiciones de resolver adecuadamente el  problema, interviniendo sobre sus causas. Y, así, Kepner y Tregoe sigue describiendo su rigurosa y estricta metodología racional aplicada con éxito a la resolución de miles de problemas de diferente naturaleza.

Por ahora no hay una definición del “problema”, más bien hay búsquedas que  confunden, se dan pistas diversas y contradictorias, se acusa y condena, se absuelve, se apura  la investigación, se acota,  se desvía, se pide cautela, se dan detalles, se pide repensar o cambiar legislaciones, acudir a instancias de hombres y mujeres buenas, dejar que las instituciones hagan su trabajo y suma y sigue. Pero todavía no se sabe la profundidad del problema, ni su cuantía económica, ni el número de personas y de empresa-política a investigar, ni el número y montos de los presuntos documentos ideológicamente falsos, aunque todos, o casi todos, los documentos que son susceptibles de ser falsos están debidamente numerados. O sea, el problema aún no está precisamente definido ni acotado, más aun sabiendo  que: ¡No existen soluciones simples y rápidas a problemas complejos! menos si tienen múltiples variables.

(2) Las magnitudes de los recursos y los de  la experiencia límite. Se puede  estimar los recursos que han estado disponibles en la economía y estimar los recursos que han dado nacimiento a esta experiencia límite.

Por ejemplo, (a) El PIB Mundial Anual en la actualidad se estima en aproximadamente “75 millones de millones” de dólares, (b) La suma del PIB Nacional entre el año 1990 y el presente se puede estimar en más de “3 millones de millones de dólares”,  (c) El presupuesto nacional llegaría, para el mismo período, a “1,3 millones de millones de dólares” y finalmente (d) El patrimonio nacional suponemos que podría estimarse por encima de los “20 millones de millones de dólares”. O sea, ha habido enormes  recursos disponibles en los últimos 25 años de democracia  y, por lo tanto, la experiencia límite quizás entonces no es más que un detalle minúsculo, en términos de riqueza (aunque sea inimaginable para la mayoría de las personas).

(3) Escenarios futuros posibles. (a) Se puede seguir indagando y buscando las causas para eliminar el problema, (b) se puede resolver el problema  “por acuerdos”, pero sin identificarlo verdaderamente y sin identificar sus respectivas causas y responsables, y (c) hay otros escenarios imaginables. Cada escenario deparará diferentes consecuencias para la relación empresa–política, para toda la comunidad, para la credibilidad internacional y para muchas otras actividades.

Como consultores profesionales solo nos queda recomendar e instar a resolver esta experiencia límite con mucha racionalidad y transparencia, ir de verdad a identificar las causas reales y poner, en la solución,  creatividad e innovación con una visión anticipativa de las posibles consecuencias, en especial en los comportamientos empresa-política.

Finalmente, algunas preguntas:

1.- ¿Es esta experiencia una oportunidad para ser una nación con mayor  transparencia?

2.- ¿Por qué no ser líderes en una gobernanza innovadora para siglo XXI y  crear – sin temor – nuevas y más riquezas con alto valor agregado, tecnologías e inteligencia y un buen desarrollo “para todos”?

3.- ¿Por qué no usar emergentes tecnologías y comunicaciones, nuevos conocimiento, inteligencia artificial, sistemas expertos, internet de las cosas, entre muchas otras posibilidades disponibles en este siglo, para facilitar una transparencia amplia de la gestión pública y privada?… y que por ende conduzca a   una mejor democracia y a un control moderno, anticipativo y transparente que garantice un desarrollo de las empresas y gobiernos corporativos y con menos riesgos para todos? 

TAGS: Economía Pronósticos económicos

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Popular

Lo expuesto da cuenta de una ideología, que cree que todo se puede comprar a como dé lugar, máxima que inunda al mundo neoliberal. Es un imperativo revertir esta lógica por nuestra dignidad, nuestra sal ...
+VER MÁS
#Sociedad

Las trampas de las élites

Las editoriales fijan precios en promedio 29 veces más, llegando a más de 40 veces en algunos casos, en el mercado privado que en el estatal, donde normalmente se cancela el texto unidad en $800 a $1,600. ...
+VER MÁS
#Educación

El Texto Escolar será digital y abierto

Las estrategias de desarrollo indígena han fracasado, relegando deliberadamente a los mapuche a una condición de vulnerabilidad permanente
+VER MÁS
#Política

El fracaso de la política indígena y una espera inaceptable

“Que mal”, pensé. Pero el “que mal” no es por las deficiencias en la gestión de las cuentas corrientes por parte del Banco, sino por una cuestión mucho más grave: ni yo, ni muchos de quienes rec ...
+VER MÁS
#Justicia

De los ilícitos del Banco BCI al escaso avance en protección de datos

Popular

¿Qué van a hacer si hay una fuga masiva de cliente? La independencia energética es el verdadero camino al desarrollo, portarnos a paneles solares es la mejor opción.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Chao medidor inteligente, bienvenidos paneles solares

La rebelión por el clima contagió a nuestros estudiantes y en ciudades como Valdivia, Temuco, Santiago, Talca, Arica, Rancagua, Osorno y Valparaíso, desde hace algunos viernes, aparecen pequeños grupos ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Para qué estudiar, por un futuro que no va a existir #FridayForFuture

Un millón 400 mil mujeres de Chile quieren trabajar, pero no pueden hacerlo por ser las principales responsables del cuidado de sus hijos o de sus padres
+VER MÁS
#Uncategorized

¿Soy o no soy feminista?

Como crepúsculo, el pensamiento femenino se encuentra en constante ascenso y descenso; entre luces y oscuridades; siempre bello, mostrándonos el cambio.
+VER MÁS
#Sociedad

La filosofía tiene nombre de mujer