#Política

COVID-19 hace necesario pensar en el Ingreso Mínimo Universal

5 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

El presidente de la Cámara de Producción y Comercio (CPC), Juan Sutil, durante la inauguración del último Encuentro Nacional de la Empresa, ENADE, propuso que es “momento de discutir un ingreso mínimo garantizado, que sea progresivo y sustituya otras ayudas del Estado que no siempre llegan a las personas y logran la debida efectividad. Las personas quieren un piso desde el cual puedan desplegarse, aunque eso implique una mayor responsabilidad“.


El ingreso mínimo universal viene a construir un nuevo contrato social, en la búsqueda de crear una sociedad más justa y sostenible. Sería de gran utilidad para mantener controlada la desigualdad

Las palabras de Sutil me sirven para reflotar la antigua idea de implementar un “Ingreso mínimo universal”, en otras palabras, un ingreso permanente e incondicional que recibirían todos los ciudadanos de una nación sin importar su situación económica o si está trabajando, qué, los de altos ingresos (un porcentaje muy bajo de la sociedad) pueden tomar como una devolución mensual de impuestos.

El ingreso mínimo universal viene a construir un nuevo contrato social, en la búsqueda de crear una sociedad más justa y sostenible. Sería de gran utilidad para mantener controlada la desigualdad. Se convertiría en un derecho más, junto a la salud y educación.

De no existir este ingreso, la desigualdad va a ir en aumento junto a las tensiones sociales, caldo de cultivo para la aparición de grupos extremistas que se alimentan de la frustración social, de esta forma, el riesgo de conflicto civil se hace inevitable y como resultado, el Estado tendrá más gastos. En cambio, con este ingreso se facilitaría la reactivación de la economía y reportaría estabilidad social. El “Ingreso mínimo universal” tendría que ser de un monto que nos permita subsistir modestamente para mantener el incentivo de trabajar, ahorrar y al mismo tiempo, nos daría libertad de elección.

Sus detractores aseguran que se fomentará la flojera y la ociosidad, claro que esto dependerá del monto de dicho ingreso. Lo interesante, es que hay varios países que la están evaluando, por ejemplo: Alemania, Brasil, México, Honduras, Holanda, Kenia e Indonesia. Incluso, Finlandia realizó un programa piloto con buenos resultados.

La crisis que estamos viviendo es una oportunidad para reevaluar la sociedad y hacer los cambios necesarios para mejorarla

Este ingreso mínimo, debido a la pandemia y los largos periodos de cuarentena, se hace más vigente y necesaria que nunca. La pandemia sacó a la luz las grandes desigualdades y vulnerabilidades de importantes sectores de la población. Un buen número de compatriotas, por las medidas de confinamiento impuestas por el Estado, se vieron obligados a dejar de trabajar y otros, perdieron sus negocios (me sirven de ejemplo los gimnasios, una de las áreas más afectadas y menos considerada).

Hay que tener en cuenta que existen dos buenas razones para implementar el ingreso mínimo universal en un futuro próximo, 1) la población sigue aumentando y 2) estamos en plena “Cuarta revolución industrial”, con sus “Fábricas inteligentes” que están transformado la economía. Aquí, el ser humano tendrá la tarea de supervisar robots, algo que no afecta solo a las fábricas, gracias a los avances en robótica e inteligencia artificial tenemos robots que realizan diagnósticos e intervenciones quirúrgicas complejas. Pronto los tendremos controlando las operaciones en la bolsa, de periodistas, abogados, cocineros, choferes, operando grúas. También existen supermercado piloto sin cajeros, tractores que funcionan sin conductor, etc. En un futuro cercano, tendremos más maquinas inteligentes y robots que seres humanos.

Empresas tipo Google o Facebook mueven inmensas sumas de dinero y se diferencian a las antiguas empresas, las automotrices nos sirven de ejemplo, que a igual movimiento de riqueza generaban millones de empleos, hoy, entre Google y Facebook suman poco más de 2.000 empleados. Los otros beneficios que dan los robots, es trabajar sin pedir horas de descanso, no piden beneficios, ni aumentos de sueldo y no van a huelga. Es decir, los accionistas serán los más felices. El mundo va en esa dirección y no hay vuelta

Con las modernas “Fabricas Inteligentes” y una población en constante crecimiento, nos veremos enfrentados a un, cada vez mayor, número de desempleados, es decir, más humanos para un mundo más desigual, más automatizado y con menos necesidad de trabajadores.

Para financiar hay que trabajar en conjunto con los otros países para disminuir la evasión de impuestos, tanto de personas como empresas, combatir los paraísos fiscales, etc. A nivel local, poner fin a las subvenciones a los combustibles fósiles, tener controles internos para frenar la corrupción e impedir el mal uso que hacen de los recursos financieros las instituciones estatales, etc.

Otra vía de financiamiento viene de las grandes multinacionales, por ejemplo: Amazon, Google, Facebook, que tiene ganancias gigantescas con nuestros datos y no pagan los impuestos debidos. Si todas ellas pagaran los que corresponde, aportarían de forma importante con la “Ingreso mínimo universal” a nivel global.

La idea es que todos los ciudadanos seamos incorporados a los beneficios y costos de la globalización.

TAGS: #Coronavirus #Desigualdad Renta Básica Universal

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

19 de Enero

Sería posible, solo si es sujeto a una contraprestación (trabajo privado, trabajo comunitario, etc). Pero si no hay una condición de acción, separa a la sociedad en dos grupos: los que se adaptan (o juntan sus ingresos en grupo) para vivir con ese ingreso, y los que trabajan para tener mas. Pero, en suma, lo que se busca con esto y otras cosas, es que los que trabajan y generan valor, deban mantener a otro grupo de la sociedad que pueda vivir de esto. Eso también es un caldo de cultivo de un reventón, ya que se pierden los incentivos para trabajar, ya que van aumentando los beneficios pedidos por el grupo receptor, algo que debe seguir pagando el grupo generador.
Lo de Sutil hace lógica, que es de alguna forma transformar los beneficios sociales en un voucher (“sueldo”) mensual que cada uno ve como lo hace; pero cuidado con los incentivos

19 de Enero

Hola Don Arturo:

Primero hay dejar en claro que esta idea no se asocia a un sector político y obviamente genera rechazo en sectores tradicionales de la sociedad.

En un primer momento es posible que algunos, que se conforman con poco, se dediquen a no hacer nada, pero, la gran mayoría se van a aburrir rápidamente y naturalmente comenzará a buscar algo en que ocupar su tiempo, así, trabajaremos por vocación y no por obligación, es decir, se nos abre la gran posibilidad y libertad de elegir. Hay que agregar el beneficio para nuestra salud mental al tener menos stress.

Tampoco puedo dejar fuera los cambios que está causando la revolución industrial 4.0, con la automatizando de una gran cantidad de puestos de trabajos, sumado a una población en crecimiento, situación que sirve de argumento para tener esta idea en carpeta.

Para terminar, este ingreso no se guardará debajo del colchón, la gente lo va a gastar para los consumos básicos, dicho de otra forma, ayudará en mover la economía local.

Saludos y se agradece su opinión

21 de Enero

Don Fernando, el punto es si una parte de la población estaría dispuesto a financiar a la otra parte de la población que se aburriría por no hacer nada. Y, probablemente, con poca gente dispuesta a trabajar, los costos de producción subirían mucho y los productos, por lo mismo, también subirían. Por lo tanto, la ecuación económica no daría….Se debe entender que el fundamento de un sistema productivo son el cuanto producir y cuando. Para eso se necesita tener precios, etc. Entonces debe resolverse la ecuacion completa, no basta con cambiar un palito y creer que todo el resto se mantiene igual.
Saludos

21 de Enero

Don Arturo, ya no estamos en el s.XX, piense como si viviera en el s.XXI con la revolución industrial 4.0, que automatiza y robotiza la mayoría de los trabajos aquí el trabajador perderá de todas frente a los robots. En ese contexto y en la medida que crece la población se perderán muchos más puestos de trabajo de los que se van a crear.

Lo otro, este ingreso, de un monto que servirá solo para lo necesario, va para todos, tanto los que trabajan como los que no.

Millonarios como Bill Gates y Elon Musk, frente a esta situación, plantean crear un impuesto por la automatización.

Saludos

any

24 de Enero

Jaja….aburrirse de no trabajar, conozco a muchos y muchas, que reciben todos los subsidios y beneficios existentes, llegando a vivir una vida mucho mas tranquila y despreocupada que uno. Lo considero dificil, es decir, todos recibir un minimo…. suena mas a un subsidio a las grandes empresas…ya no pagaran sueldos, solo un poquito ya que el resto lo subsidia el estado, eso es muy peligroso, al final el rico mas rico y el resto …..

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
La nueva Carta Magna debe tener la más alta representación de la ciudadanía a la que servirá, y en esa ciudadanía siempre habrá, derechas e izquierdas, aunque sean independientes
+VER MÁS
#Política

Convención Constituyente: convencer en vez de vencer

Los partidos debieran extraer la conclusión, del resultado de la Constituyente, que se agotó un tipo de hegemonía y de liderazgo que gobernó el país en estos más de 30 años y que el propio proyecto h ...
+VER MÁS
#Política

Resultado constituyente: fin de un ciclo político

Vemos la Olla Comunitaria como una herramienta de movilización, la comida como un elemento de unión, elemento de confluencia y solidaridad, como Iniciativa popular que incide en la organización y empo ...
+VER MÁS
#Internacional

Colombia: de la olla comunitaria a espacios de construcción de tejido social

En la Araucanía el capital está en la tierra y la propiedad latifundista de ésta; siendo estos instrumentos de dominación colonial dibujada bajo la forma de empresa; pero, una empresa altamente monopoli ...
+VER MÁS
#Economía

Forestales: los diamantes de sangre chilenos

Nuevos

La nueva Carta Magna debe tener la más alta representación de la ciudadanía a la que servirá, y en esa ciudadanía siempre habrá, derechas e izquierdas, aunque sean independientes
+VER MÁS
#Política

Convención Constituyente: convencer en vez de vencer

Los partidos debieran extraer la conclusión, del resultado de la Constituyente, que se agotó un tipo de hegemonía y de liderazgo que gobernó el país en estos más de 30 años y que el propio proyecto h ...
+VER MÁS
#Política

Resultado constituyente: fin de un ciclo político

Vemos la Olla Comunitaria como una herramienta de movilización, la comida como un elemento de unión, elemento de confluencia y solidaridad, como Iniciativa popular que incide en la organización y empo ...
+VER MÁS
#Internacional

Colombia: de la olla comunitaria a espacios de construcción de tejido social

En la Araucanía el capital está en la tierra y la propiedad latifundista de ésta; siendo estos instrumentos de dominación colonial dibujada bajo la forma de empresa; pero, una empresa altamente monopoli ...
+VER MÁS
#Economía

Forestales: los diamantes de sangre chilenos

Popular

En el transcurso de estos 177 años la YMCA se convirtió en uno de los movimientos sociales con mayor presencia e impacto del planeta, alcanzando a más de 64 millones de personas en los cinco continentes
+VER MÁS
#Sociedad

YMCA Internacional celebra 177 años

Las protestas del 2019 hacen ver que los Estudiantes cuando saltaron el torniquete reavivaron la llama de los pinguinos del 2006 y universitarios del 2011
+VER MÁS
#Educación

A 15 Años de la Revolución Pinguina ¿Qué se logró?

El mandato popular del 80 % no se negocia, se acata. Y eso no es autoritarismo, es democracia.
+VER MÁS
#Política

El mandato popular no se negocia

En esta sinóptica descripción de la región sudamericana, se vislumbra que la Pandemia del Covid-19 convive y acentúa procesos políticos que develan las precariedades en las que se encuentran estos países
+VER MÁS
#Internacional

Sudamérica y su entropía geopolítica en pandemia