#Política

Chilenos en el exterior reivindican plena participación en el proceso constituyente

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Existe un profundo malestar entre los chilenos residentes en el extranjero con respecto al proceso encaminado a elaborar una nueva Constitución, ya que no podremos votar por los integrantes del órgano constituyente ni ser candidatos. La facultad de sufragar fuera de las fronteras nacionales ha sido una sentida y permanente aspiración de los chilenos que, por diversos motivos, hemos emigrado a otros países.


Queremos votar en octubre de 2020 en la elección de nuestros delegados y que haya un tiempo suficiente para que los compatriotas que no lo han hecho hasta ahora, puedan trasladar sus domicilios electorales de Chile a sus países de residencia.

En 2014, después de 24 años de lucha y presiones, durante el gobierno de la expresidenta Michelle Bachelet, se hizo finalmente una modificación a la Constitución que nos permitió el ejercicio del derecho a voto, pero solo para las elecciones primarias presidenciales, presidenciales y plebiscitos nacionales. El reconocimiento del derecho a voto en el extranjero fue un primer paso importante, pero muy limitado. Excluyó del derecho a sufragio a los hijos de chilenos nacidos en el extranjero – más del 40% – salvo que se avecinden por más de un año en Chile, lo que en la práctica no ocurre. Tampoco nos permite sufragar en las elecciones parlamentarias, como en otros países. Es útil señalar que 1.037.346 personas residían en el exterior en 2016, según el INE, o sea, más del 5% de la población chilena.

Para implementar este cambio constitucional fue necesario modificar la Ley orgánica sobre votaciones populares y escrutinios, lo que ocurrió en 2017. Quedó, sin embargo, poco tiempo para que los chilenos residentes en el extranjero pusiéramos al día la cédula de identidad o el pasaporte, así como para adquirir la clave única y la inscripción o cambio de domicilio electoral. Además, no se hizo publicidad.

No obstante lo anterior, cerca de 40.000 connacionales pudimos cumplir los trámites y trasladar nuestros domicilios electorales al extranjero. El estreno se hizo en las primarias presidenciales realizadas en julio de 2017. Posteriormente, pudimos sufragar en las elecciones presidenciales de fines de ese mismo año. Fue hermoso y conmovedor ver en la televisión que los primeros chilenos en votar en ambas elecciones fueron compatriotas del exterior, de Nueva Zelanda y luego de Australia. Algunos lloraban de emoción al emitir su voto en una elección chilena, por primera vez desde hacía más de 40 años.

Estallido Social y Nueva Constitución

El 18 de octubre de 2019 se inició en Chile un movimiento social sin precedentes, exigiendo el fin de las tremendas desigualdades, de los grandes abusos, de las pensiones miserables, de los sueldos muy bajos, de las injustificadas alzas del Metro y de los artículos y bienes de primera necesidad. El pueblo exige, al mismo tiempo, una nueva Constitución nacida en democracia, elaborada con participación popular, que remplace la Carta Magna impuesta por la dictadura militar en 1980. La gran mayoría de los chilenos que vivimos fuera de las fronteras nacionales apoyamos con fuerza este movimiento. Con este propósito, hemos realizado manifestaciones frente a los consulados y embajadas chilenas en diversas ciudades, con el apoyo y la participación de líderes y organizaciones locales. Las sistemáticas violaciones de los derechos humanos han deteriorado gravemente la imagen de Chile en el extranjero.

Como una tentativa de responder a las legítimas demandas de millones de manifestantes en las calles de Santiago y de otras ciudades del país, los partidos suscribieron, el 15 de noviembre de 2019, un Acuerdo por la paz, la justicia social y por una nueva Constitución. Dicho Acuerdo establece que se convocará a un plebiscito en abril de 2020.

Los chilenos residentes fuera de la fronteras nacionales nos dimos cuenta inmediatamente que si bien podríamos votar en el plebiscito fijado para el 26 de abril, y posteriormente en el plebiscito destinado a ratificar el texto de la nueva Constitución, no estaríamos habilitados para sufragar por los integrantes del órgano constituyente ni ser candidatos, lo que no resiste a ninguna lógica. A una pregunta, el Presidente del Servicio Electoral respondió que ‘’solo una norma expresa’’ podría permitirnos participar en esta parte del proceso constituyente.

Para hacer frente a esta anomalía, tanto algunos senadores como diputados han presentado proyectos de ley para modificar la Constitución. El senador Manuel José Ossandón (Boletín 13.072-06) depositó el primer proyecto para que en las elecciones de octubre de 2020 puedan sufragar los chilenos mayores de 18 años que se encuentran en el extranjero. Para tales efectos, serán considerados electores del distrito 10 correspondiente a las comunas de Santiago, Ñuñoa, Providencia, San Joaquín, La Granja Macul.

Si bien agradecemos la iniciativa del senador Ossandón, de Renovación Nacional, consideramos que ella es insuficiente, entre otros motivos, porque no nos asegura una representación en el órgano constituyente.

Un segundo proyecto (Boletín 13.078-07), originado también en el Senado, fue presentado por los senadores Alejandro Navarro, Adriana Muñoz, Yasna Provoste, Alejandro Guillier y Juan Ignacio Latorre, establece los derechos a sufragio y ser elegido a los ciudadanos que se encuentran fuera del país. Lo destacable de dicho proyecto es que contempla el derecho de los chilenos del exterior a ser candidatos.

Los fundamentos de esta iniciativa indican que Chile debe mejorar su ‘’democracia defectuosa’’ y que ‘’una nueva constitución es de orden nacional y la patria debe dar a todos sus hijos la posibilidad de igualdad en materia de derechos y deberes políticos’’.

Por otra parte, en la Cámara de Diputados han surgido otras iniciativas similares. En este contexto, la diputada Andrea Parra presentó un proyecto (Boletín 13083-07) a fin de permitir a los ciudadanos con derecho a voto que se encuentran fuera del país, participar en la elección de los integrantes del órgano constituyente, cuando sea convocado. La parlamentaria afirma que por el momento que nuestra democracia atraviesa, es imprescindible seguir avanzando en el camino de incluir a todos los chilenos, no solo para elegir a los Presidentes, sino también para otorgarles la posibilidad de participar en cada una de las etapas del proceso constituyente.

La diputada agrega que ‘’es una contradicción evidente que a los chilenos y chilenas que viven fuera del país se les habilite para votar en los eventuales plebiscitos de entrada y salida y no para elegir a sus representantes en el órgano constituyente, entidad mandatada para elaborar una nueva constitución’’.

Lamentablemente, todos estos proyectos están estancados, sin discusión hasta ahora. En este contexto, la directiva del Comité Internacional Chile Somos Todos, organismo que representa a chilenos y chilenas del exterior y principal impulsor del derecho a voto en el extranjero, se reunió con la senadora Isabel Allende para solicitarle la presentación de un proyecto que contemple el sufragio por los integrantes del órgano constituyente, la posibilidad de ser candidato y la reserva de dos escaños para los compatriotas que residen fuera de las fronteras nacionales, una mujer y un hombre.

Urgencia Legislativa

En todo caso, creemos necesario proceder a la fusión de los diferentes proyectos a la mayor brevedad. Cuando comparamos la situación con países donde residimos, constatamos que el Parlamento chileno funciona con demasiada lentitud y demora. Queremos votar en octubre de 2020 en la elección de nuestros delegados y que haya un tiempo suficiente para que los compatriotas que no lo han hecho hasta ahora, puedan trasladar sus domicilios electorales de Chile a sus países de residencia.

Sería incomprensible e inaceptable para el más de un millón de connacionales radicados fuera del país que el gobierno y el congreso no solucionaran este problema a la mayor brevedad. Según un informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo sobre los mecanismos de cambio constitucional en el mundo, países como Portugal en 1976, Ecuador en 2008 y Túnez en 2014, han permitido a sus nacionales en el extranjero votar por sus representantes en la asamblea constituyente. Aún más, Portugal reservó tres cupos para portugueses con residencia fuera del país.

Los chilenos del exterior deseamos contribuir con nuestra experiencia y conocimientos, adquiridos en el extranjero, a la elaboración de una nueva Constitución democrática que incluya principios básicos sobre derechos humanos, igualdad de género, medio ambiente, reconocimiento de los pueblos originarios, seguridad social, salud, educación y otros temas importantes en democracias más avanzadas. Algunos de nosotros hemos sido parlamentarios en otros países, académicos, profesores o funcionarios públicos. Desde el exterior, insistimos en ser parte del proceso constituyente, votar por nuestros representantes y disponer, al menos, de dos escaños en el órgano constituyente. Al mismo tiempo, apoyamos la proposición de cuotas reservadas para los pueblos originarios, mujeres e independientes.

TAGS: #NuevaConstitución #ProcesoConstituyente #TodosSomosChilenos Chilenos en el extranjero

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Nuevos

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Abordar la educación como un desafío de justicia social implica realizar una declaración política que nos señale el camino hacia la cohesión e integración social
+VER MÁS
#Educación

Condiciones para garantizar el derecho a la educación de calidad

Este dilema que tiene la derecha en Chile, no es exclusivo de dicho país. Se repite en otros confines. En EEUU con el partido republicano, donde tienen al Tea Party en su interior, o en España, donde el P ...
+VER MÁS
#Política

El dilema de la derecha: Kast o Sichel

Hay una palabra compleja, y de pronto eso la hace inmensamente bella, la parresía, profundamente explorada por esos viejos atenienses y otros clásicos.
+VER MÁS
#Política

Provoste, centró el centro

Popular

Si queremos combatir la corrupción, el blanqueo de dinero y la desigualdad global, es imprescindible tener bajo control a los paraísos fiscales.
+VER MÁS
#Economía

De los Offshore Leaks a los Papeles de Pandora

Hay quienes quieren certezas de otra índole, como la seguridad y el combate de la delincuencia, y creen que esto se soluciona apelando a cierto patriotismo, a una política identitaria en que los límites ...
+VER MÁS
#Política

Cuidado con Kast

Si el prestigio y credibilidad de las Instituciones ya venían cuesta abajo antes de conocerse los Pandora Papers, el aporte del Presidente Piñera es despejarles el camino para que sigan rodando.
+VER MÁS
#Política

Pandora Papers y algo más

Se estima que hay alrededor de 70 mil proyectos inmobiliarios que, en vez de realizar sus obras en terrenos sujetos al proceso de cambio de uso de suelo (de rural a urbano), emplazan las construcciones habi ...
+VER MÁS
#Ciudad

La nueva ruralidad