#Política

Bachelet y la segunda vuelta

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Estos días también me han convencido personas que siento muy leales con la democracia y la ciudadanía, personas que muchas veces anónimamente o desde dirigencias sociales han luchado más que varios de mis amigos facebooklucionarios. Tipos que expusieron su vida en dictadura y que hasta vivieron desde la apatía frente a la Concertación, pero que hoy, gracias al acuerdo con el Partido Comunista y la Izquierda Ciudadana han vuelto a confiar y ponerse a disposición de esta Nueva Mayoría, donde son claros en decir: esto no es la Concertación.

Las dudas entre votar por Michelle Bachelet o Marcel Claude eran bastantes. Creo que Claude puso temas reimportantes en la mesa. Trajo la conversa pesimista y casi utópica del café a la franja.

Al pasar los días, fue el mismo candidato, más allá de sus ideas, el que fue alejando mi voto. No me gustó esa personalidad de dueño de fundo tan autoritaria de “aquí yo sé todo y, por lo tanto, te dejaré de ignorante”. Sí, está bien, una vez es divertido, dos es interesante, pero ya a la tercera asumes que el día que tú te acerques a hablar con él, es muy probable que sufras el mismo trato.

Es más, sentí también cierta prepotencia de sus propios partidarios, en el sentido de “el que no está con Marcel es un gil que no cacha ná”, por decir algo piola o suave.

Y claro, es probable que uno sea un tipo inocente, pero como nunca se ha dado cuenta, no le gusta que se lo digan a cada rato.

Esa parte de la campaña de sus seguidores en medios sociales fue pésima: ningunear a cuánto chileno no sentía simpatía por Marcel.

Por otro lado, los demás candidatos, ninguno me parecía muy estadista. Quizás el que más se acerque en contenido e ideas, sea Marco Enríquez–Ominami. Pero algo me pasa que no le creo, nomás. Y eso es fuerte a la hora de pasarle el país a alguien.

Sí, a Bachelet se le mostraba con varios amigotes supuestamente buenos para nada, pero como no veía dentro de los demás candidatos mucha más gente, también uno podría pensar: “Ok, acá sólo estoy viendo al candidato, no a sus amigos ni menos amigotes. Al menos, a los otros, ya los conozco”.

En fin, estos días, para la segunda vuelta, donde se supone que asista el porcentaje que asista a votar, Bachelet ganará, igual iré a las urnas. Primero, porque es un día que para un ñoño como yo es entretenido: ir, marcar, doblar, pegar la estampilla, llegar a casa y comenzar a conocer las estadísticas de las primeras mesas escrutadas.

Estos días también me han convencido personas que siento muy leales con la democracia y la ciudadanía, personas que muchas veces anónimamente o desde dirigencias sociales han luchado más que varios de mis amigos facebooklucionarios. Tipos que expusieron su vida en dictadura y que hasta vivieron desde la apatía frente a la Concertación, pero que hoy, gracias al acuerdo con el Partido Comunista y la Izquierda Ciudadana han vuelto a confiar y ponerse a disposición de esta Nueva Mayoría, donde son claros en decir: esto no es la Concertación.

No sólo la candidata me da confianza, desde la química propia de los seres humanos nomás, sino que siento confianza política por este tipo de personas, en particular por muy buenos amigos del PC y la Izquierda Ciudadana a los que siempre los vi luchar y no ser comprendidos, más allá del cliché, y que hoy sí pueden alcanzar logros soñados.

Esa es la invitación que he escuchado estos días. Y es la invitación en la que he creído.

———

Foto: Michelle Bachelet / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Popular

Lo que los humanistas debemos saber que al convertirnos en espectadores de las acciones de violencia organizada de estructuras de individuos sin ética social, ni política, nos volvemos en cómplices en el ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

¿Debemos tolerar a los intolerantes ?

Esta es la oportunidad de cuestionarnos qué entendemos por excelencia, trabajo y calidad de nuestras vidas
+VER MÁS
#Educación

Tengo sueño

Donde hoy terminar con las bolsas plásticas o ayer con la extracción y uso de asbesto han sido cuestionados porque afectarán el empleo.   ¿Lo mismo para el término de enfermedades asociadas a lucrati ...
+VER MÁS
#Economía

Producir/comprar local: Ni chovinismo ni moda, una opción sustentable

El lucrativo negocio inmobiliario contempla 471 departamentos, un local comercial, 133 estacionamientos y sus faenas preliminares comenzaron en octubre de 2018 con la excavación del terreno.
+VER MÁS
#Ciudad

Alcalde Delgado ¿Hará cumplir el dictamen de Contraloría?

Popular

Toda esa legislación tiene como propósito proteger esas tierras, sin embargo, la Consulta Indígena, va en sentido contrario, busca desproteger las tierras indígenas para permitir el ingreso al mercado d ...
+VER MÁS
#Política

Consulta Previa de Piñera y el despojo legal de las tierras indígenas

Necesitamos más profesores, pero no cualquier profesor. Necesitamos profesores intelectuales y con capacidad de transformación. Necesitamos más Educación, pero no cualquier Educación. Necesitamos una E ...
+VER MÁS
#Educación

La vocación de profesor y el compromiso ético profesional

Se ve difícil que lo moral prevalezca sobre lo legal. Digo esto pues siempre existirían quienes socaven y derrumbasen una utópica sociedad solamente regida por valores morales, y estos son los inmorales ...
+VER MÁS
#Sociedad

Tardes de Netflix: The Reader

Si cada persona está predestinada a ser una sola cosa en su vida, por miedo a no explorar otra opción, por miedo a recriminación de sus pares, entonces nos condenamos a un fascismo cotidiano
+VER MÁS
#Política

¿Tolerancia? Te acepto, pero