#Política

Aylwin y la Historia de Chile: ¿Por qué nos sorprenden sus opiniones?

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Esta semana hemos visto diversas reacciones en el mundo político sobre las opiniones que el ex Presidente Patricio Aylwin sostuvo sobre la Unidad Popular, Allende, Pinochet y la relación que tuvo la Democracia Cristiana en el Golpe de Estado de 1973.

Es evidente que causa revuelo y sorpresa que el ex Presidente, “ícono” de la vuelta a la democracia justifique la acción golpista de los militares argumentando baja capacidad como gobernante del Presidente Allende y un amplio consenso ciudadano para “cambiar el rumbo” del gobierno de la Unidad Popular. Además de sostener la colaboración de Pinochet en el regreso a la democracia, desmentir la participación de la Democracia Cristiana en el Golpe de Estado y negar el impulso del gobierno de los EEUU que provocó el fatídico 11 de septiembre de 1973.

Ante semejantes aseveraciones del ex mandatario, era evidente que habría reacciones de diversos actores políticos, sobre todo si consideramos que una verdadera y acertada construcción histórica de los pueblos es la principal arma para reconocer los errores y afrontar el futuro. Por esto, es que las principales objeciones o respaldos a los dichos de Aylwin estuvieron guiados bajo dos posturas históricas.

La primera postura sostiene que los dichos del otrora Presidente representan una tergiversación histórica a lo realmente acaeció en nuestro país. Así, el ex Presidente Ricardo Lagos, el Presidente del Partido Socialista Osvaldo Andrade y la hija del ex Presidente Allende, la Senadora Isabel Allende, han sido los exponentes más visibles mediáticamente de esta tesis. Por la cual se defiende el carácter constitucional del gobierno del Presidente Allende, su voluntad política de diálogo, y la evidencia inexcusable de la intervención de los EEUU.

La segunda postura estuvo liderada por el Presidente de RN Carlos Larraín y el propio Presidente de la Democracia Cristiana actual, al sostener que Aylwin establecía en la palestra pública una mirada sobre la “realidad” de lo que aconteció en nuestro país, defendiendo la verdad sobre sus declaraciones. De esta forma, se fundamenta que una mayoría ciudadana apoyaba a la oposición del gobierno de Salvador Allende, sosteniendo el carácter de inevitable del Golpe de Estado.

No obstante, la discusión de fondo sobre los dichos de Aylwin se encuentra en la manipulación histórica que se ha hecho sobre los acontecimientos ocurridos desde el gobierno del Presidente Allende hasta nuestros días. Pero la tergiversación histórica inicial no se encuentra en la participación de los EE.UU. en los preparativos y ejecución del Golpe, tampoco en el rol de la Democracia Cristiana en éste, en la capacidad del Presidente Allende para gobernar o en la opinión mayoritaria de los chilenos sobre la Unidad Popular, sino que la raíz de la tergiversación histórica se encuentra en la figura del propio ex Presidente Patricio Aylwin.

Dicha tergiversación radica en lo que denomino “la tragedia de la vuelta a la democracia”, haciendo referencia a las notables obras de tragedia griega. Dicha tragedia y tergiversación se configura porque se ha construido en base a la figura de Aylwin una especie de “héroe”, que representa el “paladín de la democracia, la unidad y los Derechos Humanos”.

Dicho sitial de “gran demócrata” es lo que constituye la principal falacia histórica de la vuelta a la democracia. Cuando nos referimos al ex mandatario, hablamos de un actor político que en múltiples ocasiones imploró una intervención militar (antes del 73) y que luego la justificó (después del 73), lideró la oposición contra el gobierno de Allende sin dejar espacios al dialogo, presidió en esos momentos el Partido que fue el péndulo que permitió el quiebre constitucional en Chile (con relaciones con la Derecha y aportes de la CIA), coordinó las acciones de boicot desde el Parlamento y el Poder Judicial para desestabilizar al gobierno de la Unidad Popular entre otras múltiples actuaciones.

En ese contexto, sin duda alguna, podríamos señalarlo a él y a la Democracia Cristiana como impulsores del quiebre constitucional en nuestro país. La tragedia así se encuentra en que un personaje que provocó el quiebre democrático constitucional sea el paladín del orden democrático constitucional. Si somos conscientes de aquello, ¿por qué nos sorprenden sus posturas sobre lo ocurrido en el pasado? Así las cosas, la pregunta relevante pareciera ser: ¿por qué no nos sorprende que históricamente consideremos a Aylwin un demócrata?

———-

Fotografía: Alejandro Vásquez / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Ordenar comentarios por:

31 de mayo

Con tu reflexión me surge una duda.

Sí Aylwin primero actuó como golpista en los 70´ y luego fue elevado como demócrata en los 90´¿Quiénes nos ha mentido realmente?

31 de mayo

Nadie, el punto es que la Democracia puede ser considerada como un principio o como un medio.
Teniendo esa división como premisa, Aylwin no es un demócrata por principios, por lo cual no tuvo problemas en apoyar un golpe militar que pusiera fin a un gobierno democrático.
Después en los ochenta, y haciendo la evaluación de que la dictadura se había prolongado más allá de lo que ellos consideraban prudente cuando pidieron la intervención militar, Aylwin y otros comenzaron un movimiento que buscaba el regreso a una democracia, como camino a construir una sociedad donde poder influenciar más el devenir nacional. Sobretodo considerando que la DC perdió rápidamente su influencia en la Dictadura en manos de sectores de ultraderecha y neoliberales (DC es de centroderecha y colectivista). Fue para ellos la recuperación de la Democracia como medio.
Debemos considerar que en la década de los 60 en Chile se vivía una época de hipermilitancia, con tres posibles caminos que a pesar de convivir en una república democrática buscaban imponer una visión de sociedad particular. En la democracia de los años 60 pocos eran demócratas por principios, la mayoría estaba dispuesto a romper con la democracia por imponer su visión de futuro.
Muchos desde la UP que pedían la lucha armada, una DC con una visión Mesiánica/ilustrada (Para el pueblo, pero sin el pueblo) y una Derecha agraria enclaustrada en la defensa de sus privilegios de clase.
Y en ese sentido, Patrico Aylwin nunca fue un demócrata, no estaba -como la mayoría- dispuesto a aceptar la decisión de la mayoría -sea cual fuera esta. Ese era el Aylwin de los 60 y el de los 80 fue alguien que no estaba dispuesto a perpetuar un gobierno de militares sobre el cual había perdido toda influencia y que llevaba un proyecto que no se relacionaba con el proyecto histórico de la DC

Francisco Bermudez

01 de junio

Clarísimo el comentario de Víctor, el único problema es su apellido muy difícil, pero no es su culpa.

La incongruencia de Ailwyn es su pose moral. Presentarse como una referencia impecable e ilustrada.

Los antecedentes históricos llevan a pensar que Ailwyn no tuvo escrúpulo alguno en instigar un golpe militar. Tampoco lo tuvo en apoyar en sus inicios a un régimen que se reveló desde sus comienzos como represivo, violento y sanguinario. Las creencias y motivaciones de Don Patricio son difíciles de conocer, porque su discurso está muy distanciado de su práctica.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Dejando estas situaciones de lado y con el fin de informar quiero destacar que la Nueva Constitución incorpora dos elementos que la hacen ser es una constitución moderna.
+VER MÁS
#Política

La Nueva Constitución enfrenta los desafíos del siglo XXI

Dejando estas situaciones de lado y con el fin de informar quiero destacar que la Nueva Constitución incorpora dos elementos que la hacen ser es una constitución moderna.

La propuesta de Nueva Constitución consolida los derechos humanos de primera generación, (derechos civiles y políticos) estructura y da forma a los de segunda generación (derechos sociales y económicos)
+VER MÁS
#Política

Nueva Constitución: Proceso y Contenido

La propuesta de Nueva Constitución consolida los derechos humanos de primera generación, (derechos civiles y políticos) estructura y da forma a los de segunda generación (derechos sociales y económicos)

A continuación algunos artículos de la Nueva Constitución para ser analizados e importantes de tener en cuenta antes de tomar una decisión, idealmente no ideológica sobre el Apruebo o el Rechazo
+VER MÁS
#Política

Artículos interesantes de la Nueva Constitución

A continuación algunos artículos de la Nueva Constitución para ser analizados e importantes de tener en cuenta antes de tomar una decisión, idealmente no ideológica sobre el Apruebo o el Rechazo

En Chile estamos en un momento único y esperanzador también en relación al derecho a la salud. La nueva Constitución  abre una tremenda oportunidad que permitiría garantizar mayormente este derecho
+VER MÁS
#Salud

Debe cambiarse el ´sálvese quien pueda` respecto al derecho a la salud

En Chile estamos en un momento único y esperanzador también en relación al derecho a la salud. La nueva Constitución  abre una tremenda oportunidad que permitiría garantizar mayormente este derecho

Nuevos

Dejando estas situaciones de lado y con el fin de informar quiero destacar que la Nueva Constitución incorpora dos elementos que la hacen ser es una constitución moderna.
+VER MÁS
#Política

La Nueva Constitución enfrenta los desafíos del siglo XXI

En la actualidad en esa comuna hay muchos edificios terminados que no cuentan con recepciones finales de obras, vale decir, existe una oferta de unos cuantos miles de departamentos que no se pueden habilitar
+VER MÁS
#Ciudad

¿Cómo se resolverá el asunto de los guetos verticales ilegales en Estación Central?

El cese de la Fundición Ventanas parece ir en la dirección correcta, puesto que es una de las empresas responsables de la mayor cantidad de emisiones de dióxido de azufre en la zona
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Cierre de Fundición Ventanas y los derechos humanos

Desde hace años que tanto en Alemania como en otros países europeos, las circunstancias que se están viviendo están empujando y acelerando el uso de la bicicleta en paralelo a disposiciones de uso del e ...
+VER MÁS
#Sociedad

Desde Berlín: tiempos inciertos

Popular

Poco después me encontré en el patio con Leo, un muchacho de cuarto que me había presentado Julia, quien me preguntó preocupado qué pasaba que desde hacía unos días era conocido en la carrera como ? ...
+VER MÁS
#Sociedad

El años en que fui facho

A continuación algunos artículos de la Nueva Constitución para ser analizados e importantes de tener en cuenta antes de tomar una decisión, idealmente no ideológica sobre el Apruebo o el Rechazo
+VER MÁS
#Política

Artículos interesantes de la Nueva Constitución

El llamado es a informarse apropiadamente, a través de canales de comunicación rigurosos en el procesamiento de la información, cuestionar, debatir y exigirle a este sector político que hagan una revisi ...
+VER MÁS
#Política

Chile Vamos y su segundo rechazo ¿Algo nuevo que ofrecer?

La decisión de cierre de Boric abre la posibilidad de concreción de un nuevo proyecto de país al modo de las concepciones de la existencia humana en el nuevo siglo
+VER MÁS
#Política

Ventanas. Una decisión valiente y verdaderamente histórica