#Política

Apruebo Dignidad y la gobernabilidad buscada

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Un antecedente de mínimo común múltiplo

Rememorando los gobiernos que vienen desde la recuperación de la democracia, hasta el de Sebastián Piñera en su segunda versión, siempre se tuvo claridad que desde el día después del triunfo, todo rotaba sobre la figura del presidente o presidenta electa, junto con su coalición gobernante, en cuanto proyectar el gabinete, gobernabilidad y gobernanza siguiente. Ello, a propósito de sacar adelante el programa de gobierno triunfador a punta de proyectos de ley (políticas públicas) enfrentando, a su vez, las fuerzas de una oposición futura en el Congreso, que se declara colaboradora en los medios de comunicación, pero en la votación congresal, podían disponer de un patrón obstruccionista. En la actualidad se suman organizaciones, movimientos socio-territoriales-ambientales y otros, que ante una alta expectativa en el despliegue del nuevo gobierno que ayudaron a instalar, esperan la consecuencia del mismo.

Geografía de la multitud y el nuevo gobierno

En este contexto de expectativas y esperanzas de la denominada Geografía de la Multitud instalada en el gobierno electo[i] (más la otra que no entra al gobierno), la misma permite identificar más asertivamente las relaciones espaciales de poder, dada la comprensión multi e inter escalar de la realidad (es lo que se esperaría). También, es razonable sumar el espacio virtual, pasando de la multitud territorial material, a la virtual, desde donde se instalaron temáticas al amparo de las movilizaciones,


Apruebo Dignidad, pudiese ser sinónimo de un nuevo método y modelo de logro de una coalición de gobierno, ad hoc a la coyuntura constitucional vigente, que requiere de conductores capaces de controlar la caja negra y ampliar las murallas

sin organicidad, liderazgos u otros derroteros clásicos. Es de ellos, con miras al siguiente ciclo político, de quienes se esperaría un re-perfilamiento y un aumento de sus exigencias, influencia y conflictividad tensionando la gobernabilidad y gobernanza. Es aquí donde las políticas públicas multi e interescalares, contribuirán significativamente al éxito del gobierno.

Este territorio material y virtual que entró en La Moneda, estaría viviendo una difusa condición, dado que antes, no había sido parte de la toma de decisiones estratégicas y, ahora, le corresponde asumir la función de la decisión concreta, esto es, la función de gobierno, o como diría el viejo y denostado, aunque siempre útil, David Easton: “es el momento y articulación de la caja negra del sistema político”, o una parte de ella[ii]. Cómo lo logren, es el desafío.

La coalición triunfadora y sus proyecciones

No caben dudas de que ganó la coalición Apruebo Dignidad y un conjunto de orgánicas de la geografía de multitudes con Gabriel Boric. Además, con históricos indicadores electorales, movilización de segmentos de la población diferenciados e inusuales (así como en número), entre una y otra elección.

Sin embargo, ahora se vivencia una sensación… en que no están todos, que el pacto requiere ampliar su geografía, pues, claramente el triunfo no solo terminó siendo de quienes inicialmente apoyaron al presidente Gabriel Boric, sino que de todos los que se sumaron sin condiciones, ni vetos, ni exclusiones para derrotar a las derechas. Y eso es nuevo, es como re-articular la coalición de gobierno. Antes del resultado, la coalición era clara, pero con algunas tiranteces, ahora existe una necesidad de reformulación, definiendo o proyectando círculos concéntricos y otras denominaciones que vendrán… para mantener los espacios de poder.

Así, los nuevos integrantes de esta caja negra, estarían debatiendo que la viabilidad del nuevo gobierno requiere rebasar el pacto original, integrándolos en alguno de los círculos (geometría que siempre fue criticada por estos nuevos integrantes), sumando lo que se ha venido a denominar Socialismo Democrático, representado en genérico por Nuevo Pacto Social y, en específico, por el Partido Socialista de Chile. Pero para que un gobierno pueda ofrecer gobernabilidad a toda la nueva geografía del poder institucional y no institucional, se requiere que los partidos y organizaciones que lo apoyen funcionen en base al respeto de los acuerdos, lo que se materializa en relaciones formales y no viscerales, espontáneas o de pasillo.

Las contradicciones que permite la historia

Pero, por otro lado, y, esquizofrénicamente (o pragmatismo político), la construcción de la sumatoria que requiere el nuevo gobierno, se contrapone con un historial de querellas configuradas desde el año 2010 en adelante por la mayoría de los integrantes de Apruebo Dignidad, en particular hacia quienes hasta ahora conformaron Nuevo Pacto Social y sus antecesores, expresando sin miramientos la denostación a los treinta años previos de gestión política, incluyendo a Ricardo Lagos, Michelle Bachelet, la Democracia Cristiana en pleno y un largo etcétera… y todo lo que involucraron los gobiernos de la Concertación y el de la Nueva Mayoría. Entonces, es evidente, que el pragmatismo y la necesidad de formar gobierno, aconsejan otra cosa.

Así mismo, hay que reconocer que el triunfo de José Antonio Kast en primera vuelta, cuando algunos esperábamos que pasaran Yasna Provoste y Gabriel Boric[iii], fue un detonante insoslayable en el análisis y acción política, activándose el clivaje electoral esperanza v/s miedo, así como la natural evocación del de la dictadura v/s democracia vivida en los 80-90. Percepción que sin duda activó en muchos y muchas personas la necesidad de ser parte de la historia y sumarse a la decisión de respaldar la nueva geografía y a la generación ganadora que viene a diversificar el escenario político.

¿Generación de recambio o diversificación de actores políticos?

Esta generación que conlleva una diversificación de actores políticos tiene historia. No son aparecidos o designados por algún dedo y basan su fortaleza electoral en dos limpios procesos de elecciones de primarias y en la modificación al sistema binominal impulsado por la presidenta Michelle Bachelet, que permitió una mejor representación territorial y simbólica. En particular el proceso de primarias presidenciales del sistema político en general permitió el re-dibujamiento de las distintas fuerzas políticas de la centro e izquierda, tanto en su versión 2017 como en la versión 2021; pues en ambas temporalidades la centro-izquierda complejizó negativamente sus acuerdos (negociaciones), desencadenando magros resultados electorales.

Esto abre el espacio electoral y otorga oportunidad para que los mismos sueños y esperanzas, tuvieran otros actores que pudieran resolver las demandas sociales. Por ende ese espacio electoral premia a unos y castiga a la centro-izquierda por su falta de capacidad unitaria y renovación de cuadros.  Pero como toda historia tiene dos caras, en el presente la coalición derrotada con generaciones diversas, entregó sin dudas, vetos o exclusiones, el necesario respaldo a los actuales ganadores, de forma distinta al actuar que tuvieron parte del Frente Amplio el año 2017, donde representaron tibia y tardíamente el respaldo a Alejandro Guillier. Pero hoy reciben el apoyo, presencialmente de los arquitectos que construyeron los treinta años previos[iv].

Trayectoria y dolores políticos

Pero esta actitud republicana no tiene solo una expresión en el ámbito electoral presidencial, sino que se condice con una visión política del Socialismo Democrático y que se expresa en: a.- el acuerdo del 15 de noviembre del año 2019 como la salida institucional que requería el proceso sociopolítico de movilizaciones, y; b.- luego con la decisión de ser parte del “Apruebo” a la nueva constitución; c.- también en la búsqueda infructuosa por acuerdos con Apruebo Dignidad (Chile Digno y Frente Amplio), sin lograr eco, dado el camino que ya habían tomado para las elecciones de gobernadores, alcaldes y concejales y, particularmente, respecto de la elección de la Convención Constitucional. En este último espacio, consecuentemente, la gestión operativa política de los denostados, se deja ver en la prensa desde la Convención Constitucional entre el Colectivo Socialista y Apruebo Dignidad (Frente Amplio y Chile Digno), proyectando una relación que se puede considerar estratégica para sacar adelante el nuevo texto, sin perjuicio de la coyuntura que ofreció la elección de la Mesa Directiva de la Convención Constitucional.

Por todo aquello, resultaría natural que la visión política pluralista del Socialismo Democrático, debiese también proyectarse en el quehacer del gobierno, no sólo para sacar adelante el texto constitucional, sino que también la gobernabilidad y gobernanza del periodo del nuevo ciclo gubernamental (con los riesgos políticos que ello implica).

Descubrimientos, métodos y modelo  del nuevo periodo

Finalmente, es posible visualizar que el nuevo ciclo de gobernabilidad y gobernanza del Presidente Gabriel Boric, enfrentará múltiples dificultades económicas, sociales y de salubridad en un inicio, las que requerirán de un componente de experiencia política para disminuir las desavenencias y las contradicciones que harán variar las correlaciones de fuerzas en el Congreso y a ratos trastabillar los acuerdos en la Convención Constitucional. Es ahí donde Apruebo Dignidad por sí y, para sí, descubrirá que, junto con ganar la presidencia, se requiere sumar años de experiencia con aciertos y desaciertos, pues las esperanzas y expectativas de una multitudinaria geografía están en juego y las encuestas comenzarán a hacer su parte, aumentándolas y luego tensionando el sueño y la esperanza… ahí, entonces, tendremos cambios de gabinete (clásico recurso político) que no tendrán miramientos en edad y género, sumándose, quizás, sectores políticos no considerados hasta hoy.

Así, entonces, Apruebo Dignidad, pudiese ser sinónimo de un nuevo método y modelo de logro de una coalición de gobierno, ad hoc a la coyuntura constitucional vigente, que requiere de conductores capaces de controlar la caja negra y ampliar las murallas, pero que se sintetizará –por una parte- en la consolidación de un programa de gobierno para la suma de la nueva coalición (Apruebo Dignidad más Nuevo Pacto Social o Socialismo Democrático), así como en la habilidad de desenvolverse en el nuevo escenario sociopolítico que la correlación de fuerzas congresales dibuja y, sin duda, en la administración de las expectativas ante demandas sociales que emergerán de una nueva geografía de la multitud, tendiendo a la intrascendencia de la misma coalición, para asegurar certidumbre relativa de gobernanza para los próximos años.

Esta columna es logrado en Co – autoría con el profesor Hernán García Moresco profesor de la Universidad Academia Humanismo Cristiano. Magister© Ingeniería Informática USACH. Diplomado en Big Data Universidad Católica. Diplomado en Ciencias Políticas y Administración Pública. Universidad de Chile. Licenciado en Educación en Matemática y Computación USACH

[i] https://pagina19.cl/opinion/la-moneda-se-viste-con-una-geografia-de-la-multitud/

[ii] https://www.eumed.net/libros-gratis/2007b/300/34.htm

[iii] https://pagina19.cl/destacado/si-votamos-solo-por-hombres-seguiremos-relegadas-prudente-o-necesaria-afirmacion/

[iv] https://www.elquintopoder.cl/politica/plaza-dignidad-o-plaza-italia-una-plausible-pregunta/

TAGS: Acuerdos Políticos Apruebo Dignidad Geografía de la multitud Gobernanza

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
En el caso del derecho a la ciencia, por ejemplo, no se trata un derecho solo de acceso a los beneficios del conocimiento; más bien, lo que se busca es asegurar que un país participe del progreso científico
+VER MÁS
#Política

Un piso mínimo para la ciencia en la nueva Constitución

No deja de impresionar cómo están cambiando las cosas. Las nuevas generaciones parecen estar tomando al toro por las astas, asumiendo los desafíos que se tienen por delante y que no son menores.
+VER MÁS
#Política

Una nueva mesa constitucional

En cualquier caso, lo complejo es definir qué implica, en los hechos, los derechos de las generaciones futuras y en qué condiciones se puede hacer efectivo en tanto derecho
+VER MÁS
#Sociedad

El derecho de las generaciones futuras

La cultura es libre como el agua y fluye como un río, su caudal es el territorio, las calles, las plazas, las comunidades, las organizaciones ciudadanas.
+VER MÁS
#Política

Tres dimensiones por la cultura en la nueva Constitución

Nuevos

En el caso del derecho a la ciencia, por ejemplo, no se trata un derecho solo de acceso a los beneficios del conocimiento; más bien, lo que se busca es asegurar que un país participe del progreso científico
+VER MÁS
#Política

Un piso mínimo para la ciencia en la nueva Constitución

Institucionalizar el llamado “capitalismo con rostro humano”, el del estado social y solidario que, con un mínimo del 35% del Producto Interior Bruto, puede financiar la garantía en derechos sociales ...
+VER MÁS
#Política

Gobierno de Boric: ¿echarle agua al mar?

Al final converso con un Nosferatus, me dice que necesitan sentirse parte de algo. “En Chile, la gente está desilusionada de todo. Este es un fin de mundo. El negro refleja algo”; pero tú no eres un v ...
+VER MÁS
#Cultura

Recuerdos de un patiperro: primera impresión en medio de vampiros

Guantánamo es una mancha imborrable en el historial de Estados Unidos, un capítulo que debe cerrar ya y no repetir nunca más.
+VER MÁS
#Internacional

Después de 20 años, Biden debe cerrar Guantánamo de una vez por todas

Popular

China, está construyendo el mayor proyecto de control social y de vigilancia digital, gracias a modernos sistemas de reconocimiento facial, análisis de huellas digitales y perfiles de comportamiento en la ...
+VER MÁS
#Internacional

China, la potencia que actúa en total impunidad

Si no nos vacunamos, estamos poniendo en riesgo a nuestro entorno social y familiar, principalmente a los más débiles, como son los niños, ancianos y enfermos
+VER MÁS
#Salud

Novak Djokovic y su punto de quiebre en contra por antivacunas

Es importante, que, en tiempo de incertidumbre climática, las inmobiliarias confíen en la institucionalidad ambiental del país. En materia de humedales por primera vez se les han definido las reglas clar ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ley de humedales urbanos, inmobiliarias y metas climáticas

Que las sirenas que quieren atraer a nuestro Presidente electo al mar turbulento con sus canciones mágicas “expertas, ponderadas y juiciosas” no sean escuchadas y permitan a Gabriel Boric hacer los cam ...
+VER MÁS
#Sociedad

Ulises y los cantos de sirenas