#Política

Abajo de la micro

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Si bien considero que el ejercicio del voto no lo es todo cuando hablamos de democracia, el hecho de que hoy se defina como un derecho político fundamental, genera en mi la necesidad de exponer mi descontento con cómo el Estado de Chile y principalmente el gobierno no han elaborado una mesa formal y de trabajo real para garantizar y resguardar este momento político a quienes no vivimos dentro del país. He leído bastante sobre las últimas noticias que se han publicado en relación al voto en el extranjero y a pesar de que aseguran que el Plebiscito se realizará, ninguna institución hizo reparo en todos aquellos ciudadanos que nos quedamos sin votar este próximo 25 de octubre.


El Estado de Chile y principalmente el gobierno no han elaborado una mesa formal y de trabajo real para garantizar y resguardar este momento político a quienes no vivimos dentro del país

Cuando ocurrió el Estallido Social y se optó por la vía del Plebiscito como respuesta institucional al conflicto, yo vivía en Melbourne (Australia) y necesitaba cambiarme de circunscripción electoral porque sentía que lo único que podía hacer por el país estando lejos, era votar. Para la fecha original del Plebiscito (abril) y de acuerdo a mis planes personales, yo sabía que para ese entonces no estaría viviendo en la misma ciudad pero asumía el costo de viajar a votar. Nunca dude siquiera en excusarme de mi deber por estar lejos o por residir a más de 300km de distancia según lo estipula la ley.

El problema surge cuando llega la pandemia. Australia se divide en Estados y todas las políticas, estrategias e implementaciones son decisiones autónomas. Cuando llega la pandemia, la principal medida fue cerrar automáticamente todas las fronteras. Afortunadamente vivo en una isla al sur de Australia y eso generó una ventaja considerable en la superación del virus (que dicho sea de paso no es la realidad de todos los Estados del país). Sin embargo, las fronteras de Tasmania (donde vivo actualmente) están cerradas hasta el 1 de diciembre y eso instantáneamente me dejó excluida del Plebiscito.

Probablemente mi historia suena como un reclamo individual que no tiene mucho peso ni valoración y es altamente probable que en nada cambie las cosas (si pudiera hacerlo, sería maravilloso). Pero siempre detrás de una realidad “micro” se esconde una problemática mayor. Como mi caso, hay muchos.

Las circunscripciones en Australia están ceñidas sólo a las ciudades que cuentan con Embajadas y Consulados (Sydney, Melbourne y la capital del país, Canberra). De modo que el padrón electoral de todos los chilenos en Australia está concentrado ahí. Y entonces la pregunta es: ¿Quién nos responde por esta falta de voluntad política de no haber creado (con bastante tiempo a favor) alternativas a este proceso acorde a un contexto de pandemia? ¿Cuál de todas las autoridades se hace cargo de esta ausencia? ¿A quién debiésemos acudir para exigir nuestro derecho a voto? ¿A caso estamos frente otra violación de derechos fundamentales?

Todos los días me hago estas preguntas y recurriendo a diversas instancias hemos intentado con un grupo importante de chilenos tener alguna respuesta, pero nada. Nadie pronuncia ni una sola palabra. Solo dicen que la ley no dispone de otros mecanismos para efectuar el voto (voto electrónico o voto postal) y que poco y nada deberíamos esperar al respecto si ni siquiera se esforzaron por asegurarle el voto a quienes si están en Chile pero contagiados con COVID.

Esto a mi parecer es un hecho grave porque deja en evidencia varias cosas:

1. Demuestra no tener real voluntad política de que las cosas funcionen bien. A estas alturas es posible pensar que se trata de una mera estrategia política para ejercer control sobre la cantidad de votantes.
2. No contar con disposiciones excepcionales ante eventos de esta naturaleza y de alguna manera no ser capaces de entregar un voto de confianza a un electorado que ha demostrado ser ordenado y no fraudulento.
3. Entrega claras señales antidemocráticas negándose a la posibilidad de que otros (muchos) no participen. Si bien es cierto que las mesas ya están constituidas, con sus vocales y recintos establecidos, será un derecho garantizado a medias sólo para aquellos quienes tuvieron la suerte de encontrarse viviendo ahí. Y mi derecho no puede depender de la suerte.

En un principio quería titular esta columna como “Tengo pena” (que para ser honesta realmente la siento), pero finalmente mi descargo intenta poner sobre la mesa el cómo debemos seguir repensando la política, los procesos de participación y la modernización de los Estados. Me queda el consuelo o el autoconvencimiento de saber que la democracia se construye en cada acción que ejercemos y no sólo a través del voto, para después tener que asumir, que mis ganas y deseos de participar de este camino se quedaron abajo de la micro.

TAGS: #Participación #PlebiscitoConstitucional #ProcesoConstituyente #VotoExterior

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

El sistema económico seguirá siendo capitalista lo que obliga a calibrar muy bien qué caduca y qué sigue vigente
+VER MÁS
#Sociedad

Crisis y superación del modelo neoliberal

Nuevos

La ansiedad climática la sienten personas de todas las edades, en todas partes. Ella se asocia a varias emociones dolorosas y complejas: tristeza, miedo, enojo, impotencia, culpabilidad, avergüenza, deses ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Los jóvenes deberán aprender a convivir con la ansiedad climática

El balance de este esfuerzo por llevar a la práctica el proyecto social de un buen vivir demuestra las complejidades que implica, y expone las fuerzas sociales opuestas que enfrenta.
+VER MÁS
#Política

El Yasuni: una política concreta de aplicación del buen vivir

La derecha tiene el derecho a desmarcarse del fascismo, pero no tiene derecho a mentir con un desprecio absoluto por la historia,
+VER MÁS
#Política

La mentira que difunde la derecha en redes sociales

La apelación a la tradición ("ad antiquitatem") es una tradicional falacia lógica. El que algo se haya venido practicando desde tiempos pasados, no permite concluir por sí solo que haya contad ...
+VER MÁS
#Política

Tradición de crueldad

Popular

Como investigadores jóvenes, condenamos tajantemente estas acciones, que constituyen un lamentable ejemplo para las futuras generaciones de científicos y académicos;
+VER MÁS
#Ciencia

Por una mejor ciencia

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

Solo reflexiono lo que la ciencia ficción de los años 30 y 50 vaticinaron y cómo la historia se encargó de hacerlo posible gracias a la supuesta emancipación. ¿Qué fue lo que triunfó?
+VER MÁS
#Política

Orwell 2021

Es un generalizado negacionismo cultural de la otredad, lo distinto, lo ajeno, lo que desagrada o molesta.
+VER MÁS
#Sociedad

Bloqueo, censura, veto o anulación