#Medios

Por qué los jóvenes debiéramos odiar Chilevisión

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Chilevisión sigue anclada a repugnantes doctrinas comunicacionales, que para el caso que nos convoca, tuvieron origen hace casi treinta años (curioso: la edad de un adulto joven), cuales fueron creadas para socavar la incipiente rebeldía frente a la dictadura militar, esta vez, en democracia. Hoy día, sin embargo, no pretenden ponernos en contra del resto de la sociedad; les basta con que nos mutilemos entre nosotros mismos, los jóvenes.

Que el morbo vende, no es novedad; que el sistema necesita de nuestro mismo morbo para explotarnos, puede que un poco; pero que ese morbo sistémico está lleno de símbolos que nos golpean a diario, sin darnos cuenta la mayor de las veces, es, por lo mismo, de lo más interesante (y una novedad). Y es que en el lenguaje, lo que se dice bajo las penumbras, o lo que derechamente no se dice, muchas veces es más importante que lo que se dice. La invisibilidad del poder (y la administración de un cierto tipo de lenguaje al que forzarnos es un tipo de poder) es lo que lo define como tal. De ahí que los símbolos, en cierta manera, constituyen una expresión de poderío: podrán tener, para los destinatarios, más de un significado, incluso personal, pero siempre estará presente, perenne y en la oscuridad, aquel del que le dio la vida.

En el caso de los medios de comunicación, qué duda cabe. “Medios” o instrumentos para un telos, un fin: puestos a disposición de las clases dominantes para comunicar cierto tipo de mensajes, pero de forma ambigua, de modo que signifique una y otra cosa a la vez. El trabajo está, entonces, en descifrar cuál es ese mensaje que los medios quieren comunicar, que es distinto al que nosotros interpretamos.

Chilevisión se ha caracterizado por establecer una forma de trabajo muchas veces reñida con la propia ética periodística y sancionada por las autoridades respectivas por omisión o por acción directa. Pero lo que ahora nos interesa es saber cómo este canal se comporta frente a cierto público objetivo: los jóvenes.

Fiel a su telos, Chilevisión pretende satirizar la imagen de la juventud, reprochándoles falta de inteligencia, madurez, y exacerbada ambición. ¿No es esta, acaso, la imagen que Chilevisión pretendió construir de la juventud durante los 90’ gracias a Extra jJóvenes, soporífero para la juventud que salía de las marchas en contra de la dictadura y sus amarres institucionales y que aterrizaba en los primeros años de transición democrática? ¿No fue esa misma imagen que pretendió reconstruir, esta vez en 2007, con Yingo, un año después de la “revolución pingüina”?

Pero las escaramuzas de Chilevisión no se detienen ahí. Destruir a la juventud con falsos símbolos, esta vez posicionándolos a ellos mismos como los destructores, fue su caballito de batalla del 2011.

Pareciera que Chilevisión entiende a la perfección que la fuerza de la juventud es fundamental tanto para el mantenimiento del actual sistema de sociedad como para su destrucción. Llegó atrasada las tres veces anteriores, pero ahora pretende torcer la cronología adversa. Atenta a que la incertidumbre del voto joven ahora más que nunca puede bajar a unos y subir a otros, lanza su último y artero misil comunicacional: ¿qué mejor que descubrir sus errores “pasionales” de juventud y hacer que estos mismos chiquillos se peleen entre ellos? Simpático y entretenido a primera vista ¿no?

Ese es el sentido de la “última adquisición” de Chilevisión, “Manos al fuego. Ni muy cerca de las vitales elecciones de este domingo 17 de noviembre pero tampoco muy lejos. La fecha “de lanzamiento” entonces fue la acertada: 25 de septiembre.

Ayer vi el programa y me quedó más que claro lo que he dicho. Chilevisión sigue anclada a repugnantes doctrinas comunicacionales, que para el caso que nos convoca, tuvieron origen hace casi treinta años (curioso: la edad de un adulto joven), cuales fueron creadas para socavar la incipiente rebeldía frente a la dictadura militar, esta vez, en democracia. Hoy día, sin embargo, no pretenden ponernos en contra del resto de la sociedad; les basta con que nos mutilemos entre nosotros mismos, los jóvenes.

Es por estas razones que nunca más sintonizaré Chilevisión.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Camila Ignacia Araya Guzmán

05 de Marzo

Interesante comentario.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

El sistema económico seguirá siendo capitalista lo que obliga a calibrar muy bien qué caduca y qué sigue vigente
+VER MÁS
#Sociedad

Crisis y superación del modelo neoliberal

El espacio de la Convención Constituyente es una gran oportunidad para la Unidad en la Unicidad, para el encuentro con los principios universales: “todo es uno y uno es todo”, para que las distancias i ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Convención Constituyente como una oportunidad

Nuevos

Cada septiembre tiende a repetirse la implementación de una suerte de estrategia de la desmemoria. En vez de avanzar más profundamente en verdad y justicia, no, hagamos como si no fue tanto la cosa
+VER MÁS
#Sociedad

La desmemoria como estrategia

Para los ciudadanos, la falta de democracia significa no ser escuchados, ver que las decisiones se toman sin consulta, lo cual va mucho más allá del dato ciudadano/electoral constituido en el momento úni ...
+VER MÁS
#Política

Otra democracia es posible

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Como investigadores jóvenes, condenamos tajantemente estas acciones, que constituyen un lamentable ejemplo para las futuras generaciones de científicos y académicos;
+VER MÁS
#Ciencia

Por una mejor ciencia

Popular

Como investigadores jóvenes, condenamos tajantemente estas acciones, que constituyen un lamentable ejemplo para las futuras generaciones de científicos y académicos;
+VER MÁS
#Ciencia

Por una mejor ciencia

¿Cree usted que ha sido acertado poner en tensión sus futuros ingresos, se siente que ha sido juicioso, que no se arrepentirá cuando tenga 70, 80 años o más?
+VER MÁS
#Chile 2030

Bien el presente ¿y en el futuro?

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

Solo reflexiono lo que la ciencia ficción de los años 30 y 50 vaticinaron y cómo la historia se encargó de hacerlo posible gracias a la supuesta emancipación. ¿Qué fue lo que triunfó?
+VER MÁS
#Política

Orwell 2021