#Ciudadanía

Sobre las designaciones: probidad y transparencia en la función pública

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Diré, de plano, que de los funcionarios públicos, y en especial, los de “alta confianza”, sí se requieren que cumplan con estándares de cualificación personales más elevados que los de común aceptación, que la garantía de la protección de la vida privada limita su espacio (“limita” no es igual que “desaparece”) frente a principios sociales utilitarios de transparencia y probidad, y que finalmente, éstos cubren al funcionario durante todo el desarrollo de su vida y carrera funcionaria.

Los recientes casos de designaciones y remociones automáticas de gobernadores y otros funcionarios públicos de confianza, saca a colación el trascendental papel que cumple en un Estado de Derecho la probidad y la transparencia en el ejercicio de toda función pública.

Por “función pública” entiendo, en sintonía con la doctrina más autorizada, aquella que se deriva de una inmisión total o parcial del Estado en una o más actividades (función pública en sentido amplio), sin perjuicio que en esta ocasión sólo me referiré a ella en su faz “administrativa” (función pública restringida).

Ambos, principios que no sólo informan el Derecho de la Administración sino, en general, todo el Derecho Público o del Estado, suponen contestar preguntas que constituyen, a su vez, la fuente y medida de su aplicación: ¿hasta dónde alcanza el deber de probidad respecto de quienes pretenden ejercer una función pública? ¿Cómo se compatibiliza dicho deber (art. 8 CPR) con, a su turno, la garantía que tiene toda persona de ver blindada su intimidad y honra particular (art. 19 Nº 4 CPR)? Por último, ¿es legítimo que los ciudadanos requieran de quienes ejerzan una función pública el cumplimiento de estándares de decoro profesional más elevados que los tradicionales?

Diré, de plano, que de los funcionarios públicos, y en especial, los de “alta confianza”, sí se requieren que cumplan con estándares de cualificación personales más elevados que los de común aceptación, que la garantía de la protección de la vida privada limita su espacio (“limita” no es igual que “desaparece”) frente a principios sociales utilitarios de transparencia y probidad, y que finalmente, éstos cubren al funcionario durante todo el desarrollo de su vida y carrera funcionaria. ¿Por qué?

Debemos empezar señalando que la función pública supone, ante todo, que estamos frente a un tipo de relación distinta a una particular. Esa consigna es más trascendente que una mera diferenciación semántica entre los conceptos “público y privado”. En efecto, la función pública supone una relación entre Administración y funcionario, que es legal y de derecho público a la vez. Aun más: el ejercicio de la función pública es “especial”, en el sentido que no es cualquiera quien puede verse vinculado a ella. En el nombre del Estado, es el funcionario quien lleva a cabo la labor pública.

Junto con el sentido de la relación especial que se deriva, la función pública tiene por objeto (la “función” pública también tiene su propia función) el desarrollo de ciertas “expectativas” sociales, que el Derecho estima dignas de acoger y reconocer: el bien común. Se trata, entonces, de la promoción de un “interés público”.

No entraré a discurrir sobre la naturaleza del bien común, en tanto “bien de todos” o bien solamente “público”. El lector puede analizar, con más detalle, lo que supone una y otra acepción del bien común, si admitiera tal escisión, revisando lo que plantea Antonio Rosmini en «Filosofia del Diritto» (vol. II).

Y como tales expectativas suponen recursos para hacer efectivo su cumplimiento, es que el Estado, además de hacer “especial” a quien actúa en su nombre, lo dota de herramientas legales y materiales para llevar a efecto su cometido. Lo que hace que la carga pública en su contenido y en su ejercicio suponga elementos que son lúcidamente diferentes a una común.

Refuerza lo anterior un hecho que no es intrascendente: a diferencia de lo que ocurre con las investiduras públicas propiamente políticas (tales como Presidente de la República, Consejeros Regionales, Diputados, Senadores, Alcaldes y Concejales), el resto de la función pública es investida en su calidad de tal sin la anuencia o convalidación directa de la ciudadanía.

Al ser investiduras de exclusiva confianza del Presidente de la República, recorren en línea paralela el cedazo que supone ser nombrado vía escrutinio popular.

Son estas tres características (relación, función e investidura especial) las que imponen cargas más gravosas a sus destinatarios.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repeti ...
+VER MÁS
#Política

De vuelta a la rotonda política

Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repetir el ciclo interminable de esfuerzo y fracaso

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado
+VER MÁS
#Política

El mito del cierre definitivo del proceso constituyente/constitucional

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo
+VER MÁS
#Política

¿Nos jodimos todos?

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no ...
+VER MÁS
#Política

Las lecciones del plebiscito

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no se han visto por ningún lado

Nuevos

Gestionar las vulnerabilidades parece ser una materia pendiente por parte de autoridades, la acción previa que permite minimizar los efectos de una tragedia parece ser la tarea no aprendida
+VER MÁS
#Chile 2030

Gestionar el riesgo o enfrentar la tragedia

Seamos como los bomberos y bomberas, que se lanzan a ayudar, sin preguntar siquiera cuándo van a volver a sus casas. Ese altruismo y entrega necesita Chile, no sólo para apagar los incendios y reconstruir ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ser como los bomberos

La mayoría de los que optamos por estudiar pedagogía escuchamos en algún momento comentarios como: Pero, si le fue bien ¿por qué pedagogía y no otra cosa? O el revés, ¿no te alcanzó el puntaje para ...
+VER MÁS
#Educación

Elegir la pedagogía

Tienen una experiencia de vida que no se puede tirar a la basura por absurdos prejuicios y debe ser trasmitida y compartida con las generaciones más jóvenes y así minimizar el riesgo de seguir tropezando ...
+VER MÁS
#Sociedad

Edadismo o viejismo la discriminación no reconocida

Popular

Santiago, 11 de marzo de 2030.Querido nieto,Hoy asume el nuevo Presidente. Aunque todavía no tienes edad para votar, me encantaría sentarme contigo y conversar respecto de cuan importante es que la gran m ...
+VER MÁS
#Política

Carta abierta a mi nieto

La gran diferencia entre el clasismo y cualquier otro tema que se discuta en esta página es que cambiar la mirada es gratis. No se necesita construir nada, mandar ningún proyecto de ley ni llegar a ningú ...
+VER MÁS
#Sociedad

Discriminación a voz en cuello

Informarse adecuadamente no es fácil, requiere un rol activo de buscar fuentes diversas y contrastar. Recordemos que la gran mayoría de los chilenos sólo se informa con la televisión. ¿Serán necesario ...
+VER MÁS
#Medios

¿Medios sordos y ciudadanos mudos?

Sin rito –entendido como solución a una contradicción indisoluble- es muy difícil elaborar personal y socialmente el duelo que sigue a toda pérdida.
+VER MÁS
#Cultura

Duelos y Mitos en la memoria sísmica chilena.