#Medio Ambiente

La fatalidad del paraíso

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Fue en 1968 que el artículo “La tragedia de los comunes” (“The tragedy of the commons”), publicado en la revista Science, llamó la atención sobre el problema que representa la presión de un grupo de individuos sobre recursos naturales limitados, motivados todos en forma racional por satisfacer sus intereses individuales.

El ecologista estadounidense Garrett Hardin planteó esta paradoja aludiendo a los bienes públicos, explicando que al poner éstos al libre acceso del colectivo –una aspiración socialmente positiva- siempre existirá el riesgo de su extinción, incluso teniendo en claro cada uno de los involucrados el perjuicio general que a la postre su acto individual puede generar.


Un desafío presente es qué hacer cuando la saturación poblacional en el resto del país genere un éxodo masivo a otras zonas. Tal es más pertinente hoy cuando la tecnología permite a muchas personas trabajar a distancia.  Es la presión que viven los sectores rurales aledaños a la región Metropolitana, Chile con relación a otros países vecinos y Europa desde hace muchos años con respecto a habitantes de todo el planeta.

En las últimas décadas esta teoría ha quedado demostrada en un sinnúmero de situaciones a las que nos hemos venido enfrentando como especie.  Desde el cambio climático al uso de bolsas plásticas, el actuar humano como un conjunto de acciones destinadas a la satisfacción individual ha expuesto sus límites. A estas alturas no solo afectando a otros, sino a todos quienes dependemos de la biodiversidad. Incluidos entre estos los que sienten la naturaleza prioritariamente como una despensa o un vertedero.

En esto pensaba hace algunos días producto de varios dilemas que cruza el país y particularmente la región de Aysén: la contaminación atmosférica por leña, la introducción de animales domesticados a las áreas silvestres protegidas, la ampliación de la salmonicultura a Magallanes, la sobrepoblación de las ciudades.

En realidad, la tesis de Hardin apuntaba a un fenómeno que es obviado en gran parte de los debates relativos a la presión sobre los recursos naturales.  La sobrepoblación.  Por involucrar aspectos biológicos, legales, políticos, afectivos, morales, no es una materia tan fácil de abordar.  La discusión sobre derechos sociales y recursos naturales básicos para todos y todas representa un desafío, así como hablar de métodos de control de natalidad y la discriminación de quiénes pueden acceder a esos bienes comunes.  ¿Será un criterio el nivel de necesidad, el poder adquisitivo (muchas veces propiedad privada mediante), la técnica, la pertenencia cultural, territorial?  ¿Es más justo que alguien de Aysén acceda al agua, porque en el territorio austral la hay en abundancia, que un nortino, en cuyo suelo hay una severa escasez, tanto por sus condiciones naturales como por actividades productivas que la han agotado con fines económicos?

La reflexión no es irrelevante.  Involucra a todos los territorios donde sus comunidades han logrado ciertos estándares de vida que son vistos con buenos ojos por quienes en ellos no habitan.  Por cierto que mucho de subjetividad tiene esta idea, sin embargo esta línea de pensamiento es la base de los procesos de inmigración y sus efectos (positivos y negativos) en los suelos anfitriones.  Llámese aquello aspirable educación, oportunidades laborales, tranquilidad, naturaleza en estado natural, sentido de comunidad.

Similar ocurre con Aysén. Para quienes aún sentimos un privilegio vivir en la Patagonia con sus particularidades, la mantención de ciertas características es fundamental.  Cualidades que ya no se encuentran en otras zonas del país ni, incluso en algunos casos, del planeta.  La paradoja de lograr este objetivo (mantener Aysén como reserva de vida) puede generar paulatinamente mayor interés por habitar en este espacio de excepción, más aún con los problemas cada día más visibles que representa vivir en las grandes ciudades.

Por cierto que existen barreras naturales y sociales que han hecho de la zona austral un lugar aún no sobrepoblado. Sus severas condiciones climáticas en invierno, la falta de conectividad vial y su compleja geografía, entre otras características sociales, han evitado el arraigo masivo de población, generando que este extenso territorio de Aysén de 108 mil kilómetros cuadrados  (campos de hielo y montañas mediante) aún se mantenga con una densidad poblacional menor a un habitante por km2 (en el Censo de 2017 se registraron 99.410 residentes habituales), con concentraciones urbanas fundamentalmente en Coyhaique (56.823) y la zona de Puerto Aysén-Puerto Chacabuco (23.310).  La densidad poblacional de Chile es 8,77 por km2.

Sin embargo esto, un desafío presente es qué hacer cuando la saturación poblacional en el resto del país genere un éxodo masivo a otras zonas. Tal es más pertinente hoy cuando la tecnología permite a muchas personas trabajar a distancia.  Es la presión que viven los sectores rurales aledaños a la región Metropolitana, Chile con relación a otros países vecinos y Europa desde hace muchos años con respecto a habitantes de todo el planeta.

Es la fatalidad del paraíso. Una reflexión que más que impulsar procesos de discriminación no evolutiva busca un debate colectivo.  Por lo demás, el proceso de selección no natural ha ocurrido desde que el ser humano se transformó en homo sapiens, a partir de la revolución cognitiva de hace 70 mil años. Se profundizó con la revolución agrícola de hace 12 mil, la científica de hace 500 y la industrial de hace 200.  En cada una de ellas hemos dado pasos gigantescos que nos han traído a los dilemas que enfrentamos hoy, como apunta el historiador israelí Yuval Noah Harari en su obra “De animales a dioses”.

Es este un debate aún pendiente, que involucra además de lo ya dicho procesos de organización y ordenamiento territorial.  No enfrentarlo sería sinónimo de una profunda irresponsabilidad.  La irresponsabilidad de la que precisamente nos habla Garrett en su obra magistral.

TAGS: #Aysén #Modernidad #Sobrepoblación

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Pedro Di Gi

02 de Agosto

Muy interesante Artículo me parece, al llamar a un diálogo para buscar soluciones a temas contingentes actuales, como a realidades inminentes futuras.

Al respecto se suele dejar de lado que estamos viviendo los últimos capítulos de la “Era de los Combustibles Fósiles”, especialmente del Petróleo, cuyo progresivo y final agotamiento está incidiendo en una crisis económica mundial que apunta hacia el fin de la “Globalización Económica”, debido a su uso insustituíble en el “Transporte Masivo” de Bienes Económicos y Recursos Naturales No-Renovables y Renovables … de los cuales se continúa haciendo en gran parte (como los peces del mar) un uso No-Sustentable …

En cuanto al tema de las “Migraciones Masivas Mundiales” actuales, es interesante tener presente el porcentaje o taza de “Densidad Poblacional” de la Región de Aysén, considerando que podría ser habitada por Pueblos en crítica situación vital como los Haitianos y Palestinos (y los mismos Chilenos afligidos por la Pobreza Económica y la vida acinados en Poblaciones y Cárceles, y también la Juventud que vive sin Visión de Real Futuro Promisorio como son los miles de jóvenes “NiNis” sin acceso a la Educación Formal).

A todos los anteriores pienso que debería enseñárseles a “vivir sin destruír”, según normas que conjuguen el bien personal y el bien común, tanto como el de la Naturaleza, de cuya salud dependemos para nuestra subsistencia – y nuestra misma sobrevivencia – tanto personal como colectiva.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

El sistema económico seguirá siendo capitalista lo que obliga a calibrar muy bien qué caduca y qué sigue vigente
+VER MÁS
#Sociedad

Crisis y superación del modelo neoliberal

El espacio de la Convención Constituyente es una gran oportunidad para la Unidad en la Unicidad, para el encuentro con los principios universales: “todo es uno y uno es todo”, para que las distancias i ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Convención Constituyente como una oportunidad

Nuevos

Ac­tual­men­te se pu­ri­fi­can dia­ria­men­te 130 mi­llo­nes de me­tros cú­bi­cos, uti­li­zan­do unas 21.500 plan­tas desa­li­ni­za­do­ras, que ope­ran en más de 130 paí­ses.
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Desalinización de aguas: ¿Es una respuesta adecuada a la escasez del recurso hídrico?

La escritura es la expresión de mi alma, pero la pintura es la realización de mi espíritu. Quien quiera conocerme solo tiene que ver mis pinturas, me conocería mejor que conversando conmigo en persona.
+VER MÁS
#Cultura

La resistencia a través de la escritura y el arte

Cada septiembre tiende a repetirse la implementación de una suerte de estrategia de la desmemoria. En vez de avanzar más profundamente en verdad y justicia, no, hagamos como si no fue tanto la cosa
+VER MÁS
#Sociedad

La desmemoria como estrategia

Para los ciudadanos, la falta de democracia significa no ser escuchados, ver que las decisiones se toman sin consulta, lo cual va mucho más allá del dato ciudadano/electoral constituido en el momento úni ...
+VER MÁS
#Política

Otra democracia es posible

Popular

Como investigadores jóvenes, condenamos tajantemente estas acciones, que constituyen un lamentable ejemplo para las futuras generaciones de científicos y académicos;
+VER MÁS
#Ciencia

Por una mejor ciencia

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

Solo reflexiono lo que la ciencia ficción de los años 30 y 50 vaticinaron y cómo la historia se encargó de hacerlo posible gracias a la supuesta emancipación. ¿Qué fue lo que triunfó?
+VER MÁS
#Política

Orwell 2021

Emulando la canción de John Lennon, de estas dos crisis debe surgir una sociedad mejor y más solidaria, con un capitalismo renovado inclusivo y sostenible. 
+VER MÁS
#Sociedad

La única forma de superar nuestros desafíos es trabajando juntos