#Internacional

Relaciones exteriores y la adaptación de la especie

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Al interior del Ministerio de Relaciones Exteriores y con posterioridad al resultado de la segunda vuelta de la elección presidencial de diciembre recién pasado, ansiosa y progresivamente, han comenzado a develarse opiniones discordantes con la conducción excesivamente comercial de la política exterior nacional. Así, se plantea la urgente necesidad de revalorizar una visión “estratégica” de dicha política y que sean consideradas las diferentes dimensiones del factor “humano” en las relaciones con el exterior.

A pocos meses de finalizar el período presidencial del actual gobierno en Chile y que una nueva coalición política asuma el ejercicio del poder en el país, han comenzado a surgir esclarecedoras opiniones y/o recomendaciones respecto de lo que debería o no debería ser y hacer la nueva administración en las diferentes áreas de responsabilidad gubernamental.

En particular, al interior del Ministerio de Relaciones Exteriores y con posterioridad al resultado de la segunda vuelta de la elección presidencial de diciembre recién pasado, ansiosa y progresivamente, han comenzado a develarse opiniones discordantes con la conducción excesivamente comercial de la política exterior nacional. Así, se plantea la urgente necesidad de revalorizar una visión “estratégica” de dicha política y que sean consideradas las diferentes dimensiones del factor “humano” en las relaciones con el exterior; de tal modo, la historia, la cultura, la ideología, etc., aparecen como aspectos o componentes de las relaciones internacionales que es necesario revalorizar al momento de definir la política exterior de nuestro Estado con los países limítrofes, la región y el mundo.

Si bien éste fenómeno de adaptación de las especies no es nuevo, el naturalista inglés Charles Darwin lo estudió y describió ya en el siglo XIX, resulta verdaderamente sorprendente la velocidad y capacidad de procesamiento de las mutaciones adaptativas dadas a luz por parte de tal especie en particular. En muy pocas generaciones, si no en la misma, se han explicitado dramáticas mutaciones, revertido las mismas o, simplemente, reinstalado nuevamente el genotipo original necesario, posibilitando la sobrevida de los que han alcanzado una oportuna adaptación frente a las modificaciones o cambios contingentes del medio ambiente, como sostenía el referido naturalista inglés.

Pero, más allá de éste sorprendente atributo adaptativo y desde una perspectiva institucional, las recurrentes mutaciones cíclicas y oscilantes parecen insinuar que algo no anda como debería en el Ministerio de Relaciones Exteriores y, por consiguiente, en nuestra política exterior. Los esfuerzos por identificar el origen institucional u orgánico de un cierto olorcillo mortecino que impregna las difusas paredes de los pasillos cancillerescos no han sido pocos; asimismo, tras dichos esfuerzos, han abundado los compromisos, promesas y propuestas que auguran ser la ultimate mutation, de donde surgirá el diplomático perfecto, para la perfecta política exterior. Claro, como los porfiados hechos en la vida del hippie son duros, tales esfuerzos, sean éstos sinceros o fingidos, lucidos o, simplemente, mediocres, han germinado efímeramente para extinguirse y desaparecer ignorados en el oculto e intrincado laberinto de los influyentes y firmes seguidores del darwinismo adaptativo.

Desde la perspectiva de lo señalado precedentemente, no parece del todo descabellada la espontanea estrategia implementada por la actual administración de desplazar las complejidades e insuficiencias de nuestra política exterior hacia el mercado; pues, en el Market Foreign Policy y su retail la vida se hace más simple, por lo menos en el corto plazo. De ésta forma, en la inmediatez, se reemplazan los temas de fondo por los de forma, se enfocan las prioridades en un número acotado de intereses concretos de escasa visibilidad, salvo para reducidos y exclusivos actores, y se deja plena libertad para que opere a sus anchas la mano invisible del darwinismo adaptativo y su optimismo frente a un medio ambiente regulado y estable carente de exigencias sustantivas, al extremo de hacer propio y sin cuestionamiento el slogan ¡Viva la Diferencia! como fundamento teórico de la política exterior con la región, en el entendido subyacente que cada actor internacional sólo prioriza su accionar motivado por intereses y aspiraciones económico/materiales transables en el Market Foreign Policy.

Pero, como sabemos, este mundo feliz ha sido brutalmente violentado, primero, por el resultado de las elecciones presidenciales y, luego, por la proximidad del fallo en el juicio limítrofe marítimo entre nuestro país y Perú; de allí, que se abra nuevamente un escenario explícito de mutaciones materializadas a través del nacimiento de opiniones discordantes respecto de la conducción y orientación de la política exterior chilena. Asimismo, esta ruptura del estado idílico de retail permanente, tiene dos particularidades que marcarán tanto el devenir como la capacidad ilimitada de adaptación en los actores históricamente triunfantes en dicho proceso adaptativo. En primer lugar, como resultado del cambio de ciclo político se fracturará la legitimidad de los equilibrios construidos al interior del Ministerio en cuestión durante la larga etapa de transición y consolidación democrática y, en segundo lugar, como resultado de la fractura referida, se explicitará el conflicto generacional subyacente en que las nuevas generaciones diplomáticas pugnan por liberar el camino hacia los espacios de conducción ministerial y de representación externa. Asimismo, la intensidad y profundidad de la ruptura de legitimidad como el conflicto generacional, estará fuertemente marcado por el resultado, para Chile, del fallo de la Corte Internacional de La Haya.

Más allá del eventual impacto en la estabilidad organizacional que pueda provocar el desarrollo de los procesos señalados, lo relevante es que abrirán un espacio potencial de modificaciones, cambios y/o renovación en el Ministerio de Relaciones Exteriores, posibilidad que no ha estado presente desde hace décadas como resultado de la insondable capacidad de adaptación ya referida.

———

Foto: pslachevsky / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

 

PARTICIPA

Popular

Es necesario que los distintos actores del sistema asuman su responsabilidad con los cientos de niños bajo orden de búsqueda y recogimiento que son invisibles a la protección efectiva del Estado
+VER MÁS
#Sociedad

La deuda de Chile con su infancia

La política -atrévanse a decir que no es algo transversal- no se ha adaptado más que para cometer suicidios políticos con la juventud, puesto a que fallan y fallan cada vez que intentan verse con caras ...
+VER MÁS
#Política

El recambio que violenta

Pareciera que estos grupos odian la inmigración, pero sólo la latina.
+VER MÁS
#Política

¿Inmigrantes? Sólo si son rubios y europeos

No sé si mi nieto tendrá la oportunidad de vivir en un Estado que se preocupe realmente de sus ciudadanos, por lo menos haré el esfuerzo para tratar de evitar que ustedes, vuestra empresa y vuestra indus ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Respuesta a encuesta de AFP Habitat

Popular

En esta Dictadura digital moderna que China está construyendo, el destino de sus ciudadanos es regido por algoritmos computacionales desarrollados por la empresa Alibaba
+VER MÁS
#Sociedad

China en camino de hacer realidad 1984

Considerando que no hay un tratamiento farmacológico eficaz y dado que se trata de una enfermedad progresiva con distintas etapas y necesidades, surge la pregunta sobre los beneficios que la Ley debe incluir
+VER MÁS
#Salud

El ELA, tiene colores

Lo que se juega el 2020 es ni más ni menos que la posibilidad de reconstruir nuestra identidad colectiva precisamente desde lo colectivo, y validar la política como un instrumento para pensar la comuna a ...
+VER MÁS
#Municipales

Municipales 2020 Conchalí, una elección histórica

Son estas señales -su forma de votar- las que los ciudadanos estamos observando atentamente de nuestras autoridades y legisladores
+VER MÁS
#Política

Carta abierta a Alejandro Guillier, TPP-11