#Internacional

Chile y Bolivia en la Corte Internacional de Justicia

0
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La aspiración boliviana de salida al mar difícilmente será resuelta con Chile de no mediar la intervención de un tercero imparcial, con jurisdicción internacional obligatoria para las partes.

En el transcurso de las escasas semanas que han pasado desde que se realizó la lectura pública del fallo en que la Corte Internacional de La Haya definió el límite marítimo entre nuestro país y Perú, diversas voces en Chile claman la necesidad o conveniencia de denunciar la participación del país en el Pacto de Bogotá, a fin de no continuar obligándose a concurrir ante dicha Corte Internacional por eventuales demandas que terceros países puedan interponernos.

Algunos parlamentarios nacionales, tanto oficialistas como de oposición, plantean que frente al resultado obtenido en el juicio limítrofe con Perú, no parece razonable seguir sometidos a una jurisdicción que lejos de fallar en derecho busca equilibrar los resultados para que los mismos sean aceptables para las partes y que ninguna de ellas sea perjudicada en demasía. Asimismo, argumentan que de seguir siendo miembro del Pacto de Bogotá nuestro país podría exponerse al riesgo de nuevas demandas limítrofes en el futuro, ante lo cual, sería del todo conveniente para los intereses nacionales retirarse de dicho Pacto. Por su parte, el Presidente de la República, para no ser menos, ha solicitado un estudio sobre la conveniencia o no de seguir siendo parte del referido instrumento internacional.

Pero más allá de la simple polémica coyuntural, probablemente más interesada en dar muestras a la ciudadanía de determinación en la protección de los intereses nacionales que de velar realmente por los mismos, parece obtuso desechar un pacífico, legítimo y útil mecanismo de solución de controversias internacionales, sobre la base de que el resultado no fue como las autoridades políticas nos convencieron que sería, dado que el derecho internacional nos acompañaría sin lugar a dudas o que, en el futuro, podríamos correr con similar suerte ante eventuales juicios interpuestos por hipotéticos terceros estados.

Es claro que, difícilmente se habría resuelto el diferendo limítrofe marítimo con Perú de no mediar el juicio ante la Corte Internacional de la Haya. Una prueba evidente de ello es el conflicto surgido entre nuestro país y Perú por la delimitación de la frontera terrestre, dado que el tribunal internacional no se pronunció respecto de si dicho límite se iniciaba en el punto concordia o el Hito 1. Tal conflicto, se ha convertido en una verdadera honoris causa entre los dos países, pasando lo accesorio a ser el tema principal en las relaciones bilaterales y deteriorando sustantivamente las mismas.

De igual modo, la aspiración boliviana de salida al mar difícilmente será resuelta con Chile de no mediar la intervención de un tercero imparcial, con jurisdicción internacional obligatoria para las partes. Si bien, las negociaciones bilaterales basadas en la denominada Agenda de los Trece Puntos fue un intento sincero por avanzar en diversos ámbitos de integración, en el punto seis de la misma, relativo al tema marítimo, no se lograron avances concretos y, dada la realidad política chilena, era muy improbable que se pudiera alcanzar algún acuerdo, aunque tales negociaciones hubieran continuado durante el actual período presidencial en Chile.

En tal contexto, parece del todo razonable para Chile entender la demanda presentada ante la Corte Internacional de la Haya por Bolivia, en el marco del Pacto de Bogotá, como una oportunidad de paz y futuro que permitirá resolver un conflicto que por su fuerte naturaleza simbólica estará siempre enturbiando las relaciones bilaterales. Asimismo, es un camino de solución pacifico en un contexto político nacional que difícilmente logrará alcanzar las mayorías necesarias para resolver el tema, si no es mediante éste mecanismo internacional.

* Entrada publicada originalmente en globedia.com

———

Foto: Wikimedia Commons

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Cómo explicarnos que en el siglo XXI se apliquen prácticas crueles e inhumanas y quiten la vida a personas que hacían una tarea; cómo explicarnos que corten de tajo los sueños y aspiraciones
+VER MÁS
#Internacional

Qué hacemos. Aquí #NoSonTresSomosTodxs

El logro para que Chile se ubique en ligas avanzadas de producción de patentes y propiedad industrial, es de urgencia, ya que el desarrollo depende de este contexto, considerando que es por todos sabido qu ...
+VER MÁS
#Tecnología

Día internacional de la propiedad industrial. La importancia estratégica que tienen las patentes para Chile

Debe pues acordarse un nuevo contrato social donde cada región administrará los recursos que genera y aquellas ciudades o regiones que no les alcance para su subsistencia, pues negocien con aquellos prés ...
+VER MÁS
#Desarrollo Regional

Chile debe impulsar una ley de regionalización pareja

Son más de 70 permisos viciados, con inversiones privadas del orden de unos cuantos miles de millones de dólares, con utilidades conjuntas aproximadas de 500 millones de dólares, teniéndose presente que ...
+VER MÁS
#Ciudad

Otros guetos verticales ilegales en Santiago

Popular

Es posible reducir (e incluso eliminar) la contaminación de nuestras ciudades cambiando la leña por sistemas de calefacción geotérmica. ¿Por qué entonces no se hace?
+VER MÁS
#Energía

Calefacción geotérmica ¿Un invierno sin crisis ambientales?

Como Consejera Universitaria, mujer y estudiante le ofrezco disculpas públicas a la profesora en nombre de mis compañeras y compañeros que ejercieron y fueron testigos de tales humillaciones.
+VER MÁS
#Género

¿Educación no sexista?

La pena de muerte jamás será la medida efectiva para reducir los delitos, ni tampoco el derecho penal podrá cubrir todas las prácticas que, como sociedad, queremos eliminar si no cambiamos, primero, nue ...
+VER MÁS
#Justicia

La pena medieval del siglo XXI: la pena de muerte.

El doble trabajo que cumplen muchas de las seleccionadas chilenas da pena y rabia, que a diferencia de los hombres, ellas no puedan vivir del fútbol
+VER MÁS
#Género

El gol del patriarcado