#Internacional

El dátil de la discordia

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Se comenta que sus cercanos han realizado ingentes esfuerzos en búsqueda del Embajador por las diferentes latitudes de sus últimos periplos, a objeto de inquirir por su salud.

Desde hace algún tiempo, ha venido circulando por las oficinas, salones y pasillos de la cancillería, en las diversas cafeterías que circundan el centro histórico santiaguino, y en ciertos círculos profesionales y diplomáticos nacionales e internacionales, el preocupante rumor de que el Embajador estaría indispuesto. Dicho rumor, se ha incrementado progresivamente dado que el preclaro funcionario público no ha sido visto en sus círculos habituales y no tan habituales, desde mediados de diciembre recién pasado; más exactamente, desde el día después de la segunda vuelta de la elección presidencial. Si bien, algunos señalan haberlo divisado en el aeropuerto, otros por la costanera norte, otros por las oficinas de extranjería, en concreto, nada preciso que permita dilucidar el misterio sobre el estado o grado de padecimiento en que se encontraría el Embajador.

Declaraciones oficiales señalarían que la República se encuentra acongojada, algunos incluso especulan que éste sería el real motivo del cuasi sollozo del Ministro del Interior frente a los medios de comunicación, en su vocería del día lunes 20 de enero recién pasado. Asimismo, anónimas fuentes informadas manifestarían que autoridades de la República estaría evaluando solicitar el auxilio del Ministerio Público a objeto de esclarecer las circunstancias en que se habría indispuesto el Cooperante Embajador, identificar a los eventuales culpables de tal indisposición y dar por terminada la ola de rumores que circulan afectando la paz social del país, en momentos de una necesaria e imprescindible férrea unidad patria en defensa del patrimonio pesquero de las familias nacionales.

Otras fuentes, advertirían que la indisposición del Embajador tendría su origen en una obstrucción políticodigestiva acontecida a mediados del mes de diciembre recién pasado, por causa de un dátil mal digerido. Tal obstrucción se habría complejizado al disponer de un reducido gabinete institucional de trece funcionarios, entre los cuales no se encontraría ningún médico. Se comenta que, dada su reconocida austeridad y preocupación por el resguardo de los recursos fiscales, sólo contaría en su gabinete con dos Directores de Arte, dos Encargados de Marketing, una Encargada de Eventos, una Periodista, cuatro Asesores, una secretaria, un secretario y un Jefe de Gabinete. Asimismo, un cierto déficit presupuestario habría agravado su frágil estado de salud.

Por otra parte, se comenta que sus cercanos han realizado ingentes esfuerzos en búsqueda del Embajador por las diferentes latitudes de sus últimos periplos, a objeto de inquirir por su salud, pero se habrían visto impedidos de solicitar auxilio al representante estable del Nuncio en Centroamérica, dada su frágil situación jurídica y de recursos materiales, sustentada sólo en la mantención de una escuálida remuneración nacional y una paupérrima asignación de viáticos permanentes, con sólo un adicional de cobertura de gastos de vivienda en país extranjero.

Por todo ello y dada la difícil situación que afecta al homérico Embajador cooperante de la República, parece del todo aconsejable prudencia al momento de especular sobre su indisposición y poner fin de raíz a rumores infundados; pero, sobretodo, precaverse respecto de los altos riesgos involucrados en la inadecuada ingesta del dátil, que tanto daño habría causado a la buena salud de nuestro Embajador. Siendo, por lo demás, del todo aconsejable una profunda auditoría sanitaría en beneficio de los que vendrán.

————

Foto: aiguaclara / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
tuberculo

22 de Enero

La foto es de un tubérculo, no de un dátil. Ah, y “abría”, del verbo haber, se escribe con H

22 de Enero

Si, disculpa, me di cuenta de los dos errores ortográficos después de enviar el texto a publicación e inmediatamente solicité a la administración de contenidos que los corrigieran, espero que sea posible.
Gracias por avisar.

José Peirano

01 de Febrero

Sabís que metete los dátiles en la raja porque el loco es amigo del Heraldo…….Como te quedo el ojo

Eugenio Pérez Monje

01 de Febrero

Gran aporte, felicitaciones nuevamente.

Ver todos
Ocultar