#Internacional

López Obrador: La vuelta del populismo clásico

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Pese a que se lo quiere vincular con el chavismo, Andrés Manuel López Obrador representa otra corriente política, que es el populismo, algo muy distinto a lo que muchos descalifican sin comprender su real significado.


Es verdad que los regímenes populistas nacionalizaron los recursos naturales (en México el petróleo y en Argentina el comercio exterior), pero tampoco querían espantar a los inversionistas extranjeros. Por eso, el chavismo no puede ser denominado como populista, porque tiende hacia el socialismo. Distinto es el caso de Andrés Manuel López Obrador.

Es muy común escuchar hablar peyorativamente del populismo, entendido casi como sinónimos de demagogia y asistencialismo. En un país como Chile, dónde se conoce más la historia europea que la de nuestro continente, pocos comprenden la complejidad del concepto. A grandes rasgos el populismo es una alianza de clases sociales (clase media y clases populares) contra la oligarquía. Esto es lo que lo hace corporativa, porque basa su accionar en las organizaciones sindicales, campesinas, gremiales e inclusive empresariales. Por supuesto, el populismo es también nacionalista y tiene su dosis de demagogia y autoritarismo. En esta línea se sitúan sus máximos exponentes: Juan Domingo Perón en Argentina, Getulio Vargas en Brasil y Lázaro Cárdenas en México. Por estas características es que el populismo ha sido tan difícil de homologar bajo los cánones de izquierda y derecha. Por ejemplo, Perón desarrolló políticas en beneficio de las clases obreras, pero su política cultural fue muy conservadora y albergó a muchos fugitivos nazis.

En el aspecto económico, el populismo nunca se sale del reformismo burgués, por lo que jamás aspiran a reemplazar el capitalismo. Es verdad que los regímenes populistas nacionalizaron los recursos naturales (en México el petróleo y en Argentina el comercio exterior), pero tampoco querían espantar a los inversionistas extranjeros. Por eso, el chavismo no puede ser denominado como populista, porque tiende hacia el socialismo. Distinto es el caso de Andrés Manuel López Obrador.

El nuevo presidente mexicano es hijo político del principal y más exitoso partido populista latinoamericano, el Partido Revolucionario Institucional (PRI). López Obrador fue parte de las facciones más nacionalistas del priismo, que renegaron del giro neoliberal que inició el gobierno de Miguel de La Madrid (1982 – 1988). El estilo de “El Peje”, como era denominado por su origen caribeño (no sin un dejo de desprecio), es claramente populista. Pese a haber salido de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), principal casa de estudios del país, está lejos de ser un intelectual, con una retórica academicista; de hecho, se le ha criticado por “creer que el mundo se inicia en Ciudad Juárez y acaba en Chiapas”. López Obrador ha desarrollado su liderazgo a base de su estilo carismático, creando un vínculo con las masas, que supera a las estructuras partidarias; en efecto, en 2014 quebró con el Partido Revolucionario Democrático (PRD), que dos veces lo llevó lo presentó como candidato presidencial. Su negativa a la reforma energética, entendido como el primer paso hacia la privatización de Petróleos Mexicanos (PEMEX), entronca con su veta nacionalista. Por eso, muchos mexicanos votaron por él, porque lo visualizan como el único líder capaz de enfrentarse a Donald Trump.

No obstante, ni en los momentos más duros, tras sufrir fraude electoral y ser desaforado, prestó oídos a los cantos de sirena que lo invitaban a seguir el camino insurreccional. En efecto, en su período como jefe del gobierno del Distrito Federal mantuvo óptimas relaciones con el empresariado, especialmente con Carlos Slim, principal fortuna global.

Si esta vez el establishment político, empresarial y los propios norteamericanos, han permitido que su liderazgo se manifieste libremente en las urnas, es porque saben que implementará reformas cosméticas, que le darán la legitimidad para mantenerse en el poder, sin tocar el modelo neoliberal, que es lo que en verdad les interesa a los que detentan el poder real en México y en casi todos los países del mundo.

TAGS: #Populismo México

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Javi-Al

03 de Julio

Esperemos lo mejor para [email protected] [email protected] [email protected] , gran pueblo, pero sometidos a tanta violencia y pobreza.

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Nos hacemos parte de la gran conclusión de la escucha de este tiempo: la gran mayoría de los chilenos y chilenas queremos más justicia, más equidad, más dignidad y mejor calidad de vida para todos y todas.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Miradas ciudadanas para una Convención de la Confianza

La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Nuevos

Kast no promete hacer la nación grande de nuevo sino que recuperar el peso de la noche, que no es una promesa de un país próspero o mejor de cara al futuro, sino que siempre fue garantizar el orden a tr ...
+VER MÁS
#Política

Democracia Protegida: comparación del programa de Kast y el de Büchi

Así con el mercado como puntal.  Estamos a punto de irnos al infierno por nuestras acciones y hay quienes, más que cambiar el rumbo, piensan en cómo vender papas fritas. Viveza le llamaran algunos, otr ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

´El mundo se achicharra y nosotros nos enriquecemos`

La situación requiere un nuevo paradigma económico y de desarrollo, reestructurando por completo las viejas categorías, incorporando esta vez la infaltable participación de la naturaleza en todos los pr ...
+VER MÁS
#Sociedad

La crisis climática y la caducidad del paradigma capitalista

Nos hacemos parte de la gran conclusión de la escucha de este tiempo: la gran mayoría de los chilenos y chilenas queremos más justicia, más equidad, más dignidad y mejor calidad de vida para todos y todas.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Miradas ciudadanas para una Convención de la Confianza

Popular

Kast no promete hacer la nación grande de nuevo sino que recuperar el peso de la noche, que no es una promesa de un país próspero o mejor de cara al futuro, sino que siempre fue garantizar el orden a tr ...
+VER MÁS
#Política

Democracia Protegida: comparación del programa de Kast y el de Büchi

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Kast no sabe manejar estas cifras de masa votante, mucho menos recibir a estos náufragos políticos, porque si bien pueden compartir la base ideológica en términos generales no comparten la forma, el fon ...
+VER MÁS
#Política

Kast al borde de la zanja

Chile necesita combustibles y derivados del petróleo, necesita productos químicos, energía eléctrica, y procesar su cobre, Chile necesita extraer producto, manufacturar, procesar importaciones, generar ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Valparaíso y la batalla del fin del mundo