#Género

La revolución de las viejas

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Cuando una tenga 59 años y 364 días faltarán pocas horas para ser, inevitablemente, “adulta mayor” o “persona de tercera edad”. En jerga normal, no eufemística, una pasa a ser, oficialmente y por decreto, “vieja”.

Hace unos meses circula en los medios y redes sociales el video La Revolución de las viejas”. En él, una mujer cincuentona, desmaquillándose en casa, informal, empoderada y relajada, reflexiona en voz alta sobre la edad y el estereotipo social, político y cultural que asocia la vejez con decadencia, fragilidad, enfermedad, invalidez y aislamiento.


Esta generación de futuras viejas en Chile se compone de mujeres empoderadas que han logrado triunfos históricos en lo político social y cultural.

Ella es Gabriela Cerutti, tiene 54 años, argentina, escritora, periodista, diputada y ex Ministra de Derechos Humanos. Reconocida por la vehemencia con que levanta la voz a la hora defender causas. Su intervención en favor del aborto durante la sesión legislativa que votó la ley en su país en diciembre pasado, trasciende fronteras.

Su generación, nacida en los 60, y protagonista de la construcción histórica desde los años ochenta a la fecha, no tiene – como ella comenta ante la cámara- intención alguna de irse “para su casa”, menos cuando se está en plena construcción del futuro.

Bienestar sexo y poder

Gabriela también lo dejó claro en su libro “La Revolución de las Viejas. La Marea que Cambiara tu Vida y el Mundo: Bienestar, Sexo y Poder después de los 60” (Planeta, 2020). En síntesis: rechaza someter a las mujeres al actual paradigma de la vejez, reivindica los derechos e invita a encabezar una nueva transformación política, social y cultural para que se construya una nueva forma de vivir.

Mujeres identificadas con esta “Revolución” se han organizado, virtualmente, en colectivos o grupos, compartiendo testimonios y abriendo espacios de conversaciones online. Es indudable que, si se quiere, hoy están todos conectados. Uno de los magnos aportes y aprendizajes que la pandemia, a fuerza de encierro, ha venido a recordar.

Cuando uno empieza a pensar -dice Gabriela en su libro- que cada vez que oímos hablar de viejas en la televisión, en lo público, aun en las políticas públicas, de lo que oímos hablar es de jubilación, de plata, de remedios… ¿Alguien está pensando cómo vamos a hacer para ser felices esos treinta o cuarenta años?”.

Educar(nos) contra la infantilización

Llegar a ser vieja incomoda y, además, gatilla automáticamente un nuevo trato. Al principio esto, al igual que la violencia intrafamiliar, es poco perceptible. Si no se detiene a tiempo, a los pocos años circulará una nueva generación de viejas victimizadas y asustadas; o peor aún, con una irreversible dependencia emocional.

Para la “Revolución”, se requiere visibilizar y superar tal estereotipo edadista y validar que la etapa de la vejez – de 20 o 30 años- podría ser la más larga de la vida. Más que la niñez, la adolescencia, la juventud o edad adulta.

Desconfiar de que alguien tenga habilidades o capacidades es un comportamiento que favorece que un ser humano, de cualquier edad, sea frágil y dependiente.

Hablarles a los viejos, por ejemplo, como si fuese un niño o una niña – sin serlo- conduce a aprender una conducta dependiente que los llevará, a mediano plazo, a aislamiento. Esto facilita el deterioro temprano de facultades físicas, cognitivas, funcionales y emocionales.

Cuando se envejece, el entorno tiende a usar menos palabras del vocabulario, con un tono exagerado, con repeticiones y clarificaciones innecesarias porque se asume que frases complejas no las van a comprender. Es muy probable que, como profecía autocumplida, terminarán por no entender.

Esta generación de futuras viejas en Chile se compone de mujeres empoderadas que han logrado triunfos históricos en lo político social y cultural. Comenzaron amoríos, sexo y rock en dictadura. Hoy -por opción- tienen o no hijos; son independientes, casadas o separadas, también porque eligieron. A estas mujeres, será difícil infantilizar.

“La Revolución de las Viejas“ convoca a visibilizar esta realidad y valida el derecho a soñar con un futuro diferente, a construir una nueva forma de vivir y relacionarse y un mundo en el que las mujeres sean, aún, protagonistas de la historia y de sus propias vidas.

 

TAGS: #Estereotipos #Revolución #TerceraEdad

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:
Patricia Ercilla V.

13 de abril

Y qué esperamos para comenzar a dar esa batalla?. Estoy disponible !

14 de abril

Hola! Si! Eso tenemos que tomar la iniciativa y organizar un colectivo en Chile! Yo estoy en contacto con ellas en Argentina y prendieron mucho con este artículo. Dale!

Rodrigo

15 de abril

La bandera de lucha de las feministas es la igualdad de genero, cierto? O sea, la igualdad entre hombres y mujeres. Sin embrago, lo unico que saben hacer es hablar de USTEDES las mujeres; la palabra «hombre» la escriben o pronuncian solo cuando hay que encontrar un chivo expiatorio al que echarle la culpa de todas sus frustraciones, odio, resentimiento y debilidad. Usted escribe como si los hombres no envejecieramos o lo hiciermaos de forma espectacular y no estuviesemos sometidos a paradigmas. Ustedes no buscan igualdad de nada; ustedes quieren privilegios y cuotas de poder a toda costa porque no se la ha visto jamas pidiendo cuotas en puestos de trabajos indeaseables o peligrosos (que solo los hombres hacen) como trabajar en una mina extrayen do carbon, o en una plataforma petrolera o recolectando basura o como exterminadores de plagas o limpiando vidrios en altura o trabajando en torres de alta tension, etc., etc. Solo quieren ser CEOs, parlametarias o presidentas de alguna wea y seria. Weonas Chantas!

Gloria

19 de septiembre

Me gustaría participar, soy de Penco, de Chile, funcionaria pública, acabo de cumplir 60

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repeti ...
+VER MÁS
#Política

De vuelta a la rotonda política

Para la ciudadanía la rotonda sin salidas es como vivir el castigo de Sísifo, destinados a llevar una pesada roca política a la cima de la montaña, solo para verla rodar montaña abajo y volver a repetir el ciclo interminable de esfuerzo y fracaso

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado
+VER MÁS
#Política

El mito del cierre definitivo del proceso constituyente/constitucional

Que existe agotamiento en múltiples sectores, difícil es de negar. Y eso incide en la viabilidad política actual. Pero eso no significa que el dilema constitucional esté cerrado

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo
+VER MÁS
#Política

¿Nos jodimos todos?

A pesar de los obstáculos y desgastes, el compromiso adquirido para modificar la Constitución debe ser respetado y llevado a cabo para reconectar con las expectativas y necesidades del pueblo

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no ...
+VER MÁS
#Política

Las lecciones del plebiscito

El pueblo de Chile, está hastiado de la reyerta de baja monta, no quiere ver más discusiones bizantinas, alejadas de sus problemas cotidianos. Los chilenos y chilenas favorecen los acuerdos, pero esos no se han visto por ningún lado

Nuevos

Gestionar las vulnerabilidades parece ser una materia pendiente por parte de autoridades, la acción previa que permite minimizar los efectos de una tragedia parece ser la tarea no aprendida
+VER MÁS
#Chile 2030

Gestionar el riesgo o enfrentar la tragedia

Seamos como los bomberos y bomberas, que se lanzan a ayudar, sin preguntar siquiera cuándo van a volver a sus casas. Ese altruismo y entrega necesita Chile, no sólo para apagar los incendios y reconstruir ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ser como los bomberos

La mayoría de los que optamos por estudiar pedagogía escuchamos en algún momento comentarios como: Pero, si le fue bien ¿por qué pedagogía y no otra cosa? O el revés, ¿no te alcanzó el puntaje para ...
+VER MÁS
#Educación

Elegir la pedagogía

Tienen una experiencia de vida que no se puede tirar a la basura por absurdos prejuicios y debe ser trasmitida y compartida con las generaciones más jóvenes y así minimizar el riesgo de seguir tropezando ...
+VER MÁS
#Sociedad

Edadismo o viejismo la discriminación no reconocida

Popular

Gestionar las vulnerabilidades parece ser una materia pendiente por parte de autoridades, la acción previa que permite minimizar los efectos de una tragedia parece ser la tarea no aprendida
+VER MÁS
#Chile 2030

Gestionar el riesgo o enfrentar la tragedia

Seamos como los bomberos y bomberas, que se lanzan a ayudar, sin preguntar siquiera cuándo van a volver a sus casas. Ese altruismo y entrega necesita Chile, no sólo para apagar los incendios y reconstruir ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Ser como los bomberos