#Género

Igualdad salarial en 257 años

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

El Informe Global de Brecha de Género 2020 del Foro Económico Mundial indica que los hombres y las mujeres tendrán igualdad salarial en 257 años. Este completo estudio compara 153 países en su progreso hacia la paridad de género en cuatro dimensiones: participación y oportunidad económica, logro educativo, salud y supervivencia y empoderamiento político.

La dimensión mejor aspectada es la de género y educación: se pronostica que tomará solo 12 años alcanzar la paridad a nivel mundial y ya se ha logrado completamente en 40 de los 153 países investigados; el ítem salud y supervivencia aparece con resultados muy similares.


Vale la pena adelantarse 257 años en el futuro e incorporar a la fuerza femenina a las organizaciones ahora, antes de que sea demasiado tarde.

Por el contrario, tomará 95 años cerrar la brecha de género en la representación política del género femenino. Felizmente, este mal indicador ha mejorado progresivamente durante los últimos años. Aparentemente visibilizar de mujeres en posiciones de poder a nivel global está generando dividendos en términos de liderazgo.

En contraste con este progreso positivo, sin embargo la participación de las mujeres en el mercado laboral más amplio se ha estancado y las disparidades financieras están aumentando. Esta es la única dimensión donde el progreso ha retrocedido. Aquí las cifras son alarmantes, con un empeoramiento progresivo que hace vaticinar que lograremos la paridad de género dentro 257 años (en comparación con 202 años pronosticados en el informe del 2019).

De acuerdo con el informe, globalmente sólo un 55% de las mujeres en edades entre 15-64 años están involucradas en el mercado laboral, en contraste con un 78% de los hombres. Aún no existe ningún país en el que los hombres gasten la misma cantidad de tiempo que las mujeres en trabajo no remunerado, y el país que tiene el mayor avance en este sentido todavía tiene una relación de 2:1. Como si esto fuera poco, existen aún 72 países en los que las mujeres no pueden abrir cuentas en bancos ni tarjetas de crédito.

Esta realidad contrasta con los resultados de numerosos estudios que demuestran efectos positivos objetivos de la incorporación femenina a la fuerza laboral, como los que señalan que la capacidad de las mujeres de desempeñar multiplicidad de roles se transforma en una ventaja competitiva en ambientes laborales y gerenciales (Marian N. Ruderman, Patricia J. Ohlott, Kate Panzer, and Sara N. King, 2002: Benefits of Multiple Roles for Managerial Women. AMJ, 45, 369–386, ).

También existe evidencia de mejora en los indicadores de productividad en las organizaciones al incorporar mujeres, incluso en organizaciones chilenas (Wu, R., & Cheng, X. (2016). Gender equality in the workplace: The effect of gender equality on productivity growth among the Chilean manufacturers. The Journal of Developing Areas 50(1), 257-274. doi:10.1353/jda.2016.0001.).

Asimismo, en el área de ventas las investigaciones avalan la incorporación de las mujeres y muestran mejoras significativas en términos de ganancias (Hoogendoorn, Sander, Hessel Oosterbeek, and Mirjam Van Praag. “The impact of gender diversity on the performance of business teams: Evidence from a field experiment.” Management Science 59.7 (2013): 1514-1528.)

Desgraciadamente, tal como sucede con otras dimensiones del proceso de modernización de las empresas, nuestro país se está quedando en la retaguardia. Chile no aparece como uno de los mejores en este ranking del Informe Global de Brecha de Género 2020: ocupa el lugar 57, por debajo de muchos otros países de Latino América como México, Argentina, Uruguay, Bolivia y Ecuador.

En Grupo Cetep, nuestra experiencia de 14 años de desarrollo en una organización que comenzó con seis personas y actualmente cuenta con 200 colaboradores, de los cuales el 80% son mujeres, y donde el 70% de los cargos de jefaturas son ocupados por mujeres, es que vale la pena apostar por ellas.

Las características beneficiosas para las empresas que hemos enumerado, junto a otras muchas habilidades -mal llamadas- “blandas”, propias del género femenino, han sido fundamentales en el exitoso desarrollo de nuestra compañía. Con conocimiento de causa, podemos afirmar que vale la pena adelantarse 257 años en el futuro e incorporar a la fuerza femenina a las organizaciones ahora, antes de que sea demasiado tarde.

TAGS: #Desigualdad #FuerzaDeTrabajo Brecha de género Mujeres

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#Coronavirus

VER TODO
Ahora es preciso saber gestionar el triunfo, cómo se logra representar y encauzar un proceso impulsado por el estallido social y que es más propiedad de la ciudadanía que de los partidos.
+VER MÁS
#Política

Capitalizar institucionalmente triunfo del Apruebo

Chile despertó en las poblaciones. Las gráficas de los muros que marcaban los territorios de las barras bravas, ahora gritan dignidad. La letra de la música urbana ya no va sexualizada, ahora clama justi ...
+VER MÁS
#Sociedad

Chile, la revuelta continúa

Como pocas veces se puede afirmar, el pueblo habló, con contundencia, claramente. No hay espacio para dobles lecturas.
+VER MÁS
#Política

Un plebiscito cuyos resultados pocos imaginaron

El Chile que se debe construir es una sociedad sin racismo sin discriminación, sin clasismo y sin extremismos violentos donde la equidad y justicia social sea parte de la misión y visión de una Carta Magna.
+VER MÁS
#Política

Reflexiones sobre mis razones para votar Apruebo.

Nuevos

Ahora es preciso saber gestionar el triunfo, cómo se logra representar y encauzar un proceso impulsado por el estallido social y que es más propiedad de la ciudadanía que de los partidos.
+VER MÁS
#Política

Capitalizar institucionalmente triunfo del Apruebo

Chile despertó en las poblaciones. Las gráficas de los muros que marcaban los territorios de las barras bravas, ahora gritan dignidad. La letra de la música urbana ya no va sexualizada, ahora clama justi ...
+VER MÁS
#Sociedad

Chile, la revuelta continúa

Como pocas veces se puede afirmar, el pueblo habló, con contundencia, claramente. No hay espacio para dobles lecturas.
+VER MÁS
#Política

Un plebiscito cuyos resultados pocos imaginaron

El Chile que se debe construir es una sociedad sin racismo sin discriminación, sin clasismo y sin extremismos violentos donde la equidad y justicia social sea parte de la misión y visión de una Carta Magna.
+VER MÁS
#Política

Reflexiones sobre mis razones para votar Apruebo.

Popular

Para mí, con la ELA, el futuro aprisiona, busca rendir el presente a su fatalidad. He descubierto que viviendo en el presente, con atención total, se abren siempre alternativas.
+VER MÁS
#Salud

La parejita Covid-19 y la ELA se separan y...

En un mundo globalizado y dominado por grandes corporaciones, corporaciones que tienen que cambiar sus modelos de negocios, es necesario tener principios y una ética que ponga al ser humano y al medio ambi ...
+VER MÁS
#Sociedad

El mundo sería mejor si la actividad humana tuviera ética

Queda en evidencia el poder omnímodo que tiene el sector de la construcción que se relaciona tan amistosamente con los mandamases del Minvu
+VER MÁS
#Ciudad

El colmo de la patudez: privados instruyen al aparato público

En la Plaza se hizo historia y se crearon memorias, por eso no me cabe duda que sí llevará el nombre de Dignidad, tanto en la señalética como en nuestros corazones.
+VER MÁS
#Política

La llamarán Plaza Dignidad