#Cultura

El pájaro

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Era una de esas bellas y exquisitas criaturas germinadas, por una trágica burla del destino, en una familia de clase media baja. Sin apellido de alcurnia, ni currículum escolar de linaje y menos una carrera de actriz de vanguardia.  No pudo más que casarse con un pequeño empleado muy común y corriente para su gusto.

Constantemente, sentía una rabia por su mala suerte de no haber tenido un mejor destino en su vida. Lloraba en las noches por la condenada situación de verse en inferioridad en la escala social. Ella sabía que merecía todos los lujos y mordía sus labios al visitar a una de sus amigas que había logrado contraer nupcias con un potentado del sector más aristocrático y, a otra de ellas, quien había conseguido estudiar actuación y ahora era parte de ese jet set de novelas contemplativas y culturales.


Ella lo abrió rápidamente y con curiosidad. No había terminado de desenvolverla cuando un gran pájaro saltó sobre su cabeza. Su rostro se puso pálido y tuvo mareos que la obligaron a sentarse en el suelo

Al visitarlas, después de la misa, una tristeza la dejaba opacada cuando contemplaba las riquezas de las casonas de sus amigas. De regreso a su residencia, sufría viendo solo un estacionamiento para su auto usado, la miseria de la sala con un televisor pequeño y el cuarto de la empleada doméstica tan poco decorado.

Arrodillada en el suelo, se victimizaba constantemente con una toalla mojada en la frente. – Yo merecía más-, le gritaba al gran espejo de la pequeña sala para tomar el té.

A la hora de la cena, su esposo expresaba con felicidad: “¡Qué rico estofado de carne! ¡Un manjar de dioses!”. Marisol no le ponía atención. Su mente estaba en otro lugar muy lejos de ahí. Pensaba en manteles de seda, viajes por Europa y exquisitos manjares de oriente.

Una noche regresó su marido agitado por la felicidad. En sus manos, traía una gran caja envuelta con dorado papel de regalo. Se la entregó inmediatamente mientras corría a la cocina por un par de cervezas.

Ella lo abrió rápidamente y con curiosidad. No había terminado de desenvolverla cuando un gran pájaro saltó sobre su cabeza. Su rostro se puso pálido y tuvo mareos que la obligaron a sentarse en el suelo. Rompió en sollozos que asustaron a su esposo.

¡Lindo pájaro!, recalcó, mientras el ave pegaba grandes gritos posado sobre la cabeza de su esposa, apretando con sus garras el cuero cabelludo y con el pico cerca de sus ojos.

¿Lindo? Debes estar mal de la cabeza ¡Quítamelo de encima! ¿Cómo podemos hacer una reunión con este horrible pájaro en nuestra casa? Saca este pájaro o me va a sacar un ojo con su pico.

-No pensé en reuniones sociales. El ave es un obsequio de un cliente y creo que es buena compañía. Todo el día pasas sola metida en la computadora quejándote por redes sociales o viendo la televisión. Será una buena mascota para ti.

Yo no tengo tiempo para mascotas. Hubiera sido un pequeño perro o un gato no hubiera importado, pero esta ave es muy grande. Solo mira su pico gigante y ese copete horrible.

En realidad, el ave tenía un gran tamaño parecido a un cóndor, pero con alas de colores las cuales resaltaban más al tratar de volar.  Sus ojos semejaban a un lente de cámara fotográfica y su cola un gran abanico. Lo que incomodó a Marisol sobre el regalo no fue tanto la naturaleza viva de este, sino que no podía darse el lujo de mostrarlo en público. Le parecía tosco y sus gritos dejaban sordo a cualquiera.

Como un mal presagio, su esposo tuvo la genial idea de realizar una fiesta para lucir a su extraña mascota. Marisol tuvo pesadillas al pensar en lo que diría la gente. Despertó con su pequeño corazón acelerado. Todavía estaba oscuro. Escuchaba al ave emitir gritar y eso la deprimía más.

Caminó por la penumbra y se dirigió a ver el ave. Estaba en la cocina picoteando las verduras. Se fijó que todo era un desastre. Un cuchillo filudo llamó su atención. Entre sus manos lo sujetó mientras caminaba hacia el pájaro.

Este dirigió su mirada hacia su asesina y con sus ojos de cámara fotografío el momento. En el preciso instante que Marisol le cortaría sus alas, ella bajó la mano súbitamente y comenzó a llorar junto al ave.

Los primeros rayos de luz entraron por la ventana. Iluminaron el espacio por completo. Marisol puso su mano sobre la cabeza del ave y le acarició el pico. En ese instante último, se había dado cuenta que no podía continuar igual.

Su marido se había marchado al trabajo. Puso su ropa en la cama y sacó una pequeña maleta. En menos de cinco minutos, tenía todo listo. Bajó corriendo por las escaleras y agarró a su nueva compañera. La metió en la caja en la cual se la habían regalado.

El taxi aceleró. Ella solo miró para atrás y pensó que la libertad no tenía precio. El taxista le ofreció su ayuda con la caja y ella le dijo que no era necesario. Nunca más supieron de su paradero y menos aún del ave.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Nos hacemos parte de la gran conclusión de la escucha de este tiempo: la gran mayoría de los chilenos y chilenas queremos más justicia, más equidad, más dignidad y mejor calidad de vida para todos y todas.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Miradas ciudadanas para una Convención de la Confianza

La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Nuevos

No es tarea fácil la que tiene Xiomara Castro, pero sabemos que con dignidad, amor, humildad, memoria y ahínco podrá desempeñar a cabalidad la responsabilidad que ha depositado el pueblo hondureño en ella.
+VER MÁS
#Internacional

Xiomara Castro, el renacer de Honduras

Son las estructuras profundas de los campesinos del Biobío Maulino, los que pugnan por representarse por medio del entramado de las relaciones sociales descritas en el apartado anterior
+VER MÁS
#Ciudadanía

La cultura del BioBío Maulino o el soporte de la cultura popular en Chile

En escasos días se hará un “cocinado o refrito” para presentar un modificado Programa de Gobierno, que será lo que se pueda hacer “rapidito, cortito, donde esté todito y le dé en el gusto a la ge ...
+VER MÁS
#Política

Programas presidenciales desprogramados

La crisis del capitalismo evidencia los límites de la igualdad legal, el reformismo y la democracia burguesa en la lucha contra la doble opresión y violencia patriarcal
+VER MÁS
#Género

Feminismo, clase y la tareas anti patriarcales

Popular

Su impacto es tal que ya se piensa en legislar una “Ley Kaiser” con el fin de sancionar a todo aquel que fomente, promueva o incite la violencia sexual.
+VER MÁS
#Política

Johannes Kaiser, revela la verdadera cara de la extrema derecha

Una vez que ciertos derechos se establecen como universales, surge la tensión conceptual que hoy aqueja nuestra sociedad. Para entender esto, es importante conceder una obviedad: el acceso al dinero no es ...
+VER MÁS
#Política

La tensión que el neoliberalismo no puede resolver

El mal manejo de la crisis fue terreno fértil para el nazismo. Las personas se sentían atraídas por aspectos de la personalidad de Hitler y minimizaban el peligro de sus ideas desequilibradas.
+VER MÁS
#Política

La cadena de errores en el ascenso de Hitler al poder

Levantar la idea antifascista y centrar la campaña de Boric en torno a esa idea no hace mas que profundizar los miedos que, como hemos señalado, fortalecen la candidatura de Kast.
+VER MÁS
#Política

¡No pasarán! ¡Pasaremos!