#Ciudadanía

Participación ciudadana: una ley sin difusión

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

La nueva ley de Asociaciones y Participación Ciudadana en la Gestión Pública es sin duda es un avance para la sociedad civil, ya que entre otras cosas reconoce el derecho de asociación de todas las personas y la facultad de crear asociaciones que expresen la diversidad de intereses sociales e identidades culturales. Los ministerios y servicios públicos tienen seis meses para dictar su respectiva norma de aplicación general.

Con la recién promulgada Ley Nº 20.500, sobre “Asociaciones y Participación Ciudadana en la Gestión Pública” culmina un largo ciclo que comenzó en 2004 con la participación de decenas de organizaciones, entre ellas la plataforma de ONGs ACCION. Y se inicia otro. El nuevo ciclo, previo a su plena vigencia, es responsabilidad del Ejecutivo y está destinado a definir el reglamento que debe velar por su adecuada implementación y aplicación en beneficio de los ciudadanos y ciudadanas, organizados y no organizados y del mejoramiento de los procesos democráticos de la institucionalidad pública chilena.

Durante el debate de esta Ley, ACCIÓN siempre insistió en que la participación es un tema más amplio, vinculado a la profundización de la democracia, lo que implica un bloque de reformas a la Constitución, al sistema binominal y a otras iniciativas que contribuyan de manera efectiva a aumentar la participación y a redistribuir el poder. Por lo tanto esta Ley, aunque representa un avance, es insuficiente.

Para garantizar el derecho de asociación, la Ley reconoce un conjunto de principios y normas generales, crea un registro nacional de personas jurídicas sin fines de lucro, el estatus de organizaciones de interés público y un fondo al que podrán acceder bajo condiciones de transparencia e igualdad. Además, reconoce normas sobre el voluntariado y sus organizaciones.

Por otra parte, la ley homogeniza el estatuto jurídico de las organizaciones facilitando la constitución, modificación y disolución voluntaria de corporaciones y fundaciones, y entregando a estas el control autónomo de estas actuaciones.

El nuevo régimen asociativo está concebido en forma descentralizada, radicando en el municipio la constitución de toda asociación con personalidad jurídica, estableciendo en el Registro Civil el registro público único de los principales actos de la vida civil de las organizaciones y manteniendo en el Ministerio de Justicia atribuciones de fiscalización.

Por otra parte, la ley introduce el principio de participación ciudadana en la gestión pública y concreta algunas formas de dicha participación en los órganos del Estado, a través de normas generales destinadas a ese propósito, el ejercicio del derecho a la información, la práctica de cuentas públicas anuales y la creación de consejos consultivos de organizaciones de la sociedad civil.

La completa y efectiva vigencia de esta ley está prevista para dentro de los doce meses siguientes a contar de la fecha de publicación en el Diario Oficial, plazo que la misma ley señala para implementar las disposiciones permanentes de la ley referidas a las reformas del régimen asociativo. A su vez, la ley concede un plazo de seis meses para que los ministerios y servicios públicos dicten su respectiva norma de aplicación general que establecerá modalidades específicas de participación que tendrán las personas y organizaciones. Se reconoce a toda organización y, en especial, a las organizaciones comunitarias el derecho a federarse y confederarse en los niveles regional y nacional.

Más allá de los contenidos de esta normativa, cuyos orígenes se remontan a un mensaje legislativo iniciado durante el gobierno del ex presidente Ricardo Lagos en 2004, llama la atención la prácticamente nula publicidad dada por el Gobierno a la promulgación y entrada en vigencia de esta ley, que regula materias de gran relevancia para el mejoramiento de la calidad de los procesos democráticos de deliberación y acción del Estado, y que consideran formas de participación de ciudadanas y ciudadanos en la gestión pública.

Es de esperar que en este período de definición del reglamento, el Ejecutivo se allane a recibir sugerencias de las organizaciones ciudadanas y escuche sus aprehensiones, sugerencias y comentarios para que su aplicación práctica responda a las necesidades de la sociedad civil, y no se transforme en una ley muerta incapaz de hacerse cargo de la urgencia de más y mejor democracia. Al menos en ACCION estamos trabajando para ello.

————-

Foto: Participation inequality – verbeeldingskr8 / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Nuevos

Su legado político marcó hitos históricos y abrió un exitoso período de presidentes Radicales. Destaca su compromiso por impulsar la educación en Chile, la acción reivindicativa y geopolítica en to ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Pedro Aguirre Cerda: Chile educación - industrialización

Esta nueva religión económica tiene a sus sacerdotes y cardenales, y también posee entre sus filas a sus científicos, todos ellos dispuestos a defender este nuevo orden teórico y conceptual, a pesar de ...
+VER MÁS
#Economía

Fundamentalismo de mercado: desmontar el mito económico neo-liberal

Si alguien cree que la violencia favorece a la izquierda, se equivoca. Uno de los candidatos, MEO, en la previa sostuvo algo que comparto íntegramente: ”cada piedra lanzada es un voto por JAK”
+VER MÁS
#Política

El dilema de la izquierda

Kast no sabe manejar estas cifras de masa votante, mucho menos recibir a estos náufragos políticos, porque si bien pueden compartir la base ideológica en términos generales no comparten la forma, el fon ...
+VER MÁS
#Política

Kast al borde de la zanja

Popular

La ONU, define al agua no como un recurso natural, sino como un derecho humano, pero, es un principio que no se respeta, ya que siempre está subordinado al interés de las grandes corporaciones e inversion ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Crisis hídrica, el terremoto silencioso e invisible

Si el prestigio y credibilidad de las Instituciones ya venían cuesta abajo antes de conocerse los Pandora Papers, el aporte del Presidente Piñera es despejarles el camino para que sigan rodando.
+VER MÁS
#Política

Pandora Papers y algo más

Nuestra preocupación está puesta en ese porcentaje invisible de NNA que quedan en el camino, eternamente institucionalizados y que llegan a los 18 años obligados a egresar a una vida independiente, sin c ...
+VER MÁS
#Sociedad

Es hora de crear leyes de infancia pensando en sus protagonistas

Abordar la educación como un desafío de justicia social implica realizar una declaración política que nos señale el camino hacia la cohesión e integración social
+VER MÁS
#Educación

Condiciones para garantizar el derecho a la educación de calidad