#Ciudadanía

Bastardos Sexuales

2 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

¿Somos todos iguales antes las ley?, la respuesta es simple no, y si bien, en años anteriores se intentó igualarnos y terminar las diferencias entre bastardos e hijos reconocidos, hoy existen los “bastardos sexuales”. Aquellos que no tenemos los mismos derechos. Mantenemos relaciones ilegitimas, sin historia, sin derechos ni sucesión, el estado goza de su derecho a la bastardía.

La declaración de los derechos del hombre y del ciudadano de 1879, emanada desde los tumultuosos días de la Revolución Francesa, en su artículo primero señala “Los hombres nacen y permanecen libres e iguales en derechos”.Poco más tarde en Chile la Constitución de 1833,  señala en su art. “12. La Constitución asegura a todos los habitantes de la República:1º La igualdad ante la ley.”.  Posteriormente se confirmará en las constituciones de 1925 y 1980. Siendo consecuente con la Declaración universal de Derechos Humanos, no obstante lo anterior, aquí estamos exigiendo derechos e igualdad ante la ley.

Hablar de matrimonio hoy en día, irrita a conservadores y fanáticos religiosos. Para algunos movimientos homosexuales nunca ha sido un tema cómodo, desde la década de los noventa  se ha señalado con claridad que el matrimonio no es el punto central, el punto clave es el principio de igualdad ante la ley. Últimamente las organizaciones de la diversidad sexual (LGTBI) han entrado de lleno en el escenario político, social y cultural, exponiendo sus planteamientos en todos los ámbitos de la vida, al punto que se hace difícil construir discursos y plataformas programáticas;  dejando fuera la variable, diversidad sexual, entendida tanto en el sentido estrecho, (GLTTTBI) como amplio, la enorme variabilidad que tiene el comportamiento sexual humano. Así, hemos penetrado y vaginado todo, es imposible entender esta sociedad sin un homosexual o transexual apuntado con el dedo la injusticia.

El matrimonio igualitario no está exento de polémicas, fuera del ambiente de la diversidad sexual  y dentro del mismo, porque, pareciera ser que está fuera nuestra única lucha, pues para algunas organizaciones pareciera ser que es su única lucha, olvidando prioridades como la educación, salud, inserción laboral, violencia en parejas LGTBI.

Sin embargo, deseo exponer acerca de las posibilidades políticas sociales que abre el matrimonio igualitario. ¿Somos todos iguales antes las ley?, la respuesta es simple no, y si bien, en años anteriores se intentó igualarnos y terminar las diferencias entre bastardos e hijos reconocidos, hoy existen los “bastardos sexuales”. Aquellos que no tenemos los mismos derechos. Mantenemos relaciones ilegitimas, sin historia, sin derechos ni sucesión, el estado goza de su derecho a la bastardía.

El 14 de octubre de 1998.Santiago –(EFE)– El presidente chileno, Eduardo Frei, promulgó el martes, tras cinco años de trámite, una ley que termina en Chile con la figura discriminatoria de hijos “ilegítimos”, a los que se les niegan derechos civiles y sociales desde hace 140 años. Señala el presidente:  “Se ha dejado detrás una situación casi vergonzosa (…). A partir de hoy todos los niños chilenos serán iguales”, proclamó Frei al firmar el texto legislativo en una ceremonia en el Patio de los Naranjos del palacio presidencial de La Moneda, a la que asistieron más de un centenar de escolares, así como ministros y dirigentes políticos. “Con esta ley ya no habrá hijos de primera o de segunda categoría. Hemos sido capaces de superar desigualdades y discriminaciones del pasado”, subrayó el mandatario. Añadió que ésta es “la reforma más importante al código civil chileno, sólo comparable a la que originó la ley de matrimonio, hace ya más de 100 años”.

Conscientes de esta realidad, se exige  igualdad de derechos, que si bien sabemos es una utopía, el intentar acercarnos a ella es un deber social. El matrimonio igualitario construye discurso, pero también destruye otro, afectando directamente a la sociedad, dependerá de cada uno como perciba estos cambios. Pero los derechos no se negocian. La molestia al hablar de matrimonio puede ser entendida desde diversos puntos, algunos lo canalizan como la molestia a la iglesia.

Y como no; los datos arrojados por la investigación realizada  en  MUMS – CLAM y UCN, refieren que del total de los 300 encuestados el  69 % fue criado en la religión católica, el 10% fue criado bajo la religión evangélica .  actualmente  entre los mismos encuestados un  20% se define católico y un 3 %  se define  evangélico, el resto, es decir un  67% menciona no seguir ninguna religión y acá nos hacemos otra pregunta ¿Podemos terminar con nuestros valores de crianza, dejar los prejuicios y terminar con nuestra propia historia, podemos avanzar sin reconocer pasado? La respuesta parece casi obvia, no, por lo tanto lo ideal no es eliminar el pasado de nuestras vidas, sino más bien estar consciente de él y hacernos cargo.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Bastardos sexuales II | El Quinto Poder

04 de Febrero

[…] se mencionó en la columna anterior  de “Bastardos sexuales”, según los resultados de la encuesta MUMS, UCN y Centro Latinoamericano de Estudios de la […]

Bastardos sexuales II

04 de Febrero

[…] se mencionó en la columna anterior  de “Bastardos sexuales”, según los resultados de la encuesta MUMS, UCN y Centro Latinoamericano de Estudios de la […]

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

Nuevo

Error en la base de datos de WordPress: [You have an error in your SQL syntax; check the manual that corresponds to your MySQL server version for the right syntax to use near 'DESC LIMIT 0,12' at line 4]
SELECT A.ID from wp_posts WHERE A.post_type IN ('post') AND A.post_status IN ('publish') DESC LIMIT 0,12;

La inclusión sirve como puente para cruzar el umbral desde una sociedad caracterizada por la discriminación y la segregación a una sociedad que fomente la participación, el respeto, la solidad y la coop ...
+VER MÁS
#Educación

El desafío de la diversidad

Piñera, la dictadura y la derecha, están acostumbrados a anular hechos graves que han ocurrido y están ocurriendo
+VER MÁS
#Política

La patología del mandatario

Las zonas de sacrificio ambiental vienen a generar un problema de fondo respecto a la protección de los Derechos Humanos de las personas
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Zonas de sacrificio ambiental: La Situación de Mejillones

Hoy como ayer el inmigrante se presenta como el enemigo común, la inmigración como la culpable de todos nuestros males, sean sociales y/o económicos, y las políticas xenófobas serían la cura.
+VER MÁS
#Sociedad

100 de la años de la 1era Guerra Mundial y vamos por el mismo camino del nacionalismo y la xenofobia

Popular

Cuando se dan espacios de expresión libre brotan sus propias subjetividades y experiencias grupales.
+VER MÁS
#Medios

10 aprendizajes en la Comunicación y Educación del siglo XXI

Tenemos la obligación de ser más responsables y conscientes por nuestros niños y niñas de los problemas que puede traer un estilo de vida como el que se está formando por esta masificación tecnológic ...
+VER MÁS
#Salud

La tecno-infancia y su consecuencia

Hoy como ayer el inmigrante se presenta como el enemigo común, la inmigración como la culpable de todos nuestros males, sean sociales y/o económicos, y las políticas xenófobas serían la cura.
+VER MÁS
#Sociedad

100 de la años de la 1era Guerra Mundial y vamos por el mismo camino del nacionalismo y la xenofobia

Los instrumentos más utilizados en los procesos de selección dentro de empresas chilenas son tests de personalidad proyectivos, como los ya mencionados Lüscher, Zulliger y Rorschach
+VER MÁS
#Trabajo

¿Son justos los procesos de selección laboral? La ética en juego