#Ciudad

Los misteriosos cambios a los contratos del Transantiago

15 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Antes de meternos en los detalles, hagamos algunas preguntas muy simples y obvias, que sin embargo ningún periodista hizo: ¿por qué los empresarios aceptaron sentarse a negociar? Si tienes un contrato en la mano, nada te obliga a sentarte a escuchar los deseos del gobierno de cambiarlo. Menos aun si lo que el gobierno quiere hacer es supuestamente tener contratos mucho más exigentes.

Durante el Gobierno de Sebastián Piñera se realizó una profunda y detallada modificación a los contratos del Transantiago. De hecho, fue casi lo único que el gobierno hizo respecto del Transantiago, convencido de que bastaba con mejorar los contratos para mejorar el servicio. Pero ¿bajo qué condiciones se logró cambiar los contratos? ¿qué se cambió en los contratos? ¿qué efectos tuvo? Si el gobierno tuvo que negociar, ¿qué entregó a las empresas en esas negociaciones? Mucho de esto es un misterio, incluso para las nuevas autoridades que asumirán en marzo. Pero es un misterio que es necesario ir desentrañando.

Con todo lo que el Transantiago le importa a la ciudadanía, sorprendentemente el tema de la modificación de los contratos del plan de transporte no fue cubierto por ningún medio de prensa. Por primera vez en dos décadas, los contratos fueron negociados entre cuatro paredes, en vez de ir a licitación pública; por sí solo eso era noticia. Pero no. En los pocos artículos que se hicieron, se nos cuentan puras generalidades, como por ejemplo las intenciones de mejorar los incentivos para que las empresas quieran prestar buen servicio. Algunos medios se marearon por completo, y hablaron de que el Ministerio estaba preparando una licitación, ¡pese a que la noticia era que no había ninguna licitación! Quizás lo único claro que la prensa logró transmitir fue que con los nuevos contratos la evasión ahora le dolería a las empresas en vez de al Estado. En buenas cuentas, la prensa logró percibir que el Ministerio quería mejorar los contratos, pero no pudo entender los detalles de cómo; supo que finalmente los cambió, pero no logró identificar sus resultados; y se quedó estancada porque el único que podía hablar del tema era el gobierno, pues no existen especialistas independientes que sepan de los contratos del Transantiago. Y por supuesto en esas condiciones de monopolio de la opinión, el gobierno logró que se dijera solo lo que le interesaba, y callar el resto.

Vamos por partes tratando de desentrañar la historia.

Hubo dos procesos de cambios de contrato. La primera ola se formalizó, con el visto bueno de la Contraloría General de la República, en febrero-mayo de 2012. Los contratos mismos establecían un calendario de inicio, que en lo fundamental se cumplió: Algunas empresas comenzaron a operar bajo el nuevo régimen contractual en marzo, y las últimas empresas se sumaron en junio. En septiembre se cerró el círculo, cuando la empresa Araucaria, que estaba quebrada y por ello no había sido invitada a los nuevos contratos, fue absorbida por SUBUS. El 1 de septiembre de 2012, por tanto, marca el momento en que todo el sistema Transantiago (7 empresas) opera bajo los nuevos contratos.

La segunda ola de modificaciones contractuales se formalizó hace unos días, a finales de enero 2014. Si la primera ola apenas tuvo una cobertura de prensa superficial, tal como comenté más atrás, esta segunda ola no tuvo ninguna. Literalmente nadie se enteró que el ministro la estaba haciendo, ni que logró tramitarla en Contraloría, con lo cual ya es válida, sepas o no lo que dice.

Las dos olas de modificaciones están disponibles en una serie de archivos pdf en la siguiente página web. Son una tortura de leer; solo para fanáticos capaces de procesar páginas y páginas de una jerga terrible, que mezcla conceptos legales, financieros e ingenieriles. Pero ahí están.

Antes de meternos en los detalles, hagamos algunas preguntas muy simples y obvias, que sin embargo ningún periodista hizo: ¿por qué los empresarios aceptaron sentarse a negociar? Si tienes un contrato en la mano, nada te obliga a sentarte a escuchar los deseos del gobierno de cambiarlo. Menos aun si lo que el gobierno quiere hacer es supuestamente tener contratos mucho más exigentes.

Quizás tú pensarás que el Ministerio tiene la facultad para modificar el contrato, le guste o no a la empresa, en aras del interés público. Pero no. Chile pretende ser muy respetuoso de los contratos, así que esas atribuciones no existen. Mira por ejemplo todos los casos en que el Ministerio de Obras Públicas ha tenido que ir a comisiones arbitrales con las empresas concesionarias de infraestructura por asuntos de contratos. Según un estudio (*), en 50 contratos de concesión el MOP y las concesionarias de infraestructura fueron 70 veces a comisiones arbitrales. O sea, basta que la empresa diga “no” para que el Ministerio respectivo frustre sus aspiraciones y deba someter el caso a arbitraje independiente.

¿Cómo lo hizo entonces el ministro de transporte, Pedro Pablo Errázuriz? No solo logró poner a negociar a una empresa, sino que a 7 empresas al mismo tiempo. Todas, por alguna razón misteriosa, y todas al mismo tiempo, accedieron a sentarse a negociar. Ninguna exigió ir a una comisión arbitral, como lo hacen en Obras Públicas. ¿La razón? No sabemos. Quizás el ministro les puso alguna pistola al pecho. Quizás las empresas sospecharon que algo podrían ganar; en conversar no hay engaño, y en una negociación das cosas, pero también recibes… Podremos sospechar que si llegaron a puerto finalmente y firmaron la modificación de contrato, es porque la modificación era beneficiosa para ellas.

La segunda pregunta obvia, y quizás más interesante, es: ¿por qué tuvo que existir una segunda ola de cambios de contrato? ¿Por qué, a poco más de 1 año de haber modificado los contratos profundamente, hubo que volver a modificarlos? ¿Se les quedó algo en el tintero? ¿Algo en los nuevos contratos resultó ser un problema, un error? ¿Por qué, en buenas cuentas, volver a cambiar un contrato que acababa de ser cambiado? Imagínate el escenario: después de que Pedro Pablo logra lo inédito, poner a 7 empresas a negociar al mismo tiempo y lograr con cada una un acuerdo, ¡un año y tanto después lo logra de nuevo! ¡Vaya sintonía público-privada! Quizás en el MOP deberían contratar a Pedro Pablo para aprender uno o dos trucos sobre negociación.

No logro lamentablemente ofrecer ninguna buena respuesta a las interrogantes aquí planteadas. Pero espero que las meras preguntas te motiven a meditar sobre el tema y querer saber más. En siguientes entregas de esta serie “Los misteriosos cambios a los contratos del Transantiago”, cuando entremos en detalles, prometo tener más respuestas que preguntas.

(*) E. Engel, R. Fischer, A. Galetovic y M. Hermosilla, “Renegociación de Concesiones en Chile”, Estudios Públicos, Nº 113, 2009. Ver Cuadro 6 en página 165. Disponible en este enlace

Nota: Si deseas seguir leyendo esta serie de columnas sobre los cambios en los contratos del Transantiago, revisa la segunda, la tercera, la cuarta y la quinta parte.

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Quedan 1500 carácteres.
Ordenar comentarios por:

12 de febrero

Muy interesante y acertado análisis. Aquí un carta que envié a los medios de prensa sobre las dudas de la medición oficial de evasión en el Transantiago: http://blogs.lasegunda.com/redaccion/2013/02/04/evasion-en-el-transantiago.asp

María Teresa Hortal S.

12 de febrero

Son demasiadas las cosas que no sabemos, respecto al mugroso transantiago me quedaré a la espera de lo que averigues, cordialmente María Teresa.

José Adolfo Escobar Elgueta

29 de julio

Yo soy trabajador y hace poco dirigente de la empresa Subus Chile la cual se encuentra en proceso de reorganización e estado buscando en todos los medios posibles información sobre los contratos del Transantiago si los trabajadores tienen a su favor boletas de garantía o cualquier otra protección si se llega a la quiebra si me puedes ayudar se lo agradecería mucho

Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferen ...
+VER MÁS
#Política

¿Una o dos listas?

El dilema no es menor, dada la incidencia que puede tener en la cantidad de votos que se obtengan de lado y lado, y por tanto, en el número de candidatos electos que se alcancen. Están en juego la diferenciación en cada bloque, y la eficiencia electoral

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI
+VER MÁS
#Política

Nuestras actitudes en el Proceso Constituyente 2.0

Tenemos un deber moral, en ver los avances de la redacción de nuestra Constitución de la República de Chile, para el siglo XXI

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país
+VER MÁS
#Política

¿Quién mató la ilusión?

La Convención no fue elegida por su prestancia o buenos modales, sino para entregarle una Nueva Constitución al país

¿Es el malestar más grande que pensar una alternativa? Este es el dilema de Hamlet: Nos sumamos o nos restamos de este nuevo “Acuerdo por Chile”
+VER MÁS
#Política

Reflexiones electorales independientes y nuevo proceso constitucional

¿Es el malestar más grande que pensar una alternativa? Este es el dilema de Hamlet: Nos sumamos o nos restamos de este nuevo “Acuerdo por Chile”

Nuevos

Dada su privilegiada ubicación, varias inmobiliarias mostraron interés por el paño completo
+VER MÁS
#Medio Ambiente

El Estado, vía una tasación trucha, desea favorecer a un grupo económico

El destino de los países del tercer mundo está condicionado por ese parámetro neoliberal que les impide superarse, porque la superación y la independencia significan una reducción de los privilegios de ...
+VER MÁS
#Política

Los motivos de la infamia

El proceso constituyente y las características que tiene, responden al momento político que vivimos luego del triunfo del Rechazo. Lo que pretendió ser una revitalización de un contrato social, fue real ...
+VER MÁS
#Política

El nuevo proceso constitucional y el llanto de quienes no hicieron política en el proceso pasado

En Chile, más que nunca, necesitamos remirar la educación con una visión de Estado, que sea una cuestión país, con soluciones colectivas que desarrollen innovaciones e implementaciones con sentido de p ...
+VER MÁS
#Educación

Desafíos, reactivación y transformación educacional

Popular

La llegada del tren no reemplaza a buses ni camiones, el objetivo es desarrollar un modelo que trabaje de forma integrada creando un sistema intermodal. En conclusión, recuperar el tren es una necesidad na ...
+VER MÁS
#Política

Comentarios al tren Santiago “El Salto” (Viña del Mar)

El concepto de “expresión”, esto es, de que la obra de arte debe (como norma) comprenderse al modo de un objeto que hace exterior una vivencia y elaboración previa interna del sujeto humano “artista”
+VER MÁS
#Cultura

Extraño y familiar. Un pensador de la teoría del arte en Chile, siglo XX

El arte, significa la extrañeza como una peculiar diferencia en el conjunto del mundo compartido, y la familiaridad como la vuelta de la pertenencia, al considerar la adecuación de la percepción al fenó ...
+VER MÁS
#Cultura

El filósofo chileno Pablo Oyarzún en estética y hermenéutica

¿Qué es lo se inventa realmente?, podemos señalar que lo inventado corresponde a una idea fundada sobre sentidos y significaciones atribuidas dentro del marco de concepciones vigentes en un momento dado ...
+VER MÁS
#Cultura

Repensar la invención de América ¿el nuevo mundo?