#Ciudad

La Huechuraba que soñamos

0 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

A raíz de la polémica generada a partir de la construcción de un proyecto de viviendas sociales en la comuna de Las Condes, como vecinos y vecinas de Huechuraba nos hicimos la siguiente pregunta: ¿Cómo reaccionaríamos en nuestra comuna ante una situación similar? ¿Sería bienvenido un proyecto de viviendas sociales en Ciudad Empresarial o Pedro Fontova?


En lugar de responder con más odio y prejuicios, debemos ser capaces de convencer a los que aún piensan así, que esos miedos y discriminaciones son frutos de un país profundamente fracturado y segregado que debemos superar

Más allá de algunas descalificaciones de lado y lado (acusándose de flaites o arribistas mutuamente), nos dio mucha esperanza leer como la gran mayoría de nuestros vecinos y vecinas se mostraban favorables a superar la segregación en la que vivimos. La mayoría de ellos compartía el sueño de que ojalá algún día podamos ser y entendernos como una sola comuna, integrada, donde independiente de nuestra condición socioeconómica, país de origen o ideas políticas, seamos capaces de compartir barrios, escuelas, hospitales y servicios. En fin, que compartamos la vida. Que veamos en la diversidad una riqueza y no una amenaza. Ya que aunque en principio incomode, es en lo distinto donde aprendemos, nos desafiamos, y crecemos. Somos muchos los que creemos que a fin de cuentas Huechuraba es un Chile en miniatura, y los desafíos que enfrentamos como comuna son los mismos desafíos que tanto combatimos como país: el ser capaces de convertirnos en una sociedad con todas sus letras, una comunidad que pueda pensarse en términos colectivos y no individuales.

Soñamos con una Huechuraba donde todos y todas nos reconozcamos como iguales, donde la colaboración entre vecinos y la vida de barrio vuelva a llenar nuestros pasajes, donde las decisiones sean tomadas por la comunidad de forma participativa y transparente y, por sobre todo, donde entendamos que la calidad de vida no se juega únicamente en mis ingresos económicos ni bienestar personal, sino que en el desarrollo pleno de todos y todas las que me rodean.

Lo que ocurre en Las Condes es triste, pero en lugar de responder con más odio y prejuicios, debemos ser capaces de convencer a los que aún piensan así, que esos miedos y discriminaciones son frutos de un país profundamente fracturado y segregado que debemos superar, y la única forma de hacerlo es acercándonos y conociéndonos, no levantando muros ni expulsando al distinto. Es arduo el desafío que tenemos por delante, pero llena de esperanza ver que hay muchas y muchos dispuesto a entregarse por este proyecto de comuna. Ahora nuestro desafío es organizarnos para hacerlo realidad.

TAGS: #TorreDeLavín #ViviendasSociales Integración

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

#NuevaConstitución

VER TODO
Nos hacemos parte de la gran conclusión de la escucha de este tiempo: la gran mayoría de los chilenos y chilenas queremos más justicia, más equidad, más dignidad y mejor calidad de vida para todos y todas.
+VER MÁS
#Ciudadanía

Miradas ciudadanas para una Convención de la Confianza

La energía es fundamental, ergo, un derecho humano tal como lo sostenemos en la propuesta al país desde la Red de Pobreza Energética
+VER MÁS
#Energía

Energía, derechos humanos y mínimo vital: una discusión necesaria

La elección de los gobernadores regionales y la elaboración de una nueva Constitución, debieran fortalecer esta tendencia a la autonomía de las regiones para ir definiendo sus vocaciones productivas, pe ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Un nuevo modelo: desde las regiones y el medioambiente

En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Nuevos

No es tarea fácil la que tiene Xiomara Castro, pero sabemos que con dignidad, amor, humildad, memoria y ahínco podrá desempeñar a cabalidad la responsabilidad que ha depositado el pueblo hondureño en ella.
+VER MÁS
#Internacional

Xiomara Castro, el renacer de Honduras

Son las estructuras profundas de los campesinos del Biobío Maulino, los que pugnan por representarse por medio del entramado de las relaciones sociales descritas en el apartado anterior
+VER MÁS
#Ciudadanía

La cultura del BioBío Maulino o el soporte de la cultura popular en Chile

En escasos días se hará un “cocinado o refrito” para presentar un modificado Programa de Gobierno, que será lo que se pueda hacer “rapidito, cortito, donde esté todito y le dé en el gusto a la ge ...
+VER MÁS
#Política

Programas presidenciales desprogramados

La crisis del capitalismo evidencia los límites de la igualdad legal, el reformismo y la democracia burguesa en la lucha contra la doble opresión y violencia patriarcal
+VER MÁS
#Género

Feminismo, clase y la tareas anti patriarcales

Popular

Su impacto es tal que ya se piensa en legislar una “Ley Kaiser” con el fin de sancionar a todo aquel que fomente, promueva o incite la violencia sexual.
+VER MÁS
#Política

Johannes Kaiser, revela la verdadera cara de la extrema derecha

Una vez que ciertos derechos se establecen como universales, surge la tensión conceptual que hoy aqueja nuestra sociedad. Para entender esto, es importante conceder una obviedad: el acceso al dinero no es ...
+VER MÁS
#Política

La tensión que el neoliberalismo no puede resolver

El mal manejo de la crisis fue terreno fértil para el nazismo. Las personas se sentían atraídas por aspectos de la personalidad de Hitler y minimizaban el peligro de sus ideas desequilibradas.
+VER MÁS
#Política

La cadena de errores en el ascenso de Hitler al poder

Levantar la idea antifascista y centrar la campaña de Boric en torno a esa idea no hace mas que profundizar los miedos que, como hemos señalado, fortalecen la candidatura de Kast.
+VER MÁS
#Política

¡No pasarán! ¡Pasaremos!