#Chile 2030

¿Es posible que Chile logre su desarrollo sin Estrategia País? Parte 2

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

4.-  ¿Es que acaso el país tiene tiene una estrategia implícita y no enunciada? 

El Banco Mundial publicó el 11 de enero de 2011 una “Estrategia de Alianza con el País” en la que se menciona el “establecer las bases para alcanzar el estatus de país desarrollado de ingresos altos para 2018” con 3 áreas estratégicas: (1) mayor competitividad, incluyendo la modernización del estado (2) incrementar el número de puestos de trabajo y mejorar la calidad del empleo y (3) promover la inversión. Esta asesoría – entre muchas otras- habría tenido un costo de alrededor de 7 millones de dólares. Y como se puede constatar hoy día no hemos llegado al desarrollo, el cual se posterga, por ahora, otros 8 años más y suponemos que mientras no se elabore una estrategia país, se volvería a postergar una y otra vez.

Por otra parte, El Programa de Gobierno actual propone el desarrollo del país en unos 8 años más, pero no se indica el objetivo principal, ni los elementos esenciales de una estrategia, ni las palancas antiguas y “nuevas” o innovaciones que utilizará, aunque vale la pena recordar que en el pasado la economía nacional ya ha tenido tasas de crecimiento anual del PIB del orden del 10%, que si se hubieran repetido hoy día si seríamos un país desarrollado.


Una Estrategia País es una declaración que determina la esencia de lo que hay que hacer sostenidamente en el tiempo para conseguir un objetivo principal que debe impulsar el desarrollo de otros objetivos sectoriales y emprendimientos

De una revisión conceptual, realizada por nuestros colaborantes, se podría decir, que hasta ahora ha habido una  estrategia país implícita y sería del siguiente tipo: “producción interna para el consumo interno, exportación de recursos naturales e importación de todo el resto y sin establecer de qué manera ayudan a lograr un inexistente e indefinido objetivo principal del país, y sin identificar por lo tanto  el dueño o responsable de esa indefinición”, en otras palabras simples, esta descripción de la estrategia país implícita destaca: (1) los sectores  y sus recursos, (2) las posibles ventajas competitivas, (3) los mercados o clientes, (4) pero no se define uno o más objetivos a lograr, por lo que los resultados que se han obtenido en las últimas décadas han sido dejados a lo que ocurra. Esta habría sido la estrategia que se ha privilegiado desde que volvió la democracia, hace casi 30 años.

En pleno siglo lo anterior descripto es muy poco original e innovador para un “modelo de economía” que se planteó y se puso en marcha en los inició de los 70, y que se ha mantenido, a pesar de numerosos cambios. Los resultados económicos de los últimos cuatro años, lamentablemente para la población, han servido para que se discuta ampliamente sobre si un bajo desarrollo económico es producto de dos componentes exógenos a los incumbentes: (1) las políticas internas o (2) de lo que ocurre en el mundo exterior, o sea, que las personas y empresas no pueden hacer nada por revertir esas situaciones y sólo hay que esperar que la “buena suerte o el azar” produzca resultados superiores. En estas discusiones se ha invertido muchos recursos, en vez de destinarse a construir un camino común que nos lleve al ansiado desarrollo integral económico y humano.

En círculos internacionales se habla de la Gran Estrategia para un País como:

(1) “la elección y el cumplimiento de un objetivo principal de largo plazo (educación, crecimiento industrial, turismo, ocupación y costo de la mano de obra, servicios de carácter internacional, etc.), que empuja a los diferentes sectores a desarrollarse,

(2) una evaluación exhaustiva de los recursos del país y una clasificación de esos recursos altamente organizada para lograr el objetivo”, como lo propuso Razvan Sibii.

(3) es probable que haya que agregar a esa definición la evaluación de las oportunidades y las amenazas internas y externas, así como, las fortalezas y las debilidades del país, y las condiciones más favorables para la innovar, emprender y competir.

5.-  ¿Hay que imaginar nuevos e innovadores pasos a seguir para ser un país desarrollado? 

Esta nota tiene por objeto interpelar a las autoridades sobre la necesidad de que el nuevo gobierno entregue alguna respuesta sobre si espera lograr que Chile sea un país desarrollado hacia el 2030 “con o sin” el diseño y aplicación de una Estrategia País.

Aunque en este primer mes de gobierno se ha levantado la señal de por lo menos un economista de que ese objetivo de desarrollo meta gubernamental no se lograría, existen muchos ciudadanos a los que nos gustaría que se abrieran las conversaciones para avanzar en un camino más certero al desarrollo económico nacional.

Por eso terminados reiterando que una Estrategia País es una declaración que determina la esencia de lo que hay que hacer sostenidamente en el tiempo para conseguir un objetivo principal que debe impulsar el desarrollo de otros objetivos sectoriales y emprendimientos, y al final, alcanzar en el futuro el desarrollo nacional, en unos escenarios predefinidos para lo que se hace imprescindible contar con una Agencia de Estudios del Futuro (ADEF). La estrategia país debe tener un propietario o responsable de que funcione y se logren el o los objetivos y donde ese propietario debiera ser el responsable del Poder Ejecutivo (a falta de contar con un Poder Directivo Nacional que sugerimos desde hace mucho tiempo). Pero por sobre todo debe existir el carácter, la iniciativa, la innovación, la voluntad y el coraje, poco habitual en algunos líderes, para romper la mediocridad del subdesarrollo en que estamos sumidos.

En este caso, la estrategia de un país se define a través de un conjunto limitado de conceptos que deben ser manejados para conseguir el resultado esperado y que orienta a todos los recursos disponibles, públicos y privados sostenidos en el largo plazo. Esta línea central de desarrollo es, desde luego, compatible con el funcionamiento de múltiples otras actividades productivas que pueden ser parte esencial o complementarias a la estrategia o que pueden estar directamente relacionada con ella.

Como consultores de empresas en materias de futuros, estrategia y sistemas inteligentes esperamos promover el interés de muchas: instituciones, empresas y asoc. empresariales, actores sociales, ciudadanos y sus representantes, a la academia y centros del pensar y a políticos con visión de estado. Esperamos haberlos motivado sobre este importante tema, e invitarlas con humildad a que expresen sus diferentes puntos de vista como su aporte a la definición de una Estrategia País Consensuada (EPC) que nos conduzca de una vez por todas al desarrollo… para todos; considerando que una parte de la población nacional afortunadamente ya vive y disfruta ese estado deseado.

 

 

TAGS: #EstrategiaPaís Desarrollo

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Ver todos
Ocultar

#NuevaConstitución

VER TODO
En determinados sectores se observa una cierta pulsión hacia lo autoritario y violento, y una clara tendencia a cancelar el debate.
+VER MÁS
#Ciudadanía

La Convención Constitucional chilena. Cuando la política sí importa

Sin perjuicio de existir un principio de igualdad reconocido en la Constitución chilena, lo cierto es que, en los hechos, este queda más bien como una declaración de buenas intenciones
+VER MÁS
#Género

La igualdad de oportunidades/género

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

El sistema económico seguirá siendo capitalista lo que obliga a calibrar muy bien qué caduca y qué sigue vigente
+VER MÁS
#Sociedad

Crisis y superación del modelo neoliberal

Nuevos

La ansiedad climática la sienten personas de todas las edades, en todas partes. Ella se asocia a varias emociones dolorosas y complejas: tristeza, miedo, enojo, impotencia, culpabilidad, avergüenza, deses ...
+VER MÁS
#Medio Ambiente

Los jóvenes deberán aprender a convivir con la ansiedad climática

El balance de este esfuerzo por llevar a la práctica el proyecto social de un buen vivir demuestra las complejidades que implica, y expone las fuerzas sociales opuestas que enfrenta.
+VER MÁS
#Política

El Yasuni: una política concreta de aplicación del buen vivir

La derecha tiene el derecho a desmarcarse del fascismo, pero no tiene derecho a mentir con un desprecio absoluto por la historia,
+VER MÁS
#Política

La mentira que difunde la derecha en redes sociales

La apelación a la tradición ("ad antiquitatem") es una tradicional falacia lógica. El que algo se haya venido practicando desde tiempos pasados, no permite concluir por sí solo que haya contad ...
+VER MÁS
#Política

Tradición de crueldad

Popular

Como investigadores jóvenes, condenamos tajantemente estas acciones, que constituyen un lamentable ejemplo para las futuras generaciones de científicos y académicos;
+VER MÁS
#Ciencia

Por una mejor ciencia

Se hace necesario rescatar valiosas categorías con que se interpretó la realidad en el cercano pasado. Su aparente caducidad es una consecuencia más de la derrota política popular en esos años.
+VER MÁS
#Sociedad

La caída del modelo Chicago: notas para una discusión imprescindible

Solo reflexiono lo que la ciencia ficción de los años 30 y 50 vaticinaron y cómo la historia se encargó de hacerlo posible gracias a la supuesta emancipación. ¿Qué fue lo que triunfó?
+VER MÁS
#Política

Orwell 2021

Es un generalizado negacionismo cultural de la otredad, lo distinto, lo ajeno, lo que desagrada o molesta.
+VER MÁS
#Sociedad

Bloqueo, censura, veto o anulación