#Sociedad

¿Es Chile una República laica?

14 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

“Los pilares fundamentales de una República son, la participación activa de la ciudadanía en la política, la división de los poderes (legislativo, ejecutivo, judicial) y su control recíproco y la representación de todas las clases sociales dentro de la institución del gobierno con iguales atribuciones y prevalencia de ninguna”.

De esta manera la Constitución Política es el sostén de la República, que sirve para protegerla cuando ella es apegada a derecho. Es posible asociar de manera inmediata los conceptos de república y democracia, sí y sólo sí la soberanía reside en el pueblo.

Así entonces, los valores republicanos dicen relación con la igualdad de derechos frente a la ley, el derecho a la participación en el quehacer político y la facultad de ejercer el poder del pueblo en el marco de la ley o constitución que la ciudadanía, de manera soberana, ha definido.

Por otra parte, el laicismo se refiere a un estado que no privilegia a ningún sector, sea cual sea su creencia religiosa, filosófica e ideológica, considerando a cada uno de sus miembros iguales en deberes y derechos.

Lo anterior se traduce en:

1. La defensa del Libre Examen, es decir, el resguardo la libertad de conciencia.

2. La tolerancia, lo que NO significa admitir cualquier idea como el desprecio, xenofobia o cualquier otra, oprobiosa contra los derechos humanos

3. La responsabilidad ciudadana a través de la participación social.

4. El respeto a la diversidad, enriqueciendo así la vida en común.

5. La solidaridad, apoyando y comprometiéndose con causas justas, colaborando así con el avance y desarrollo de la sociedad.

En definitiva, el laicismo opta por la democracia y la extensión de los derechos ciudadanos. Reafirma así los derechos humanos consagrados por la comunidad internacional en su Declaración Universal y distintas convenciones.

De esta manera bajo una condición de dictadura, el laicismo se transforma en una demanda. Sin embargo en democracia, es inevitable no escuchar lo que el laicismo propone en relación a la libertad de conciencia. En consecuencia, si la democracia no es laica, no es democracia verdadera.

De acuerdo al artículo cuarto de nuestra Constitución Política, Chile es una República democrática, señalando el artículo quinto:

“La soberanía reside esencialmente en la Nación. Su ejercicio se realiza por el pueblo a través del plebiscito y de elecciones periódicas y, también, por las autoridades que esta Constitución establece”.

Cabe preguntarse entonces, ¿es posible que la Constitución Política de una República no haya nacido de la discusión y aporte de los distintos actores sociales?

No podemos dejar de mencionar que el sistema de electoral, a través del cual, la ciudadanía manifiesta su voluntad excluye a sectores minoritarios dejándolos fuera del Parlamento y por lo tanto sus opiniones y visiones quedan fuera del la discusiones parlamentarias.

Otro dato: aún cuando la Iglesia fue separada del Estado en 1925, actualmente las posturas confesionales tienen gran influencia en el quehacer nacional. Esto se ha visto reflejado en, por ejemplo, la negativa de ciertos alcaldes a distribuir la píldora del día después en los consultorios de sus respectivas comunas. O viajando a 1998, la negativa de sectores cercanos a la Iglesia en relación a la ley de filiación.

Una sociedad libre, en relación a la derechos de conciencia, y que se manifiesta a través de la democracia, debemos entenderla como una sociedad donde no solo garantizan los derechos de las mayoría y se gobiernan de acuerdo a ellos, sino que también se debe determinar en la sociedad como se garantizan también los derechos de las minorías.

Entonces, el rescate de los valores republicanos en el Chile pasa por la participación efectiva de todos los actores sociales a través de canales de participación reales respecto de las normas legales que deben regir en la nación.

Se ha señalado que el laicismo abraca todos los ámbitos de la vida del ser humano y de la sociedad, cuyo fin es la emancipación y dignificación de los derechos fundamentales del ser humano. Para lograrla es necesario entender que sus derechos básicos deben estar resueltos, esto es, tener acceso igualitaria a una educación de calidad, desde lo formal a lo valórico, tener acceso a la salud, a un trabajo digno, tal como se señala en la Declaración Universal de los DDHH, en sus artículos 23 y 25.

Si Chile tiene la peor distribución del ingreso, entre las 34 naciones consideradas por la OCDE en un estudio realizado el año 2011, entonces es necesario preguntarse, con los niveles de desigualdad existentes, ¿es posible resolver respecto de los derechos antes mencionados para todos nuestros compatriotas?

Durante el año 2011 surgió un despertar social que se ha retomado durante estos meses de manera paulatina. La voz de los ciudadanos se ha hecho notar mediante los movimientos sociales durante las manifestaciones en contra de HidroAysén, manifestaciones estudiantiles y últimamente del pueblo aisenino, entre otros.

De forma paralela la clase dirigente, en un sentido absolutamente transversal, no ha logrado entender ni atender las demandas ciudadanas, manteniendo su costumbre soberbia de hacer política y tomar decisiones con una influencia notable de los poderes fácticos existentes relacionados con sectores confesionales conservadores y así como también sectores empresariales poderosos.

Es entonces nuestro deber como ciudadanos, conscientes, laicos con valores fundamentales de igualdad, justicia, solidaridad, libertad y fraternidad, ocupar los espacios ciudadanos con nuestra opinión y acción. Crear canales de participación real de cada ciudadano, donde su voz, su opinión sea considerada. Atrevernos a imaginar una nueva forma de hacer política desde el más puro sentido aristotélico y hacer de este sistema una democracia de verdad.

———–

Foto: Claudius Prößer / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

05 de mayo

Una cosa es que las “posturas confesionales tengan influencia en el quehacer nacional”, lo que es perfectamente válido en su calidad de agrupaciones particulares (como cualquier otra agrupación que tenga o pueda tener influencia en las discusiones públicas) y otra cosa muy distinta es que haya una vinculación institucional entre estas “posturas confesionales” (Iglesias) y el poder público, lo que no es el caso de Chile desde 1925. Desde esa perspectiva no veo cuál sea el problema con reconocer que Chile sí es un Estado laico. Si lo que se pretende es que los actores políticos relevantes no puedan tener creencias religiosas o filosóficas determinadas, eso sí que es un atentado contra la libertad de conciencia de los mismos. O bien, si lo que se quiere pretender es que las iglesias, como agrupaciones de personas, no puedan influir con sus posturas en las discusiones públicas, esto también es una discriminación arbitraria en virtud de lo mismo que el laicismo pretende defender (según la definición dada en la presente columna).

06 de mayo

El laicismo no es anticonfesional, el problema radica a mi parecer, en que, y
tal como lo puse en la nota, sectores conservadores o sectores empresariales (también mencionados en la nota) intentan IMPONER su posturas, y reitero el ejemplo de aquellos alcaldes que se negaron simplemente a distribuir la pildora del día después. O alclades que se niegan a acatar órdenes de tribunales. Lo central de la nota dice relación a hacer de esta democracia una democracia real, lo que significa superar la problemática de los poderes fácticoa, la real igualdad ante la ley, la participación real de los ciudadanos en el quehacer nacional, entre otras cosas.

carolina nicole nuñez martinez

05 de mayo

por su puesto, nuestro país es una democracia, lo cual significa una representación indirecta, que se consolida a través del voto electoral,pero esta no es una democracia participativa, pues las personas no tienen el derecho a opinar, aprobar o cambiar alguna ley, proyecto, etc, nuestro aporte el del pueblo, esta en confiar en los políticos, y representantes comunales, regionales, etc. Pues es laico, ninguna iglesia o religión tiene directa injerencia en los asuntos del estado o su quehacer, pero si el de las personas y nuestros representantes, pues ellos tienen valores , pensamientos y posturas que se reflejan en su trabajo, pues en política ni el trabajo social que tienen, lo pueden ejercer de forma imparcial, es ahi donde está el problema, a pesar de ser católica, me molesta que en temas tan delicados como el aborto, derechos humanos, etc, temas que afectan directamente la vida de las personas que representan, ni siquiera se haga el menor ejercicio democrático y preguntarle a la gente (previa información), que es lo que realmente quiere o necesita para su vida, sino que deciden irresponsablemente por los demás, ejemplo de ellos fue la discusión por el aborto terapéutico.

06 de mayo

El laicismo se define como un concepto bastante mas amplio que lo relacionado con instituciones confesionales. El punto central, y tal como tu misma lo mencionas, es como hacer que sea la opinión de todos los ciudadanos sea representada realmente a la hora de generar políticas. Cuando la clase dirigente deja de escuchar, deja de representar y no permite la participación ciudadana, dejandose influenciar por interese personales o por sectores conservadores o empresariales, entonces nuestra democracia parece más de papel que real.

francisco tassara hernández

06 de mayo

1°.- NO soy abogado; soy un lego.-
2°.- Considero que en Chile el laicismo es más aparente que real; de lo contrario el artículo 62 del Código de Procedimiento Civil y el artículo 471 del Código Orgánico de Tribunales, al momento de tomar juramentos, no tendrían este tipo de preguntas:
Art., 62: “¿Juráis por Dios decir la verdad acerca de lo que se os va a preguntar?”; o bien: ¿Juráis por Dios desempeñar fielmente el cargo que se os confía?.
Art., 471: “Juráis por Dios y por estos Santos Evangelios que guardareis la Constitución y las leyes de la República y que desempeñareis fielmente las funciones de vuestro cargo?”. Respuesta: “Si, juro”. Y el magistrado que toma el juramento dirá en seguida: “Si así lo hiciéreis, Dios os ayude; y si no, os lo demande”.
3°.- En un Estado laico, ninguno de sus poderes siente los efectos de la religiosidad de ultranza; sea bajo intentos de influir pública y notoriamente, o bien aprovechando las “gestiones” de los poderes que se mueven en las sombras.
4°.- ¿Es efectivo que un Presidente de la República hizo construir o habilitar en la Moneda una capilla para poder ir a misa?. En alguna parte lo leí y me cuesta creerlo.
5°.- La profusa cantidad de imágenes religiosas, rezos y plegarias en las escuelas públicas, especialmente, es un testimonio de la influencia religiosa (en mentes infantiles) que se encuentra en todas ellas. ¿Por qué?.
6°.- La construcción de iglesias en predios fiscales con recursos del Estado para personal de las FF.AA. también es una realidad.
7°.- Los feriados religiosos son otra demostración de la influencia del religiosismo.
Respecto de la Constitución: Nunca la ciudadanía ha sido consultada para la elaboración de una Constitución Política. Como no ha habido participaciópn ciudadana, estas constituciones no han sido legitimadas por el pueblo, que debería ser el detentor de la soberanía y no la Nación.
La Asamblea Constituyente y Vinculante se impone porque es lo que nos conviene como país. Pero, claro está, los que administran el actual sistema seguirán padeciendo de sordera nacional.

07 de mayo

Comparto tus palabras, sobre todo lo relacionado a una asmablea constituyente y vinculante.
Creo que el lo importante es como la democracia es capaz de responder también las demandas de las minorias. Y por sobre todo, cómo somos capaces de hacer organizaciones eficientes, capaces de tomar los espacios públicos, lograr de verdad influir con opinión y acción, en definitiva como avanzar en un cambio real. Si tuviera una receta, creeme la habria escrito en cada muros de este país. Por lo pronto creo nuestro deber, estar presente en cada sindicato, ccaa, gremio, junta de vecino etc. Donde nos toque actuar…
Aún falta mucho, a mi parecer, para decir que nuestra sociedad esta despierta. Hace un tiempo lei una frase que me hizo mucho sentido: “hemos guardado un silencio más parecido a la estupides”.
Creo que la única forma de romper esa sordera que mencionas, es gritando bien fuerte.
Saludos fraternos

07 de mayo

¿No se estará sobrevalorando el laicismo? Me parece que muchos de los rasgos que se le atribuyen en esta columna la anteceden en el tiempo y gozan de tanta vigencia en sociedades no laicas, como la fraternidad y la libertad.
No olvidar que el laicismo es un medio, no un fin.

07 de mayo

No debe considerarse al laicismo como anticonfesional, apuesto a la definición de un laicismo inclusivo, con valores unversales. Ciertamente, como tu lo dices, en sociedades que se dicen laicas (pero solo desde el punto de vista confesional), valores como la fraternidad y otros estan muy lejos. Sin embargo, creo, que si de algo sirven las utopias es para señalar el rumbo, te indican para donde está tu norte.

Agradezco todos los comentarios, este y los anteriores. El debate de ideas es saludable, otros puntos de vista amplian muchas veces el horizonte.

CarlosFrancisco

08 de mayo

El hecho que Chile sea un estado laico no significa que todos nos debamos arrodillar frente a los principios y fundamentalismos de quienes lo pretenden imponer como si sólo ellos tuvieran la capacidad de definir qué es lo mejor para la sociedad.
Los ciudadanos tenemos pleno derecho a tener nuestras opiniones, ya sea basadas en la razón o en la religión, y luchar porque las leyes se ajusten a éstas.
Los parlamentarios que se autodefinen como progresistas tampoco escuchan la voz del pueblo y votan conforme a su interés por imponer los principios de una minorá laica.

Fidel Jeldes

08 de mayo

Chile es un estado laico en lo formal pero de hecho manipulado por las tres religiones imperantes. El laicismo no es partido político ni religión. El laicismo no resulta confrontacional frente a una religión politeísta. El monoteísmo de clara naturaleza piramidal conduce no sólo a la dictadura del alma sino que consustancialmente a la dictadura política. Así lo demuestra la historia de las confesiones de occidente incluso el islam con un transito claramente de sangre.

CarlosFrancisco

08 de mayo

El Estado laico tb se ha impuesto por la fuerza: Francia, Rusia, etc.

09 de mayo

Francisco, en el artículo se señala de manera muy clara lo que entiendo por laicismo, y que este NO debe entenderse como anticonfesional sino como algo INCLUSIVO.
Ahora bien, en el Chile de hoy, las políticas que se toman, generalmente sin hacer caso al sentir ciudadano, se hace bajo fuertes presiones de sectores empresariales poderosos y/o sectores confesionales del ala más conservadora. En consecuencia, son esos sectores los que hoy claramente imponen sus lineamientos.
Tengo la convicción de que una verdadera democracia debe tener la capacidad de garantizar también los derechos de las minorias.

Alvaro Rodrigo

10 de julio

Ya el nombre es cansador, copia de todos movimientos nacidos y vomitados de viejas naciones imperialistas que llevan las banderas de los DDHH, progresistas y humanistas, que siguen sobreviviendo en sus estados de bienestar producto de los impuestos cobrados a las transnacionales que depredan a los paises pequeños com los nuestros. Seguimos cambiando oro por espejos y creyendo en el ideal de un mundo mejor, claro que con las reglas de Suiza, Bélgica, Holanda, etc. etc. que hicieron sus fortunas a sangre de esclavos y lo siguen haciendo hoy.
¿Es necesario un ismo para ser libres y no morir oprimidos por el dogma religioso? Basta con decir que no una y otra vez a las obligaciones confesionales, pero aún tenemos miedo a levantar la voz y expresar nuestro sentir respecto a los dogmas religiosos, claro, no vaya a existir algo más allá de la muerte, mejor me oculto detras del Laicismo, en una de esas si existe Dios y no quiero que me castigue y me deje sin paraíso.
Estas instituciones solo buscan ser tranpolín político de unos pocos, y nos venden el liberalismo y la elección barata y facil, pero jamás verán ni tendrán acceso al veredicto de fondo, al voto que si define la elección final de nuestros destinos, ese no, no tenemos acceso, por nuestra calidad de hijos de indios, por ser tercermundistas, por ignorantes y por que seguimos demostrando sumición a los ideales europeos sin reconocer nuestra identidad de seres libres. Al final del día deseamos ser esclavos de facistas o comunistas, de laicos o religiosos, pero esclavos al fin y al cabo.

rodrigo mendez

18 de mayo

Gracias muy buena la publicacion honestamente no tenia idea el significado del laicismo ahora entiendo un poco mas y me doy cuenta de la necesidad de investigar este y otros temas para crecer como ciudadano y poder apoetar con la comunidad y el entorno

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La jueza Mónica Jeldres advirtió que "no se debe relativizar la protección de la infancia", cuando el Estado asigna recursos, cobertura y legislación en la Protección de la niñez.
+VER MÁS
#Ciudadanía

El defensor que no será defensor

No es difícil soñar e imaginar durante el siglo XXI, ver crecer la ciudad eléctrica, eólico-fotovoltaica más grande de América, una ciudad para vivir sin un horrible puerto de carga al frente, con la ...
+VER MÁS
#Sociedad

Soñando Valparaíso, la ciudad eléctrica

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena

Entendemos que el derecho a la libre determinación es un derecho imperativo, por lo que no sería entendible su negación, entendiendo que los pueblos indígenas en su conjunto han debatido y apuntado a in ...
+VER MÁS
#Política

Kizugünewtun: Derecho a la libre determinación

Popular

Lamentablemente, la Mecánica Cuántica en vez de llegar a la cultura popular por sus logros científicos y tecnológicos, lo hizo con versiones extravagantes, engañosas y en algunos casos hasta ridículas ...
+VER MÁS
#Ciencia

El erróneo uso del término Cuántico por las pseudociencias

Sí a su equipo le faltó coraje, valentía, decisión, arrojo, valor, ánimo, esfuerzo o ímpetu, no se complique, dígalo con algunas de esas palabras, no con los anodinos "faltó huevos" o &quo ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eufemismos... ¡Cuánto mal hacen!

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada

Uno de los pilares y principios en que se basa la mediación en salud, es efectivamente a imponer mesuradamente en la sociedad Chilena un cambio de razonamiento y de búsqueda a sus problemas, y así desjud ...
+VER MÁS
#Justicia

Un cáncer llamado negligencia médica