#Sociedad

“Carpamentos”, la nueva indigencia

4 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Imagen

Es casi una “tendencia” la de personas en “situación de calle” el abandonar las latas y bolsas para reemplazarlas por una carpa; más cómoda, práctica y sencilla. Esa sencillez es la que los cubrirá del sol, del calor, de la lluvia, de las miradas, de la discriminación. La pobreza y todas las aristas a las que se asocia, muestra su cara más miserable cuando es extrema. Cuando se vive en la calle, cuando se duerme con animales, cuando hay basura, cuando la vulnerabilidad es a toda hora y en cualquier momento. Esta corriente de “las carpas” para personas que caminan por la ciudad y duermen en ella sin tener casa, uniforma sin intención el rostro de sus situaciones sociales.


Mientras veinte mil chilenos y chilenas viven en la calle, se hace menester visibilizarlos ya que muchos parecieran no existir.

Y así como las clases altas huyen buscando una cota deshabitada, los estilos de vida más pobres heredan lo que precisamente han intentado corregir: antes la pobreza solo se localizaba en la imagen de un campamento y sus habitantes han trabajado para conseguir sus viviendas definitivas. Ese trabajo es constante y pretende acabar con ese perfil. Y mientras se enmienda, surgen estos polos llenos de carpas, para quienes antes se cobijaban bajo un puente, bajo un escaño, entremedio de bolsas o en los rincones seguros y públicos que la ciudad les ofrece.

Este “otro” campamento es el símbolo de una desigualdad progresiva. Es una cascada partida a la mitad. La primera surge y crece. La segunda desciende  y pareciera perpetuarse. Estos campamentos también son parte de nuestra pobreza. Son parte del cómo la sociedad debe responsabilizarse. Mientras veinte mil chilenos y chilenas viven en la calle, se hace menester visibilizarlos ya que muchos parecieran no existir. Y el gran problema radica en que democratizar la sociedad mediante su economía no resulta, porque no ha podido democratizarse la educación, ni menos la política.

Estas carpas para excursionistas vendidas comercialmente en un mall, han sabido entregar una cara atractiva a un problema que carece de toda atracción. Aquellos elementos “pintorescos” están siendo una solución para terminar con las tablas y clavos oxidados, con el exceso de diario, con la privacidad. Es irrisorio que en 2015 hablemos de carpas que reemplazan bolsas o que intentemos erradicar aún 674 campamentos establecidos, en Chile. Es contradictorio a la vez, hablar en el siglo XXI de desarrollos tecnológicos, cuando los avances habitacionales (para muestra un botón), son el pelo de la cola de una involución social. Los problemas sociales son tema de todos y es un derecho ser parte de la solución, pero también es un deber solucionarlos.

La pobreza muta, la pobreza crece, logra detenerse, a veces se acaba. La pobreza existe hace tanto como la riqueza. Sea bajo un puente o dentro de una carpa. El número de chilenos y chilenas viviendo en la calle se acerca al número de familias viviendo en campamentos. Tenga la cara que tenga, sea carpa o mediagua, hay que visibilizarla para eliminarla.

TAGS: #Pobreza Campamentos

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

12 de enero

Eso de dar carpas me recuerda al menú de dos lucas de Lavín, una especie de acomodar y “embellecer” una situación que debe ser solucionada a partir de las políticas económicas del Estado, única representación de la nación cuyo fin esencial es (o debiese ser al menos) el bien común de los ciudadanos. Dejar a la caridad — en general, a la sola sociedad civil — un trabajo tan profundo, como el de erradicar la pobreza, ha sido la receta seguida por las naciones modernas desde que existen y, creo, que la historia muestra la ineficiencia de tal estrategia.

13 de enero

5*$2.000.000*350/20.000=$175.000 para cada indigente…

$175.000*20.000*12/$500/US$=84 millones de dólares al año costaría dar a cada chileno indigente (considerando 20.000 de ellos) una suma de $175.000 al mes…

Los números de la primera línea dicen: a cada uno de los cinco concejales de una comuna del país el Estado le asigna $2.000.000 para irse de luna de miel a un curso fraude al lugar del país o mundo que pueda por ese dinero, por cada una de las 350 comunas del país… Eso, dividido entre cada uno de los 20.000 indigentes significa que cada uno de los 20.000 recibiría $175.000 durante un mes, si los fondos de ese viaje fueran reasignados. Eso suma 7 millones de dólares… Al año, 84 millones de dólares…

¿Cuánto cuesta la reforma educacional?… ¿Cuánto cuestan las armas que compra cada año el país?… ¿Cuánto los sobre sueldos innecesarios?…

Nuestro problema es que .. la mezcla de torpeza y ambición de los dirigentes de los ciudadanos es tal que aún no entienden cómo conquistar la democracia… Si eso no lo entienden todavía, ¿quién podría explicarles el significado de la palabra prioridad y su plural, prioridades?…

13 de enero

Luis, discúlpeme que discrepe con usted, pero el país no ha sido tan ineficiente para enfrentar la pobreza en comparación a otros países similares. Le sugiero vea cualquier estudio al respecto, comprará que desde que se adoptó el modelo neoliberal Chile ha sido el país que mas pobreza ha erradicado.

Además la calificación de pobreza es algo bastante relativo. Si recuerda los años sesenta y setenta había gente que sí pasaba hambre y frío, sí se veína harapos genuinos y rostros enfermos, pero si se acerca a los indigentes y le pregunta porque no va al hogar de Cristo o decenas de casas de acogida por el estilo, que ojala hubiesen existido hace 40 años, ahora le dicen que es mucho mejor estar en la calle, o sea para ellos es una opción lo que los pobres de ántes ni soñaban con tener.

Ocasionalmente tambien hay que ver el vaso medio lleno para hacer un juicio mas objetivo.

Saludos

14 de enero

Sería interesante que me dejase estudios que demuestren su punto don José Luis, porque lo que básicamente estoy apuntando está basado en un librillo que últimamente tiene harta publicidad el de Piketty, que no tiene foco en la pobreza sino que en la desigualdad. Sinceramente no estoy en condiciones de llevar mi argumento más allá de la siguiente sentencia: la pobreza relativa se mantiene constante en la medida que la desigualdad va mutando en su forma a la vez que manteniéndose constante.
Saludos

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

La industria 4.0 se apoya esencialmente en el análisis de grandes volúmenes de datos, la computación en la nube, la ciberseguridad, la robótica y la integración de los procesos. Se aspira a que toda em ...
+VER MÁS
#Tecnología

Hacia una empresa inteligente

Con la escasa información y poca congruencia que aún se tiene de los programas de los candidato(a) s a la presidencia y de cara a los resultados a obtener a marzo del 2022 así: ¿No sería lo mismo el ca ...
+VER MÁS
#Política

¡Atención electores de Chile!

Esto no se trata de quién gana y quién pierde, se trata de devolver la vida al boxeo, en general como historiador escribo columnas sobre la época dorada del boxeo entre 1930-1960 cuando el boxeo llevaba ...
+VER MÁS
#Deporte

La vuelta del público al boxeo

Entonces les enseñamos a los niños que si quieren ganar un partido deben dar directo al hueso para dejar deshabilitado al contrincante. Ese directo al hueso se refleja en las famosas planchas, (cuando ent ...
+VER MÁS
#Internacional

En el fútbol, como en la vida misma

Popular

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena

Para algunos, en lugar de la resignación, la única alternativa podría ser la violencia, lo que supondría un retroceso en el desarrollo de la humanidad y un nuevo golpe contra la paz mundial.
+VER MÁS
#Internacional

España, capital Bagdad

Esperaríamos que este y futuros gobiernos anuncien con la misma fuerza que anuncian una operación policial claramente discriminatoria, un programa social destinado a enfrentar definitivamente la condició ...
+VER MÁS
#Política

Huracán y las vacaciones de Aleuy