#Política

El escenario que abre la inscripción automática y el voto voluntario

1 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

Al fin se aprobó la inscripción automática y el voto voluntario en Chile, los que entrarán a regir en las elecciones municipales de 2012. La inscripción automática era una necesidad que requería la alicaída democracia, estancada en un padrón electoral que cada vez envejecía y que no incluía a los ciudadanos que se iban incorporando a la vida cívica. 

En cuanto a cómo se moverá el padrón electoral con estas nuevas reformas, está por verse, pero se puede  hacer algunas aseveraciones por lo que ocurre en otros países. Probablemente en las elecciones del 2012 muchas más personas votarán producto de la novedad de hacerlo, mucho más que las personas que lo hicieron para las pasadas elecciones presidenciales; sin embargo, esta proporción irá a la baja en el futuro. En los países donde existe el voto voluntario, las personas votan mucho más por las elecciones nacionales (presidente, parlamento) que para las elecciones locales o municipales. En nuestro país se verá que es un acierto tener la elección del presidente a la par con la del Congreso, dado que con la bajísima aprobación ciudadana con que cuenta el parlamento es probable que muy pocas personas irían a votar para elegir a sus representantes. Entonces Chile, de regirse por la norma, tendrá muchos más votantes en las elecciones presidenciales/parlamentarias que en las municipales.

En cuanto al voto voluntario, este funcionaría en condiciones óptimas de existir una educación de calidad que privilegie la formación de ciudadanos por sobre los consumidores. La voluntariedad del voto puede tener múltiples defensas filosóficas, pero es necesario comprobar su funcionamiento en la práctica. En la cancha se ven los gallos. La sociedad chilena a pesar de contar con un pésimo sistema educacional que ni siquiera incluye la educación cívica como una obligatoriedad dentro de las clases, hace pensar que habrá unja gran dispersión de votos y de ciudadanos que se rehúsan a votar. Sin embargo, no hay que ser alarmistas con el nuevo sistema, en países europeos el promedio de voto ronda siempre el 70% y por el otro lado en EEUU el porcentaje ronda el 35%. Pero aun con este porcentaje nadie se atrevería a decir que las elecciones no son democráticamente representativas porque no incluyen al total de la población. Son representativas porque quienes van a votar las convierten en representativas.

Por ello, más que preguntarse si “deberían”, “quieren” o “tienen que” ir a votar, la pregunta que ronda es cuán representativa de la sociedad serán las próximas elecciones con las personas que vayan a votar. El ideal de una sociedad como una polis en que todos sus ciudadanos estén empoderados y exigen y ejercen sus derechos cívicos no es más que un ideal. La realidad es que las elecciones, con todas las personas que participan en ella, busquen ser un fiel reflejo de los distintos pensamientos y opciones que existen en la sociedad. Por eso mismo los cuestionamientos que debemos hacernos no radican en las raíces filosóficas de la libertad individual vs compromiso ciudadano, sino de cómo el ejercicio del voto es representativo para la sociedad, lo que de una u otra forma redunda en el sistema electoral.

Es un gran avance contar con un sistema que se asiente sobre las libertades y los derechos civiles, pero si no tiene un correlato en el sistema electoral la voluntariedad del voto al final tendrá mucho ruido y pocos resultados. Incorporar a más de 4 millones de votantes con la inscripción automática y dejar el poder de decisión del voto en manos de los propios ciudadanos potenciará a la democracia. El problema ya no está en la incorporación sino en la traducción las decisiones de todos los viejos y nuevos votantes a través del sistema político. El sistema binominal a la larga será un cuello de botella para todo el sistema porque no privilegia ni potencia las decisiones de los votantes. El binominal hará que la inscripción automática y el voto voluntario no tengan una correspondencia con el sistema político. Es como tener un auto nuevo pero que anda sobre ruedas de carretas.

Ahora habrá que ver como reaccionan los partidos ante el nuevo escenario que se abre: si es que salen a buscar los votos a la calle o salen a disuadir a los ciudadanos de hacerlo. En ambos casos, los partidos tendrán que renovar sus estrategias electorales con las que contaban actualmente y poner sus estrategias en las personas más que en sí mismo. Por ello se hace necesaria una ley de partidos políticos en que estos obtengan dineros por el Estado para financiar sus campañas, exigiéndoles más democracia interna en la toma de decisiones y la designación de sus candidatos, y más claridad y transparencia en sus gastos regulares y de campaña.

La incorporación de más de 4 millones de nuevos votantes abre un nuevo espacio pero también se debe continuar el proceso de inclusión de nuevos votantes como por ejemplo a el casi millón de chilenas y chilenos que viven en el exterior y no pueden ejercer su derecho a voto. Con la incorporación de los nuevos votantes se abre una puerta enorme a la ampliación de la democracia, porque las democracias crecen introduciendo a todos los ciudadanos y no poniendo trabas al ejercicio ciudadano.

Todos estos cambios si bien son necesarios, a la larga terminarán mostrando que el gran lastre que presenta la democracia es la Constitución vigente, porque con estas iniciativas estamos remodelando la casa pero ésta aún sigue asentada sobre los pilares que fueron instalados durante la dictadura sin ninguna consulta ciudadana.

Sin duda que la inscripción automática y el voto voluntario son un gran avance para la democracia, pero son sólo la punta del iceberg de las reformas políticas que requiere el país. Lo que esperamos todos los ciudadanos es que estas reformas traigan consigo cambios de fondo más que en la forma. Si al final la forma de hacer política actual, desligada de los ciudadanos y cerrada entre cuatro paredes sigue perdurando de nada servirá la voluntariedad del voto y la inclusión de nuevos ciudadanos, porque estos sentirán que sus decisiones y opiniones no son canalizadas por el sistema político. Ahora la política deberá cambiar, los políticos deberán cambiar sus hábitos alejados de la ciudadanía y los ciudadanos tendrán la opción de estar mucho más cerca del poder y de la toma de decisiones.

——-

Foto: Gobierno de Chile / Licencia CC

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Anthony

17 de julio

Oi, Joo;A eritromicina acaba com um amplo esctrepo de bacte9rias – incluindo as que atacam a garganta e as que enchem a espinha. Na verdade, as bacte9rias ne3o “acostumam” com o antibif3tico. Quando vocea usa muito um antibif3tico ele vai matando as bacte9rias – incluindo as que vivem na sua garganta mas (ainda) ne3o provocaram infece7e3o (se3o combatidas pelas defesas do corpo). Chega um dia em que umazinha bacte9ria, ao se dividir, de1 origem a uma diferente – essazinha resistente ao antibif3tico. Afinal, ela nasceu num lugar em que a eritromicina je1 e9 comum. Se outras morreram a selee7e3o natural faz surgir uma que ne3o sofra com os efeitos do antibif3tico.c9 ela que vai se reproduzir e, se por acaso seu organismo ne3o der conta dela, vai crescer livremente – porque o antibif3tico que deveria combater a infece7e3o ne3o faz efeito contra essa nova bacte9ria, resistente e0 eritromicina. Por isso e9 preciso cuidado quando se usa antibif3ticos – vocea pode estar desenvolvendo cepas que, hoje, ne3o te fazem mal porque se3o controladas pelo seu sistema imunolf3gico. Se vocea tiver algum problema e precisar de antibif3ticos, pode morrer de septicemia porque usava antibif3ticos contra espinhas – o meu caso com a eritromicina. Esse e9 um que ne3o adianta mais eu usar – ne3o faz o menor efeito.Bjs

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Con la escasa información y poca congruencia que aún se tiene de los programas de los candidato(a) s a la presidencia y de cara a los resultados a obtener a marzo del 2022 así: ¿No sería lo mismo el ca ...
+VER MÁS
#Política

¡Atención electores de Chile!

Esto no se trata de quién gana y quién pierde, se trata de devolver la vida al boxeo, en general como historiador escribo columnas sobre la época dorada del boxeo entre 1930-1960 cuando el boxeo llevaba ...
+VER MÁS
#Deporte

La vuelta del público al boxeo

Entonces les enseñamos a los niños que si quieren ganar un partido deben dar directo al hueso para dejar deshabilitado al contrincante. Ese directo al hueso se refleja en las famosas planchas, (cuando ent ...
+VER MÁS
#Internacional

En el fútbol, como en la vida misma

Los embarazos en niñas y adolescentes menores de 14 años no son producto de una violación aislada, sino por lo general se producen por abuso sexual reiterado. Su enorme incidencia ya no permite continuar ...
+VER MÁS
#Internacional

Ese cuerpo no te pertenece

Popular

Sí a su equipo le faltó coraje, valentía, decisión, arrojo, valor, ánimo, esfuerzo o ímpetu, no se complique, dígalo con algunas de esas palabras, no con los anodinos "faltó huevos" o &quo ...
+VER MÁS
#Sociedad

Eufemismos... ¡Cuánto mal hacen!

Lamentablemente, la Mecánica Cuántica en vez de llegar a la cultura popular por sus logros científicos y tecnológicos, lo hizo con versiones extravagantes, engañosas y en algunos casos hasta ridículas ...
+VER MÁS
#Ciencia

El erróneo uso del término Cuántico por las pseudociencias

Sólo nos quedará ver que pasa en la segunda vuelta, con los mismos actores que conocemos desde la vuelta de la democracia, que aunque las reglas han cambiado y nuevos actores han entrado, siguen siendo lo ...
+VER MÁS
#Política

Segunda Vuelta: La antesala de una crónica anunciada

El Chile de todos no merece un gobierno de derecha que signifique retroceder en los cambios de largo aliento, sino más bien uno que se atreva a generar políticas responsables que no dinamiten el camino t ...
+VER MÁS
#Política

El eterno retorno: Desafíos de la centro-izquierda chilena