#Género

Heteronormatividad y poderes políticos

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

No se puede pactar con el patriarca mismo la caída del sistema patriarcal, que por su naturaleza inflexible no podrá jamás flexibilizarse y que verá, con toda razón, toda alternativa al sexo heteronormativo como un atentado al orden de cosas que le favorece.

Parece difícil saber “en qué irá”, como decían en mi pueblo natal que se cree ciudad, el que importe tanto la percepción que una tenga de una misma, ni quién se acueste con quién, quiero decir en términos sociales. Estos debieran ser temas de cuitas entre amantes, de habladurías malintencionadas, si se quiere, de la institucionalidad sanitaria en el más público de los casos, pero ¿cómo entender que este tipo de cuestiones sean materia de ley y de Estado?

Por alguna razón incomprensible y desde tiempos inmemoriales, el hecho de que a un hombre le incomode su calidad de hombre y quiera transportarse al reino de las mujeres – o viceversa – parece ser más peligroso que la más terrible amenaza de guerra o el más flagrante daño ecológico, que, dicho sea paso, sí es un crimen contra natura, como la gran mayoría de las salmoneras cercanas a mi pueblo natal o los atentados varios al verdadero ecosistema que ocurren a lo largo del país.

Las monjas del colegio que no voy a mencionar jamás nos alertaron en contra de embarazos no deseados, pero sí insistieron en los peligros de la masturbación, no solo en términos de la perdición del alma, sino también advirtiéndonos que podrían llevarnos por el aun más perverso camino de las relaciones homosexuales y la locura. Ninguna de las compañeras les creyó, afortunadamente, pero todas, desafortunadamente, fingimos que les creíamos.

Asimismo, resulta que el vientre de las mujeres ya no es propiedad de nosotras, sino que se rige por una serie de consideraciones del Estado, lo que hace que nuestro organismo ya no nos pertenezca del todo al no poder interrumpir el embarazo cuando nos dé la gana o cuando nuestra vida esté en peligro.

Las razones de todos estos misterios dolorosos deben buscarse necesariamente en la superstición institucionalizada en forma de iglesias que sancionan una serie de tabúes de la Edad del Bronce como si fueran reglas de la naturaleza. El fin de estos tabúes primitivos no es otro que básicamente mantenerse existiendo para, de esa forma, mantener a toda una clase parásita de sacerdotes, pastores, monjas y un cuanto hay de personajes siniestros que han hecho de la represión su medio de vida. He aquí la razón de la consagración del absurdo como si fuera lógico, he aquí por qué nadie cuestiona lo incomprensible.

Estos tabúes encuentran fácilmente apoyo en las fuerzas que sostienen el status quo, dado que desvían la atención de cuestiones sociales mucho más apremiantes, tales como que el sueldo no llega a fin de mes o que la universidad ya no es garantía de empleo en el futuro. Estas fuerzas que quieren mantener el status quo no son otras que las fuerzas políticas que representan a la clase dominante, es decir, los partidos de la derecha. Es por eso que se equivocan quienes quieren presentar temas como el matrimonio igualitario, el reconocimiento de las identidades de género o, en general, cualquier liberalización de las costumbres sexuales como un tema transversal. En una sociedad como la nuestra, acostarnos con quien queramos y gozar del cuerpo de nuestros semejantes no es una cuestión privada como debiera, sino el cuestionamiento de la autoridad eclesiástica, y por ende de la autoridad de todo un sector de la sociedad.

Quien quiera disfrutar de los privilegios de la derecha debe saber que entre tales privilegios jamás estarán las libertades sexuales, a no ser, claro, que sea hombre, blanco, de clase alta y heterosexual. No se puede pactar con el patriarca mismo la caída del sistema patriarcal, que por su naturaleza inflexible no podrá jamás flexibilizarse y que verá, con toda razón, toda alternativa al sexo heteronormativo como un atentado al orden de cosas que le favorece.

Columna escrita por  Místika del Mal

——

Fuente de fotografía

TAGS:

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

25 de febrero

Qué nombre tan largo le puso EL QUINTO PODER a mi modesto artículo que se llamaba simplemente “Contradicciones”.

Javier Ignacio

25 de febrero

Interesante 😉

26 de febrero

Buen artículo… Hacen falta opiniones interesantes en estos tiempos de estupidez&conformidad!.. 🙂

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

Queremos que los educadores disfruten de su profesión, que se sientan realizados y orgullosos de tener uno de los trabajos más relevantes, que benefician a quienes nosotros consideramos justamente las per ...
+VER MÁS
#Educación

Educación de párvulos, la profesión más importante del mundo

La ley de pesca es mucho más que pesca, es una deuda pendiente con Chile. Es la luz de alerta para entender que nuestra democracia es frágil y las políticas públicas pueden conllevar privilegios inexpli ...
+VER MÁS
#Política

Ley de pesca, mucho más que pesca

Se espera que en este mes de campaña el sector de los grandes empresarios y las consultoras y bancos de inversiones redoblen sus mensajes sobre el impacto positivo para la inversión si gana Piñera y vice ...
+VER MÁS
#Política

El balotaje y un nuevo ciclo político

Hagan lo que hagan los seguiré respetando, esto es política y todo puede cambiar en dos segundos, pero si queremos dejar de lado las políticas del terror, pensar que no hay ningún punto de acuerdo entre ...
+VER MÁS
#Política

Pacto RD-RN-Evopoli

Popular

Baradit deja al desnudo aspectos políticamente incorrectos, ha tocado la fibra del conservadurismo doble estándar de la elite criolla, aristocrática, oligárquica, momia. Para ellos, es de muy mal gusto ...
+VER MÁS
#Sociedad

El caso Baradit, o el arte de develar lo incómodo en Chile

Nuestra participación y la de muchos otros es la que hace posible orientar la dirección de un país en un sentido u otro. Un grano de arena no hace una montaña, sin embargo un gran número de granos, sí ...
+VER MÁS
#Política

¿Por qué no votar?

Será interesante saber si Piñera y Guillier ofrecerán nuevas propuestas en materia científica, y si rescatarán propuestas e ideas de los programas de las otras candidaturas, en particular si quieren bu ...
+VER MÁS
#Ciencia

Segunda vuelta: ¿qué esperar para la ciencia?

El capitalismo es una buena herramienta, siempre y cuando y por una avaricia desmedida genere abuso, se destruya el medio ambiente y deshumanice las relaciones entre las personas.
+VER MÁS
#Sociedad

El Burro, la Zanahoria y la utopía del crecimiento económico eterno