#Género

Aborto: mi cuerpo, mis derechos

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

En las últimas semanas presenciamos, una vez más, levantarse el debate en torno al aborto a raíz de un caso particularmente estremecedor. Esta vez, se trataba de una niña, que a sus 13 años estaba embarazada producto de una violación. Habría sido violada por su hermanastro. El feto se diagnosticó como inviable, se sabía que no podría sobrevivir fuera del útero y, de hecho, falleció a los pocos días. Después de esto, no sabemos qué pasará con esta niña.


Al obligarlas a continuar embarazadas, al impedirles decidir por sí mismas, el Estado les está infligiendo un trato cruel, inhumano o degradante; una violación a sus derechos humanos.

Ella sólo tuvo sólo una opción: vivir el trauma de la violación, mientras avanzaba el embarazo que fue su consecuencia, sabiendo además que tenía que esperar parir y luego ver morir a su hijo.

¿Es eso lo que ella hubiera querido? ¿Es esto lo que otras mujeres quieren vivir? ¿Es esa la mejor manera para que esta niña  pueda recibir la reparación y rehabilitación que necesita para rearmar su vida tras ser violada? Lamentablemente, al parecer, ni siquiera vale la pena preguntárselo, pues la opción de interrumpir el embarazo no está sobre la mesa, sin arriesgarse ella y el profesional que lo practique a enfrentar la justicia penal.

En definitiva, a una mujer o una niña en esta situación, el Estado la está obligando a continuar su embarazo, independientemente de la opinión de ella acerca de cuál sería su mejor manera de sobrellevar el dolor.

Ha habido voces contrarias a la despenalización del aborto, que señalan que  no es “la solución” en ningún caso. Que es necesario adoptar medidas de prevención, por una parte, para limitar la cantidad de embarazos no deseados y, por otra, medidas de acompañamiento a las mujeres embarazadas en situación vulnerable, de manera de permitirles un mejor embarazo y apoyarlas en la decisión de criar a su hijo/a o darlo/a en adopción. Y se plantea como una alternativa: “si hacemos todo esto, no será necesario despenalizar el aborto”.

Pero la posición a favor de despenalizar el aborto nunca se ha planteado como un asunto de “esto o lo otro”. No es “aborto o prevención”, “aborto o adopción”, “aborto o servicios a la mujer embarazada”.

La adecuada protección a los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres requeriría contar con todo esto y más: una adecuada educación sexual; apropiado acceso a información y servicios en distintas formas de anticoncepción, incluyendo la anticoncepción de emergencia; la protección contra la violencia de género y la discriminación; una adecuada atención de salud durante el embarazo, incluyendo salud mental, y toda la gama de servicios sociales y de otro tipo necesarios para acompañar a la mujer embarazada, especialmente a las más vulnerables. Pero también requiere despenalizar el aborto, y contar con la provisión de servicios seguros y asequibles en caso de peligro de vida o salud de la mujer, inviabilidad fetal, y en caso que el embarazo sea el resultado de violación o incesto.

No se trata de promover el aborto como “solución”. Se trata de que en casos tan extremos como éstos, exista la opción, y que cada mujer pueda decidir, libre e informadamente, qué camino quiere seguir en esos casos, qué es lo mejor para ella, desde sus convicciones y su manera particular de afrontar lo que está viviendo.

Por ejemplo, ¿qué pasa si el peligro para la vida de una mujer no es inminente, pero sabe que de continuar su embarazo lo probable es que llegue a un punto en que su vida estará en juego? ¿Debe estar obligada a esperar a que esté al borde de la muerte para poder interrumpir el embarazo? En el caso de un feto inviable, ¿debe estar obligada a llevar a término dicho embarazo, sabiendo que sólo será para ver morir a su hijo? Cuando el embarazo es resultado de una violación, ¿debe estar obligada a continuar un embarazo, incluso cuando éste le recuerde, cada día, el trauma de la violación que vivió?

Nuevamente, no se trata de promover el aborto como “solución en estos casos”. Se trata de que cada mujer, en sus circunstancias específicas, debe poder tomar esa decisión libre e informadamente. Puede haber mujeres que opten por continuar y llevar a término su embarazo en todos los ejemplos anteriores, y si existieran servicios y acompañamiento adecuado, puede que sean muchas más. Pero puede haber mujeres que, teniendo toda la información sobre la mesa, sin discriminación ni temor a ser criminalizadas, prefieran interrumpir su embarazo.

Al obligarlas a continuar embarazadas, al impedirles decidir por sí mismas, el Estado les está infligiendo un trato cruel, inhumano o degradante; una violación a sus derechos humanos.

TAGS: #DespenalizaciónAborto Derechos de la Mujer

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:

12 de noviembre

Creo que ya se ha explicado hasta la saciedad la situacion. Pero quienes tienen poder e influencia creen que la mujer debe morir por ese feto. De hecho, ponen como ejemplo de valor y de amor materno a las mujeres que ponen en riesgo su propia vida por la de su feto. Como el caso de esta niñita: 13 años, violada, y durante 9 meses su vida corrio riesgo mortal por un feto que no quería tener, que no deseaba, y que pudo matarla. Pero se la muestra como una “madre coraje” por haber tenido a su hijo, aunque este muriera. Si, ese es un gran consuelo para esta niñita, que no va a recibir ni una pizca de ayuda de parte de quienes la han obligado a pasar por este drama, ni siquiera tendra la tranquilidad de que su violador efectivamente cumpla su pena.

Estamos tratando de razonar con personas que creen que las mujeres somos un tubo por donde sale una güagüa, un tubo desechable. Que debemos morir por un feto que ni siquiera quisimos tener dentro de nuestro cuerpo. La idea de derechos humanos que tienen esas personas es bastante retorcida

Daniel Medina

17 de noviembre

Respetable opinión y atendible, pero que pasa cuando el aborto se convierte en:
– control de natalidad
-Venganza de la pareja (padre del feto o ser según cada cual)
– Eliminación por que no es de los ojitos azules o negro
-Eliminación porque no es varón o mujer
-Estado de depreción
– Situación económica insuficiente
– Por la presión familiar o directamente de la pareja
– atender el parto estará en el auge
– tendrá prioridad medica y hospitalaria contra otras necesidades medicas
-todo medico estará obligado abortar o será penalizado (mundo al revés)
– se le consultará al padre del feto, o ser (dueño del 50%), si esta de acuerdo o solo decide la portadora (dueña del otro 50%).
-no abra más menesterosos porque se inducirá a sus eventuales madres a abortar
-no abra más de delincuentes y enfermos mentales como violadores des generados y otros, eliminando
su semilla
-etc etc

Gracias por el espacio

18 de noviembre

En Chile absolutamente todo es una gran hazaña, mejor dicho un tremendo drama: desde trabajar por un salario que la mayor parte de las veces es mínimo en relación a su poder adquisitivo hasta sanarse en un hospital, estudiar, capacitarse, alimentarse, jubilarse, viajar en el transporte público, manifestarse para exigir los derechos de los trabajador@s, de las mujeres, de los pueblos originarios y hasta embarazarse o no querer hacerlo.

Es simple: la derecha duopólica que nos gobierna está totalmente incapacitada para resolver nuestras demandas, necesidades y urgencias. Ocurre de ese modo porque ellos viven en una especie de limbo, en el país de unos pocos, tremendamente hipócrita además, porque la élite al aborto no le llama de esa forma: de plaza Italia para arriba se conoce con el nombre de “apendicitis”.

Ver todos
Ocultar

Nuevo

VER TODO

Nuevo

En el papel se ve esperanzador pero seremos nosotros: el quinto poder (la ciudadanía) quienes debemos velar porque este realice su trabajo y lo realice bien.
+VER MÁS
#Justicia

El defensor del niño

Lo que vivimos en la actualidad es una oportunidad para los chilenos de mezclar culturas, para aprender, para prepararnos desde nuestra infancia a un mundo sin fronteras.
+VER MÁS
#Sociedad

Las alarmantes cifras de los niños migrantes

No podemos negar que se han logrado avances significativos, sobre todo con el depósito automático de estos beneficios a las cuentas RUT, no obstante, aún tenemos materia pendiente en esta área
+VER MÁS
#Trabajo

Hay 5.500 millones en bonos sin cobrar

"Para quienes son de izquierda o de derecha su visión del mundo es tan sólo una entre tantas otras".
+VER MÁS
#Política

La intensidad de la política

Popular

Lo que antes era una carrera ganada para el expresidente, hoy es la madre de todas batallas y el resultado ahora más que nunca es incierto.
+VER MÁS
#Política

La segunda vuelta, la madre de todas las batallas para la derecha

Los candidatos y sus equipos tienen la responsabilidad de enunciar Programas que permitan pasar a un escalón o piso superior de desarrollo nacional, como lo está haciendo China, Corea, Singapur
+VER MÁS
#Política

¿Votar por personas, consigna, imágenes o Programas de Gobierno?

Piñera tuvo la falta de ética de designar como director de Gendarmería de Chile a Iván Andrusco, quien fuera miembro de los aparatos represivos de la dictadura en un organismo conocido como la Dicomcar ...
+VER MÁS
#Política

La lista de la desvergüenza de Piñera: Derechos Humanos y Codelco

Una acción clara para hacer realidad esto, es la creación de una Empresa Nacional del Litio, que quizás no va a ser competitiva al comienzo de su ciclo de vida, pero puede volverse competitiva con el tie ...
+VER MÁS
#Energía

Litio, la última oportunidad