#Género

La Independencia para las mujeres

3 |
COMPARTIR
EN WHATSAPP
COMPARTIR
EN WHATSAPP

imagen

Con la llegada de septiembre, estamos próximos a conmemorar 209 años del inicio del proceso de Independencia de Chile. Una celebración de la que somos parte activa hombres y mujeres, pero que poco recuerda en sus múltiples homenajes que los derechos civiles y políticos adquiridos en esos primeros años de Patria fueron exclusivos para los hombres y dejaron abiertamente marginadas a las mujeres. Hoy quiero recordar la historia desde otro prisma, uno que muchas veces queda en el olvido cuando la historia se escribe y se recuerda sin perspectiva de género.


La República de Chile del siglo XIX se fundó bajo un paradigma que reducía el rol de la mujer al espacio familiar, excluyéndola del mundo público y sometiéndola en lo legal al control de sus esposos.

La República de Chile del siglo XIX se fundó bajo un paradigma que reducía el rol de la mujer al espacio familiar, excluyéndola del mundo público y sometiéndola en lo legal al control de sus esposos. Las mujeres estuvieron excluidas de la historia de Chile, excluidas de su construcción y también de su narrativa. Con el proceso de Independencia recién se iniciaba un lento y largo camino para que ellas lograran ser parte activa de la vida pública del país.

Pero la historia de Chile no fue una excepción, sino la repetición de un modelo de país que se estaba construyendo en gran parte del mundo.

Como recuerda la escritora española, Nuria Valera, en su libro Feminismo para principiantes, en Francia, en pleno proceso revolucionario, el 28 de agosto de 1789 se proclamaba la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, importante escrito que garantizaba a todos los ciudadanos los derechos de libertad de propiedad, seguridad y resistencia a la opresión. Esta declaración, considerada un legado fundamental de la Revolución Francesa, pregonaba la igualdad universal, pero dejaba sin derechos civiles y políticos a las mujeres.

Frente a esa abierta marginación, la revolucionaria Olimpia de Gouges luchó por incluir a la mujer como sujeto de los derechos universales y dos años más tarde publicó la réplica feminista: la Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana. Publicación simbólica a través de la cual denunciaba que la declaración carecía de los pregonados principios universales porque negaba abiertamente los derechos políticos a las mujeres. Olimpia de Gouges sentó un importante precedente para el mundo con su declaración y con su lucha constante por conseguir que los derechos sean realmente universales, trabajo que, cuatro años después de la Toma de la Bastilla, la llevó a morir guillotinada en la Plaza de la Concordia.

En Estados Unidos la historia se escribía de manera similar para las mujeres. El 4 de julio de 1776 se firmaba la Declaración de Independencia de Estados Unidos, la cual fue la primera formulación de los derechos del hombre, consagrando el derecho a la vida, libertad y búsqueda de la felicidad.

La respuesta feminista en Estados Unidos se hizo sentir con fuerza y nitidez en 1848 con la “Declaración de Seneca Falls” o “Declaración de Sentimientos”, redactada por un colectivo de mujeres norteamericanas. Este documento, basado en la Declaración de Independencia de los Estados Unidos, denunciaba, entre otros aspectos, las fuertes restricciones políticas a las que estaban sometidas las mujeres, como el no poder votar, presentarse a elecciones, ocupar cargos públicos, afiliarse a organizaciones políticas o asistir a reuniones políticas.

Nuria Valera destaca que, tanto en la declaración de Francia como en la de Estados Unidos, no hubo un uso sexista del lenguaje: “Realmente, cuando escribieron «hombre» no querían decir ser humano o persona, se referían exclusivamente a los varones. Ninguno de esos derechos fue reconocido para las mujeres”.

Aunque la independencia de Chile se logró en 1818, la historia de la participación política de la mujer es mucho más reciente y aún se sigue escribiendo. No fue hasta 1934, más de 100 años después de la Independencia, cuando la mujer obtuvo el derecho a votar en las elecciones municipales, luego de una fuerte presión por parte de organizaciones feministas. Posteriormente, en 1949 se consiguió dar otro paso importante para el país, con la obtención del derecho de la mujer a votar en las elecciones parlamentarias y presidenciales.

La representación de la mujer en la política también es muy reciente en nuestra historia. Recién en 1951 fue electa la primera mujer diputada y en 1953 la primera senadora. Mucho más reciente fue la primera elección de una mujer como presidenta de la Cámara de Diputados, hito que se dio en el año 2002, cuando la entonces diputada Adriana Muñoz asumió dicho cargo. Un par de años después, en 2006, Chile vivió un nuevo hito cuando Michelle Bachelet asumió como la primera mujer Presidenta de la República. En 2015 Chile dio otro paso decisivo con la aprobación de la Ley de Cuotas de Género, que incorporó el principio de equilibrio de género al definir que en las listas de candidatos que presenten los partidos políticos para las elecciones parlamentarias ningún sexo podía superar el 60% de la totalidad de las candidaturas.

Pese a que se ha avanzado, aún queda camino para lograr que hombres y mujeres participemos de igual forma en el espacio público, en el diseño de las políticas públicas y, por ende, en la construcción del país que queremos. El camino para la obtención de derechos políticos de la mujer ha sido lento y progresivo. Hoy, a 209 años del inicio del proceso de Independencia, seguimos escribiendo la historia.

TAGS: #MujerPolítica #Participación Derechos de la Mujer

Los contenidos publicados en elquintopoder.cl son de exclusiva responsabilidad de sus respectivos autores.
Te invitamos a conocer nuestras  Reglas de Comunidad

Comentarios

Quedan 1500 carácteres.

Ordenar comentarios por:
Arturo Ruiz

29 de Agosto

El feminismo actual es un movimiento supremacista femenino. Las mujeres tiene hoy más derechos que los hombres, como lo sabe cualquiera que haya pasado por un juzgado de familia. Estos artículos no son más que una forma de manipulación.

Maria Paz Oberreuter

29 de Agosto

Arturo, ¿en qué te basas para definir al movimiento feminista actual como uno “supremacista”? Es una acusación bastante dura, sería bueno conocer fuentes.

anysur

30 de Agosto

Que pena que tenga esos recuerdos de su madre…pero,su percepción es muy sesgada y no representa la realidad país. En nuestra sociedad las mujeres somos las que asumimos todo el trabajo de crianza, literalmente nos sacamos el pan de la boca para dárselo a nuestros hijos, dejamos de dormir, pasamos los fin de semana lavando ropa, limpiando casa, haciendo tareas, preparando pruebas, etc. , y el día día también esta lleno de ocupaciones, desde despertarlos, vestirlos, limpiarles el poto, etc.y todo lo que sigue post colegio. No creo que Ud. se haya caído con un bebe por falta de descanso, no creo que entienda como el general de los hombres, que amamantar cansa, no se duerme, nos deshidratamos, se nos cae el pelo, y nuestra piel se reseca. No hay igualdad de genero, porque trabajamos doble , triple turno y no se nos reconoce; no tenemos derecho a días de descanso ni vacaciones, ni a enfermarnos.

Ver todos
Ocultar

#Coronavirus

VER TODO
Mientras no seamos capaces de sentarnos a conversar, a escuchar y ponernos en los zapatos del otro. Mientras no lo hagamos, se ve difícil que logremos la tranquilidad en la zona
+VER MÁS
#Sociedad

El pueblo Mapuche entre dos temibles enemigos

Es indudable que los desalojos efectuados por personas civiles a las ocupaciones de las municipalidades de Victoria, Traiguén y Curacautín no constituyen, en ningún caso, hechos aislados sin relación alguna
+VER MÁS
#Sociedad

El fracaso del Estado de derecho

Si se apreciara, socialmente, más el arte, lograríamos una memoria colectiva para la dignidad. El registro performativo tiene impacto en la cultura y la transforma profundamente. Ejemplos tenemos por doqu ...
+VER MÁS
#Cultura

No hay memoria sin arte. Cuando ´C.A.D.A´ imagen se vuelve un texto en Lotty Rosenfeld

Claramente la pandemia ha acentuado la desprotección de nuestros derechos sexuales y reproductivos y el acceso al aborto
+VER MÁS
#Género

Al unísono: ´Por nuestra salud sexual y reproductiva`

Nuevos

Mientras no seamos capaces de sentarnos a conversar, a escuchar y ponernos en los zapatos del otro. Mientras no lo hagamos, se ve difícil que logremos la tranquilidad en la zona
+VER MÁS
#Sociedad

El pueblo Mapuche entre dos temibles enemigos

Es indudable que los desalojos efectuados por personas civiles a las ocupaciones de las municipalidades de Victoria, Traiguén y Curacautín no constituyen, en ningún caso, hechos aislados sin relación alguna
+VER MÁS
#Sociedad

El fracaso del Estado de derecho

Si se apreciara, socialmente, más el arte, lograríamos una memoria colectiva para la dignidad. El registro performativo tiene impacto en la cultura y la transforma profundamente. Ejemplos tenemos por doqu ...
+VER MÁS
#Cultura

No hay memoria sin arte. Cuando ´C.A.D.A´ imagen se vuelve un texto en Lotty Rosenfeld

Claramente la pandemia ha acentuado la desprotección de nuestros derechos sexuales y reproductivos y el acceso al aborto
+VER MÁS
#Género

Al unísono: ´Por nuestra salud sexual y reproductiva`

Popular

Cuando la migración es planificada por razones ligadas a ideas racistas como fue la colonización del sur de Chile y de otros países del Cono Sur, deja una marca en el tejido social, un resentimiento que ...
+VER MÁS
#Ciudadanía

Un pequeño recuerdo de un viaje a Frutillar

Es imperioso que el uso de la fuerza policial se regule por vía legislativa, afín con el principio de legalidad, con perspectiva integral y enfoque de derechos humanos.
+VER MÁS
#Sociedad

El nuevo protocolo de Carabineros sobre escopetas antidisturbios: más dudas que certezas

Nuestra élite ha diseñado una estrategia de cierre social a través del poder que le otorga el capital económico, negando la posibilidad de competir en igualdad de condiciones a los demás
+VER MÁS
#Política

La codicia de la élite

El consumidor vive en el presente, que para él es etéreo, nace con sus intereses y se termina cuando aparecen otros, más supremos –según la oferta−, así es que ¿de qué se extraña la derecha y l ...
+VER MÁS
#Política

La Caída, comienza con un 10%